BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘final fantasy’

Square Enix caldea junio hablando sobre FFVII

Día calurosísimo, día agotado con poco tiempo para escribir y aún menos inspiración. El mundillo de los videojuegos se vuelve más soso, informativamente hablando, según nos alejamos del pasado E3 y nos acercamos a la insoportable canícula.

¿De qué hablan hoy los medios especializados? Del DLC de Mass Effect 3, por supuesto, el final extendido que ya está causando el mismo revuelo que el final original. A mí aún me queda un tiempecito hasta que pueda verlo. Veo a la actriz que interpreta a la nueva Lara Croft, una nueva actualización ya disponible para PlayStation 3 (¡qué novedad!, ¡PS3 descargando cosas e instalándolas!), Nintendo hablando sobre el precio de Wii U pero sin decir nada, un vídeo que mezcla la música de Super Mario con los efectos de sonido de Diablo III, una nueva funcionalidad de Google Chrome que permite hacer construcciones LEGO en el navegador (y que el maldito netbook no me deja probar)…

Pero espera, ¡aquí hay una historia potente! Bueno, en realidad no lo llamaría ni noticia sino más bien comentario troll con membrete de oficialidad: ¡Square Enix ha vuelto a hablar del remake de Final Fantasy VII que no piensa hacer en su vida.

El nuevo comentario ha venido de parte de Yoichi Wada a raíz, como casi siempre, de una pregunta —en este caso de un accionista— sobre la citada y anhelada resurrección del clásico. “Solo cuando hayamos hecho un juego que supere la calidad del Final Fantasy VII original”, ha dicho Wada. Vamos, que nos lo ha puesto a huevo para seguir criticando a la compañía. En mi caso, que siempre he considerado Final Fantasy VII un juego muy sobrevalorado (y con esto no quiero decir ni mucho menos que sea malo), la réplica está clara: señores de Square, ustedes ya han hecho juegos mejores que FF VII.

Muchos coinciden en que Final Fantasy IX es con diferencia la mejor entrega de la saga posterior a FF VII. Yo por mi parte tengo debilidad por los Kingdom Hearts, aunque creo que las obras más destacadas de la compañía —que entonces era simplemente SquareSoft— son anteriores a la existencia de Cloud. Estoy hablando de Final Fantasy VI y Chrono Triggerdos obras maestras del género RPG que pocas veces he visto igualadas. En cualquier caso, independientemente de los gustos personales de cada uno, me parece obvio que, de entre las muchas excusas que ha dado la compañía sobre el dichoso remake, ésta es con diferencia la peor. Supongo que Suqare Enix tendrá sus motivos para negarse a llevar a cabo lo que sería con absoluta seguridad un éxito rotundo, pero yo sigo sin comprenderlo.

Por otro lado, tal y como me apuntaba un amigo ayer, ¿con estas declaraciones no está Wada reconociendo de forma implicita que llevan años sin hacer un Final Fantasy a la altura?

Rumbo a Final Fantasy XXVIII

Parece que Square Enix está empeñada en que Final Fantasy sea notricia día sí, día también. La compañía no está pasando por su mejor momento y se ve que no están dispuestos a prescindir de la gallina de los huevos de oro. Lo cierto es que el pájaro ya está morado de tanto estrangularlo y sus huevos van siendo del mismo oro que las pulseras del “todo a 1 euro”, pero ellos no se dan por vencidos.

Que si ya se prepara la secuela de Final Fantasy Type-0 (un juego que aún o hemos visto por estos lares), que si un remake de Final Fantasy VII tendría muchos cambios (que ganas de seguir mareando la perdiz a lo tonto), que si Final Fantasy XIII-2 incluirá un traje de Ezio, de Assassin’s Creed

Esta última noticia me mata. Primero, porque entre las muchas colaboraciones posibles, jamás se me había pasado por la cabeza una entre Square Enix y Ubi. Después, porque no me puedo creer que FFXIII-2 no sea una broma pesada. ¿Por qué demonios pierden el tiempo haciendo una segunda parte de un título que dejó insatisfechos a la mayoría de los fans? Además, ¿Square no aprendió con FF X-2 que eso de duplicar numeraciones no da resultados respetables?

