BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘square enix’

Square Enix caldea junio hablando sobre FFVII

Día calurosísimo, día agotado con poco tiempo para escribir y aún menos inspiración. El mundillo de los videojuegos se vuelve más soso, informativamente hablando, según nos alejamos del pasado E3 y nos acercamos a la insoportable canícula.

¿De qué hablan hoy los medios especializados? Del DLC de Mass Effect 3, por supuesto, el final extendido que ya está causando el mismo revuelo que el final original. A mí aún me queda un tiempecito hasta que pueda verlo. Veo a la actriz que interpreta a la nueva Lara Croft, una nueva actualización ya disponible para PlayStation 3 (¡qué novedad!, ¡PS3 descargando cosas e instalándolas!), Nintendo hablando sobre el precio de Wii U pero sin decir nada, un vídeo que mezcla la música de Super Mario con los efectos de sonido de Diablo III, una nueva funcionalidad de Google Chrome que permite hacer construcciones LEGO en el navegador (y que el maldito netbook no me deja probar)…

Pero espera, ¡aquí hay una historia potente! Bueno, en realidad no lo llamaría ni noticia sino más bien comentario troll con membrete de oficialidad: ¡Square Enix ha vuelto a hablar del remake de Final Fantasy VII que no piensa hacer en su vida.

El nuevo comentario ha venido de parte de Yoichi Wada a raíz, como casi siempre, de una pregunta —en este caso de un accionista— sobre la citada y anhelada resurrección del clásico. “Solo cuando hayamos hecho un juego que supere la calidad del Final Fantasy VII original”, ha dicho Wada. Vamos, que nos lo ha puesto a huevo para seguir criticando a la compañía. En mi caso, que siempre he considerado Final Fantasy VII un juego muy sobrevalorado (y con esto no quiero decir ni mucho menos que sea malo), la réplica está clara: señores de Square, ustedes ya han hecho juegos mejores que FF VII.

Muchos coinciden en que Final Fantasy IX es con diferencia la mejor entrega de la saga posterior a FF VII. Yo por mi parte tengo debilidad por los Kingdom Hearts, aunque creo que las obras más destacadas de la compañía —que entonces era simplemente SquareSoft— son anteriores a la existencia de Cloud. Estoy hablando de Final Fantasy VI y Chrono Triggerdos obras maestras del género RPG que pocas veces he visto igualadas. En cualquier caso, independientemente de los gustos personales de cada uno, me parece obvio que, de entre las muchas excusas que ha dado la compañía sobre el dichoso remake, ésta es con diferencia la peor. Supongo que Suqare Enix tendrá sus motivos para negarse a llevar a cabo lo que sería con absoluta seguridad un éxito rotundo, pero yo sigo sin comprenderlo.

Por otro lado, tal y como me apuntaba un amigo ayer, ¿con estas declaraciones no está Wada reconociendo de forma implicita que llevan años sin hacer un Final Fantasy a la altura?

Imaginando bailes de franquicias

Ayer, uno de los fundadores de Rocksteady Studios desmentía que su equipo estuviese trabajando en un videojuego de las Tortugas Ninja. Así desaparecía de un plumazo una idea fantástica, un juego de acción y aventuras con la calidad de los últimos títulos de Batman y protagonizado por los carismáticos héroes (a los que no les sentaría mal una manita de buen hacer).

A raíz de la idea de este hipotético videojuego se me ocurrió imaginar cómo quedarían determinadas franquicias en manos de compañías que nunca les han metido mano. Aquí van algunas de las combinaciones más interesantes que se me han ocurrido:

Un Star Wars de Rockstar

Los juegos de la Guerra de las Galaxias necesitan una renovación, una vuelta de tuerca para volver a motivar a las legiones de fans a los que George Lucas deja cada día más fríos. Y no me digáis que un sandbox de Star Wars a lo GTA no sería emocionante. Babeo pensando en las posibilidades. Podríamos encarnar a un Jedi en los tiempos de las Guerras Clon o a un cazarrecompensas durante los años de dominio del Imperio, con las fuerzas rebeldes realizando sus primeras incursiones. Existirían multitud de variables tanto a la hora de hacer el Bien como a la hora de hacer el Mal.

Imaginad ahora el concepto de mundo abierto aplicado al universo de Star Wars. Nuestro campo de acción no sería una ciudad, serían varios planetas: Tatooine, Hoth, Coruscant, Dagobah, Geonosis, Endor… Resultaría sencillísimo darle un sentido argumental al sistema de misiones, los objetivos secundarios se contarían por centenares, habría gran variedad de armas y los vehículos… ¿qué decir de los vehículos? Speeders, X-Wing, AT-ST, TIE Fighters, vainas de carreras o incluso AT-AT Walkers y destructores imperiales, ¿por qué no? Sólo de pensarlo, siento que la Fuerza vuelve a fluir en mí.

Capcom con Dragon Ball

Para mi gusto, Dragon Ball es una de las franquicias más mal explotadas de los últimos años. Está totalmente reventada a base de fotocopiarse a sí misma una y otra vez. Namco Bandai ha encerrado a Goku y compañía en la Sala del Tiempo y el Espacio obligándoles a repetir una y otra vez la misma fórmula. Así llevan más de una década y por eso ya he pedido varias veces un descanso merecido para los Saiyans, un descanso que parece que no llega.

