BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de la categoría ‘Eventos’

Gran estreno de los Premios Top 10

El pasado jueves tuvo lugar uno de esos eventos que, desde que comenzó la crisis, son cada vez más extraños: una fiesta del sector de los videojuegos, la primera edición de los Premios Top 10, galardones que se estrenaron por todo lo alto, con una gran asistencia de los profesionales del negocio, tanto periodistas como representantes de las principales compañías (Microsoft, Nintendo, EA, Activision…).

Yo tuve la suerte de estar allí, entre viejos amigos y compañeros de medios como Vandal, Meristation, Hobby Consolas o IGN, y no lo pude disfrutar más. No sólo por el sarao en sí o por haber ganado el pequeño torneo de Smash Bros que se organizó (tenía que decirlo, no lo he podido evitar), sino por lo que este evento en sí significa.

top 10 vandal

El objetivo de esta entrega de premios, organizada por Carlos Hergueta —máximo responsable editorial de la web de Europa Press Portaltic y perro viejo del sector—, patrocinada por Samsung y con unos trofeos hechos con una impresora 3D de bq, era dar una visión unificada de la prensa española del videojuego, una lista de lo mejor del año consensuada por algunos de los mejores y más veteranos periodistas de este joven mundillo y no el típico Top 10 elaborado por un único medio de forma independiente.

Pero existía una finalidad secundaria que era irónicamente más importante que la principal, constatar la madurez del sector, demostrar que los videojuegos no son un área menor sino que se han ganado a pulso un hueco en los medios de comunicación. Los tiempos han cambiado y los videojuegos, ya sea como ocio, ya sea como cultura (que cada uno elija) son una realidad que mueve millones en todo el mundo: venden, crean puestos de trabajo, producen información y generan multitud de negocios de forma tangencial.

4710_23c19

No somos pocos los que un día escuchamos aquello de “¿qué haces perdiendo el tiempo con la consola?, haz algo más productivo” para años después acabar desarrollando nuestra profesión a partir de los “jueguicos intrascendentes”. Yo ya no estoy tan ligado a ellos como hace años (recuerdo con mucho cariño mi época en Nintendo Acción), pero siguen formando parte de mí y no creo que nunca los abandone del todo, ni a nivel personal ni profesional. Eventos como el de la semana pasada me permiten afirmarlo con más rotundidad: este es mi mundo.

En cuanto a los premios en sí, el gran ganador de la noche fue el fantástico Dragon Age Inquisition seguido de Bayonetta y Alien Isolation. La lista la completaron Sombras de Mordor, el GTA 5 de nueva generación, Destiny, Super Smash Bros Wii U, Hearthstone: Heroes of Warcraft, Far Cry 4 y Dark Souls 2. No es la lista que yo habría hecho, pero la gracia de esto es precisamente esa, que este Top no responde al criterio de una única persona.

¡Muchas felicidades a los ganadores! Espero que el año podamos hablar de una segunda edición.

‘Overwatch’ y otras sorpresas de Blizzard

El pasado viernes tuve el honor de ver en directo, junto a los responsables de prensa de Blizzard en España, el evento de apertura de la BlizzCon 2014. ¿Qué podíamos esperar? La compañía siempre tiene algún as guardado bajo la manga de cara a su gran convención anual. Aun así, creo que nadie se esperaba casi nada de lo que mostraron aquella tarde.

Lo que estaba claro desde hace tiempo es que por fin sabríamos algo de la segunda expansión de Starcraft II. Poca sorpresa por este lado, aunque no por ello menos interesante. Legacy of the Void nos mostrará desde el punto de vista de los Protoss el final de la historia iniciada con SCII. Lo curioso de esta nueva expansión es que puede jugarse sin necesidad de tener la primera, Heart of the Swarm.

Overwatch_0

El plato fuerte, lo que nadie se esperaba, era la llegada de una nueva franquicia, Overwatch, un shooter multijugador online en primera persona de batallas por equipos. Con esta especie de Team Fortress 2, Blizzard se lanzará a cubrir uno de los géneros que aún no dominan. Tienen muchas posibilidades de destacar. A simple vista, al juego no le faltan virtudes.