En cualquier caso, de las muchas noticias relacionadas con la franquicia, la que más me fascina es que la compañía pretende convertir Final Fantasy en una saga anual. Se les va la pinza. Veamos, me imagino una conversación entre directivos de este tipo: – Oye, pues los últimos FF no nos están quedan muy allá, ¿no? – Tienes razón, ¿por qué no ponemos más empeño e intentamos aumentar la calidad de los juegos? – No, no, mucho mejor. ¿Por qué no aumentamos la cantidad? – Eso, eso, mejor la cantidad. Muchos. Uno cada año a poder ser.

Esto es una exageración desmesurada (hipérbole, como me hacían llamarlo en el cole), cierto. Las razones que tiene Square Enix para plantearse esto nacen de premisas mucho más lógicas pero aplicadas de forma nefasta. “En la actual generación de consolas, Final Fantasy XIII fue obviamente el primer juego y, personalmente, creo que nos llevó demasiado tiempo lanzarlo”, dijo Yoshinori Kitase, productor de la saga. Vale, hasta ahí estoy de acuerdo, pero sigamos…

“Cuando piensas en los juegos occidentales de alto presupuesto, como Call of Duty, Battlefield o Assassin’s Creed, ves que trabajan con plazos mucho más cortos; hacen un nuevo juego en uno o dos años. Eso es algo que debemos imitar, porque parece la mejor manera de mantener a los aficionados interesados y atraídos por la saga.”

Vamos a ver, estos señores que llevan décadas haciendo RPGs de éxito nos están diciendo que el desarrollo de un juego de este género, de historia intrincada y que por lo general superan con facilidad las 50 horas de juego, podría llevar el mismo tiempo que una aventura o un shooter de entre 6 y 8 horas. ¿Es eso? Aquí falla algo y es un fallo grave, o bien Square Enix ha perdido la inspiración, o bien no saben discernir entre unos géneros y otros o, peor aún, llevan años engañándonos con los supuestos mastodónticos esfuerzos y grandes plazos que se necesitan para desarrollar un buen juego de rol.

Me da rabia reconocerlo, pero estoy perdiendo la fe en la industria nipona, esta vez de verdad. ¿A alguno os haría ilusión tener un Final Fantasy cada año o creéis que sería contraproducente?

¡Cuidado! Demasiada fantasía perjudica seriamente la salud

Esto es al menos lo que creo que le está pasando a Square Enix: tanto recurre la desarrolladora a Final Fantasy que, cuando menos se lo espere, se va a encontrar con que está ante el verdadero final de sus fantasías, cumpliendo así, casi un cuarto de siglo después, la “profecía frustrada” de Hironobu Sakaguchi.

Me parece que no yerro en exceso si afirmo que esta compañía fue de las primeras en sufrir la tan comentada crisis de ideas en la industria nipona, esa que llevó a Tomonobu Itagaki a despotricar de sus compañeros o a Keiji Inafune a abandonar Capcom. Square Enix hace tiempo que quedó atrapada en un limbo que ni es el pasado ni es el presente, que conserva los vicios y que no es capaz de asimilar las nuevas virtudes.

Hace algunas semanas, durante una conferencia exclusiva de la compañía, Square dejó muy claro que eso que algunos llaman “cambio” les suena a gallego profundo. Para empezar, su gran anuncio fue Final Fantasy XIII-2. Doble error. Primero por repetir la indecencia de crear una secuela de un capítulo concreto de la franquicia y segundo por elegir como objeto de ampliación uno de los Final Fantasy más criticados de la historia.

Su segunda baza no era menos impactante: Final Fantasy Versus XIII, del que se confirmó la exclusividad para PlayStation 3 y se mostró además un extenso vídeo. ¡Sublime!, ¡qué originalidad! No sé qué me gusta más, si el elaborado título o la fresca y rompedora imagen del juego. Obviamente estoy siendo irónico (lo aclaro porque aún se dan casos de sujetos que no son capaces de apreciar estos matices en un texto).

