BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de la categoría ‘Consolas’

Una deuda pendiente con la consola

No hay manera, el tiempo me está ganando la partida. Los juegos se me acumulan en las estanterías y discos duros y apenas encuentro tiempo para ponerme en serio con ellos. El trabajo diario, el ejercicio y la vida social tienen mucho que ver, pero no son los únicos motivos que me han mantenido alejado de las consolas.

Durante el último mes, algo caótico, el ordenador y Blizzard han tenido mucha culpa. Warlords of Draenor y Hearthstone han absorbido mis escasos tiempos muertos. La última expansión de World of Warcraft, en la que la compañía ha echado el resto, ha logrado atraparme y me ha hecho revivir algunas experiencias similares a las de los inicios del juego y la era Burning.

cobaya xone

Aparte de eso, Wii U es la máquina que más tiempo me ha robado, con Smash Bros en solitario y con Mario Kart 8 cuando han venido amigos a casa. Bueno, eso y Mario Party 9, un valor seguro pero que ya tenemos muy trillado (deseando estoy que Nintendo lance uno para Wii U).

Mientras, el resto de consolas y juegos acumulan polvo. Casi no he jugado a Dragon Age Inquisition, tengo el Killer Instinct abandonado, he perdido la esperanza de pasarme algún día el nuevo Assassin’s Creed y Sunset Overdrive y Call of Duty: Advanced Warfare se merecen mucho más tiempo del que les he dedicado hasta ahora.

fcry 4 awdd

Sin embargo, se ha producido un hecho que puede suponer un punto de inflexión a partir del cual comience a distribuir mejor el tiempo que le dedico al ocio electrónico: mi suscripción al WoW ha caducado y no tengo intención de renovarla, por mucho que mereciese la pena (y creo que en calidad, el juego lo vale). Esto me ha permitido plantearme nuevos propósitos gamer de cara a 2015: jugar a todas las consolas, como mínimo probar todos los juegos que lleguen a mis manos y escribir mucho, muchísimo más que hasta ahora.

Para demostrar que mis intenciones son buenas, concluyo este breve post y voy a practicar un poco la puntería en Far Cry 4.

En serio, ¿de dónde saca la gente tiempo para jugar? Mi yo de hace unos años tendría la respuesta, pero ya no puedo preguntarle.

¿Qué consola ganó la batalla de la pasada generación?

Hace mucho, mucho tiempo, casi parece que fue en otra vida, escribí literalmente que PlayStation 3 ganaría la batalla de la pasada generación. A la consola de Sony le había costado arrancar, Xbox 360 estaba haciendo un buen papel y Wii se había convertido en un fenómeno arrasador.

Aun así, la fuerza de la marca PlayStation ya había mostrado su gran poder en las dos generaciones previas, especialmente en España, y yo estaba convencido de que el efecto volvería a repetirse. Al final, con el paso de los años, así fue, más o menos, con mucho empuje en nuestro país aunque con salvedades a nivel global.

Paul W

Paul W

¿Qué se salió de mis previsiones? Por un lado, el torbellino Wii duró mucho más tiempo de lo que esperaba. La consola de Nintendo llegó a su límite y se quedó estancada, pero durante los años que vendió, lo hizo a lo grande. Por otro lado, Microsoft hizo un trabajo excelente y convirtió su máquina en la rival perfecta de PS3.

Pero, ¿qué nos encontramos a día de hoy? Observando datos muy recientes, del pasado mes de agosto, vemos que Wii arrasó en la pasada generación. Se vendieron ni más ni menos que 100 millones de unidades. Sin embargo, el frenazo se notó. Mientras que, durante mucho tiempo, la consola de Nintendo tenía colocadas en todo el mundo más consolas que sus dos rivales juntas, al final, PS3 y Xbox 360 (que aún hoy se siguen vendiendo) han logrado recortar las distancias para quedarse a “sólo” unos 20 millones de distancia.