Para empezar, el diseño es maravilloso. Con un vídeo de presentación que casi parecía el tráiler de una nueva película de Disney (me hizo pensar en Big Hero 6), Blizzard presentó a una serie de héroes y villanos que no tardarán en ganarse un hueco en la lista de personajes icónicos de la compañía.

A nivel visual, es colorido y nítido y, en el terreno jugable, parece accesible y variado, con toques estratégicos gracias a armas y poderes muy originales que lo alejan del típico mata-mata. También me llamó mucho la atención el hecho de que, a pesar de desarrollarse en perspectiva subjetiva, ciertas habilidades cambian la acción a tercera persona.

Aún no se sabe mediante qué modelo de negocio funcionará Overwatch ni si verá o no la luz en alguna plataforma que no sea el PC. Si tengo que apostar, yo diría que lo que más le pega es el free-to-play y, además, que tarde o temprano también saldrá para consola, ya que posee una mecánica ideal para ello.

Donde ya ha demostrado su viabilidad el free-to-play es en Hearthstone. A Blizzard le está funcionando de maravilla su juego de cartas y lo que comenzó siendo un proyecto menor está empezando a ganar entidad. Aquí también se esperaban novedades, noticias sobre una segunda expansión. Y eso fue exactamente lo que se anunció. Lo que nadie esperaba era la temática, Goblins vs. Gnomos, y aún menos la fecha de lanzamiento: ¡el mes que viene! Gozo y algarabía, algo insólito en Blizzard, la compañía de las esperas eternas, ¡el anuncio de nuevo contenido un mes y su lanzamiento para el siguiente!

El problema de esta nueva remesa de 120 cartas es que Blizzard va a otenciar lo más criticado del juego hasta el momento, la aleatoriedad, pero aún está por verse cómo afectará realmente al meta. Yo imagino que las cartas con mayor carga de azar acabarán por no jugarse en competitivo pero harán mucho más divertidas las partidas de arenas. Ya veremos, me reservo los comentarios para cuando vea la luz.

Heroes_Of_The_Storm_68283

Por último, sobre Heroes of the Storm no hubo grandes novedades salvo la llegada de la primera beta cerrada (el próximo 13 de enero) y la presentación de unos cuantos nuevos héroes muy esperados: Jaina, Thrall… ¡y The Lost Vikings! Es un deseo que llevaba años pidiendo. De hecho, fue gracioso que hicieran el anuncio pocos minutos después de que yo vaticinase en voz alta (y en tono de broma, claro) que la gran sorpresa sería The Lost Vikings 3.

Y todo esto, el año en que se cumplen dos décadas de Warcraft y una de World of Warcraft y a sólo unos días de que se ponga en marcha Warlords of Draenor, la quinta expansión del exitoso MMORPG.

Notable alto para Blizzard. Esta ha sido, sin duda, la BlizzCon más emocionante en años.

MGW 2014 bate récord a pesar de…

Ayer domingo terminó la Madrid Games Week, tres días de feria de videojuegos en los que se han registrado buenas cifras de asistencia. Entre el 16 y el 19 de octubre han pasado por el pabellón 8 de Ifema más de 55.000 personas, concentrándose la mayoría en los tres días abiertos al público, del 17 al 19.

De este modo, esta segunda edición ha superado a la primera (que ya fue buena), aunque sólo en 5.000 personas. No me parece mucho, la verdad, dado el despliegue publicitario que ha tenido el evento. El hecho de que el éxito no haya sido mayor puede deberse —como ya apunté el viernes— a bastantes factores, aunque el principal me parece bastante claro: el elevadísimo precio de la entrada.

Me parece un disparate cobrar 12 euros por día (9,50 en el mejor de los casos) para dar acceso a un gran escaparate donde la gente puede ver productos que luego querrá comprar. Sé que es una exageración, pero en cierto modo me parece como si te cobraran entrada por pasar al Corte Inglés.

mgw pacman

Además, una vez en el recinto, había multitud de tiendas (desde el Game hasta puestos de camisetas, merchandising o comida) donde seguir gastando dinero. Incluso había un simulador de WRC en el que había que pagar 4 euros.