Todo esto no es más que la prolongación de un virus que nació con el infecto Final Fantasy X-2 y que produjo una descontrolada proliferación de títulos derivados tales como Final Fantasy Type 0 (hasta hace poco llamado Agito XIII), Final Fantasy XII: Revenant Wings, el aceptable Dissidia, Crisis Core (en todas partes tiene que haber una excepción)o algunos olvidables Crystal Chronicles para Wii.

De aquella conferencia de la que hablaba antes, sólo salvaría de la quema indiscriminada y sin beneficio de la duda al Kingdom Hearts de la Nintendo 3DS. Lo salvaría, sí, pero con dudas. Kingdom Hearts es una franquicia más sana que Final Fantasy, pero sólo porque está mucho menos explotada. Aun así, va por el mismo camino. Son ya muchos los KH derivados que no hacen más que darle vueltas y vueltas a lo que ya se contó en la primera y segunda parte de la saga.

Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance añadirá un nuevo elemento a la lista de la que ya forman parte Chain of Memories, 358/2 Days, Birth by Sleep y Re:coded. Vamos, que hay muchas más aventuras “satélite” que de la línea principal de la historia.

Quizá es que los señores de Square Enix no saben lo que quieren los jugadores, tal vez es que no se les ha ocurrido la posibilidad de hacer un Kingdom Hearts 3, a lo mejor es que no llevan años y años recibiendo cartas de fans enloquecidos que venderían su alma por jugar a un remake de Final Fantasy VII… (estas últimas frases también son un pelín irónicas).

No me gusta ser negativo. Intento ver el lado positivo de las cosas y dar una oportunidad a cada juego, consola o compañía, pero esto me supera.

Si los de Square Enix siguen por este camino, van listos.

NOTA IMPORTANTE: Algunos habréis notado que vuestros comentarios a algunos posts no llegan a aparecer. Esto no tiene nada que ver con la censura sino con un colosal problema de spam que vengo sufriendo desde hace algunos meses. Para remediarlo me he visto obligado a crear manualmente una lista negra de términos y, sin pretenderlo, muchos comentarios válidos son identificados por error como correo basura. Mientras lo soluciono, estaré muy atento para validar los comentarios que se vayan a la carpeta de spam por error de forma automática. ¡Muchas gracias y perdón por las molestias!

Bill Gates 360 vs. Nintendo Heroes

Hacía mucho que no me topaba en Internet con un vídeo sobre videojuegos tan currado como el que os dejo a continuación. El autor es un chaval con mucho talento que se hace llamar Doctoroc (os recomiendo que veáis algunos de sus otros trabajo). En esta ocasión ha cogido el Final Fantasy IV, la Xbox 360 y a varios héroes de Nintendo (aceptando a Mega Man como un préstamo) y se ha marcado un elaborado homenaje a algunos de los iconos del ocio interactivo.

Juegos viejos, diversión actual

Se acabó el periodo vacacional, se acabó una larga y relajante temporada en la que he tenido tiempo de coger fuerzas y de jugar bastante. Cinco juegos han acaparado casi toda mi atención, pero no han sido ni Super Mario Galaxy 2, ni Starcraft II, ni Dragon Quest IX ni ningún otro juego actual. Éstos me los reservo para septiembre.

El verano lo he aprovechado para saldar cuentas pendientes (y tengo muchas), para jugar a esos “must have” a los que jamás jugué o que sólo probé durante un par de horas. Hay títulos que se deben jugar… y ha llegado el momento de hacerlo. Os cuento con qué me he divertido en agosto:

Half-Life (PC)

La plataforma con la que tengo más deudas pendientes es, sin lugar a dudas, el ordenador. Tardé muchos años en tener un PC decente y, por tanto, mi infancia y juventud estuvieron más marcadas por las consolas que por los ordenadores. ¿Y qué mejor forma de congraciarse con el PC que jugando a esta maravilla? Me lo descargué hace unos meses de Steam, aprovechan una oferta que ofrecía packs completos de juegos con descuentos de hasta un 70%.