Puesto que parece necesario que sigan saliendo juegos de Dragon Ball, creo que la compañía que más frescura podría darle a la franquicia es Capcom. Los señores que han revitalizado en pleno siglo XXI el noventero género de la lucha uno contra uno en 2D bien podrían hacer maravillas con estos personajes. No tendría por qué ser un juego al estilo de sus clásicos “versus”, a mí se me ocurre que una muy buena combinación sería una mezcla de Marvel vs. Capcom 3 con los DBZ: Super Butouden de Super Nintendo (valoraría incluso retomar el recurso de la pantalla partida). Un estilo gráfico diferente, una mecánica de juego diferente, una banda sonora diferente… En definitiva, un cambio de aires. Eso es lo que le vendría bien a estos personajes.

Canción de Hielo y Fuego para Bethesda

El aclamado estudio de desarrollo que ha dado a luz perlas como Fallout 3 y Skyrim se postula como el candidato idóneo para hacer un juegazo basado en la extraordinaria saga literaria de George R.R. Martin (tomando como referencia los libros mejor que la serie, aunque esta esté bien). La aventura de Juego de Tronos que preparan los franceses Cyanide recuerda un poco al citado Skyrim, pero parece obvio (“alas negras, noticias negras”) que el título no dará la talla. ¿Por qué no darle la licencia a alguien que la vaya a explotar mejor?

Bethesda podría hacer un Canción de Hielo y Fuego o bien una saga: Juego de tronos, Choque de reyes, Tormenta de espadas y así sucesivamente (escribe, Martin, escribe, que no llegamos al séptimo). La ambientación encaja perfectamente con el estilo habitual de los juegos de la compañía: oscuro, violento, adulto… Temas como la homosexualidad, las relaciones sexuales, el incesto, la prostitución o las ejecuciones no pervertirían el espíritu de la obra sino todo lo contrario. Hay material más que de sobra para crear tramas y subtramas geniales y también para ofrecer buenas dosis de acción. También funcionarían perfectamente un sistema de clases y otro de equipamiento.

Pokémon en manos de Square Enix

Cuenta la leyenda que hace mucho, mucho tiempo, dos compañías de videojuegos llamadas Squaresoft y Nintendo eran muy amigas. Tan bien se llevaban que Square decidió hacerle un regalo a Nintendo, así que cogió a un famoso personaje y lo introdujo en una fantástica aventura rebosante de magia y calidad llamada Super Mario RPG. Por desgracia, las dos amigas riñeron, perdieron la relación y el juego ni siquiera llegó a Europa. Pero ahora eso ha cambiado, ¿por qué no volver a hacer algo parecido? En los últimos años, Nintendo y la ahora llamada Square Enix han realizado algunas colaboraciones, pero sería genial que aspirasen a algo más grande. ¿Por qué no un Pokémon de Square?

Siempre me ha parecido que la idea de Pokémon era buena pero que no estaba bien aprovechada. Las aventuras principales han estado relegadas casi siempre a las portátiles y el desarrollo y el argumento de todos los títulos de la franquicia se me antojan bastante flojos.  En Square Enix, aunque no estén en su mejor momento, sigue habiendo maestros de la creación de videojuegos de rol y podrían hacer un buen trabajo: explotar la idea del coleccionismo, dotar de mayor espectacularidad al universo Pokémon, proporcionarle una historia interesante y emotiva con personajes carismáticos, convertirlo en un buen RPG… Ahí les dejo la idea, para que se lo piensen de cara a Wii U.

Treyarch y Terminator

Me encanta Terminator. No sabría decir cuántas veces he visto las dos primeras películas de la saga, pero han sido muchas. Por desgracia, nunca ha habido un título realmente rompedor con el Chuache como T-800 dándolo todo. Me gustaron varios Terminator de las 16 bits (incluso el crossover con Robocop), pero no se puede decir que ninguno pasara a la historia. Para colmo, la última adaptación de la franquicia, el videojuego basado en la película Terminator Salvation, fue bastante mediocre.

Terminator es una marca potente y en manos de gente con talento podría ser la bomba. Cojamos a Treyarch, saquémoslos de la acción bélica de Call of Duty y metámoslos de lleno en una guerra futurista con letales máquinas destruyéndolo todo. Podría haber momentos en los que controlásemos a humanos (John Connor o quien procediese en cada momento) y otros en los que encarnásemos a un Terminator (preferiblemente Arnold Schwarzenegger). También estaría bien una división argumental, con una parte previa a la rebelión de las máquinas y otra posterior de tono postapocalíptico. El sentido de espectáculo cinematográfico que tiene Treyarch le iría como anillo al dedo a una franquicia que procede precisamente de la gran pantalla.

Las pelis de Pixar para Nintendo

Estamos acostumbrados a que Pixar nos regales películas (y digo películas, sin usar la coletilla “de animación”) maravillosas, auténticos clásicos instantáneos del cine (no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars, no voy a criticar a Cars…). Sin embargo, ante tales obras maestras, ¿por qué no encontramos videojuegos que den la talla? Los títulos basados en los largometrajes de Pixar suelen pasar sin pena ni gloria por nuestras vidas (si es que pasan). Es algo que le viene pasando a Disney en general desde hace años. ¿Dónde quedaron los tiempos de Aladdín y El Rey León?