Podría perdonarse la suciedad, que no se haya puesto una moqueta sobre el suelo del pabellón, que hubiera bastantes consolas apagadas (muy mal por Microsoft en este punto), la ausencia o poca presencia de algunas third parties… Todo eso se podría perdonar si la entrada no fuese tan desorbitadamente cara.

Pero no quiero ser totalmente negativo. Hubo cosas que me gustaron. Me pareció muy acertado el planteamiento de Nintendo, con un stand muy llamativo y muchos juegos orientados al multi. Sony destacó por la gran cantidad y variedad de puestos de juego. Bandai Namco hizo mucho con muy poco, planteando un espacio que cubría perfectamente las exigencias de su público objetivo.

madridgamesweek-GW13

Y, por supuesto, me encantó todo lo retro. Nueva loa aquí a Bandai Namco por una maravillosa cabina de recreativa original de Pac-Man que logró que se formaran colas de jugadores de todas las edades. Muy interesante también la zona indie, en la que me llamaron la atención algunos títulos a los que dedicaré más líneas en otro post.

Como veis, cosas buenas hay, pero quedan oscurecidas por por una poco equilibrada relación cantidad – calidad – precio.

Pronósticos sobre Madrid Games Week

Este viernes comienza la Madrid Games Week, una feria en la que durante tres días se mostrarán los mejores títulos presentes y venideros de las grandes (y afortunadamente también algunas pequeñas) compañías del sector. Qué bien suena, ¿no? Casi como un plan ideal. Sin embargo, hay cosillas que hacen difícil que este evento llegue a consolidarse como la gran feria del videojuego en España.

He tenido la oportunidad de acudir hoy, día reservado para la prensa y lo que he visto me ha gustado, pero auguro malas críticas a partir del lunes. Como he dicho, lo que hay es bueno, pero quizá es algo escaso. Si el pabellón se atesta (como ya sucedió el año pasado) y la gente tiene que hacer colas de hora y media para jugar 5 minutos, ¿qué pasará? No creo que sea muy agradable para una persona que ha pagado 12 euros por entrar (9,50 si ha comprado la entrada en GAME o en la página de la feria) y que probablemente se deje algo más en las tiendas del recinto.

Stand Sony MGW 14

Ojalá me equivoque y todo salga a la perfección porque, como digo, hay cosas muy buenas. Lo mejor está según entras al pabellón, con el stand de Nintendo a mano derecha y el de Sony a la izquierda. El de la gran N es, en mi opinión, el mejor con diferencia. Colorido, con decenas de puestos de consolas, un pantallón para torneos y Smash Bros dominándolo todo (con Mario y Donkey Kong por allí danzando). Además hay un puesto para hacerse fotos con la Espada Maestra de Link y un enorme furia nocturna que merece la pena ver.

El de Sony es mucho más sobrio, quizá demasiado. A diferencia de otros años no hay ningún gran elemento visual que llame la atención a simple vista. Lo que sí hay son muchísimos puestos de consolas y bastantes juegos interesantes: Bloodborne, The Order: 1886, Resident Evil Revelations 2,, Until Dawn, The Evil Within… Tras Nintendo, el stand de Microsoft con Evolve, Killer Instinct: Segunda Temporada, Sunset Overdrive, Assassin’s Creed Unity o Call of Duty: Advanced Warfare, entre otros. Y tras Sony, el de Bandai Namco, única third party que este año cuenta con stand propio.

Desdentao MGW

Eso no significa que no haya juegos de otras compañías. Los hay pero, como podéis ver en los ejemplos que he puesto, los títulos de Activision, Ubisoft, Electronic Arts o Koch Media están repartidos entre las grandes zonas de Sony y Microsoft. El problema que esto genera es que de la mitad del pabellón hacia atrás todo parece más vacío y desangelado, con la tienda de GAME ocupando un gran espacio.

A todo esto hay que añadirle varios pluses que el jueves no se podían valorar: el ambientillo de la gente, los cosplays, el valor añadido de las conferencias (por allí pasarán, por ejemplo, gente de Mercury Steam y Over the Top Games) y la vida que le dan los torneos.

Ojalá me equivoque y todo salga perfecto… o al menos lo suficientemente bien como para que más de 9 euros de entrada le sepan a la gente a compra rentable.

