BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘batman’

Agotando la fórmula Arkham

En esta generación que ahora da sus últimos pasos, Warner Bros Interactive ha encontrado un filón con el Batman de Rocksteady Studios. Arkham Asylum deslumbró a todo aquel que lo probó, Arkham City llevó la experiencia un paso más allá. Ahora, Warner Bros Montreal ha tomado el testigo para darle la última puntada a la saga.

batman_arkham_origins_x360_3

Eso es precisamente lo que han hecho, coger todo lo que hizo Rocksteady y reproducirlo al dedillo en Batman: Arkham Origins, para sacarle un poquito más de rentabilidad a una fórmula que lleva años granjeándoles tanto dinerico como prestigio.

Dicho esto, no hay mucho más, porque no se ha buscado innovar ni sorprender sino tan solo repetir. Es una pena que no haya grandes novedades, pero tampoco creo que nadie las esperase. Desde el principio se veía venir que esto no iba a ser más que una digna despedida de Batman dedicada a las consolas que le han visto llegar a lo más alto del ocio interactivo.

arkhamorigins

Una vez asumido esto, es muy sencillo disfrutar al máximo de la aventura, de su gran sistema de combate, de las situaciones, de sus buenos gráficos y su fantástica banda sonora y del venerable respeto que se percibe en todo momento hacia el personaje y su universo. Todo herencia, pero de altísima calidad.

Sólo hay dos elementos propios de este Origins dignos de mención, uno negativo y otro positivo. El primero son los bugs, demasiados fallos que en ocasiones afean el conjunto o incluso estropean la experiencia. El segundo, su elaborada historia, que se remonta a los primeros días del Hombre Murciélago en Gotham, cuando aún era un novato en las lides heroicas y se veía acosado tanto por villanos como por la propia policía.

¿Os gustaron los Arkham anteriores? Os gustará este, pero no esperéis una revolución, tan solo un capítulo más.

No habrá Tortugas Ninja de los creadores de Batman: Arkham City

La idea era maravillosa: un videojuego de las Tortugas Ninja desarrollado por Rocksteady Studios, los creadores de los maravillosos Batman: Arkham Asylum y Batman: Arkham City. Durante días, el rumor fue publicado en multitud de medios especializados, alimentando la imaginación, el ansia y el deseo de millones de jugones.

La idea era fantástica, unos tíos con talento iban a resucitar a Leonardo, Michelangelo, Raphael, Donatello y a las decenas de carismáticos enemigos y secundarios que hacían sus vidas en torno a las famosas tortugas mutantes. Los héroes recuperarían la gloria de la que disfrutaron en la época de los 8 y los 16 bits, en la era de los salones recreativos, cuando Konami les hizo protagonizar algunos buenos beat’em up.

¿Qué digo? En manos de los creadores de Batman, habría muchas probabilidades de que las Tortugas Ninja viesen nacer el mejor videojuego de su historia y quizá uno de los bombazos del año. El rumor llegó nutridito de información: su título era Teenage Mutant Ninja Turtles: Manhattan Crisis, nos permitiría controlar a los cuatro héroes y también al maestro Splinter en varios flashbacks, tendría un tono más oscuro que la serie de animación, un desarrollo similar al de los últimos juegos de Batman y contaría con una versión específica para Wii U.

Sin embargo, por simpática y emocionante que resultase la hipótesis, no se ha quedado en más que eso. Tal vez por encontrarlo divertido, tal vez por considerarlo poco serio y sin fundamento, tal vez por váyase usted a saber qué, la compañía ha tardado mucho tiempo en desmentir el rumor… pero finalmente lo ha hecho.  Sefton Hill, uno de los fundadores del equipo de desarrollo, ha afirmado, en declaraciones a Kotaku, que no están haciendo dicho videojuego.

Ahora yo me pregunto, ¿de dónde habrá salido el rumor?, ¿y todos los detalles?, ¿todo es un bulo o parte de la información es cierta? Quién sabe, quizá algún iluminado asoció el nombre de Rocksteady Studios con el de uno de los más conocidos villanos de las tortugas, el rinoceronte compañero de Bebop,  lanzó la broma la aire y el resto nos la hemos comido.