Supongo que, como en muchos de los casos ya comentados, las compañías confían en que una marca venda sola y no se molestan en desarrollar productos de calidad destacable. En mi opinión, Nintendo sería la compañía que mejor trabajo podría hacer con estas suculentas franquicias. El perfeccionismo de la compañía nipona complementaría el perfeccionismo de Pixar. Imagino aventuras y juegos de plataformas maravillosos, muy bonitos, de control impecable, casi perfectos. Toy Story, Bichos, Monstruos S.A, Buscando a Nemo, Los Increíbles, Ratatouille, Wall-E, Up… ¡Qué de potencial desaprovechado!

¿Qué otros bailes de franquicias crees que podrían dar como fruto juegos increíbles?

Rumbo a Final Fantasy XXVIII

Parece que Square Enix está empeñada en que Final Fantasy sea notricia día sí, día también. La compañía no está pasando por su mejor momento y se ve que no están dispuestos a prescindir de la gallina de los huevos de oro. Lo cierto es que el pájaro ya está morado de tanto estrangularlo y sus huevos van siendo del mismo oro que las pulseras del “todo a 1 euro”, pero ellos no se dan por vencidos.

Que si ya se prepara la secuela de Final Fantasy Type-0 (un juego que aún o hemos visto por estos lares), que si un remake de Final Fantasy VII tendría muchos cambios (que ganas de seguir mareando la perdiz a lo tonto), que si Final Fantasy XIII-2 incluirá un traje de Ezio, de Assassin’s Creed

Esta última noticia me mata. Primero, porque entre las muchas colaboraciones posibles, jamás se me había pasado por la cabeza una entre Square Enix y Ubi. Después, porque no me puedo creer que FFXIII-2 no sea una broma pesada. ¿Por qué demonios pierden el tiempo haciendo una segunda parte de un título que dejó insatisfechos a la mayoría de los fans? Además, ¿Square no aprendió con FF X-2 que eso de duplicar numeraciones no da resultados respetables?

En cualquier caso, de las muchas noticias relacionadas con la franquicia, la que más me fascina es que la compañía pretende convertir Final Fantasy en una saga anual. Se les va la pinza. Veamos, me imagino una conversación entre directivos de este tipo: – Oye, pues los últimos FF no nos están quedan muy allá, ¿no? – Tienes razón, ¿por qué no ponemos más empeño e intentamos aumentar la calidad de los juegos? – No, no, mucho mejor. ¿Por qué no aumentamos la cantidad? – Eso, eso, mejor la cantidad. Muchos. Uno cada año a poder ser.

Esto es una exageración desmesurada (hipérbole, como me hacían llamarlo en el cole), cierto. Las razones que tiene Square Enix para plantearse esto nacen de premisas mucho más lógicas pero aplicadas de forma nefasta. “En la actual generación de consolas, Final Fantasy XIII fue obviamente el primer juego y, personalmente, creo que nos llevó demasiado tiempo lanzarlo”, dijo Yoshinori Kitase, productor de la saga. Vale, hasta ahí estoy de acuerdo, pero sigamos…

“Cuando piensas en los juegos occidentales de alto presupuesto, como Call of Duty, Battlefield o Assassin’s Creed, ves que trabajan con plazos mucho más cortos; hacen un nuevo juego en uno o dos años. Eso es algo que debemos imitar, porque parece la mejor manera de mantener a los aficionados interesados y atraídos por la saga.”

Vamos a ver, estos señores que llevan décadas haciendo RPGs de éxito nos están diciendo que el desarrollo de un juego de este género, de historia intrincada y que por lo general superan con facilidad las 50 horas de juego, podría llevar el mismo tiempo que una aventura o un shooter de entre 6 y 8 horas. ¿Es eso? Aquí falla algo y es un fallo grave, o bien Square Enix ha perdido la inspiración, o bien no saben discernir entre unos géneros y otros o, peor aún, llevan años engañándonos con los supuestos mastodónticos esfuerzos y grandes plazos que se necesitan para desarrollar un buen juego de rol.

Me da rabia reconocerlo, pero estoy perdiendo la fe en la industria nipona, esta vez de verdad. ¿A alguno os haría ilusión tener un Final Fantasy cada año o creéis que sería contraproducente?

¡Cuidado! Demasiada fantasía perjudica seriamente la salud

Esto es al menos lo que creo que le está pasando a Square Enix: tanto recurre la desarrolladora a Final Fantasy que, cuando menos se lo espere, se va a encontrar con que está ante el verdadero final de sus fantasías, cumpliendo así, casi un cuarto de siglo después, la “profecía frustrada” de Hironobu Sakaguchi.

Me parece que no yerro en exceso si afirmo que esta compañía fue de las primeras en sufrir la tan comentada crisis de ideas en la industria nipona, esa que llevó a Tomonobu Itagaki a despotricar de sus compañeros o a Keiji Inafune a abandonar Capcom. Square Enix hace tiempo que quedó atrapada en un limbo que ni es el pasado ni es el presente, que conserva los vicios y que no es capaz de asimilar las nuevas virtudes.