Un E3 poco emocionante

Nunca un E3 me había pillado tan desconectado y desinformado como este. De hecho, debido a la ausencia total de expectativas, esperaba un buen puñado de sorpresas, algo que me dejase con la boca abierta o que, al menos, despertase mi emoción e interés en los juegos que están por venir a lo largo del año.

Sin embargo, no ha sido así. Ha habido muchos títulos, sí, pero prácticamente nada que huela a esta supuesta nueva generación que a mí desde siempre me ha parecido más bien una actualización de la pasada. Viejas franquicias, viejas mecánicas y viejas estéticas.

Tan poco nuevo me parece lo nuevo que tengo la impresión de que Nintendo y su Wii U no sólo no han desentonado en la feria sino que han logrado destacar con un catálogo que, si bien no resulta innovador, es muy sólido y atractivo. Vamos, que han logrado despertar al nintendero que aún hay en mi interior.

Nada de inventos raros, ni detección de movimientos ni tonterías para jugadores ocasionales, todo muy hardcore, muy bonito y aderezado con esa bendita maldición que es la nostalgia. Smash Bros, Bayonetta, Zelda, Yoshi, Kirby, Toad, Star Fox… ¡Compro!

Por otro lado, en Xbox One y PlayStation 4 hay cosas interesantes, muchos juegos muy prometedores pero ninguno que despierte mi anhelo, la verdad. The Order: 1886, MGS5, Bloodborne, Destiny y, sobre todo, Batman: Arkham Knight son los que me han resultado más llamativos. Aunque, para ser sincero, he encontrado mucho más encanto en el repertorio de desarrollos indies.

No tengo muy claro cómo se recordará este E3, no ha habido nada especialmente memorable, ni para bien ni para mal. O quizá sí. Por desgracia, hay muchas probabilidades de que recordemos el E3 2014 como el principio del fin de las portátiles, porque… ¿dónde estaban PS Vita y Nintendo 2DS / 3DS en la feria? Una lástima.

¿Qué os ha parecido el E3 2014?

Madrid Games Week, un éxito cercano a la muerte

Fin de semana de Madrid Games Week, un evento de videojuegos muy ambicioso que nace de las cenizas de aquel prometedor GameFest que, tras dos ediciones consecutivas, tuvo que echar el cierre por motivos económicos. De este modo, tras un 2012 sin feria madrileña de videojuegos, este 2013 nos ha vuelto a llevar a periodistas y jugadores hasta IFEMA para sentirnos un poquito más internacionales.

601786_484038798376480_1604438683_n

El espíritu de la desaparecida GameFest permanece, aunque hay algunas diferencias, unas para bien y otras no tanto. Mi impresión inicial fue muy buena. Los stands, grandes y muy bonitos: un avión de Battlefield 4 en el de EA, un barco de One Piece en el de Namco Bandai, una impresionante figura de Destiny en el de Sony, una de Ryse en el de Microsoft, una espada maestra en el de Nintendo… Los cosplays, ideales para dar ambientillo: zombis de Dead Rising, romanos escudo en mano, Mario y Luigi en carne y trapo… ¡Ah! Y una zona retro maravillosa (allí me habría quedado horas).

1379421_472728222840871_1347969401_n

Lo único que me chocó de forma negativa fue descubrir que toda la parte final de la nave estaba prácticamente vacía, lo que me pareció una falta de habilidad por parte de los organizadores a la hora de disimular el menor número de expositores respecto al GameFest. No había stand de Konami, ni de Sega, ni de Koch Media ni de Ubisoft.

1461505_485174451596248_2125021942_nQuizá habría ayudado una diferente distribución de las áreas, con más espacio entre unas y otras, no sólo para aparentar que se ocupa más espacio sino también y sobre todo pensando en la previsible afluencia masiva de público. Yo acudí el jueves, un día antes de la apertura oficial del Madrid Games Week, así que no viví el infierno que por lo visto ha sido la feria en algunos momentos.

Todo el mundo habla de colas larguísimas, de más de una hora o incluso hora y media para poder jugar apenas cinco minutos. No son pocos amigos y conocidos los que me han dicho que se marcharon en seguida, cansados de esperar y agobiados por las apreturas de gente.

