BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘playstation 4’

‘Bloodborne’, el exclusivo que PS4 necesitaba

Tras la pequeña decepción que supuso The Order 1886, PlayStation 4 ha recibido al fin un título exclusivo de categoría, uno de esos juegos que permiten presumir de tener una consola y no otra. Hablo de Bloodborne, el sucesor más que espiritual de la saga Souls de From Software.

Oscuro, directo y muy complicado, Bloodborne hereda lo mejor de Dark Souls y se deshace de los elementos que hacían de la secuela una aventura un poco inferior. Desaparecen por ejemplo los horribles escenarios y diseños que abundaban en Dark Souls II y se alcanza de nuevo una calidad artística más que notable durante la mayor parte del juego.

bloodborne-1024x576

La ambientación, maravillosamente perturbadora, se ve reforzada por un mapeado construido con inteligencia y buen gusto. Aunque el punto fuerte vuelven a ser, aquí más que nunca, los combates. Dinámicos, emocionantes y con una dificultad y una carga estratégica que a menudo proporciona momentos memorables. En pocos juegos, las victorias contra la CPU saben tan dulces como en Bloodborne y sus predecesores.

Cierto es que, aun siendo complicado, este juego no llega a los niveles de demencia de Dark Souls, pero comprendo perfectamente la simplificación del desarrollo y el intento general por hacer este título mucho más accesible. Hay que llegar a más gente. Si no vendes, no hay nada que hacer. Por fortuna, los desarrolladores han sido lo suficientemente hábiles como para facilitarlo todo un poco sin traicionar el estilo que los caracteriza.

Bloodborne es, probablemente, el primer argumento de peso que puede encontrar un indeciso para comprarse una PS4.

‘The Order 1886’ y el placer de la crítica descarnada

Cualquiera que haya escrito alguna vez un texto de opinión, aunque sea por puro placer, sabrá que no hay nada más catártico y divertido que escribir una crítica negativa. Es sencillo lucirse —o al menos llamar la atención— a base de improperios, bromas e ingeniosos juegos de palabras. En la era de las redes sociales, ese delicioso pecado ya no es exclusivo de unos pocos. Todos podemos gritar al mundo la magnitud de nuestra indignación.

Si a esto le sumamos el fenómeno hype, las desorbitadas expectativas generadas en torno a un videojuego por parte de la prensa, las compañías y los propios jugadores, obtenemos como resultado una sucesión constante de escandalosas decepciones que acaban transformadas en terabytes de exabruptos. La última víctima de esta realidad ha sido The Order: 1886, vapuleado por las críticas, que no por la crítica exactamente.

The-Order-1886

Con una nota media que oscila entre el 65 y el 70 sobre 100, el que prometía ser uno de los grandes juegos exclusivos de PlayStation 4 ha acabado siendo considerado como uno de los mayores pufos de la temporada, algo bastante injusto.

¿The Order merece críticas? Desde luego. Su escasa duración, la nula rejugabilidad y lo poco interesantes que resultan mecánicas como el sigilo o los abundantes QTE hacen que el juego se aleje mucho del notable o el sobresaliente. Pero, un juego de 70 no es un juego malo. En un examen, un 7 es una nota estupenda, y nadie piensa que una película de 7 deba ir a las estanterías de la serie B.

theorder1886 21

Supongo que el problema viene de lejos, de las viejas revistas de videojuegos españolas en las que las notas estaban tan hinchadas que cualquier cosa que bajase del 80 era un truño infumable. Parece que esas impresiones no sólo se mantienen en el mundo digital sino que además se amplifican gracias al poder de difusión de Internet y el citado gusto por la crítica descarnada, cuyo máximo exponente es la figura del hater.

De nada le ha valido a The Order: 1886 tener unas calificaciones decentes, de nada su buen nivel técnico y su ambientación cinematográfica. La veda está abierta y los internautas ya lo hemos aprovechado, no hay más que ver el hilo de comentarios del análisis de Vandal o las respuestas de los tuiteros a un mensaje de Sony sobre el libro de arte del juego.

