BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de la categoría ‘Compañías’

Videojugadores contra los toros

Esta mañana me he topado con una nota de prensa de Change.org en la que se informaba de que más de 51.000 personas han firmado una petición dirigida a Microsoft para que no lance en Xbox One el videojuego Toro, ya que consideran que promueve el maltrato animal.

“El hecho de que un videojuego como este salga a la luz sería peligroso y grave para muchos niños que pueden llegar a entender que el maltrato animal se normalice y hasta lo pueden considerar divertido”, asegura Bianca Alonso, la promotora de la petición.

En cierto sentido estoy de acuerdo con lo que se pide, aunque el tema es peliagudo y nada sencillo de argumentar. Por un lado, jamás he comprendido el espectáculo de los toros, me parece una atrocidad al nivel de las fiestas de pueblo en las que se tira una cabra del campanario o se realizan barbaridades similares.

Piden-Microsoft-lanzamiento-TORO-Xbox_MDSVID20150126_0041_7

Sin embargo, tampoco me gusta la guerra y no creo que deban dejar de producirse videojuegos bélicos. Al fin y al cabo, no hay que confundir ficción con realidad. ¿Dónde está la diferencia entonces? Pues creo que precisamente en ese punto que separa lo que es real de lo que no lo es.

Videojuegos como Call of Duty, Battlefield u otros en los que se pueden realizar auténticas barbaridades, como Grand Theft Auto, son ficción descarada: historias construidas con un claro tono cinematográfico, exageraciones, detalles cercanos a la caricatura… Además, suelen incluir dicotomías relacionadas con el bien y el mal (la guerra no suele mostrarse como algo maravilloso sino como un horror) ni buscan justificar, ni implícita ni explícitamente, los delitos y acciones moralmente inaceptables.

toro_02b

El caso de juegos como Toro (aún recuerdo la campaña del videojuego de El Juli) es diferente. Aquí el nivel de ficción se reduce de forma drástica y se busca la simulación, el realismo máximo, como sucede en los juegos de tenis, baloncesto o Fórmula 1. Además, el mero planteamiento del toreo como espectáculo o diversión conlleva su justificación y promoción.

Personalmente —y en consonancia con la posición de 20minutos, contrario a las corridas de toros— no me gusta la idea, pero eso no puede ser justificación para ignorar la libertad de expresión. Por ese motivo no puedo apoyar la prohibición de este juego ni de ningún otro, pero sí le veo sentido pedir a una gran compañía como Microsoft que no lo distribuya, ya que ese gesto conlleva un posicionamiento respecto a este controvertido asunto.

Es decir, yo no censuraría, por ejemplo, un videojuego realista basado en los suicidios o en la caza furtiva, por muy de mal gusto que me parezca, pero jamás lo incluiría en mi tienda digital ni lo promocionaría en modo alguno. Que exista, bien, pero que no cuenten con mi apoyo. Por este motivo, la petición de Change.org no me parece un disparate.

En cualquier caso, Xbox España ya ha respondido y no tienen intención de dar marcha atrás. Aseguran que respetan la libertad de expresión, siempre y cuando se respeten los límites y restricciones que impone la legalidad. Me da la sensación de que, por no querer mojarse, en realidad se están mojando más de lo que creen. Por otro lado, los desarrolladores aseguran que el juego no es violento (ni siquiera muestra una gota de sangre), lo que me hace ver que no han comprendido el trasfondo del asunto.

Toro verá la luz en mayo, no sólo en Xbox One sino también en PC y PlayStation 4 (a no ser que Sony diga lo contrario).

La polémica taurina está servida.

¿Qué consola ganó la batalla de la pasada generación?

Hace mucho, mucho tiempo, casi parece que fue en otra vida, escribí literalmente que PlayStation 3 ganaría la batalla de la pasada generación. A la consola de Sony le había costado arrancar, Xbox 360 estaba haciendo un buen papel y Wii se había convertido en un fenómeno arrasador.

Aun así, la fuerza de la marca PlayStation ya había mostrado su gran poder en las dos generaciones previas, especialmente en España, y yo estaba convencido de que el efecto volvería a repetirse. Al final, con el paso de los años, así fue, más o menos, con mucho empuje en nuestro país aunque con salvedades a nivel global.

Paul W

Paul W

¿Qué se salió de mis previsiones? Por un lado, el torbellino Wii duró mucho más tiempo de lo que esperaba. La consola de Nintendo llegó a su límite y se quedó estancada, pero durante los años que vendió, lo hizo a lo grande. Por otro lado, Microsoft hizo un trabajo excelente y convirtió su máquina en la rival perfecta de PS3.