No pude tomar mejor decisión. He corroborado que Half-Life es una joya. No lo dudaba, pero comprobarlo no es lo mismo que simplemente saberlo. Para mí ha supuesto un auténtico placer descubrir que este shooter subjetivo es muchísimo más que un “mata. mata” sin control, es una aventura, una aventura muy inteligente, con muchos puzles y momentos de acción que debemos afrontar con mentalidad estratégica. Además es largo, larguísimo (varias veces creí haber llegado al final y varias veces erré), muy variado y con una historia que se adapta a la perfección al desarrollo. ¿No lo has jugado? ¡Hazlo!

Paper Mario (Nintendo 64)

No se puede decir que Nintendo 64 tuviera una cantidad inabarcable de juegazos. Sin embargo, a pesar de haber sido en su día propietario de una (que aún conservo bien guardadita bajo la cama), me quedaron algunos juegos importantes sin probar. Paper Mario es uno de ellos. Ahora, gracias a la consola virtual de la Wii, he tenido la oportunidad de saldar esta deuda pendiente. Mi veredicto es positivo: me ha sorprendido descubrir que el título es un digno heredero de aquel viejo Mario RPG de Super Nintendo que abrió una brecha enorme entre Nintendo y Squaresoft.

De aquella primera incursión de Mario en el género rolero se conservan algunas cosas, como los comandos de acción que otorgan bastante dinamismo a las batallas por turnos (da a tal botón en determinado momento, mueve el stick . La historia, pese a plantear el típico secuestro de la princesa Peach, tiene toques muy simpáticos, personajes con carisma y tramas secundarias bastante curiosas. Además, el juego tiene una longitud considerable. Si eres de los que buscan, rebuscan, leen y releen todo (como es mi caso), la aventura puede llegar fácil a las 40 horas de juego.

Gears of War (Xbox 360)

Muy poco tiempo de mi vida le había dedicado a esta saga, demasiado poco. Este verano me he resarcido y, del mismo modo que me ha pasado con Half-Life, he comprobado que no es lo mismo saber que algo es bueno que disfrutar plenamente de lo bueno que es. Pese a estar protagonizado por tipos vigoréxicos sin demasiada facilidad de palabra pero sí de gatillo, el juego dista mucho de ser un producto realizado por y para descerebrados. Gears of War es una oda a los juegos de acción del mismo modo que Rambo lo es a las películas del mismo género.

Lo que más me ha impresionado a sido el modo cooperativo. Raro es el juego que no gana enteros en un modo para dos jugadores, pero el Gears se lleva la palma. El multijugador no es un mero añadido sino uno de los puntos fuertes de la aventura. Todo está perfectamente medido para que la cooperación sea fundamental, ingeniosa y, por ende, generadora de grandes satisfacciones y múltiples choques de mano con el compañero. Los momentos de “tu avanzas, yo te cubro”, la separación por varios caminos, el práctico sistema de cobertura, los toques de variedad que ofrecen las diferentes armas, momentos como el uso de un vehículo de guerra o el tránsito por zonas oscuras en las que hay que generar focos de luz… Todos los sobresalientes recibidos por este juego son merecidos.

Devil May Cry (PlayStation 2)

En su día apenas jugué un par de horas a Devil May Cry. Habitual referencia del hack and slash (a pesar de que no fue el primer juego de este género), tiene virtudes más que suficientes para haberse convertido en el clásico que ya es. El carisma de Dante, su chulería tanto en los diálogos como en la forma de moverse y de combatir, es quizá el mayor reclamo del juego. Hoy día hay muchos juegos que siguen los pasos de DMC, pero cuando el título vio la luz supuso todo un golpe de aire fresco.

Su ambientación gótica y el logrado ambiente sobrenatural que cubre trama y desarrollo también aportan un importante toque de personalidad. Podríamos decir que DMC era una especie de versión dinámica de Resident Evil, ya que presenta una atmósfera y estilo gráfico similar pero simplificando los puzles y sustituyendo la calma tensa por una lluvia de espadazos y disparos. Algo que no recordaba: la dificultad, bastante elevada comparada con la de la mayoría de juegos de la época. Hay momentos en los que te matan y no te enteras. Algunos jefazos te pueden liquidar de tres golpes. Pero bueno, eso no hace más que convertirlo en un reto mayor.