Si bien creo que no es justo cebarse con el trabajo de los desarrolladores, sí me parece bastante reprochable la labor de comunicación y promoción de Sony en lo referente a este juego. Puedo aceptar su interés por generar hype, pero no me parecen adecuados los esfuerzos por mantener la información sobre el juego al mínimo hasta casi el mismo día de lanzamiento (muchos dicen que para no perjudicar las rentables prerreservas).

En cualquier caso, de todo se aprende. No creo que vuelvan a cometer los mismos errores (espero).

‘The Last of Us’… otra vez

Ayer tuve la oportunidad de asistir a la presentación en Madrid de The Last of Us Remasterizado. Fue muy interesante, mucho más de lo que esperaba, gracias a las intervenciones de Arne Meyer, responsable de la comunidad de usuarios de Naughty Dog, y Ashley Johnson, la actriz que interpreta a Ellie.

Dos figuras importantes, uno de los mejores videojuegos de los últimos años y una pequeña sala de cine como escenario, ¿qué podía salir mal? Pues nada, y nada salió mal, pero la sensación final para mí no fue plenamente satisfactoria. ¿El motivo? Pues que al fin y al cabo me están vendiendo un juego que ya me vendieron el año pasado.

Joel_and_Ellie r

La remasterización es impresionante, sí, pero es que el juego original ya lo era. Las mejoras técnicas de esta nueva versión de The Last of Us son muchas, pero sólo apreciables por el ojo experto. Un profano verá aquí exactamente el mismo juego de PlayStation 3, tal vez ni siquiera note gran diferencia sí se le muestran las dos versiones al mismo tiempo.

Aunque lo que más me preocupa es que escuché frases como “el primer juego de Naughty Dog para PlayStation 4” (algo que habría que matizar) y “esperamos que este se convierta en uno de los grandes juegos de PlayStation 4 para este año” (poco ambicioso me parece apostar por un remake como uno de los grandes lanzamientos de una nueva consola).

Vale, acepto que este juego le sirve a los desarrolladores del estudio como toma de contacto con las posibilidades de PS4, que es un buen ensayo antes de realizar un gran título exclusivo, y entiendo que a Sony este tipo de relanzamientos le reportan unos grandes beneficios económicos, pero espero con toda mi alma que esto no suponga el comienzo de una sucesión de revisiones mejoradas como pasó en PS3 con las versiones HD de juegos de PS2.

Aseguran también que piensan en aquellos que se han comprado una PlayStation 4 y nunca tuvieron PlayStation 3. En mi opinión, no creo que haya muchos. Más bien deben confiar en que los jugadores hardcore somos unos tarados que queremos tenerlo todo y que probablemente acabaremos comprando el juego aun teniéndolo en PS3.

¿Qué os parece a vosotros The last of Us Remastered?

Un E3 poco emocionante

Nunca un E3 me había pillado tan desconectado y desinformado como este. De hecho, debido a la ausencia total de expectativas, esperaba un buen puñado de sorpresas, algo que me dejase con la boca abierta o que, al menos, despertase mi emoción e interés en los juegos que están por venir a lo largo del año.

Sin embargo, no ha sido así. Ha habido muchos títulos, sí, pero prácticamente nada que huela a esta supuesta nueva generación que a mí desde siempre me ha parecido más bien una actualización de la pasada. Viejas franquicias, viejas mecánicas y viejas estéticas.

Tan poco nuevo me parece lo nuevo que tengo la impresión de que Nintendo y su Wii U no sólo no han desentonado en la feria sino que han logrado destacar con un catálogo que, si bien no resulta innovador, es muy sólido y atractivo. Vamos, que han logrado despertar al nintendero que aún hay en mi interior.

Nada de inventos raros, ni detección de movimientos ni tonterías para jugadores ocasionales, todo muy hardcore, muy bonito y aderezado con esa bendita maldición que es la nostalgia. Smash Bros, Bayonetta, Zelda, Yoshi, Kirby, Toad, Star Fox… ¡Compro!