Qué maravilloso sería la noticia fuese cierta y que Sefton Hill nos estuviese tomando el pelo, pero me temo que va a ser que no.

Batman lo tiene, Spidey y los X-Men no

A estas alturas no creo que haya nadie mínimamente interesado en el mundo de los videojuegos que no sepa lo brutalmente bueno que es el Batman Arkham City, un serio candidato a mejor juego de 2011 (Game of the Year o GOTY). Dignísimo sucesor del excelente Arkham Asylum, este título vuelve a demostrar que el Hombre Murciélago está tocado por la fortuna (o quizás debería decir “por el talento”).

Batman es, con diferencia, el superhéroe con mayor tasa de éxitos en el mundillo del videojuego. El resto de personajes de DC está a años luz y los de Marvel viven en la constante irregularidad. Dos de las más importantes franquicias de dicha editorial han visto recientemente nuevas adaptaciones a videojuego. No me extrañaría que algunos (muchos) no se hayan enterado, porque lo último de Spider-Man y de los X-Men ha llegado a las tiendas casi de tapadillo.

Los títulos a los que me refiero son X-Men: Destiny y Spider-Man: Edge of Time. El juego de Spidey es un pelín más decente, pero ni uno ni otro están a la altura de lo que se espera de tamañas marcas. La atención que le han concedido los medios de comunicación a estos juegos ha sido escasa cuando no inexistente. El motivo es que -¿cómo decirlo sin resultar muy cruel?- son bastante mediocres.

Ante esta inmensa diferencia de fuerzas, ¿no es un poco injusto comparar el juego de Batman con los otros dos? Sí, lo es, pero voy a hacerlo, al menos de pasada. De Arkham City se puede decir que tiene un diseño espectacular, que las referencias al universo del personaje son abundantes, que el plantel de villanos es envidiable, que técnicamente es una joya, que el desarrollo es variado y ofrece multitud de objetivos secundarios… Es un juegazo.

Por otro lado, de las aventuras de Spidey y de los mutantes no hay mucho bueno que decir: los gráficos son deficientes, los desarrollos se hacen repetitivos, el diseño de niveles es flojo, los enemigos dejan mucho que desear… Todos estos defectos son especialmente acusados en el título de los Hombres X, juego al que habría que sumar además otro puñadito más de fallos.

Esta comparación, que puede parecer innecesaria, tiene su porqué. En mi opinión, casos como este son los que más luz arrojan sobre un elemento que raras veces se menciona en los análisis de videojuegos: el amor. Los videojuegos, como las comidas caseras, se hacen con ciertas dosis de amor y, por mágico que parezca, eso se aprecia en su “sabor final”.

Nadie puede negar que Batman Arkham City está hecho con un cariño inmenso. Es algo que va más allá de la calidad visual, de la precisión de los diseños… Es el mimo con el que están tratados los personajes, el respeto -la reverencia- que se muestra hacia el universo de Batman, la búsqueda del buen gusto hasta en el más nimio de los detalles… El juego es capaz de transmitir la sensación de que los desarrolladores disfrutaron dándole forma.

Como avanzaba en el título del artículo, Batman lo tiene y Spidey y los X-Men no. Dejando a un lado las cuestiones técnicas y todas aquellas más o menos objetivas, podemos afirmar que Edge of Time y Destiny no llegan a tocar la fibra sensible del jugador. Dan la impresión de ser productos descuidados, desarrollados casi como por compromiso y sin ningún interés en dotarles de alma. Han sido creados sin amor.

El amor es esencial. Si un desarrollador hace su trabajo con cariño, los jugadores lo perciben y responden a su vez con un afecto incondicional, con una fe ciega. La pasión desatada por el recién estrenado Modern Warfare 3 no es casualidad. Infinity Ward sabe hacer la guerra con amor. Maravillosa paradoja.

Tal vez estoy chalado y yo soy el único que percibe el amor en los videojuegos. Espero que no. A vosotros os dejo el veredicto.