Es una lástima que el tremendo éxito (han pasado por allí 50.000 personas) haya acabado siendo contraproducente, pero también hay que tener en cuenta que esta es la primera edición y que de los errores se aprende. Confío en que la edición 2014 se materialice, mantenga las mismas buenas intenciones y corrija todo lo que este año no ha gustado.

¿Habéis acudido al Madrid Games Week?, ¿qué os ha parecido?

 

Fin de un E3 de software, un E3 hardcore

El E3 2013 llega a su fin y las sensaciones que me deja son variadas, extrañas y casi opuestas. Nada me ha sorprendido en exceso, nada me ha deslumbrado, las nuevas consolas son tan poco rompedoras como esperaba, pero al mismo tiempo tengo la sensación de que ha sido la mejor edición de la feria en años. Supongo que esta impresión se debe a que, pese a no haberse mostrado nada revolucionario, las compañías han impuesto un buen ritmo al show y han mostrado juegos, muchos juegos.

Mientras que en los E3 de los últimos años gran parte del espectáculo se centraba en hardware y tecnologías complementarias (Kinect, PlayStation Move, el 3D…), en esta ocasión todo ha girado en torno a los videojuegos. Además, con una clara inclinación a favor de los jugadores tradicionales, lo que ha dejado los productos dirigidos al público ocasional en un sorprendente —y feliz— segundísimo plano.

Water_street_view_web_100155

Microsoft nos ha vendido su gran catálogo obviando su polémica estrategia respecto a la segunda mano, Sony se ha metido al sector en el bolsillo con un par de acertadas medidas y Nintendo ha insistido con sus habituales y casi siempre efectivas fórmulas. Pero las tres han coincidido en algo: han enseñado “carnaza”, han dejado ver muchos, muchos de los títulos que llegarán de aquí a un año (en muchos casos quizá dos o más).

Las first parties no han sido las únicas en desvelar proyectos. También Ubisoft y Electronic Arts lo hicieron en sus respectivas conferencias, y el resto de las desarrolladoras durante los días que ha durado la feria. Aquí dejo algunos de los títulos más llamativos que se vieron fuera de las conferencias de las tres grandes:

Tom Clancy’s The Division

Mira que me gusta poco Tom Clancy, pero es que resulta imposible no rendirse a los encantos de este The Division que cerró la conferencia de Ubisoft. Si bien no lograron el mismo impacto que alcanzaron con Watch Dogs hace un año, este título les permitió dejar muy buen sabor de boca al personal. Nueva propiedad intelectual, gameplay real y nivel técnico asombroso. ¡Bravo por ellos!

Castlevania: Lords of Shadow 2

Konami volvió a adelantarse al resto de compañías para mostrar sus bazas unos días antes de la inauguración de la feria. Una de las más importantes es este Lords of Shadow 2, aventura desarrollada por los españoles Mercury Steam que supondrá el fin de la historia de Gabriel Belmont.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Aunque este juego no me parece mucho más que un A Link to the Past con gráficos actualizados, es innegable que la secuela de uno de los mejores action RPG de la historia tiene un punto de interés. Su último tráiler no estuvo incluido en la Nintendo Direct del pasado martes, pero no por ello el juego se ha ausentado de este E3 2013.

Mirror’s Edge 2 y Battlefront

Dos promesas que parece que tardaremos mucho tiempo en ver, ya que ninguna de ellas parece estar demasiado desarrollada. Pese a que el título original no vendió como se esperaba, la secuela de Mirror’s Edge satisfará a muchos fans que esperaban este anuncio con anhelo. “Faith is back!” dijo EA, un mensaje lleno de esperanza. En cuanto a Battlefront… deseando estoy retomar una de las mejores sagas interactivas de Star Wars (su multijugador era fantástico).

¿Cuáles han sido los juegos de este E3 2013 que más os han gustado?

E3 2013: Si te gusta Nintendo, toma dos tazas… o doscientas

Sin macroconferencia, un poco aturdida debido a los pobres resultados de Wii U pero sin perder los nervios gracias al sólido avance de Nintendo 3DS, la gran N ha decidido afrontar este E3 con un Nintendo Direct, una de sus ya típicas conferencias pregrabadas en las que muestran lo que está por llegar para sus máquinas.