La batalla entre esas dos máquinas, que siempre ha estado muy ajustada (durante bastante tiempo con una ligera ventaja para Xbox 360) se ha saldado con un increíble empate técnico, 83,1 millones de unidades para Microsoft y 83,2 millones para Sony.

No se puede negar, Nintendo fue devastadora en la pasada generación, sobre todo si además tenemos en cuenta las ventas de Nintendo DS, con diferencia la consola más vendida (158,8 millones), siempre muy por encima de PSP.

Aunque, poniéndolo todo en contexto, ¿se pueden sacar las mismas conclusiones? A largo plazo, a Nintendo no le hizo ningún bien su estrategia centrada en el público ocasional. Eso le ha pasado factura durante los últimos años y se ha convertido en un lastre también para Wii U (que al final parece que está remontando gracias a un nuevo giro hacia la audiencia hardcore). Por otro lado, Microsoft no ha sabido trasladar las bondades de 360 a One. Unos cuantos errores de libro, han hecho que la compañía pierda gran parte de lo que ya tenía ganado.

En este orden de cosas, es nuevamente Sony la que ha cogido ventaja. Ha aprovechado la buena imagen de la marca PlayStation, ha creado una máquina que es la sucesora perfecta de la anterior y ya es con diferencia la favorita de la actual generación. Entiendo la táctica y quiero entender por qué ha funcionado, pero me cuesta asimilarlo viendo los pobres catálogos que hay actualmente para las nuevas consolas.

Es más, si atendemos a juegos, creo que mi alma nintendera está resurgiendo. El catálogo de Wii U me parece, por mucho, el más atractivo de los tres. Veremos cuando termine 2014. Supongo que en el próximo E3 ya empezarán a verse productos verdaderamente rompedores para PS4 y Xbox One (y no sólo escasas excepciones reseñables tipo Destiny). Habrá que ser pacientes, ya sabemos que los lanzamientos del primer año de una máquina casi nunca son para tirar cohetes.

En mi opinión, teniendo todos estos factores en cuenta, Wii ganó la batalla de la pasada generación, pero Sony fue la que consiguió una base más sólida sobre la que seguir construyendo su imperio.

¿Qué opináis vosotros?

Retrocompatibilidad obsolescente

Hace algún tiempo, unos nueve meses aproximadamente, el lector de mi vieja Wii, adquirida allá por 2006, dejó de funcionar. El problema no es que no fuese capaz de reproducir los juegos de Wii, ya que mi Wii U sí puede hacerlo, sino que me quedaba sin una consola relativamente moderna (y conectada a un televisor actual) capaz de leer los discos de GameCube. ¡Y mi colección es considerable!

No me preocupé. Había Wiis de sobra, todo el mundo tiene una y en las tiendas siempre había un buen puñado. Sin embargo, estaba equivocado. Desde que Nintendo suspendió la fabricación de la consola, no es tan sencillo encontrarla, ni siquiera de segunda mano. Aun así, tampoco me preocupé mucho ya que siempre estará Internet para ayudarnos a encontrar lo imposible.

Pues bien, hará más o menos un mes decidí recurrir a Amazon. Había algunas opciones, no demasiadas. La mejor, una Wii con Mario Kart por 100 euros. Por lo visto era de un hombre que se la había comprado a sus hijos pero que, en vista de que estos apenas la tocaron un par de veces y la abandonaron, decidió guardarla en un cajón.

2_wii_black

Me llegó hace una semana. Era una Wii negra en perfecto estado. Efectivamente parecía casi nueva, pero la gran sorpresa llegó cuando me puse a buscar las pestañas laterales, donde se encuentran las conexiones para las tarjetas y mandos de GameCube, ¡y no había! Resulta que Nintendo, en ciertos modelos de Wii —no sé a partir de qué momento— dejó de incluir las posibilidades de retrocompatibilidad. ¿Por qué? No lo sé, imagino que aumentaría el coste de producción.

Tras mi inútil inversión, estoy buscando a alguien con alguna Wii retrocompatible con GameCube que no le importe cambiármela por esta nueva. Supongo que al final encontraré una solución, pero el disgusto ya me lo he llevado.