Hace algunas semanas, durante una conferencia exclusiva de la compañía, Square dejó muy claro que eso que algunos llaman “cambio” les suena a gallego profundo. Para empezar, su gran anuncio fue Final Fantasy XIII-2. Doble error. Primero por repetir la indecencia de crear una secuela de un capítulo concreto de la franquicia y segundo por elegir como objeto de ampliación uno de los Final Fantasy más criticados de la historia.

Su segunda baza no era menos impactante: Final Fantasy Versus XIII, del que se confirmó la exclusividad para PlayStation 3 y se mostró además un extenso vídeo. ¡Sublime!, ¡qué originalidad! No sé qué me gusta más, si el elaborado título o la fresca y rompedora imagen del juego. Obviamente estoy siendo irónico (lo aclaro porque aún se dan casos de sujetos que no son capaces de apreciar estos matices en un texto).

Todo esto no es más que la prolongación de un virus que nació con el infecto Final Fantasy X-2 y que produjo una descontrolada proliferación de títulos derivados tales como Final Fantasy Type 0 (hasta hace poco llamado Agito XIII), Final Fantasy XII: Revenant Wings, el aceptable Dissidia, Crisis Core (en todas partes tiene que haber una excepción)o algunos olvidables Crystal Chronicles para Wii.

De aquella conferencia de la que hablaba antes, sólo salvaría de la quema indiscriminada y sin beneficio de la duda al Kingdom Hearts de la Nintendo 3DS. Lo salvaría, sí, pero con dudas. Kingdom Hearts es una franquicia más sana que Final Fantasy, pero sólo porque está mucho menos explotada. Aun así, va por el mismo camino. Son ya muchos los KH derivados que no hacen más que darle vueltas y vueltas a lo que ya se contó en la primera y segunda parte de la saga.

Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance añadirá un nuevo elemento a la lista de la que ya forman parte Chain of Memories, 358/2 Days, Birth by Sleep y Re:coded. Vamos, que hay muchas más aventuras “satélite” que de la línea principal de la historia.

Quizá es que los señores de Square Enix no saben lo que quieren los jugadores, tal vez es que no se les ha ocurrido la posibilidad de hacer un Kingdom Hearts 3, a lo mejor es que no llevan años y años recibiendo cartas de fans enloquecidos que venderían su alma por jugar a un remake de Final Fantasy VII… (estas últimas frases también son un pelín irónicas).

No me gusta ser negativo. Intento ver el lado positivo de las cosas y dar una oportunidad a cada juego, consola o compañía, pero esto me supera.

Si los de Square Enix siguen por este camino, van listos.

NOTA IMPORTANTE: Algunos habréis notado que vuestros comentarios a algunos posts no llegan a aparecer. Esto no tiene nada que ver con la censura sino con un colosal problema de spam que vengo sufriendo desde hace algunos meses. Para remediarlo me he visto obligado a crear manualmente una lista negra de términos y, sin pretenderlo, muchos comentarios válidos son identificados por error como correo basura. Mientras lo soluciono, estaré muy atento para validar los comentarios que se vayan a la carpeta de spam por error de forma automática. ¡Muchas gracias y perdón por las molestias!

Verdades y mentiras sobre Final Fantasy XIII

La última entrega de la popular franquicia de rol se ha convertido quizás en la más polémica de toda su historia. ¿Es bueno?, ¿es malo?, ¿es lo que se esperaba?, ¿es decepcionante? Ya la primera crítica que vio la luz, aunque fuese de una revista de Hong Kong y tuviese un tono claramente exagerado, hacía presagiar el encontronazo de opiniones opuestas muy extremas. La publicación le otorgó a Final Fantasy XIII una puntuación de 4 sobre 10 y acompañó la nota con comentarios muy duros en contra el RPG.

En su paso de Asia a América y a Europa, el juego no ha recibido ninguna crítica tan destructiva, pero sí que se le han puesto muchas pegas. Ahora, después de haberle dedicado un buen número de horas al juego, voy a intentar analizar los principales pros y contras de FFXIII sin dejarme llevar por la pasión de un fanboy ni por el impulso de los prejuicios.

Final Fantasy XIII es muy lineal

VERDADERO. Aquí está el gran fallo del juego, el motivo por el que muchos no han parado de echar pestes sobre él. La linealidad es excesiva, mucho mayor que en el resto de títulos de la saga (incluso mayor que en Final Fantasy X). A menudo, durante los capítulos que hacen las veces de fases, caemos en la sensación de estar atrapados en largos “pasillos” en los que lo único que podemos hacer es avanzar y avanzar mientras matamos enemigos.

El problema es que ni siquiera intenta disimularse esa linealidad con escenarios más o menos abiertos que den una falsa impresión de libertad. No, lo que abundan son los escenarios con los límites bien marcados y visibles. Para colmo, no existen las típicas aldeas y ciudades en las que hablar con la gente, comprar y vender objetos, buscar misiones secundarias o participar en minijuegos.

El sistema de combate es tedioso

FALSO. Aunque prefiero mil veces los sistemas de combate más clásicos, basados en turnos, el de FFXIII me parece mucho mejor que el de FFXII. Su gran defecto es que da la sensación de que tenemos pocas posibilidades de acción: el juego determina qué personajes forman nuestro grupo, sólo controlamos a uno de ellos (también el que la máquina elige) y además la IA no es excesivamente buena. A veces los compañeros malgastan curas, o no las distribuyen de forma adecuada, o no focalizan los ataques como deberían…

Por otro lado, el nivel visual de los combates (golpes especiales, magias, eidolones…) es espectacular. Además, las diferentes opciones de formación y el aumento de habilidades a medida que se avanza en la aventura le dan más variedad a los frecuentes enfrentamientos. Eso sí, los más impacientes seguramente se cansen de las luchas antes de tener un abanico aceptable de elecciones.