Regalos para la vista desde Oriente y Occidente

Dos nuevos tráilers he visto esta mañana y los dos me han enamorado. Uno es luminoso y colorido, el otro es oscuro como cueva de murciélago; uno destila amable fantasía anime, el otro, violencia y crudeza en las imágenes; uno procede del país del sol naciente, el otro llega del viejo continente.

Estoy hablando del hermosísimo Ni No Kuni y de Batman Arkham City, la esperada secuela de Arkham Asylum. Ambos me han dejado esa cada vez menos frecuente sensación de ansia, de acuciante necesidad de jugarlos. En su momento escribiré un artículo específico para cada uno de estos títulos, el de Batman dentro de no mucho (sale a la venta el 21 de octubre) y el de Ni No Kuni el año que viene (no saldrá hasta 2012), pero después de ver estas maravillas tenía que escribir un adelanto.

Lo cierto es que, ya de inicio, los dos juegos lo tienen todo para gustarme. En el caso de Ni No Kuni las palabras claves son “anime”, “JRPG”, “Level-5” y, sobre todo, “Studio Ghibli”. Los maestros de la animación tradicional, un grupo de auténticos artistas dedicados al dibujo, son los responsables del soberbio diseño de este título de rol.

Con sólo un pequeño vistazo queda claro que no han escatimado en esfuerzos. Al igual que todas y cada una de las películas del Studio Ghibli (Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro, La tumba de las luciérnagas, La princesa Mononoke…), este juego respirará magia, forjará sueños, tendrá alma.

En el momento en el que se supo de la existencia de este título, ya comencé a hacerme ilusiones. Ahora, con cada nueva imagen y con cada nuevo vídeo, las expectativas están alcanzando unas cotas estratosféricas. Ni No Kuni (que seguramente cambie de nombre en Occidente), combinará el talento visual de Ghibli con la experiencia de Level-5 en el género RPG. Me encanta ver cómo se están incluyendo mecánicas tipo minijuego para hacer el desarrollo más variado.

Las palabras claves de Arkham City las puedo resumir muy fácilmente en una: “Batman”. Me encanta el Hombre Murciélago, adoro sus películas (incluso las de Schumacher tienen su punto como comedia, al igual que la serie protagonizada por Adam West), protagoniza en mi opinión los mejores cómics de DC, es el superhéroe con la mejor colección de villanos y además ha sido el más afortunado también en las adaptaciones a videojuego.

La mejor muestra de la buena fortuna que acompaña al Caballero Oscuro en el mundillo de las consolas es precisamente Batman Arkham Asylum, la magistral producción del estudio británico Rocksteady que precede a este Arkham City. La aventura tiene pinta de mantener la esencia de la primera parte, pero con todas sus virtudes amplificadas: será más grande, tendrá más enemigos (desde Dos Caras, Bane o el Enigma hasta el Pingüino o el omnipresente Joker) y aumentará la variedad de situaciones.

Creo que es hora de volverme a ver Chihiro… y de desempolvar el batarang.

Los grandes estrenos de 2010 ‘enseñan la patita’

Es extraño. Diciembre suele ser un mes tranquilo para las compañías de videojuegos. Todos los grandes lanzamientos se realizan en octubre y noviembre y el último mes del año queda reservado para las campañas publicitarias. Por supuesto, todos los esfuerzos los concentran en sus títulos estrella del momento. De ahí que me llame la atención que se hayan mostrado de golpe multitud de vídeos de grandes juegos que no llegarán hasta 2010.

¿Por qué las compañías han comenzado a dar bombo a sus lanzamientos del próximo año en plena campaña navideña de 2010? ¿Tal vez no confían en las ventas de diciembre y quieren ir ganando puntos de cara al futuro inmediato? No lo sé, el caso es que los tráilers que acaban de ver la luz no tienen ningún desperdicio…

Batman: Arkahm Asylum 2

La última aventura de Batman, el mejor videojuego del hombre murciélago y uno de los mejores lanzamientos del año (si no el mejor), ya ha dejado ver su secuela. Dado el éxito del primer Arkham Asylum, esta continuación era algo más que predecible, aunque yo esperaba y deseaba que tardase un poco más en ver la luz.