Por otro lado, en Xbox One y PlayStation 4 hay cosas interesantes, muchos juegos muy prometedores pero ninguno que despierte mi anhelo, la verdad. The Order: 1886, MGS5, Bloodborne, Destiny y, sobre todo, Batman: Arkham Knight son los que me han resultado más llamativos. Aunque, para ser sincero, he encontrado mucho más encanto en el repertorio de desarrollos indies.

No tengo muy claro cómo se recordará este E3, no ha habido nada especialmente memorable, ni para bien ni para mal. O quizá sí. Por desgracia, hay muchas probabilidades de que recordemos el E3 2014 como el principio del fin de las portátiles, porque… ¿dónde estaban PS Vita y Nintendo 2DS / 3DS en la feria? Una lástima.

¿Qué os ha parecido el E3 2014?

El imprescindible de PlayStation 4: Killzone Shadow Fall

La nueva consola de Sony aún tiene un escaso catálogo, así que no es complicado decidirse por un imprescindible. En este caso se trata de la última entrega de la saga Killzone, que no es un juego memorable pero sí constituye el mejor indicador de hacia dónde puede ir PlayStation 4.

La mayor virtud de Killzone: Shadow Fall como referente de la nueva generación es su apartado técnico, ya que se trata de uno de los pocos casos en los que el salto gráfico resulta evidente, mostrando escenarios y efectos nunca vistos en PlayStation 3.

killzone-shadow-fall

Además, Guerrilla Games no se ha conformado con ofrecer lo mismo de antes pero con un extra de dosis y espectacularidad, sino que ha intentado darle al título valores que le den una personalidad propia. Quizá la más significativa sean sus amplios escenarios, muy abiertos, que dan una sensación de libertad que no estaba presente en las entregas anteriores.

También cabe destacar el papel de Búho, un drone de guerra que hace las veces de compañero de batalla: crea distracciones, inflige daños significativos a los enemigos, genera escudos protectores de plasma e incluso construye tirolinas, un recurso ideal tanto para desplazarnos a gran velocidad como para añadir un factor estratégico a los combates. El elaborado guión también le añade a este Killzone un punto de valor muy a tener en cuenta y lo convierte en la mejor elección para estrenar la PS4.

PlayStation 4 is here!

La semana pasada se produjo el gran momento de Microsoft y su Xbox One, ahora le llega el turno a Sony, que lanza este viernes PlayStation 4 en territorio europeo. En vista de la acogida que tuvo en Estados Unidos, donde vendió más de un millón de consolas en 24 horas, y de la gran cantidad de reservas, es previsible que este primer fin de semana sea todo un éxito de ventas, especialmente en España, que somos muy de “la Pley”.

De momento, he tenido mucho menos contacto con PS4 que con Xbox One, pero eso no me impide ver que entre ambas se producirá una rivalidad similar a la de PS3 y Xbox 360, quizá con una ventaja inicial por parte de la máquina de Sony gracias a su precio más competitivo pero que no creo que se tarde en equilibrar.

US Games New Consoles

Dejando eso de lado, el arranque no es especialmente brillante, sobre todo en lo que a catálogo se refiere. No demasiados juegos y pocos exclusivos. Además, Knack, la única IP de estreno, no está recibiendo críticas demasiado buenas (aún no sé si merecidas).

Tan sólo Killzone: Shadow Fall constituye una muestra significativa de lo que PlayStation 4 puede dar en estos primeros compases de la generación que empieza, al menos en lo que a apartado técnico se refiere, ya que a nivel jugable —como intuyo que va a pasar con la inmensa mayoría de juegos para las nuevas consolas— no tiene nada que no tuvieran los títulos de Ps3 y 360.

ps4-vita-bundle_0

Una de las mejores noticias que acompañan a este lanzamiento es la confirmación del pack que incluirá PS4 y PS Vita, una estrategia excelente tanto para potenciar la idea de interconexión entre ambas máquinas como para darle un nuevo empujón a la portátil, bastante olvidada.

