BLOGS
Viento de Levante Viento de Levante

"No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras" Juan Luis Vives

Rajoy borra a González: Aguirre y Cifuentes, a la batalla de Madrid; Fabra y Barberá, a la de Valencia

Nadie en el PP salvo Rajoy (y probablemente Pedro Arriola, gurú del presidente del Gobierno) sabe a ciencia cierta quién está en su invisible cuaderno azul, nadie sabe a quién nombrará como candidatos a presidentes de la Comunidad de Madrid y alcalde de Madrid, y tampoco en la Comunidad Valenciana.

Esperanza Aguirre

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

Pero se extiende la convicción en el PP de que Rajoy está decidido a jugársela con Esperanza Aguirre (pese a que nunca han tenido ni tendrán ‘fealing’) como candidata a alcaldesa de Madrid. Por varios motivos, el principal es porque es la dirigente que más votos amarra de simpatizantes del PP, y muchos están desencantados. Cierto es que también provoca más rechazo en votantes de centro-izquierda que otras posibles candidatas, pero Rajoy (y Arriola) creen que lo más importante ahora es frenar las fugas de antiguos votantes a otros partidos, como Ciudadanos, UPyD o Vox, y recuperar a indecisos. Y saben que Esperanza Aguirre es el mejor remedio.

¿Se la jugará Rajoy con el tándem Esperanza Aguirre-Ignacio González? La opinión generalizada en el PP es que no. Y la filtración de nuevas informaciones sobre el ático de lujo en Estepona (que González asegura que no es suyo pero que la Policía investiga si lo adquirió a través de un testaferro y una sociedad opaca) parece una operación perfectamente diseñada para descabalgarlo de candidato.

En el PP temen más por el Ayuntamiento de Madrid que por la Comunidad de Madrid, donde creen que con una candidata como Cristina Cifuentes podrían entenderse con Ciudadanos y con UPyD.

Cristina Cifuentes

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

Curiosamente, Cifuentes se dejó ver ayer en un acto de Albert Rivera en el Foro ABC. Además, Ramón Marcos, candidato de UPyD a la presidencia de Madrid y ex militante del PSC, ya ha dejado claro en diferentes foros que “jamás” se podrá entender en un hipotético pacto de gobierno con Ignacio González por ser, en su opinión, permisivo con casos de presunta corrupción y que en cambio vería factible un entendimiento con Cifuentes (en posiciones ideológicas más centradas).

La crisis del PSM

En la Comunidad de Madrid, además, el PSOE ha sufrido la crisis que acabó con Tomás Gómez como candidato del PSM a presidente y su sustitución por Ángel Gabilondo. Pese a que Gómez ganó las elecciones primarias, el líder del PSOE, Pedro Sánchez –en una operación diseñada por César Luena, su secretario de Organización- destituyó a las bravas a Tomás Gómez alegando que su partido se estaba hundiendo electoralmente y recordando sus vinculaciones con casos de corrupción como la Operación Púnica (en la que fue arrestado el exalcalde de Parla José María Fraile, delfín de Tomás Gómez) y los elevados sobrecostes millonarios en el Tranvía de Parla.

También IU está sufriendo una guerra interna brutal, con la salida de Tania Sánchez y sus afines, y con la expulsión de sus portavoces en el Ayuntamiento de Madrid y en la Asamblea de Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo. Ambos fueron expulsados por la dirección federal de IU, a instancias de Alberto Garzón, por sus conexiones con las tarjetas black de Bankia. Tanto Pérez como Gordo han acusado a Garzón de formar parte de una operación de acoso y derribo contra IU para destruir a la formación política y entregarse a Podemos.

Podemos, a la espera de candidato

Iglesias con Monedero y Errejón.

Iglesias con Monedero y Errejón. EFE.

¿Y la formación de Pablo Iglesias? En la Comunidad de Madrid sufrió una dura batalla interna en la que venció por la mínima la lista oficialista encabezada por Luis Alegre, cercano a Iglesias, con el 49,8% de los votos frente al 44,4% que obtuvo la candidatura disidente de Miguel Urban. Podemos ha decidido concurrir en solitario a la Comunidad de Madrid y descartan un pacto con Convocatoria por Madrid, el partido de Tania Sánchez escindido de IU. Podemos deberá elegir un candidato o candidata, que probablemente no será Tania Sánchez –si quiere ir en la lista deberá afiliarse a Podemos-.

Por todo ello, en el PP creen que hay partido y que con Cifuentes podrán salvar el gobierno de la Comunidad. ¿Y el Ayuntamiento? Creen que Esperanza Aguirre tendrá dificultades, pero en el peor de los casos arrastrará votos también a la Comunidad. Si Aguirre logra gobernar tras el 24 de mayo, Rajoy verá a su eterna ‘enemiga’ interna reforzada, pero el líder del PP podrá vender también que su partido ha salvado Madrid y afrontará con más fuerza las elecciones generales frente a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Y además, el segundo paso de Cifuentes, si es presidenta de la Comunidad de Madrid con el respaldo de Ciudadanos o UPyD, o ambos, será optar a la presidencia del PP de Madrid (ahora en manos de Aguirre).

Bicefalia en el PP de Madrid

Aguirre sabe que no podrá retener ese cargo (tiene ya 63 años) y, sobre todo, sabe que ella se impuso como presidenta del PP de Madrid a finales de 2004 en un pulso contra Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón, con el argumento de que la presidenta de la Comunidad debe ser también la presidenta del partido y evitar así bicefalias.