Final Fantasy III (Nintendo DS)

Este RPG no lo estoy jugando por ser un imprescindible sino porque lo empecé hace ya más de un año y medio y me lo quiero terminar. No os engañéis, la constancia no es siempre una virtud, a menudo puede ser una condena. El remake de Final Fantasy III para Nintendo DS tenía muy buena pinta, sí, la intro mola y el juego es bonito, pero la aventura es repetitiva e insulsa como ella sola. Pero como soy tan cabezón, tengo que terminar todo lo que empiezo… y esto me está hacendo sufrir más que la parte final de la Divina Comedia.

La historia no tiene ningún interés, los combates son aburridos, las estadísticas de ataque, defensa y daño no están bien niveladas, los personajes son más planos que Paper Mario… Por fortuna ya estoy en el final del juego. Si Zeus quiere, lo terminaré en menos de una semana y lo relegaré al olvido. Espero no sufrir efectos secundarios.

¿A qué habéis jugado vosotros este verano?

Verdades y mentiras sobre Final Fantasy XIII

La última entrega de la popular franquicia de rol se ha convertido quizás en la más polémica de toda su historia. ¿Es bueno?, ¿es malo?, ¿es lo que se esperaba?, ¿es decepcionante? Ya la primera crítica que vio la luz, aunque fuese de una revista de Hong Kong y tuviese un tono claramente exagerado, hacía presagiar el encontronazo de opiniones opuestas muy extremas. La publicación le otorgó a Final Fantasy XIII una puntuación de 4 sobre 10 y acompañó la nota con comentarios muy duros en contra el RPG.

En su paso de Asia a América y a Europa, el juego no ha recibido ninguna crítica tan destructiva, pero sí que se le han puesto muchas pegas. Ahora, después de haberle dedicado un buen número de horas al juego, voy a intentar analizar los principales pros y contras de FFXIII sin dejarme llevar por la pasión de un fanboy ni por el impulso de los prejuicios.

Final Fantasy XIII es muy lineal

VERDADERO. Aquí está el gran fallo del juego, el motivo por el que muchos no han parado de echar pestes sobre él. La linealidad es excesiva, mucho mayor que en el resto de títulos de la saga (incluso mayor que en Final Fantasy X). A menudo, durante los capítulos que hacen las veces de fases, caemos en la sensación de estar atrapados en largos “pasillos” en los que lo único que podemos hacer es avanzar y avanzar mientras matamos enemigos.

El problema es que ni siquiera intenta disimularse esa linealidad con escenarios más o menos abiertos que den una falsa impresión de libertad. No, lo que abundan son los escenarios con los límites bien marcados y visibles. Para colmo, no existen las típicas aldeas y ciudades en las que hablar con la gente, comprar y vender objetos, buscar misiones secundarias o participar en minijuegos.

El sistema de combate es tedioso

FALSO. Aunque prefiero mil veces los sistemas de combate más clásicos, basados en turnos, el de FFXIII me parece mucho mejor que el de FFXII. Su gran defecto es que da la sensación de que tenemos pocas posibilidades de acción: el juego determina qué personajes forman nuestro grupo, sólo controlamos a uno de ellos (también el que la máquina elige) y además la IA no es excesivamente buena. A veces los compañeros malgastan curas, o no las distribuyen de forma adecuada, o no focalizan los ataques como deberían…

Por otro lado, el nivel visual de los combates (golpes especiales, magias, eidolones…) es espectacular. Además, las diferentes opciones de formación y el aumento de habilidades a medida que se avanza en la aventura le dan más variedad a los frecuentes enfrentamientos. Eso sí, los más impacientes seguramente se cansen de las luchas antes de tener un abanico aceptable de elecciones.

No está a la altura de los demás Final Fantasy

VERDADERO. Por muy fan que se sea de la franquicia hay cosas que no se pueden justificar. Muchos alegan que la falta de linealidad no es tan importante, que ya existía en otros FF y que muchísimos otros juegos de los que decimos que son obras maestras también son lineales. Todo esto es cierto, pero hay que hacer bastante matices.