No está a la altura de los demás Final Fantasy

VERDADERO. Por muy fan que se sea de la franquicia hay cosas que no se pueden justificar. Muchos alegan que la falta de linealidad no es tan importante, que ya existía en otros FF y que muchísimos otros juegos de los que decimos que son obras maestras también son lineales. Todo esto es cierto, pero hay que hacer bastante matices.

¿Los otros FF también eran lineales? Pues unos más y otros menos, pero desde luego ninguno lo fue tanto como este XIII. Ningún juego puede ser absolutamente abierto, pero hay muchos grados de limitación. Además, a veces la ilusión de libertad es casi tan importante como la libertad real que ofrezca el juego. Por otro lado, mientras que la linealidad no se considera un fallo grave en otros juegos, sí lo es en un género como el RPG, donde los mundos abiertos son una de las características clave.

Final Fantasy XIII es un mal juego

FALSO. Aunque los cuatro años de desarrollo que ha requerido el título no han dado como resultado el Final Fantasy que muchos esperaban, no puede decirse que FFXIII sea un mal juego. La historia engancha, los gráficos son una gozada y subsiste cierto encanto tradicional que eclosiona al llegar al capítulo número 11, cuando por fin se abre un mapa y con él nuevas posibilidades, como la de elegir personaje.

Falta un gran villano con carisma y también una mejor integración de las invocaciones, pero sobra calidad técnica tanto en los gráficos como en la bella banda sonora y es destacable el tono cinematográfico de toda la aventura. No, Final Fantasy XIII no hará historia, eso es cierto, pero no lo hará ni para bien ni para mal. Se trata de un bonito RPG de nueva generación, así de simple.

¿Os gusta Final Fantasy XIII?

El remake de Final Fantasy VII: ¿cuándo?

Este culebrón ya está alcanzando niveles históricos. Durante años, los fans han suplicado a Square Enix que realizase un remake del laureado Final Fantasy VII. La compañía siempre ha dado largas. Ahora, por fin dicen que se plantearán hacerlo, que explorarán esa posibilidad. Yo personalmente no me creo que ésta sea la primera vez que piensan en ese FFVII next gen.

El presidente de Square Enix, Yoichi Wada, ha dicho: “Ahora mismo no tenemos una dirección clara, pero muchos fans nos han pedido el remake de Final Fantasy VII. Vamos a explorar las posibilidades, si vamos a hacerlo o no y en qué plataforma”.

Hace un par de meses le comenté a un amigo mi sensación de que este año sabríamos algo nuevo del remake, aunque esperaba algo más sólido. No acabo de creerme esta vaguedad en todo el asunto. Ahora mismo, cuando Square Enix no tiene ningún gran bombazo a la vista (aún estamos por ver qué nos ofrece Nier), sería un momento ideal para aunciar el nuevo FFVII a bombo y platillo.

La culpa de todo el revuelo la tiene la propia Square Enix. Aunque siempre se ha respirado en el ambiente las ganas de recibir un nuevo FFVII (ya desde el año 2000 se pedía una versión para PS2), la bomba llegó con un vídeo publicado en 2005 que mostraba a Aeris y Cloud en Midgar, cuyo objetivo era demostrar las capacidades técnicas de PlayStation 3. La mayoría quiso ver en ese vídeo algo más que una demo, creían que era un avance del tan ansiado remake. Pero el tiempo pasaba y no surgían buenas nuevas.

Desde entonces y hasta ahora, las oficnas de Square no han parado de recibir avalanchas de cartas de los fans pidiendo que hagan un remake de FFVII. En todos los eventos y presentaciones organizados por la compañía se les hace la obligada pregunta, los foros bullen con cada nuevo rumor y los desarrolladores siempre decían los mismo: “no, no estamos haciendo nada” o incluso “no, no se puede hacer”.

La compañía ha llegado a decir que la amplitud y libertad que ofrecía el juego original de PlayStation tendría una muy difícil adaptación a los gráficos de hoy día, requeriría muchísimo tiempo y esfuerzo. Pero eso no merma las ganas y esperanzas ni a los seguidores del RPG ni a los mismos diseñadores y programadores de la compañía. La ilusión de muchos de los que han trabajado en FFXIII es hacer el tan soñado FFVII.

El mismo Motomu Toriyama, director de Final Fantasy XIII, estaría encantado de hacer el juego, aunque es consciente de las dificultades: “Si tuviéramos los recursos necesarios y el tiempo suficiente para trabajar en un proyecto así, estaría encantado de realizar un nuevo Final Fantasy VII. Rehacer un título como éste con la calidad y el presupuesto de Final Fantasy XIII se convertiría en un proyecto de gran magnitud”,

Yoshinori Kitase, director de FFVII también ha sucumbido a las ganas de embarcarse en este proyecto a pesar de los muchos inconvenientes: “Estoy realmente interesado en ver una forma más completa de ‘Final Fantasy VII’, presentada de manera más realista con las voces, las animaciones y todas las expresiones que hay (…). Estaría interesado en hacerlo, sería una gran experiencia. No me canso de que me pregunten por ello, así que seguiré respondiendo lo que pienso mientras la gente continúe preguntando”.