Y lo peor no es sólo que Nintendo me impida disfrutar de mis juegos de GameCube sino que tampoco ofrece ninguna alternativa. Sony eliminó la retrocompatibilidad de PlayStation 3 para después hacernos recomprar los juegos de PS2 en HD, pero NIntendo ni siquiera se aprovecha de eso. De momento, el único título de GC relanzado ha sido The Wind Waker. A saber cuánto tendremos que esperar para ver cosas como Chibi-Robo!, Resident Evil Zero, Skies of Arcadia o Metal Gear Solid: The Twin Snakes. Lo más probable es que no veamos ninguno de ellos.

¡Sí a la retrocompatibilidad! ¡No a los salones reconvertidos en junglas de cables!

PlayStation 4 is here!

La semana pasada se produjo el gran momento de Microsoft y su Xbox One, ahora le llega el turno a Sony, que lanza este viernes PlayStation 4 en territorio europeo. En vista de la acogida que tuvo en Estados Unidos, donde vendió más de un millón de consolas en 24 horas, y de la gran cantidad de reservas, es previsible que este primer fin de semana sea todo un éxito de ventas, especialmente en España, que somos muy de “la Pley”.

De momento, he tenido mucho menos contacto con PS4 que con Xbox One, pero eso no me impide ver que entre ambas se producirá una rivalidad similar a la de PS3 y Xbox 360, quizá con una ventaja inicial por parte de la máquina de Sony gracias a su precio más competitivo pero que no creo que se tarde en equilibrar.

US Games New Consoles

Dejando eso de lado, el arranque no es especialmente brillante, sobre todo en lo que a catálogo se refiere. No demasiados juegos y pocos exclusivos. Además, Knack, la única IP de estreno, no está recibiendo críticas demasiado buenas (aún no sé si merecidas).

Tan sólo Killzone: Shadow Fall constituye una muestra significativa de lo que PlayStation 4 puede dar en estos primeros compases de la generación que empieza, al menos en lo que a apartado técnico se refiere, ya que a nivel jugable —como intuyo que va a pasar con la inmensa mayoría de juegos para las nuevas consolas— no tiene nada que no tuvieran los títulos de Ps3 y 360.

ps4-vita-bundle_0

Una de las mejores noticias que acompañan a este lanzamiento es la confirmación del pack que incluirá PS4 y PS Vita, una estrategia excelente tanto para potenciar la idea de interconexión entre ambas máquinas como para darle un nuevo empujón a la portátil, bastante olvidada.

Estas son tan solo unas primeras impresiones muy prematuras. Una vez que le haya dedicado horas a la consola y sus juegos podré juzgarla como es debido.

¿Qué os parece el lanzamiento de PlayStation 4?, ¿creéis que la consola merece la pena?

Xbox One abre la veda

A punto de cumplir seis años escribiendo este blog y esta es la primera vez que puedo escribir “aquí empieza una nueva generación de consolas” (obviamente, Wii U no entra en este juego). Microsoft ha sido la que ha dado el pistoletazo de salida en Europa con Xbox One mientras que Sony hizo lo propio en EE UU hace una semana con PlayStation 4.

Aún no he tenido tiempo de trastear mucho con la consola, pero ganas le tengo e imagino que pasaré buena parte del fin de semana degustando Ryse: Son of Rome, del que no está habiendo demasiado buenas críticas, y Dead Rising 3, que pinta impresionante.

XOne

Sé que acabaré adorando la consola, sus juegos, su interfaz… del mismo modo que disfrutaré mucho con PlayStation 4, pero ahora mismo no puedo evitar sentir ciertas reticencias. Me sigue pareciendo que esta generación llega demasiado pronto, que responde más a necesidades económicas y de marketing que tecnológicas.

A esto hay que sumar el siempre tedioso momento de relevo generacional, en el que muchos títulos navegan entre dos aguas dando lugar a productos finales en ocasiones bastante descuidados o, al menos, poco representativos de lo que pueden dar de sí las nuevas máquinas.