Estas son tan solo unas primeras impresiones muy prematuras. Una vez que le haya dedicado horas a la consola y sus juegos podré juzgarla como es debido.

¿Qué os parece el lanzamiento de PlayStation 4?, ¿creéis que la consola merece la pena?

E3 2013: Sony quiere ganar la próxima gran batalla de consolas con contundencia

La compañía nipona lo ha dejado muy claro en su conferencia del E3: quiere liderar la nueva generación de consolas desde el principio y con contundencia. Tras un evento de Microsoft muy por encima de las expectativas, Sony ha sabido hacerse notar y destacar por encima de su más directo rival. Una de las claves se ha revelado casi al final. Yo la comento al inicio: PlayStation 4 costará 399 euros, 100 euros menos que Xbox One, mucho menos de lo esperado.

Tras el elevado precio de lanzamiento de PS3 y los rumores que giraban en torno a lo que costaría PS4, estos 400 euros son toda una grata sorpresa que le ha servido a Sony para ganarse el favor del público. Pero ésta no ha sido la única medida que ha arrancado aplausos entre los asistentes a la conferencia del E3. Sony ha conseguido que PS4 destaque frente a Xbox One por comparación. Junto al precio más competitivo, se ha anunciado —mediante un vídeo que se burla de la estrategia de Microsoft— que se permitirá la segunda mano y el préstamo de juegos. Además, no será obligatoria la conexión a Internet para jugar.

Otra novedad es la obligatoriedad de contratar el servicio de PlayStation Plus para jugar online en PlayStation 4, una medida que muchos consideran como algo negativo pero que en mi opinión no es para tanto. Xbox Live ha funcionado muy bien en la presente generación y PS Plus es cada día mejor. No me importa pagar si es por un producto de calidad. Además, 50 dólares / euros al año, me parece un precio razonable. El apoyo a los títulos indies, entre los que destaca Transistor (de los creadores de Bastion), también supone otro punto positivo para la compañía. Sobre el diseño de la consola, muy cuadriculada y parecida a Xbox One, tengo poco que decir. A mí me parece bueno, pero entiendo que es cuestión de gustos.

Donde quizás Sony ha estado por debajo de Microsoft ha sido en el ritmo de la conferencia, menos dinámica y con menos juegos, aunque todos bastante prometedores. Casi todos los que se han mostrado ya los habíamos visto antes. Han enseñado más del nuevo Killzone, de Knack, de Destiny… Entre los nuevos desarrollos, se ha confirmado que los responsables de Just Cause trabajan en un videojuego de Mad Maxhan mostrado The Order: 1886 y se ha dado a conocer la existencia de The Dark Sorcerer, el primer videojuego de Quantic Dream para PS4.

Aunque ha sido Square Enix quien ha dado varias de las sorpresas más gratasFinal Fantasy XIV: A Realm Reborn, Final Fantasy XV (el antiguo Versus XIII) y —alabados sean los dioses— Kingdom Hearts III. A todo esto hay que añadir que muchos de los mejores juegos vistos en la presentación de Microsoft, como MGS V, Battlefield 4 o The Witcher 3, así como los vistos en la conferencia de EA y Ubisoft, son multiplataforma.

En cuanto a PlayStation 3, que aún sigue vivita y coleando, lo más destacado ha sido el nuevo vídeo de Beyond: Two Souls, del que seguimos sin ver demasiado sobre su mecánica (espero que no sea exactamente lo mismo que Heavy Rain). Por desgracia, pese a los rumores, The Last Guardian no ha dado señales de vida. Para PS Vita también ha habido algunos anuncios, aunque la portátil ha quedado en un segundo plano que no me genera demasiada confianza sobre su futuro.

Tras la conferencia de Sony en el E3, PlayStation 4 se ha colocado claramente como la favorita para liderar la nueva generación, una next gen que —insisto— me parece innecesaria o, al menos, muy precipitada.

¿Qué os ha parecido la conferencia de Sony?, ¿cambiará Microsoft algo de su estrategia para mantenerse a un nivel competitivo con Xbox One?