Sin embargo, considera que el proyecto sigue siendo algo utópico: “Si fuese posible tener toda la tecnología y el entorno adecuado para poder desarrollar un remake de Final Fantasy VII en sólo un año seguramente lo haríamos. Pero Final Fantasy XIII nos ha constado más de tres años y medio de desarrollo”.

¿Tan difícil es hacer el dichoso remake? Cierto es que llevaría mucho tiempo hacerlo, pero se viene hablando del tema desde hace unos diez años y se mostró la demo técnica hace cinco. No me creo que no haya algo más estudiado que estos simples comentarios.

¿Veremos un Final Fantasy VII en esta generación de consolas? Si lo que dicen Kitase y Toriyama es cierto, me temo que no.

Lo más esperado de PSP

La portátil de Sony se ha pasado largo tiempo desatendida, sin embargo volverá a contar con el apoyo tanto de sus creadores como de las third parties. Dante’s Inferno, Assassin’s Creed, MotorStorm Arctic Edge o Monster Hunter Freedom Unite se encuentran entre los juegos más deseados. Lucha, rol, plataformas… No se echará de menos variedad de géneros.

Tekken 6

Creo que la lucha es uno de los géneros que mejor le van a una portátil, juegos en los que puedes echarte una partidita rápida en el metro o el autobús y dejarlo en cualquier momento. Si la consola en cuestión es la PSP, la cosa pinta aún mejor, su gran potencial técnico garantiza un resultado visual de notable como mínimo. Sólo hay una forma de redondear todo esto: que el juego de lucha sea Tekken, el gran maestro pionero de los combates 3D. ¡Dicho y hecho! La sexta entrega de la serie estará en PSP.

Kingdom Hearts: Birth by Sleep

Birth by Sleep es una nueva pieza del rompecabezas que conforma la fantasía de Kingdom Hearts. En este universo, en el que conviven personajes de Disney y de Final Fantasy con otros totalmente originales, hay muchos misterios. La PSP nos revelará uno de ellos: ¿qué significa el final especial de Kingdom Hearts 2?

En un yermo plagado de llaves espada, tres guerreros, Terra, Ventus y Aqua, inician una cruenta y espectacular batalla. Así comienza este capítulo, una aventura que nos muestra algo que sucedió unos 10 años antes de lo acontecido en el primer Kingdom Hearts. A nivel jugable no parece que tenga muchas sorpresas: acción en un entorno mágico de bellos gráficos. No creo que haya motivo para quejas.

Dissidia: Final Fantasy

Ya falta menos para disfrutar del homenaje de Square Enix a la más prestigiosa franquicia de RPG. En el mundo de Dissidia, los dioses Cosmos y Caos han entrado en un conflicto que acabará decidiéndose en una gran batalla entre representantes del Bien y representantes del Mal, paladines de la luz y la justicia contra diabólicos villanos. En total hay 22 personajes controlables: el héroe y el villano más emblemáticos de los Final Fantasy que van del I al X más dos combatientes secretos que representan al FF XI y al FFXII.

¿Qué nos espera en este juego? Combates espectaculares 1 vs. 1 de extraño desarrollo (no basta con pegar al rival hasta acabar con su barra de vida, hay algunos matices), secuencias espectaculares y una carga argumental más propia de un RPG que de un fighting game. Bueno, eso y un montón de caras conocidas: Cloud, Sefirot, Terra, Kefka, Tidus… Dissidia es el gran regalo de Square a sus millones de fans, a varias generaciones que ya se muerden las uñas por tenerlo entre manos.

Little Big Planet

Este excelente videojuego, cuya promoción quizá no se enfocó de la mejor manera posible en PlayStation 3, dará el salto a un terreno que, en mi opinión, le favorece mucho más: la PSP. Aunque hace ya algún tiempo que se sabe que LBP tendría versión portátil, aún no se ha visto nada ni se han dado más detalles. No sabemos si el juego será una versión reducida del que apareció en PS3 o si será completamente nuevo. Los ingredientes sí los conocemos: muchas plataformas e infinitas posibilidades creativas. Espero que en el E3 de Los Angeles descubramos algo un poco más concreto.

The World Ends With You, rol de calidad para Nintendo DS

Tenía una deuda pendiente con The World Ends With You. En diciembre, fue elegido como mejor juego reciente de la Nintendo DS y aún no le había dedicado ningún artículo. El principal motivo es que aún no había tenido oportunidad de probarlo. Ahora ya lo he jugado y aquí está el homenaje que se merece uno de los mejores RPGs que han visto la luz en la portátil de Nintendo.

Antes de decir lo bueno, que es casi todo, voy a comentar los únicos dos puntos negativos que le veo al juego. El primero es evidente: no ha sido traducido, está en inglés y, por desgracia, en España eso sigue siendo un gran inconveniente, sobre todo para juegos en los que los textos tienen un papel fundamental, como es el caso.

Los motivos por el que no se traducen este tipo de juegos ya los avancé hace unos días: por muy alabados y por muy buenas críticas que reciban juegos como éste, no se venden lo suficiente como para que resulte rentable ese esfuerzo y esa inversión extras (deberíamos dar las gracias porque al menos haya salido de Japón).