¿Los otros FF también eran lineales? Pues unos más y otros menos, pero desde luego ninguno lo fue tanto como este XIII. Ningún juego puede ser absolutamente abierto, pero hay muchos grados de limitación. Además, a veces la ilusión de libertad es casi tan importante como la libertad real que ofrezca el juego. Por otro lado, mientras que la linealidad no se considera un fallo grave en otros juegos, sí lo es en un género como el RPG, donde los mundos abiertos son una de las características clave.

Final Fantasy XIII es un mal juego

FALSO. Aunque los cuatro años de desarrollo que ha requerido el título no han dado como resultado el Final Fantasy que muchos esperaban, no puede decirse que FFXIII sea un mal juego. La historia engancha, los gráficos son una gozada y subsiste cierto encanto tradicional que eclosiona al llegar al capítulo número 11, cuando por fin se abre un mapa y con él nuevas posibilidades, como la de elegir personaje.

Falta un gran villano con carisma y también una mejor integración de las invocaciones, pero sobra calidad técnica tanto en los gráficos como en la bella banda sonora y es destacable el tono cinematográfico de toda la aventura. No, Final Fantasy XIII no hará historia, eso es cierto, pero no lo hará ni para bien ni para mal. Se trata de un bonito RPG de nueva generación, así de simple.

¿Os gusta Final Fantasy XIII?

Un suspenso para Final Fantasy XIII

Desde que Hironobu Sakaguchi abandonó Square Enix, Final Fantasy, la más emblemática saga de RPG de la historia, no ha vuelto a ser lo mismo. Algunos hablan emocionados de Final Fantasy XII y lo ponen por las nubes, otros en cambio aseguran que es sin duda el peor de toda la franquicia. Tengo un par de amigos, de esos que rebuscaron hasta el más mínimo secreto desde el FF VII hasta el FF X y que, sin embargo, no sacaron ganas ni para terminarse el FF XII.

El caso es que ya era hora de que la saga siguiese adelante. Tras una larguísima espera, Final Fantasy XIII está casi listo para ver la luz en todo el mundo y todo apunta a que va a generar más opiniones encontradas que el citado FF XII. Ya han comenzado a publicarse las primeras reviews, y una de ellas ya se ha hecho popular en Internet por la contundencia de sus comentarios y el rotundo suspenso que le ha propinado al juego: nada más y nada menos que un 4 sobre 10.

No hay por qué alarmarse. De momento, ésta es la única crítica destacable del juego y pertenece a una revista de Hong Kong. Pero si lo que dice el periodista que la ha escrito es cierto, entonces sí que deberíamos irnos preparando para recibir uno de los mayores fiascos del año. En cuanto a gráficos y sonido no se pone ninguna pega, la parte técnica del juego es de notable alto o incluso sobresaliente.

El problema llega en los aspectos jugables. Al parecer, el defecto más grave es la tremenda linealidad de la aventura, un error imperdonable en un título de rol. A ver, es cierto que la mayoría de RPGs tienen una parte inicial muy lineal, pero si ésta dura demasiado se corre el riesgo de destrozar el espíritu RPG. En el artículo se pueden leer que “el juego es completamente lineal hasta las últimas fases, en las que podemos pasear por un mundo más abierto. Eso sí, no podemos volver atrás”.

El tono no se relaja en ningún momento: “De todos los RPG que he jugado en los últimos años, éste es uno de los más lineales. De hecho parece que estés montando una atracción en un parque de atracciones”. […] He leído que el juego es increíble cuando llegas al capítulo 11 pero yo me pregunto… ¿Por qué tengo que tirar 20 o 30 horas de mi vida para llegar a una parte en condiciones? ¿Es algún tipo de masoquismo?”. Lo cierto es que, reconociendo que no se ha pasado el juego, este tipo pierde un poco de credibilidad.