El comienzo de Xbox One no es malo pero tampoco brillante. Por fortuna, hay elementos más que suficientes para considerarla una máquina prometedora: el catálogo inicial de 22 títulos no tardará en crecer, Kinect es mucho mejor de lo que era (aunque aún nadie lo haya explotado como es debido), SmartGlass tiene potencial…

Aunque lo que más confianza ne da es el buen hacer de Microsoft con Xbox 360. En la generación que ya termina, la compañía ha sabido hacer grande a su consola, sometiéndola a una evolución constante hasta convertirla en una apuesta sólida en todos los sentidos, desde los aspectos técnicos y de catálogo hasta los servicios online o la imagen de marca, actualmente muy potente. Si repiten la estrategia que han mantenido en los últimos años, Xbox One puede acabar siendo una de las mejores consolas de la historia, la más digna heredera de la ya talludita 360.

¿Qué os parece Xbox One?

Wii U hace fuerte su oferta digital

Empezó floja la tienda online de Wii U, con pocos títulos y precios no demasiado atractivos pero, a lo largo de los meses de verano, Nintendo parece haberse esforzado en darle un empujón a su eShop con no pocas joyas. Tanto es así que, a día de hoy, los juegos descargables suponen para mí el mayor aliciente para encender la consola.

ducktalesremastered

Entre los muchos lanzamientos atractivos que han visto la luz en los últimos meses (no todos exclusivos, la verdad), hay unos cuantos que me han tocado especialmente la fibra sensible. El que más, con diferencia, DuckTales: Remastered, la versión mejorada del que fue el primer juego que alquilé en mi vida, una maravillosa aventura de NES resucitada en alta definición. Sólo le pongo una pega, que no incluya el juego original, tal cual estaba antes del lavado de cara, aunque sí han tenido el detalle de permitir escuchar las melodías con el encantador toque que le daban los 8 bits.

Aunque eso no es todo, hay más metralla, como Dungeons & Dragons: Chronicles of Mystara, un pack que incluye los dos D&D arcade de los noventa (Tower of Doom y Shadow over Mystara), o Pokémon Rumble U, una nueva aventura de los juguetes Pokémon.

La consola virtual también va creciendo a buen ritmo con clásicos como Super Mario Bros, Metroid, Final Fight 2, Super Street Fighter II o mi adorado Mega Man X. Aunque en este caso, las estrellas son Romance of the Three Kingdoms IV, Harvest Moon y sobre todo EarthBound, el famoso Mother 3, que ha llegado por primera vez a Europa, aunque a un precio quizá algo elevado (9,99 euros) para tratarse de una simple rom que lleva años circulando por Internet y a la que no se le ha añadido nada.

Quizá no es un gran mérito que lo mejor de una nueva consola sea su catálogo de juegos antiguos —de hecho, la novedad más potente de Wii U en muchos meses ha sido la versión HD del viejo y mágico WindWaker— pero peor sería que ni siquiera contase con este valor. No es que sea conformista, simplemente intento no dejarme atrapar por la sensación tan negativa que me ha producido esta consola desde el principio.

Quiero ser positivo, aunque me costará llegar al nivel de la propia Nintendo, que no teme la llegada de PlayStation 4 y Xbox One y confía en que las próximas navidades serán excelentes para su Wii U. Personalmente, creo que esto sólo sería posible con una bajada de precio más que significativa, ya que la máquina de Microsoft y muy especialmente la de Sony, llegarán a precios más que competitivos.

¿Cómo lo veis vosotros?, ¿irán bien las ventas de Wii U en el próximo periodo navideño?

Microsoft, Xbox One, terremoto, marcha atrás y vuelta a la competencia

Parece ser que Microsoft está empeñada en hacer que el post-E3 sea tan interesante o más que el macroevento en sí mismo. La semana pasada fuimos testigos de un hecho histórico: una rectificación de la compañía, la marcha atrás en gran parte de las políticas que iban a definir su estrategia de cara a la nueva generación.