El segundo y último aspecto negativo está relacionado con el control de los combates (en los que hay que manejar a dos personajes a la vez), por un lado resulta muy original, pero por otro puede hacerse muy complejo. Los jugadores tradicionales quizás no tengan problemas para acostumbrarse, pero yo ya conozco a dos personas que han abandonado este RPG por encontrarlo demasiado complicado.

Aun así, muchísima gente se ha quedado prendada de The World Ends With You. ¿Por qué? Pues porque va sobrado de virtudes:

Un argumento diferente

Squre Enix abandona los mundos de fantasía medieval y los universos lejanos en los que se mezclan magia y tecnología para presentar un escenario más actual. Todo se desarrolla en Japón, concretamente en el conocido barrio de Shibuya (Tokio).

Allí nos metemos en la piel de Neku Sakuraba, un joven de 15 años, que acaba involucrado con una chica en un peligroso juego sobrenatural en el que los concrusantes deben participar por parejas. Por supuesto, poco a poco la historia va evolucionando: aparecen nuevos personajes, averiguamos secretos y nos sorprendemos con algunos interesantes giros de guión.

Sistema de combate único

Como he dicho antes, todo el tiempo hay que jugar controlando a una pareja de personajes. Es en este punto en el que surge para algunos el problema del control. Para otros, entre los que me encuentro, este sistema de combate supone todo un soplo de aire fresco que sirve para darle aún más personalidad al juego.

El personaje principal aparece siempre en la pantalla táctil y se controla utilizando el puntero. El otro personaje aparece en la pantalla superior y se controla con la cruceta digital, siguiendo las secuencias típicas de los juegos musicales (flecha izquierda, flecha arriba, etc.). Una vez pillado el tranquillo, el juego da grandes satsfacciones: hechizos, fusiones y mucha luz y color a doble pantalla.

Cóctel de rol y aventura

La mezcla de elementos típicos de estos géneros no es especialmente innovadora, pero aporta ese punto de adicción tan típico de este tipo de juegos. Hay exploración de escenarios, mejora de equipo, subida de nivel, uso de objetos, diálogos entre personajes… y la posibilidad de leer sus mentes.

Canciones en la portátil

El pop japonés o j-pop, que cuenta con millones de fans en todo el mundo, tiene una importante presencia en The World Ends With You. La banda sonora incluye unas cuantas canciones de este género que le dan una atmósfera única a la aventura.

Una delicia visual

Buenos gráficos, bonitos efectos visuales y, como guinda del pastel, diseños de Gen Kobayashi y el gran Tetsuya Nomura, el hoombre que se ha encargado de la parte artística de innumerables títulos de Square: Final Fantasy VI, Chrono Trigger, Super Mario RPG, Final Fantasy VII, Parasite Eve, Final Fantasy X, Kingdom Hearts

Con The World Ends With You, Square Enix dejó a un lado los remakes y relanzamientos para crear un RPG totalmente original para Nintendo DS. El resultado no podía ser mejor, muy hardcore y muy clasicón pero a la vez muy bien integrado en la filosofía táctil e innovadora de la portátil.

¿Lo habéis probado?, ¿os ha gustado?, ¿por qué? ¿Creéis que la traducción debería ser algo indispensable en este tipo de juegos?

Jugadores europeos, japoneses y americanos… ¿primos hermanos?

Si algo me molestaba de la era dorada de las 16 bits, era la inmensa cantidad de videojuegos maravillosos que se quedaban para siempre atrapados en tierras niponas. Se trataba de joyas de regusto manga, casi siempre RPGs, que me hacían fantasear y rabiar de envidia cuando las veía en revistas especializadas.

Con un poco de suerte, si alguno de esos juegos llegaba a los USA y era traducido al inglés, cabía una posibilidad de disfrutarlo: siempre gracias a alguna tienda recóndita de videojuegos, escondida en algún piso de Madrid reconvertido en comercio de aspecto turbio en el que, por un precio siempre prohibitivo, podías hacerte con el mítico Final Fantasy VI (el FF III yankee, para ser más exactos).

Por desgracia, con la edad que tenía yo entonces, eran muchas las pesetas que pedían por esos juegos. Si no existía la posibilidad, poco frecuente, de alquilarlos, ahí se quedaban: en las estanterías de las tiendas del centro de la capital, en las páginas de la entonces entrañable Hobby Consolas, mil veces leída, mil veces hojeada, tan estudiada que analizaba hasta el más mínimo detalle de las pantallas y casi me aprendía los textos.

Pero si me irritaba que esos juegos no llegasen a España, había algo que me cabreaba mucho más: la excusa con la que las compañías justificaban ese hecho. Seguro que la habéis escuchado más de una vez: “Es que éste es un producto que no encaja con los gustos occidentales”. ¿Pero quiénes son ellos para decidir nuestros gustos? La gente se moría por jugar al Chrono Trigger, al Mario RPG

Yo entiendo que la traducción es costosa y que muchas veces esos juegos no se venden lo suficiente como para ser rentables. Por eso, muchas pequeñas compañías no pueden arriesgarse a invertir grandes cantidades en un juego de rol demasiado ‘japo’ que quizá, pese a las buenas críticas, no se venda del todo bien.