También se acusa a Final Fantasy XIII de ser “una terrorífica epopeya lacrimógena”, un defecto que no pareció ser tal cuando hablábamos, por ejemplo, de Lost Odyssey. Tampoco hay buenas palabras para el sistema de juego, del que lo más bonito que se dice es que es simplón: “un machabotones a modo de puzzle sin estrategia real ni elementos RPG. El juego no es más que una novela digital con algunos añadidos”. A modo de valoración global sobre este punto, la revista asegura que “un sistema tan vulgar apenas puede justificar llamarlo RPG de ningún modo”.

Lo cierto es que la exageración parece evidente. Un suspenso sería más o menos creíble en caso de que las puntuaciones no fueran tan exageradamente bajas en algunos puntos. El argumento lo califican con un 2 y el sistema de juego y la diversión reciben un ridículo 1 de nota. Hablando de la duración se dice: “¡Como si pudieses jugarlo durante 100 horas! Lo dejaría en ocho”.

Una de las mayores estafas en la historia de los videojuegos. La gran broma de 2009.

¿Qué os parece esta crítica?, ¿creéis que tiene algún fundamento?, ¿le dais credibilidad?

Dead or Alive Vs. Final Fantasy

Sé que llego tarde, sé que muchos ya lo conocéis, pero el descubrimiento me ha dejado tan anonadado que no puedo resisitrme a publicarlo aquí. Estoy hablando de las obras de Monty Oum, un artista asiático que ha convertido su pasión por los videojuegos en un arte.

¿Qué ocurre cuando se mezclan talento y años de afición al ocio electrónico interactivo? Pues lo que sucede es que surgen cosas como Dead Fantasy, un crossover entre Dead or Alive y Final Fantasy, una miniserie amateur de calidad profesional que he visto reseñada en multitud de webs pero que nunca me había parado a ver, siempre pensando que sería una producción cutre con más dosis de frikismo que de calidad real.

Me equivocaba. Dead Fantasy es el sueño de cualquier fan de los personajes que protagonizan esta historia. No me enrollo más. Os dejo los vídeos. Si ya los habéis visto, volved a disfrutarlos. Si no los habéis visto, flipad.

Dead Fantasy I & II

Dead Fantasy III

Dead Fantasy IV

Dead Fantasy V

¿Tenéis ganas de saber cómo continúa? Pues me temo que nos toca esperar.

Lo más esperado de PSP

La portátil de Sony se ha pasado largo tiempo desatendida, sin embargo volverá a contar con el apoyo tanto de sus creadores como de las third parties. Dante’s Inferno, Assassin’s Creed, MotorStorm Arctic Edge o Monster Hunter Freedom Unite se encuentran entre los juegos más deseados. Lucha, rol, plataformas… No se echará de menos variedad de géneros.

Tekken 6

Creo que la lucha es uno de los géneros que mejor le van a una portátil, juegos en los que puedes echarte una partidita rápida en el metro o el autobús y dejarlo en cualquier momento. Si la consola en cuestión es la PSP, la cosa pinta aún mejor, su gran potencial técnico garantiza un resultado visual de notable como mínimo. Sólo hay una forma de redondear todo esto: que el juego de lucha sea Tekken, el gran maestro pionero de los combates 3D. ¡Dicho y hecho! La sexta entrega de la serie estará en PSP.

Kingdom Hearts: Birth by Sleep

Birth by Sleep es una nueva pieza del rompecabezas que conforma la fantasía de Kingdom Hearts. En este universo, en el que conviven personajes de Disney y de Final Fantasy con otros totalmente originales, hay muchos misterios. La PSP nos revelará uno de ellos: ¿qué significa el final especial de Kingdom Hearts 2?

En un yermo plagado de llaves espada, tres guerreros, Terra, Ventus y Aqua, inician una cruenta y espectacular batalla. Así comienza este capítulo, una aventura que nos muestra algo que sucedió unos 10 años antes de lo acontecido en el primer Kingdom Hearts. A nivel jugable no parece que tenga muchas sorpresas: acción en un entorno mágico de bellos gráficos. No creo que haya motivo para quejas.