No es la primera vez que una empresa del sector cede a las presiones de los usuarios —Capcom justificó la apariencia del nuevo Dante, Cole conservó su aspecto en InFamous 2, la propia Microsoft bajó el precio de la Xbox original…—, pero nunca se había tomado una decisión tan radical y significativa. Tras el cambio de rumbo incentivado por las innumerables y duras críticas de usuarios y profesionales de la industria, Xbox One no necesitará conectarse a Internet cada día, no incluirá ningún sistema para controlar la segunda mano y los préstamos y no contará con protección regional.

xbox one e3 tdm

¡Qué alegría!, ¡qué alborozo! Aunque hay quien argumenta que habría sido más honroso tirar hacia adelante con la decisión tomada, por muy radical que ésta fuese, lo cierto es que la inmensa mayoría nos alegramos por el cambio de rumbo. De no haberse producido, intuyo que estaríamos a punto de meternos de lleno en una nueva etapa cercana al monopolio dentro del sector, con Sony marcando el rumbo casi de forma unilateral.

La generación que despedimos ha sido sumamente interesante y se lo debemos en gran parte a la dura competencia entre first parties. Nintendo disparó el mercado casual con Wii mientras PlayStation 3 y Xbox 360 se enzarzaban en una dura pugna de corte más tradicional, pero dando cada vez más relevancia al desarrollo indie y las posibilidades online.

Xbox-One-pad

Ahora, con una Wii U que no acaba de despegar, el lanzamiento de una Xbox One con las características anunciadas dejaría a PlayStation 4 con una ventaja competitiva brutal y eso no es bueno. No quiero decir que me parezca mal que Sony venda más sino que no hay nada tan beneficioso para el consumidor como la competencia. ¿Microsoft escucha a los usuarios?, ¿todo es fruto del temor a las bajas ventas?, ¿han pesado mucho las presiones de los accionistas? Puede verse como un acto de sensatez o uno de cobardía, pero eso da igual, al final lo que importa es que todos salimos ganando por una situación de rivalidad que beneficia al mercado.

Los efectos del cambio no tardaron en hacerse notar —las reservas en Amazon Reino Unido se dispararon al instante—, pero no hay que engañarse, no todo es positivo. Microsoft también ha renunciado al préstamo de los videojuegos descargados, una función muy interesante que estoy convencido de que en un futuro cuajará pero que de momento queda aparcada.

xbox one ccs

Puede que este cambio no moleste a muchos jugadores y que, por tanto, Microsoft no se vea muy perjudicada por la decisión. Sin embargo, me temo que los cien euros más que costará Xbox One respecto a PS4 (justificados en gran parte por la inclusión de Kinect) y la mala imagen que ha generado todo este revuelo del DRM, sí podrían afectar de forma muy negativa a las ventas de la consola. Esperemos que la compañía sea capaz de compensarlo a base de juegos. De momento, el catálogo pinta bien.

¿Qué os parece el cambio de política de Xbox One?

¿Necesitamos nuevas consolas?

Me lo pregunté por primera vez tras la extraña presentación de PlayStation 4, que no me pareció tan mala como a la mayoría, pero que no me dejó entrever nada demasiado sorprendente. Si el primer vistazo a una nueva generación de consolas no es capaz de dejarte con los ojos abiertos y con ganas de más, algo falla. Aun así, preferí no ser agorero y dejar las impresiones finales para después del E3.

Mis dudas aumentaron aún más cuando jugué a Bioshock Infinite. Me lo pregunté de nuevo cada vez que volví a poner el juego para enseñárselo a algún amigo y contemplar su rostro de asombro. ¿Necesitamos nuevas consolas? Bioshock Infinite no es gráficamente perfecto, pero es precioso, espectacular, una obra maestra en cuanto a diseño artístico, ¿qué puede aportar a eso una consola más potente?, ¿mejores efectos en las explosiones y el humo, más detalles en el horizonte, diseños y animaciones más realistas? Naderías, artificios secundarios.

ps4 pad scrts

La polémica presentación de Xbox One acabó por consolidar mi escepticismo respecto a las máquinas que están a punto de parir Sony y Microsoft. Se atisban pocas novedades que afecten directamente a los videojuegos, todo parece más centrado en el componente multimedia de las nuevas consolas y ninguna de esas funciones resulta especialmente llamativa.