No me gustaría que Batman: Arkham Asylum 2 (ojalá se llame Batman: Gotham City) fuese un refrito o pseudoexpansión del primero hecho a toda prisa. Quiero sorpresas, quiero espectáculo y quiero los toques de genialidad que vimos en el original. De momento vemos que el Joker (algo más pejudicadillo) y Harley Queen repiten en el papel de grandes villanos. La página web del juego, que se llama Arkham has moved, también nos da alguna pista.

Prince of Persia: Las arenas olvidadas

Las arenas del tiempo, que ni de coña están tan olvidadas como reza el título del juego, volverán a ser el leitmotiv de una nueva aventura del príncipe de Persia. Fue anunciado hace un par de semanas, pero no esperaba que se mostrasen imágenes tan pronto. Ubisoft ha decidido abandonar el cel shading del último Prince of Persia y volver al estilo algo más realista de la saga anterior (la de las arenas, claro). Confiemos en que sea un buen juego y no un simple acompañamiento publicitario para la peli que protagonizará Jake Gyllenhaal.

Star Wars: El Poder de la Fuerza II

Aunque muchos fans se sintieron decepcionados con el primer Force Unleashed, lo cierto es que a mí me pareció un juego muy decente y espectacular. No pasará a la historia como una obra maestra (aunque de momento es el juego de Star Wars más vendido de la historia), pero es divertido y la acción raya a buen nivel. De la segunda parte no espero mucho más. StarKiller, el aprendiz secreto de Darth Vader, seguirá repartiendo leña por la Galaxia en el lapso de tiempo que transcurre entre La Venganza de los Sith y Una nueva esperanza. Al final del vídeo, Yoda dice que el futuro del chico es incierto, ¿nos estará señalando la posibilidad de elegir entre el Bien y el Mal?

Halo Reach

Todos sabíamos que Halo 3 no era el final, que todavía quedaba mucha franquicia por exprimir. Los lanzamientos más recientes fueron Halo Wars, que cambiaba la acción por la estrategia, y Halo ODST, un título aceptable pero no especialmente destacable. Pero claro, los fans tienen su miras puestas en Halo Reach, que recoge lo mejor de la saga y lo potencia con una calidad gráfica superior. No puedo decir gran cosa sobre el juego, puesto que nunca me ha llamado demasiado el Halo, así que espero vuestras opiniones y expectativas.

Tron

Adorada como obra de culto por algunos y detestada por otros cuantos, lo cierto es que esta película de Disney nunca ha formado parte de un producto decente, salvo la honrosa excepción de Kingdom Hearts 2 (donde conforma uno de los mundos que visitan Sora y compañía). Ahora, la “factoría de sueños” quiere revivir la marca con algo más de chicha. En cine estrenarán Tron Legacy (a finales de 2010), la secuela de Tron, mientras que para consola y PC lanzarán Tron: Evolution. ¿Puede que el juego sea una basura? Sin duda, pero al menos el tráiler tiene su punto curioso.

Medal of Honor

De momento conocido como Medal of Honor a secas, la popular franquicia bélica de EA tiene una durísima tarea por delante. Sus días de gloria quedaron atrás y Call of Duty ha conseguido alzarse como mejor saga de juegos de guerra en primera persona. ¿Cómo hacer frente a eso? En el vídeo, Electronic Arts muestra en el vídeo un adelanto de lo que veremos en el juego. No tiene mala pinta pero intuyo que, hasta que no conozcamos unos cuantos detalles más, no podremos hacernos una idea aproximada sobre la calidad del futuro título.

¿Qué os parecen todas estas novedades?, ¿cuál os da mejor impresión?, ¿y peor? Yo lo tengo claro: el que espero con más ansia es el nuevo Batman.

La aventura que el Caballero Oscuro se merecía

Ya lo dije en una ocasión, Batman es quizás el más afortunado de los héroes en sus incursiones en el mundo de los videojuegos. Pues bien, Batman Arkham Asylum no sólo viene a confirmar esta idea sino que se ha convertido ya en una de las joyas de la corona del hombre murciélago.