No puedo decir que me haya decepcionado, puesto que mi fe nintendera se perdió hace tiempo y no esperaba gran cosa, pero hoy más que nunca he tenido la sensación de que Nintendo está agotada, no para siempre, pero sí por una temporada que espero que no sea demasiado larga.

A la compañía nipona le falta algo diferenciador, algo que la haga sobresalir, destacar de algún modo en el sector. Muchos dirán que Mario, Zelda y el resto de franquicias clásicas son su punto de distinción. Sí, es cierto que eso no lo tiene nadie más que ellos, eso les diferencia de los demás, pero a estas alturas ya no les diferencia de sí mismos. Da la impresión de que Nintendo lleva autoplagiándose durante años.

Hago una excepción y entiendo como movimiento lógico los nuevos Pokémon para Nintendo 3DS, pero el resto de anuncios pecan de una redundancia extrema. Super Mario 3D World, por ejemplo, es una aventura vistosa, seguro que muy divertida y con un multijugador que pinta brillante, pero desprende un aura de vejez, de algo conocido, ya jugado. No es más que una bonita combinación de elementos de otros Marios previos a los que se ha añadido un disfraz de gato. Peor aún me ha parecido Donkey Kong Country Tropical Freeze para Wii U, que parece una versión HD del DKC Returns de Wii.

Aunque no han formado parte del Nintendo Direct —los vídeos se han mostrado después—, a Yoshi’s New Island y a The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, ambos para Nintendo 3DS, les pasa exactamente lo mismo. Son juegos de hace muchos, muchos años, que han sido actualizados con nuevos niveles y mejores gráficos, pero poco más, al menos en apariencia. Para colmo, Nintendo parece interesada en la moda de las versiones en HD y ya prepara el relanzamiento de Wind Waker, un juegazo, sí, pero que ya tiene más de 10 añitos de existencia.

Sin embargo, el verdadero dolor me lo ha producido Mario Kart 8, no sólo por ese número que me hace daño a los ojos sino porque, mientras veía el vídeo, me he dado cuenta de que ya no me emociona. Mario Kart es una de la franquicias con las que más he disfrutado en mi vida, pero hace tiempo que dejo de ser lo que era (la versión de Wii nunca llegó a convencerme del todo). No ha dejado de divertir, pero sí de sorprender, que es gran parte del encanto.

Casi lo mismo puede decirse de Super Smash Bros, un juego que disfrutaré como un enano pero que apenas muestra diferencias respecto a su predecesor, el maravilloso Brawl, cuyo vídeo de presentación nos dejó a todos en su día con la boca abierta. Incluso los movimientos de cada héroe parecen exactamente los mismos de la versión de Wii. Me encanta que en el plantel vaya a estar Mega Man, un personaje que adoro, pero hace falta algo más potente, algo más novedoso. Además, me he fijado en que, en la web oficial del juego, al seleccionar un personaje, aparecen en la parte inferior de la pantalla los 11 que ya han sido revelados y 7 recuadros vacíos. Confío en que esto no signifique que el plantel se compondrá únicamente de 18 luchadores (Brawl tenía 35). Por supuesto, prefiero ni pensar en DLCs.

En la parte de este Nintendo Direct que menos interés me ha despertado se encuentran Wii Party U, Wii Fit U y el nuevo Art Academy, que en caso de que el panorama general fuese mejor me parecería una buena idea, pero creo que tal y como están las cosas Nintendo debería apuntar hacia otro lado.

En el lado de lo que sí me ha parecido más que satisfactorio —que lo ha habido— están el esperado y prometedor Bayonetta 2, el impresionante X —desarrollado por el estudio responsable de Xenoblade— y el divertido The Wonderful 101, del que llevamos viendo vídeos ya demasiado tiempo. Se trata, casualmente, de tres de los pocos juegos desarrollados por third parties para Wii U. No son los únicos, hay más, pero casi todos son adaptaciones de la última remesa de títulos para PlayStation 3 y Xbox 360, juegos como Assassin’s Creed 4, Batman: Arkham Origins, Splinter Cell: Blacklist, Watch Dogs o Disney Infinity. Ni siquiera Rayman Legends es ya un juego exclusivo.