En cuanto a Wii U, que sí parece más centrada en los videojuegos (o lo estaría en caso de que los tuviese), ni siquiera creo que merezca englobarse en lo que llamamos “nueva generación”. Aunque, ¿quién sabe?, si Nintendo aprovecha los puntos débiles de la competencia, tal vez pueda convertir este inminente E3 en un punto de inflexión.
xbox one reveal scrt

La macroferia de videojuegos, cuyas fechas oficiales son del 11 al 13 de junio, nos dio ya un adelanto la semana pasada con la conferencia de Konami. Centrado en Castlevania: Lords of Shadow 2Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y PES 2014, este evento pre-E3 tampoco sirvió para introducirnos en la next gen.

El show comienza en realidad hoy mismo, con la conferencia de Microsoft, que suele dar el pistoletazo de salida al E3 y que podremos seguir esta tarde a partir de las 18.00 horas. La compañía tiene la importante misión de despejar las muchísimas dudas sobre su estrategia respecto a la segunda mano y la necesidad de conexión casi permanente a Internet o, al menos, minimizar al máximo los daños que estas políticas están haciendo a su imagen de marca.

Existe una segunda misión no menos importante para Microsoft, una tarea que también deberá cumplir Sony: justificar el lanzamiento de nuevas consolas, demostrar que ofrecen algo tan bueno que merece la pena invertir en ello aun en estos tiempos de crisis en los que la gente es más cauta a la hora de gastar el dinero.

Termino con la pregunta con la que comencé: ¿necesitamos nuevas consolas? En mi opinión, no, al menos no ahora. PlayStation 3 y Xbox 360 demuestran año tras año que son capaces de ofrecer grandes cosas y podrían aguantar aún una larga temporada sin sucesoras, al menos hasta que el salto tecnológico implicase un cambio mayor del que se intuye.

¿Qué opináis vosotros?, ¿era ya hora de recibir nuevas consolas o estamos ante un relevo generacional precipitado e innecesario?

Lo más esperado del E3

Tan sólo faltan unos días para el E3 de Los Ángeles, el macroevento de videojuegos que este año se celebrará entre el 11 y el 13 de junio. En la semana y media que queda hasta la celebración de la feria aprovecharé para volver a ponerme al día tras un mayo caótico en el que poco he leído más allá de Xbox One.

Este año, el E3 se presenta interesante. Lo espero con ganas, más por curiosidad que por ilusión, ya que mis expectativas respecto a las nuevas consolas no son muy elevadas. La generación de máquinas que está a punto de llegar me produce más escepticismo que emoción y dudo muchísimo que se vayan a vender más rápido que PlayStation 3 y Xbox 360, como dicen algunos.

ps e3bng

En cuanto a Nintendo, se ha llegado a un punto tan negativo con Wii U que todo lo que pueda pasar será a mejor. Algo muy similar sucede con PS Vita. Mucho mejor pinta el panorama de Nintendo 3DS, que se consolida mes a mes como una máquina de calidad capaz de vender hardware y software con solvencia.

¿Qué podemos esperar de cada una de las compañías? En los próximos días haré un análisis más detallado de cada una de ellas, pero a modo de recordatorio, aquí dejo un adelanto de lo que está por venir:

Microsoft se la juega con Xbox One

Sony revelará la forma de PlayStation 4

Nintendo, con Wii U, Nintendo 3DS y sin conferencia

Microsoft se la juega con Xbox One

La reciente presentación de Xbox One no ha dejado indiferente a nadie. Microsoft ha conseguido que su futura consola se haya convertido en el tema más polémico del sector en años. La segunda mano, los desarrollos indie, la conexión permanente a Internet, la ausencia de imágenes de juegos… Aún está por ver si la compañía de Redmond dará marcha atrás en alguna de sus políticas anunciadas o si seguirá hacia adelante con sus planes.