Sinceramente, yo esperaba que el juego fuese bueno, pero también creía que no cumpliría las elevadas espectativas que se habían creado en torno a él. Pues bien, después de completar el juego sólo puedo agachar la cabeza y reconocer el mimo y el detalle con el que ha sido realizado. El nuevo Batman es una aventura como pocas se ven en el terreno superheroico.

Las virtudes son muchas. Lo primero que salta a la vista es el espectacular apartado gráfico, íntimamente relacionado con el trabajo artístico y éste a su vez con el guión y el desarrollo, plagados ambos de referencias al “universo Batman”. Vamos, un conjunto de lo más completo.

Pero empecemos por el principio. Como decía, los gráficos están a la altura de una gran obra, con personajes grandes y sólidos, juegos de luces y sombras (muchas sombras, claro) y movimientos muy fluidos. Todo eso se desarrolla en un Arkham oscuro, siniestro, en el que reina una atmósfera de tensión. Diseñado en exclusiva para el juego, la estructura del famoso psiquiátrico bien podría trasladarse a los cómics de Batman tal cual, ya que no podría encajar mejor con el estilo del héroe.

Arkham Asylum está habitado por centenares de delincuentes comunes y unos cuantos peligrosos y dementes villanos que lucen aquí con un diseño espectacular, desde Harley Queen hasta el Espantapájaros, todos ellos comandados por el mismísimo Joker. Todos son piezas fundamentales de un genial guión elaborado por Paul Dini. Si quieres una buena historia de superhéores, deja que la escriba un experto en superhéroes, el resultado es inmejorable.

La noche que Batman debe pasar en el psiquiátrico combatiendo a los criminales fugados es todo un homenaje al personaje y a su mundo. Los detalles se cuentan por decenas. Muchos de ellos sólo resultarán significativos para los ojos expertos: el osito de Bane, el gesto que realiza éste durante la batalla (como si partiera la espalda a alguien con la rodilla), las grabaciones de Harleen Quinzel como psiquiatra del Joker, la presencia de Clayface en una celda con su amado maniquí…

El desarrollo, que podría haberse quedado en un monótono beat’em up con breves momentos de infiltración, es en realidad una sabia combinación de géneros que animan a seguir jugando hasta completar el juego. Tan adictivo resulta que acaba pareciendo más corto de lo que es en realidad. Las luchas con los enemigos, espectaculares, contundentes y de control inmejorable, se intercalan con momentos de investigación y otros de infiltración (sigilo, caídas desde las alturas, saltos de gárgola en gárgola y de tejado en tejado, etcétera). Hay alguna ocasión en la que parece incluso que estamos ante un survival horror, como cuando visitamos la zona de Killer Croc.

Batman Arkham Asylum es un juego sobresaliente al que sólo unos pequeños fallos le impiden llegar a la perfección. El primero es una nimiedad, pero me llamó la atención: los explosivos no tienen una fácil aplicación más allá de los momentos en los que su uso es imprescindible, puedes pasarte el juego sin utilizarlos más que para destruir muros.

El segundo defectillo es algo más grave. La visión de detective, fundamental en muchas situaciones, cambia los colores en pantalla de forma tan radical que hace que se pierda todo el encanto de la atmósfera. Si el cambio de la visión normal a la de detective fuera más sutil, el efecto resultaría menos chocante.

Por último echo en falta un clímax, un momento potente, como los muchos que hay a lo largo de la aventura, pero que escasean en el tramo final. Una lástima. Si en una segunda entrega consiguen pulir esos detalles estaremos ante el mejor juego de superhéroes de la historia. Hasta ese momento, Arkham Asylum puede ostentar orgulloso ese título.

¿Lo habéis probado?, ¿qué os parece?

Destinos vacacionales virtuales: Arkham Asylum

No son pocos los excéntricos millonarios que no dudan en desembolsar grandes sumas de dinero para recorrer los lúgubres pasillos de esta especie de zoológico humano del terror. Su siniestra estructura y sus inquietantes inquilinos convierten a Arkham Asylum en un destino irresistible para los más morbosos amantes del peligro.