Pero eso lo sabemos ahora, no entonces. Nintendo fue de las primeras que se atrevió a romper con el cliché y comenzó a lanzar anualmente un RPG traducido al castellano. Casi era un acontecimiento: el juego de rol traducido del año. El primero fue Illusion of Time (Illusion of Gaia), un action RPG con combates muy arcade, no fuese que nos topásemos con combates por turnos y enfermásemos de “niponitis”. Era muy lineal y la traducción tenía errores que merecerían estar en un libro de chistes, pero aun así me enamoré de ese juego,

Después llegaron otros: Secret of Evermore (éste era americano), Terranigma, Lufia II (por fin lucha por turnos)… Capcom ya había lanzado por aquel entonces Breath of Fire II, un JRPG mucho más puro que fue el que me descubrió el género. Por supuesto, el BoF II estaba en inglés, pero eso era parte del encanto de aquellos juegos. Mi vocabulario en inglés les debe mucho: chest, spear, axe, stamina, curse

Había un público potencial, había miles de jugadores deseando jugar a esos juegos y ahora empezaban a ver cumplidos sus deseos. Sony lo vio bien claro, se arriesgaron, trajeron el Final Fantasy VII y ganaron, arrasaron hasta tal punto que la gente empezó a creer que ellos habían inventado el fuego, pero esa es otra historia.

Todos esos prejuicios del “demasiado japonés” y el “poco acorde con el gusto occidental” parecían superados. Pues no. Precisamente este post viene a colación de una noticia que he leído hoy: “Square Enix prepara una versión occidental de Star Ocean The Last Hope. ¿¡Pero qué narices significa esto!?

Al parecer, la interfaz será diferente en la versión oriental y en la occidental. En la primera, los personajes estarán representados por dibujos al estilo japonés mientras que en la segunda los iconos serán modelados 3D. ¡Para flipar!, ¡soberana estupidez! ¿Qué pretenden conseguir con eso? Además, a mí me gustan mucho más los dibujitos animes que las basuras tridimensionales, y estoy convencido de que no soy el único con esta opinión.

Curiosamente, el Star Ocean de la Super NES fue uno de esos juegos que nunca vieron la luz más allá de Japón. Aquí os dejo una comparación de los menús de la versión anglosajona (arriba) y de la versión japones (abajo). Tenemos el gusto en el talón (en mi opinión, sólo se salva la ficha de personaje).

Esta no es la primera vez que se hacen tonterías semejantes. Sin hacer mucha memoria recuerdo algunas tan sangrantes como el cambio de la banda sonora de algunos Dragon Ball recientes. Los juegos poseían la banda sonora original de la serie, sin embargo, en su paso a yankeelandia y de ahí a Europa, esos temazos se convirtieron en algo “más acorde con el público occidental”, esto es, en temas muchísimo peores, sin ni´nguna relación con Goku y que se han repetido hasta la saciedad en Budokais y Tenkaichis. Dan ganas de llorar.

¿Os parece lógico realizar versiones occidentalizadas de los juegos?, ¿tanto se diferencian los gustos de los jugadores en uno y otro mercado?

Un poco de rol en primera persona

Este fin de semana he estado probando Dragon Quest Swords para Wii y la verdad es que me ha sorprendido gratamente.

Si lo hubiese jugado hace un par de años habría echado pestes de él porque, tenedlo claro, como RPG no vale demasiado y como juego de nueva generación también deja bastante que desear: el desarrollo es muy lineal, el argumento está menos elaborado de lo habitual y los gráficos distan mucho de lo que puede hacerse en la Wii (por no entrar en comparaciones con PS3 y 360).

Sin embargo, el desarrollo es muy divertido y su escasa complicación lo hace ideal para jugadores que no tienen tiempo para subir trecientos niveles, encontrar y mejorar ‘taitantasmil’ armas y completar cuatro o cinco millones de misiones secundarias.

La gracia del sistema de juego es que, durante los combates, el mando de la consola se utiliza como espada y como escudo y que, a diferencia de lo que sucedía en Red Steel, los tajos no están predeterminados sino que se reflejan en pantalla tal cual los realizas con el mando.

Incomprensiblemente, el juego no utiliza el nunchako y para moverse hay que usar la cruceta digital del mando… Algo bastante incómodo. Por cierto, si lo jugáis, al loro con los efectos de sonido, todo un homenaje a los primeros títulos de la saga: el subir y bajar escaleras suena a consola de 8 bits.

Casualmente, Miyamoto ha comentado hace poco que le habría encantado hacer un Ocarina of Time en primera persona pero que en su momento no disponían de la tecnología adecuada. Al parecer, el Link’s Crossbow Training, sin ser un FPS, le mató un poco el gusanillo. Yo espero que lo haya matado y rematado. No me gusta la idea de un Zelda en perspectiva subjetiva, por mucho que lo avale el mismísimo Miyamoto.

Soy bastante conservador en esto de los RPG, aunque haciendo un poco de memoria recuerdo el fantástico Shining the Holy Ark, el mejor juego de rol de perspectiva subjetiva que he jugado (que no han sido muchos) y claramente uno de los mejores juegos de la desventurada Sega Saturn.

¿Os gustaría que Nintendo lanzase un Zelda en primera persona?