Sony revelará la forma de PlayStation 4

Aunque la presentación de PlayStation 4 dejó a muchos insatisfechos, su comparación con la de Xbox One parece haber cambiado la opinión de muchos jugadores. No se mostró la máquina, sólo el mando y algunos juegos, pero a estas alturas parece más que suficiente y todo el mundo espera a ver qué más puede ofrecer PS4 en el venidero E3. Las mayores dudas giran en torno a la portátil PS VIta, que no acaba de levantar cabeza.

Un atisbo de PlayStation 4

Ya han pasado unos días desde que Sony presentase al mundo PlayStation 4 y quizá ahora, con algo más de perspectiva, resulta más sencillo hacer una valoración de lo que se mostró la madrugada del miércoles al jueves de la semana pasada. Las críticas negativas de los primeros momentos se han ido volviendo más optimistas poco a poco.

Sony-PlayStation-4-Controller

Esa noche, yo, como tantos otros, dormí un poquito menos para poder seguir en directo y comentar en Twitter la esperada presentación de Sony. Si bien no me pareció espectacular, no entendí la indignación reinante tras las dos horas de presentación.

Vale, es cierto que en realidad no se mostró la consola, tan solo la “patita” —descripción de sus características, el mando, demos técnicas y unos poquitos juegos que sí parecen tener un desarrollo algo avanzado—, pero si nos hubiesen enseñado una caja negra con luces no me habría parecido ni mejor ni peor. También hay que entender que en solo 4 meses será el E3 y es más que lógico que quieran guardarse algunos ases en la manga para ese macroevento.

Yo no esperaba mucho más de lo que vi. De hecho, me resultó grato comprobar que, si bien se sigue recurriendo a franquicias consolidadas como Killzone e inFamous, existe bastante interés en desarrollar nuevas IPs para la venidera generación de máquinas: Knack, DriveClub, The Witness, Destiny, Deep Down

En esa lista falta, por supuesto, Watch Dogs, el juego que, en mi opinión, logró destacar muy por encima de los demás como ya hizo en el pasado E3. Es espectacular, sus posibilidades parecen infinitas (ya veremos si nos engañan y hasta qué punto) y presenta un nivel de desarrollo mucho más avanzado que el resto de juegos next-gen. ¡Qué diferente es esta Ubisoft a la de hace unos años!, ¡bien por ellos y mejor para nosotros!

El mayor problema de PlayStation 4 es quizá el mismo que va a tener la nueva Xbox, un salto generacional que ya no es tan palpable como lo era en relevos pasados. Los ojos expertos son capaces de percibir a simple vista la mayor cantidad y calidad de los efectos, la profundidad de los escenarios y la cantidad de elementos animados que hay en ellos, el detalle de las texturas… Sin embargo, a cualquier profano le dices que Killzone: Shadow Fall o Watch Dogs es de PlayStation 3 y se lo cree sin dudar (he hecho la prueba con varias personas y ninguna pensó que estuviese mintiendo).

Las próximas consolas tendrán que intentar destacar utilizando las mismas estrategias que ya han empleado PlayStation 3, Xbox 360 y Wii en los últimos años: nuevas funciones, nuevos servicios y nuevos periféricos que complementen y hagan diferente la experiencia. Aquí radica tal vez otro de los motivos por los que PS4 no logró deslumbrar, ya que ni el nuevo Dual Shock —filtrado bastante antes de la presentación—, ni el uso de la nube —que todo el mundo esperaba—, ni la interconexión de dispositivos ni la búsqueda de la filosofía de socializar y compartir —características todas que ya se daban por supuestas— lograron sorprender.

Aún es pronto para juzgar una consola que ni siquiera hemos visto, pero PlayStation 4 parece que tiene potencial y que será capaz de ofrecer grandísimos títulos. Ahora lo que me preocupa es el precio, pero me temo que eso tendrá que esperar hasta la próxima cita, que será en junio, en Los Ángeles.