Pero, ¿qué nos encontramos a día de hoy? Observando datos muy recientes, del pasado mes de agosto, vemos que Wii arrasó en la pasada generación. Se vendieron ni más ni menos que 100 millones de unidades. Sin embargo, el frenazo se notó. Mientras que, durante mucho tiempo, la consola de Nintendo tenía colocadas en todo el mundo más consolas que sus dos rivales juntas, al final, PS3 y Xbox 360 (que aún hoy se siguen vendiendo) han logrado recortar las distancias para quedarse a “sólo” unos 20 millones de distancia.

La batalla entre esas dos máquinas, que siempre ha estado muy ajustada (durante bastante tiempo con una ligera ventaja para Xbox 360) se ha saldado con un increíble empate técnico, 83,1 millones de unidades para Microsoft y 83,2 millones para Sony.

No se puede negar, Nintendo fue devastadora en la pasada generación, sobre todo si además tenemos en cuenta las ventas de Nintendo DS, con diferencia la consola más vendida (158,8 millones), siempre muy por encima de PSP.

Aunque, poniéndolo todo en contexto, ¿se pueden sacar las mismas conclusiones? A largo plazo, a Nintendo no le hizo ningún bien su estrategia centrada en el público ocasional. Eso le ha pasado factura durante los últimos años y se ha convertido en un lastre también para Wii U (que al final parece que está remontando gracias a un nuevo giro hacia la audiencia hardcore). Por otro lado, Microsoft no ha sabido trasladar las bondades de 360 a One. Unos cuantos errores de libro, han hecho que la compañía pierda gran parte de lo que ya tenía ganado.

En este orden de cosas, es nuevamente Sony la que ha cogido ventaja. Ha aprovechado la buena imagen de la marca PlayStation, ha creado una máquina que es la sucesora perfecta de la anterior y ya es con diferencia la favorita de la actual generación. Entiendo la táctica y quiero entender por qué ha funcionado, pero me cuesta asimilarlo viendo los pobres catálogos que hay actualmente para las nuevas consolas.

Es más, si atendemos a juegos, creo que mi alma nintendera está resurgiendo. El catálogo de Wii U me parece, por mucho, el más atractivo de los tres. Veremos cuando termine 2014. Supongo que en el próximo E3 ya empezarán a verse productos verdaderamente rompedores para PS4 y Xbox One (y no sólo escasas excepciones reseñables tipo Destiny). Habrá que ser pacientes, ya sabemos que los lanzamientos del primer año de una máquina casi nunca son para tirar cohetes.

En mi opinión, teniendo todos estos factores en cuenta, Wii ganó la batalla de la pasada generación, pero Sony fue la que consiguió una base más sólida sobre la que seguir construyendo su imperio.

¿Qué opináis vosotros?

PlayStation 4 is here!

La semana pasada se produjo el gran momento de Microsoft y su Xbox One, ahora le llega el turno a Sony, que lanza este viernes PlayStation 4 en territorio europeo. En vista de la acogida que tuvo en Estados Unidos, donde vendió más de un millón de consolas en 24 horas, y de la gran cantidad de reservas, es previsible que este primer fin de semana sea todo un éxito de ventas, especialmente en España, que somos muy de “la Pley”.

De momento, he tenido mucho menos contacto con PS4 que con Xbox One, pero eso no me impide ver que entre ambas se producirá una rivalidad similar a la de PS3 y Xbox 360, quizá con una ventaja inicial por parte de la máquina de Sony gracias a su precio más competitivo pero que no creo que se tarde en equilibrar.

US Games New Consoles

Dejando eso de lado, el arranque no es especialmente brillante, sobre todo en lo que a catálogo se refiere. No demasiados juegos y pocos exclusivos. Además, Knack, la única IP de estreno, no está recibiendo críticas demasiado buenas (aún no sé si merecidas).

Tan sólo Killzone: Shadow Fall constituye una muestra significativa de lo que PlayStation 4 puede dar en estos primeros compases de la generación que empieza, al menos en lo que a apartado técnico se refiere, ya que a nivel jugable —como intuyo que va a pasar con la inmensa mayoría de juegos para las nuevas consolas— no tiene nada que no tuvieran los títulos de Ps3 y 360.

ps4-vita-bundle_0

Una de las mejores noticias que acompañan a este lanzamiento es la confirmación del pack que incluirá PS4 y PS Vita, una estrategia excelente tanto para potenciar la idea de interconexión entre ambas máquinas como para darle un nuevo empujón a la portátil, bastante olvidada.

Estas son tan solo unas primeras impresiones muy prematuras. Una vez que le haya dedicado horas a la consola y sus juegos podré juzgarla como es debido.