Es evidente que a Wii U le falta mucho apoyo. Es algo que se vio desde el mismo momento en que se anunció, pero que en este E3 ha quedado más patente que nunca: fue completamente ignorada en las conferencias de Electronic Arts y Ubisoft, una muy mala señal, sobre todo si tenemos en cuenta que Ubi fue con diferencia la compañía que más se volcó en la consola de Nintendo hace un año.

Pese a esto, pese a todo lo que he escrito hasta aquí, no quiero dejar un mensaje excesivamente catastrofista. Los juegos de Nintendo siempre son divertidos y su calidad rara vez baja de notable alto. Esta vez volverán a dar en el clavo, estoy convencido, pero lo harán con viejas armas, con antiguos juguetes que nunca pasan de moda pero que están muy lejos de resultar originales y sorprendentes. Con todo mi cariño los jugaré y los disfrutaré, con todo mi cariño de viejo nintendero esperaré que algún día recuperen la frescura innovadora que los convirtió en mitos del videojuego.

¿Qué os ha parecido la intervención de Nintendo en este E3?

E3 2013: Sony quiere ganar la próxima gran batalla de consolas con contundencia

La compañía nipona lo ha dejado muy claro en su conferencia del E3: quiere liderar la nueva generación de consolas desde el principio y con contundencia. Tras un evento de Microsoft muy por encima de las expectativas, Sony ha sabido hacerse notar y destacar por encima de su más directo rival. Una de las claves se ha revelado casi al final. Yo la comento al inicio: PlayStation 4 costará 399 euros, 100 euros menos que Xbox One, mucho menos de lo esperado.

Tras el elevado precio de lanzamiento de PS3 y los rumores que giraban en torno a lo que costaría PS4, estos 400 euros son toda una grata sorpresa que le ha servido a Sony para ganarse el favor del público. Pero ésta no ha sido la única medida que ha arrancado aplausos entre los asistentes a la conferencia del E3. Sony ha conseguido que PS4 destaque frente a Xbox One por comparación. Junto al precio más competitivo, se ha anunciado —mediante un vídeo que se burla de la estrategia de Microsoft— que se permitirá la segunda mano y el préstamo de juegos. Además, no será obligatoria la conexión a Internet para jugar.

Otra novedad es la obligatoriedad de contratar el servicio de PlayStation Plus para jugar online en PlayStation 4, una medida que muchos consideran como algo negativo pero que en mi opinión no es para tanto. Xbox Live ha funcionado muy bien en la presente generación y PS Plus es cada día mejor. No me importa pagar si es por un producto de calidad. Además, 50 dólares / euros al año, me parece un precio razonable. El apoyo a los títulos indies, entre los que destaca Transistor (de los creadores de Bastion), también supone otro punto positivo para la compañía. Sobre el diseño de la consola, muy cuadriculada y parecida a Xbox One, tengo poco que decir. A mí me parece bueno, pero entiendo que es cuestión de gustos.

Donde quizás Sony ha estado por debajo de Microsoft ha sido en el ritmo de la conferencia, menos dinámica y con menos juegos, aunque todos bastante prometedores. Casi todos los que se han mostrado ya los habíamos visto antes. Han enseñado más del nuevo Killzone, de Knack, de Destiny… Entre los nuevos desarrollos, se ha confirmado que los responsables de Just Cause trabajan en un videojuego de Mad Maxhan mostrado The Order: 1886 y se ha dado a conocer la existencia de The Dark Sorcerer, el primer videojuego de Quantic Dream para PS4.

Aunque ha sido Square Enix quien ha dado varias de las sorpresas más gratasFinal Fantasy XIV: A Realm Reborn, Final Fantasy XV (el antiguo Versus XIII) y —alabados sean los dioses— Kingdom Hearts III. A todo esto hay que añadir que muchos de los mejores juegos vistos en la presentación de Microsoft, como MGS V, Battlefield 4 o The Witcher 3, así como los vistos en la conferencia de EA y Ubisoft, son multiplataforma.