Con un nombre heredado de las fantasías lovecraftianas, el Arkham Asylum es el más oscuro icono de la oscura Gotham City. Se trata de un manicomio de máxima seguridad diseñado para mantener encerrados a los más agresivos y dementes criminales. Sin embargo, todo sistema de seguridad parece poca cosa para los extravagantes delincuentes que visitan estas celdas y que siempre encuentran nuevas formas para escapar de ellas.

El asilo fue fundado por Amadeus Arkham, quien acabó convirtiéndose en uno de sus primeros internos. Desde entonces han pasado por esta prisión / manicomio una gran variedad de personalidades perturbadas, individuos que muchos de ustedes conocerán por su implicación en turbios sucesos.

Entre los muchos locos de Arkham podríamos citar a Jonathan Crane (El Espantapájaros), Pamela Isley (la sensual paladina de las plantas Poison Ivy), Edward Nigma (rey de los acertijos) o el mismísimo Harvey Dent, antiguo fiscal del distrito y amigo del reputado Bruce Wayne hasta que sufrió un desorden de personalidad múltiple y se convirtió en Dos Caras.

Algunas celdas poseen instalaciones especiales adaptadas a las peculiares características de determinados presos. Ese es el caso de la estancia reservada para el Sr. Frío, quien necesita estar sometido a muy bajas temperaturas para mantenerse con vida. Quizá la mayor atracción del manicomio, la que más interés suscita entre los visitantes, es la presencia del desalmado Joker, un asesino sin escrúpulos ni motivaciones claras que durante décadas ha sido el mayor quebradero de cabeza del vigilante enmascarado conocido como Batman.

Si planean visitar el Arkham Asylum, pidan cita con tiempo. Aunque parezca increíble, hay largas listas de espera para entrar en semejante antro… ¡Ah! Una última advertencia: se rumorea que los más peligrosos criminales de Arkham Asylum están planeando una nueva y violenta revuelta que podría tener lugar en las próximas semanas. ¡Tengan cuidado!

NOTA: Lo lamento mucho, pero me temo que lo que resta de agosto no tendré oportunidad de publicar nada de actualidad. Los posts que aparecerán de aquí a septiembre ya estaban preparados, puesto que tengo otros asuntos de los que encargarme. Todos los comentarios referentes a la GC tendrán que esperar hasta la primera semana del mes que viene. Mientras, podéis consultar la actualidad sobre videojuegos en la sección correspondiente de 20minutos.es. ¡Muchas gracias y disculpas de nuevo!

El afortunado Batman

El hombre murciélago es sin duda uno de los héroes que más fortuna ha tenido en sus flirteos con el mundo de los videojuegos (el más suertudo de lejos si hablamos sólo de héroes de DC). El caballero oscuro es protagonista de algunos beat’em up y juegos de acción memorables.

Ya en la NES recuerdo como un buen juego el Batman: Return of the Joker, una aventura con unos graficazos muy por encima de la media de la 8-bits de Nintendo. Aunque mis juegos favoritos de Batman son de la Super Nintendo. Uno de ellos es Batman Returns, basado en la segunda película del héroe. Se trata de un beat’em up clásico con unos gráficos excelentes y una gran fidelidad al largometraje. Me molaba mucho, por ejemplo, que en el primer jefe final se pudiese clavar el gancho en la pared y dejarle caer un trozo de la misma en la cabeza al enemigo (igual que sucedía en la peli).

El segundo juego de Batman que me enamoró en la Super Nintendo y que, a día de hoy, sigue siendo mi favorito es The Adventures of Batman & Robin, un titulazo basado en la serie de animación que sobresale en todos sus apartados. Lo más destacable es la tremenda variedad de la aventura. Cada fase presenta un rollo completamente diferente a la anterior: acción con el Joker, investigación con El Pingüino, plataformas con Catwoman… y conducción con Dos Caras, un nivel que flojea un poco en el desarrollo, pero que tampoco supone un grave defecto.