Esperanza Aguirre ha retenido todo este tiempo la presidencia del PP de Madrid, e Ignacio González ha sido su número dos (secretario general) para tratar de frenar una intervención de Moncloa y de Génova. Y lo ha logrado. Gracias a ello seguramente acabará siendo ella la candidata a alcaldesa. Pero tendrá imposible mantener el liderazgo si Cristina Cifuentes se convierte en la presidenta de la Comunidad de Madrid en junio. La delegada del Gobierno lleva toda la legislatura visitando las sedes del PP de todos los municipios madrileños, y muchos alcaldes, portavoces y presidentes locales están decididos a dar la cara por Cifuentes en el próximo congreso regional del PP de Madrid (y aún más si ésta es presidenta de la Comunidad y cuenta con la bendición de Rajoy, de Saénz de Santamaría y de Cospedal).

Pero todo esto aún queda lejos. Ahora lo decisivo es ver quiénes serán los candidatos. Y ambas, Aguirre y Cifuentes tienen hoy todas las papeletas. Cierto es que Cospedal ha salido hoy en auxilio de Ignacio González, asegurando que el caso del ático no pone en riesgo su candidatura (lo que en el PP traducen como la prueba evidente de que sí está muy en cuestión). CONFERENCIA ALBERTO FABRA

El PP de la Comunidad Valenciana

¿Y en la Comunidad Valenciana? Tanto Rajoy como Arriola tienen decidido, desde la convención de Toledo celebrada a finales de enero de este año, que Alberto Fabra será el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat. Las encuestas, a diferencia de Madrid –donde les salen las cuentas-, sitúan a los populares a unos pocos escaños de un posible gobierno con Ciudadanos. Lo más posible, creen en Génova, es que el PSOE pueda entenderse con Podemos y Compromís (la entrada de IU en Les Corts no está clara, ni tampoco la de UPyD).

Tanto en La Moncloa como en Génova quieren que el PP valenciano se presente unido para lograr el mejor resultado posible tanto en las elecciones autonómicas como en las municipales, y posteriormente en las generales. Rajoy se ha decantado por Alberto Fabra, pese a que las encuestas son adversas, precisamente porque es quien garantiza a día de hoy la cohesión del partido y porque no ha habido un posible sustituto que otorgue un crecimiento significativo. La relación de Alberto Fabra con Rita Barberá, con la secretaria general regional, Isabel Bonig (impuesta por Génova en sustitución del problemático Serafín Castellano), y con los presidentes del PP de Alicante, José Císcar, y con el de Valencia, Alfonso Rus, no atraviesan su mejor momento. Pese a ello, todos saben que tendrán que aparcar sus diferencias y presentarse unidos por el bien de su partido.

Génova dejará cierto margen de autonomía a Fabra en la elaboración de las candidaturas autonómicas y controlará las de las generales (el ministro José Manuel García Margallo y el vicesecretario nacional Esteban González Pons serán a los dirigentes que más escuchará Rajoy para diseñar el futuro del PP valenciano).

Rajoy con Barberá

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pasea junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, por los jardines de La Moncloa.

En la dirección del PP temen que podrían perder el Gobierno de la Generalitat aún ganando las elecciones, pero prevén salvar los Ayuntamientos de Valencia (con Rita Barberá bordeando la mayoría absoluta y con un posible pacto con Ciudadanos si lo necesitara); el de Alicante con mayoría absoluta por los pelos, o con apoyo de UPyD (el candidato probable será Miguel Valor, actual alcalde y sustituto de la polémica Sonia Castedo), y el de Castellón, también con mayoría absoluta por los pelos, con el actual alcalde, Alfonso Bataller. Y también creen que retendrán las tres diputaciones provinciales, aún bajando considerablemente en votos, gracias a la disgregación del voto de centro y de izquierdas en los partidos judiciales con hasta seis partidos (PSOE, Compromís, Podemos, Esquerra Unida, más UPyD y Ciudadanos).

3 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Hablar del PP es perder el tiempo porque solo son burgueses acomodados con moral de mafiosos a los que no les importa nada más que sobrecitos, áticos, Frozen, Gürtel, caloret, Villa Olímpica de Madrid, rescatar a la banca, servir a los intereses yankis y poner su dinero a buen recaudo en paraísos fiscales y es que los reyes de la corrupción y del despilfarro, junto con las comisiones y las mentiras son así.

    Ahora toca pensar en el post-PP al día siguiente de las elecciones y tratar de olvidar un pasado político horroroso.

    Clica sobre mi nombre

    04 Marzo 2015 | 15:04

  2. Dice ser casi amigo de phamton

    Gracias Larrosa, enhorabuena, por fin te leo un comentario inteligente.

    saludos

    04 Marzo 2015 | 15:45

  3. Dice ser ateo666666

    Pero ¿cómo la lideresa Aguirre, la misma que impuso durante décadas un férreo control en el PP madrileño, no iba a estar enterada de todos los chanchullos, estafas y delitos? No sería nada sorprendente que cualquier día de estos saltara la liebre y nos encontráramos con las pruebas que ella era el capo máximo de esta mafia corrupta que es el PP madrileño. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/10/el-partido-antisistema-popular.html

    04 Marzo 2015 | 19:45

Los comentarios están cerrados.