Dissidia: Final Fantasy

Ya falta menos para disfrutar del homenaje de Square Enix a la más prestigiosa franquicia de RPG. En el mundo de Dissidia, los dioses Cosmos y Caos han entrado en un conflicto que acabará decidiéndose en una gran batalla entre representantes del Bien y representantes del Mal, paladines de la luz y la justicia contra diabólicos villanos. En total hay 22 personajes controlables: el héroe y el villano más emblemáticos de los Final Fantasy que van del I al X más dos combatientes secretos que representan al FF XI y al FFXII.

¿Qué nos espera en este juego? Combates espectaculares 1 vs. 1 de extraño desarrollo (no basta con pegar al rival hasta acabar con su barra de vida, hay algunos matices), secuencias espectaculares y una carga argumental más propia de un RPG que de un fighting game. Bueno, eso y un montón de caras conocidas: Cloud, Sefirot, Terra, Kefka, Tidus… Dissidia es el gran regalo de Square a sus millones de fans, a varias generaciones que ya se muerden las uñas por tenerlo entre manos.

Little Big Planet

Este excelente videojuego, cuya promoción quizá no se enfocó de la mejor manera posible en PlayStation 3, dará el salto a un terreno que, en mi opinión, le favorece mucho más: la PSP. Aunque hace ya algún tiempo que se sabe que LBP tendría versión portátil, aún no se ha visto nada ni se han dado más detalles. No sabemos si el juego será una versión reducida del que apareció en PS3 o si será completamente nuevo. Los ingredientes sí los conocemos: muchas plataformas e infinitas posibilidades creativas. Espero que en el E3 de Los Angeles descubramos algo un poco más concreto.

El Final Fantasy de la discordia

Pasadas las conferencias de Microsoft, de Sony y de Nintendo y, en vista de que parece que todo el pescado está ya vendido, creo que la noticia bomba del E3 2008 es evidente: la pérdida de exclusividad de Final Fantasy XIII por parte de Sony.

Desde Final Fantasy VII hasta Final Fantasy XII, y exceptuando el “peculiar” Final Fantasy XI (¿por qué no lo llamarían Final Fantasy Online en vez de recurrir a la equis y el palito?), todos los capítulos canónicos de la serie salieron en exclusiva para las consolas de Sony.

Sin embargo, eso se acabó y he de reconocer que esto cambia mucho las cosas. Siempre he considerado Final Fantasy como uno de los motores que llevarían a la PlayStation 3 a situarse por delante de la Xbox 360.

Antes, la Play era la única que tenía los grandes Final Fantasy y Metal Gear. Ahora, la 360 disfrutará de las bondades de la franquicia de Square Enix y algunos ya dicen que no tardará en recibir buenas nuevas de Konami.

No me extrañaría nada esto último: las acciones de Square subieron como la espuma cuando se anunció la versión del Final para 360, ¿por qué no iba a hacer Konami lo mismo? Muchos dicen que Metal Gear Solid 4 no podría hacerse en la consola de Microsoft. No me lo creo.

Si a todo esto le sumamos la mediocre conferencia de Sony en el E3, donde no se anunció nada realmente rompedor, el panorama se presenta excelente para Microsoft. ¿Qué le queda a Sony? El Blu-ray (que no es moco de pavo) y el Metal Gear Solid (no sabemos por cuánto tiempo).

Sinceramente, ya no veo tan claro que PS3 vaya a ganar esta batalla. El único enemigo que le queda a la Xbox 360 es el empecinamiento, la cabezonería de todos los fanáticos de Sony que insisten en que la Play es mejor porque… porque es de Sony y punto. La semana pasada charlé (discutí) durante unas horas con un par de este género, pero ya os lo contaré en otro momento.

Por cierto, de la conferencia de Nintendo no digo nada. Me pareció igual o más triste que la de Sony, con las mismas “moñeces” casual de siempre y nada prometedor a la vista. ¡Ah! Y salvo el anuncio de FF XIII, el resto de la conferencia de Microsoft tampoco fue como para tirar cohetes.

¿A vosotros cuál os ha parecido la mejor compañía del E3?, ¿y la peor?, ¿creéis que el FF XIII para Xbox 360 será determinante en la pugna?