La Mega Drive también tuvo su videojuego basado en la serie de animación de Batman y Robin. Por la cantidad de disparitos en pantalla, el minúsculo tamaño de los héroes y la enormidad de los jefes finales, casi parecía un juego de naves. Además, la dificultad también era muy elevada. Otro clasicazo fue el Batman Returns de Mega CD, que destacaba por sus espectaculares fases de conducción. Casi me atrevería a decir que fue uno de los mejores juegos que vieron la luz para el invento de Sega.

Los juegos más recientes de Batman (Vengeance, Dark Tomorrow, Rise of Sin Tzu…) no han destacado tanto, pero mantienen un nivel aceptable. Batman Begins, que apenas obtuvo reconocimiento por parte de los medios, a mi me pareció un juego notable, muy bien hecho y con unas fases de Batmóvil espectaculares. También Lego Batman es muy divertido.

El héroe también ha aparecido en otros juegos como el título de lucha Justice League Task Force de las 16 bits o los más cercanos Justice League Heroes o Mortal Kombat vs. DC Universe. Por supuesto, también ha habido algún juego cutrillo del caballero oscuro, como el infecto Batman Forever, basado en una película no menos horrorosa.

Ahora se está preparando un nuevo Batman y tiene pinta de que también va a estar entre los más grandes. Batman: Arkham Asylum saldrá en septiembre para PC, PlayStation 3 y Xbox 360, y ya está obteniendo grandes alabanzas por parte de medios de todo el mundo.

No dudo que el juego será notable, pero me temo que se está exagerando un poco su calidad. Yo ya he visto parte del juego y sí, mola, pero creo que se está beneficiando del furor generado por la impresionante película El caballero oscuro y la gran interpretación de Heath Ledger.

En Arkham Asylum tendremos peleas a lo beat’em up clásico, sigilo, uso de gadgets y la carismática imaginería del universo del hombre murciélago y su cohorte de enemigos. Mola Batman y el juego está bien hecho. Quizás no sea la tierra prometida que hoy todos prometen, pero divertido seguro que será… y espectacular también, de eso doy fe (se nota el uso del motor gráfico Unreal Engine 3 de Epic Games).

¿Qué os parece Batman: Arkham Asylum?

El lado Lego de la aventura

Los muñequitos de Lego, que ya han triunfado en las consolas con su particular adaptación de La Guerra de las Galaxias, repetirán experiencia con otros dos grandes de la ficción: Batman e Indy.

En mi opinión, la cosa no podía pintar mejor. Con que mantengan el nivel de Lego Star Wars, la diversión estará garantizada.

De hecho, los juegos de las últimas películas de Star Wars han sido bastante mediocres, pocos han pasado del aprobado raspado, algunos de ellos casi ni eso (hay por ahí algunas versiones portátiles muy ‘chuscas’).

Que yo recuerde (si se me pasa alguno, os ruego que me lo recordéis), sólo el primer Caballeros de la Antigua República alcanzó el sobresaliente, y de eso ya han pasado cinco años (los Battlefront, como bien comentáis algunos, también alcanzaron un buen nivel).

Tuvieron que llegar los muñequitos de Lego para arreglar la situación, casi de tapadillo, ganando popularidad de boca en boca. Los tres juegos de Lego Star Wars (las dos trilogías por separado y un recopilatorio de ambas) han destacado por su frescura, su variedad, un extensísimo plantel de personajes controlables y un genial sentido del humor que no impide mantener la fidelidad a las películas.

Las versiones Lego de Batman e Indiana Jones verán la luz este verano, aprovechando el estreno de las nuevas películas de ambas sagas, aunque no estarán basados en ellas. El juego de Batman pondrá al Hombre Murciélago y a algunos de sus aliados a luchar contra los villanos que han huido del Arkham Asylum de Gotham:

Lego Indiana Jones retomará la primera trilogía del arqueólogo aventurero. Tal vez más adelante se animen a adaptar El reino de la calavera de cristal:

¿Os gustan los videojuegos de Lego?