En cuanto a PlayStation 3, que aún sigue vivita y coleando, lo más destacado ha sido el nuevo vídeo de Beyond: Two Souls, del que seguimos sin ver demasiado sobre su mecánica (espero que no sea exactamente lo mismo que Heavy Rain). Por desgracia, pese a los rumores, The Last Guardian no ha dado señales de vida. Para PS Vita también ha habido algunos anuncios, aunque la portátil ha quedado en un segundo plano que no me genera demasiada confianza sobre su futuro.

Tras la conferencia de Sony en el E3, PlayStation 4 se ha colocado claramente como la favorita para liderar la nueva generación, una next gen que —insisto— me parece innecesaria o, al menos, muy precipitada.

¿Qué os ha parecido la conferencia de Sony?, ¿cambiará Microsoft algo de su estrategia para mantenerse a un nivel competitivo con Xbox One?

E3 2013: Microsoft se cura las heridas a base de juegos y más juegos

Muy interesante el arranque de este E3 con la conferencia en la que Microsoft parece haber decidido darle un lavado de imagen a la hasta ahora impopular Xbox One. El evento me ha producido impresiones encontradas, me ha encantado como presentación pero me sigue pareciendo que lo visto no justifica una nueva generación de consolas, una nueva remesa de dispositivos que sólo apreciarán los jugadores tradicionales.

El show en sí ha sido prácticamente perfecto. Microsoft ya se deshizo de los puntos controvertidos en el adelanto de hace algunas semanas, por lo que en esta ocasión ha podido centrarse en lo que de verdad importa, los videojuegos. Mientras que en los últimos dos o tres años, la compañía decepcionó a la audiencia haciendo demasiado hincapié en Kinect y en las múltiples posibilidades de Xbox Live, en este 2013 han tenido el tino de complacer al público con títulos y más títulos.

La conferencia ha estado repleta de franquicias consolidadas, como Metal Gear Solid, Dark Souls, Battlefield, Halo, The Witcher o Dead Rising, mezcladas con desarrollos totalmente nuevos como Titanfall, Crimson Dragon, D4, Quantum Break, Sunset Overdrive o el espectacular Ryse, una aventura ambientada en la antigua Roma de la que se han podido ver muchos minutos de juego. Unos cuantos desarrollos indies y el esperado retorno de Killer Instinct han completado una presentación con un ritmo envidiable.

Nuevas IPs, bastantes títulos exclusivos, nivel gráfico sobresaliente, catálogo esencialmente hardcore (lo casual parece haber vuelto al rincón el que solía estar en el pasado), nada de “revolucionarios” sistemas de detección de movimientos… Además, la fecha de lanzamiento y el precio están dentro de lo previsible y lo razonable: Xbox One saldrá a la venta en noviembre por 499 euros. Entonces, ¿qué hay de malo en todo esto? Varias cosas en realidad.

El principal problema es todo lo que no se ha contado. Microsoft ha sido capaz de desviar la atención hacia los juegos, pero las medidas que se han venido anunciando hasta ahora siguen pesando sobre Xbox One: la segunda mano, el sistema de préstamos, la necesidad de conexión a Internet casi permanente, la ausencia de retrocompatibilidad… Ni con un catálogo inmejorable pueden perdonarse según qué cosas. Intuyo que la presentación de Sony y todos los detalles que se revelen en este E3 sobre PlayStation 4 serán decisivos a la hora de conformar una percepción más completa (por comparación) de la máquina de Microsoft.

Otro gran inconveniente de Xbox One —que probablemente será compartido con PS4— es la ausencia de sorpresas. Ya lo dije en un post anterior, creo que estas nuevas consolas no aportan nada revolucionario. Éste es sin duda el salto generacional menos significativo de todos los que hemos vivido hasta el momento. Ni siquiera se respira la emoción que caracterizaba a otros relevos tecnológicos. Los juegos vistos hasta ahora son lo de siempre pero con mejores gráficos.

Tal vez, con el paso del tiempo, llegaré a hablar de este nuevo paso hacia adelante en otros términos, pero ahora mismo no puedo evitar pensar que PS3 y Xbox 360 aún podrían disfrutar de dos años más de buena vida sin sucesoras a la vista. Dicho esto, vuelvo a agradecer que Microsoft se haya esforzado por dar un buen espectáculo al personal. Yo, personalmente, lo he disfrutado.

¿Qué os ha parecido la conferencia de Microsoft?