¿Qué os parece el lanzamiento de PlayStation 4?, ¿creéis que la consola merece la pena?

Tales of Xillia y Project X Zone, dos regalitos de Namco Bandai

A mí, que nunca he llegado a pillarle el punto a One Piece, que no tengo tiempo material para seguir la interminable Naruto y que llevo años llorando la sobreexplotación a la que se ha sometido a Dragon Ball, me ha resultado maravilloso descubrirme enganchadísimo a dos títulos de Namco Bandai, dos perlitas muy de gusto nipón: Tales of Xillia (PS3) y Project X Zone (Nintendo 3DS).

tales-of-xilliad

Cuando hace varios lustros descubrí cómo eran los RPG japoneses, no tardé en convertir este género en uno de mis favoritos, en dura pugna con los juegos de lucha uno contra uno. Durante los 90. tuve la suerte de disfrutar de algunos de los mejores títulos de rol que han visto la luz hasta el momento, pero también suspiré por otros que jamás alcanzaron las fronteras europeas.

Gracias a la importación, pude disfrutar de maravillas como el impecable Chrono Trigger, pero otros se me escaparon, grandes de la talla de Star Ocean y Tales of Phantasia. No muchos años más tarde, la proliferación de emuladores me permitió saldar algunas deudas pendientes, pero no todas. Mucho tiempo tardé en disfrutar de un Tales of como se merece esta franquicia.

Fue Tales of Symphonia para GameCube el capítulo que me ató para siempre y de forma irremediable a la franquicia. Ahora, gracias a que Namco Bandai no es Capcom —siempre les odiaré por relegar al olvido a mis queridos Breath of Fire—, estoy pudiendo disfrutar de una nueva entrega de la saga, Tales of Xillia, un RPG clasicote que demuestra que la fórmula de los Tales of envejece muy bien o, para ser más justos, no envejece.

Más raro es el caso de Project X Zone, un surrealista crossover con personajes de Namco Bandai, Capcom y Sega, que apela directamente al corazoncito de los jugadores veteranos, esos que no podemos evitar prestar atención a cada mínima referencia a los videojuegos de nuestra infancia y adolescencia.

La aventura en sí no es nada del otro mundo: el desarrollo es el típico de los juegos de rol tácticos pero sin demasiada variedad ni esmero y, para colmo, la trama principal está poco elaborada y tampoco ayuda a hacer que el progreso sea más divertido. Lo dicho, el mayor valor de Project X Zone es, con diferencia, su componente nostálgico, que además está revestido de un bonito y espectacular envoltorio en forma de vistosos ataques combinados.

Microsoft, Xbox One, terremoto, marcha atrás y vuelta a la competencia

Parece ser que Microsoft está empeñada en hacer que el post-E3 sea tan interesante o más que el macroevento en sí mismo. La semana pasada fuimos testigos de un hecho histórico: una rectificación de la compañía, la marcha atrás en gran parte de las políticas que iban a definir su estrategia de cara a la nueva generación.

No es la primera vez que una empresa del sector cede a las presiones de los usuarios —Capcom justificó la apariencia del nuevo Dante, Cole conservó su aspecto en InFamous 2, la propia Microsoft bajó el precio de la Xbox original…—, pero nunca se había tomado una decisión tan radical y significativa. Tras el cambio de rumbo incentivado por las innumerables y duras críticas de usuarios y profesionales de la industria, Xbox One no necesitará conectarse a Internet cada día, no incluirá ningún sistema para controlar la segunda mano y los préstamos y no contará con protección regional.

xbox one e3 tdm

¡Qué alegría!, ¡qué alborozo! Aunque hay quien argumenta que habría sido más honroso tirar hacia adelante con la decisión tomada, por muy radical que ésta fuese, lo cierto es que la inmensa mayoría nos alegramos por el cambio de rumbo. De no haberse producido, intuyo que estaríamos a punto de meternos de lleno en una nueva etapa cercana al monopolio dentro del sector, con Sony marcando el rumbo casi de forma unilateral.

La generación que despedimos ha sido sumamente interesante y se lo debemos en gran parte a la dura competencia entre first parties. Nintendo disparó el mercado casual con Wii mientras PlayStation 3 y Xbox 360 se enzarzaban en una dura pugna de corte más tradicional, pero dando cada vez más relevancia al desarrollo indie y las posibilidades online.

Xbox-One-pad

Ahora, con una Wii U que no acaba de despegar, el lanzamiento de una Xbox One con las características anunciadas dejaría a PlayStation 4 con una ventaja competitiva brutal y eso no es bueno. No quiero decir que me parezca mal que Sony venda más sino que no hay nada tan beneficioso para el consumidor como la competencia. ¿Microsoft escucha a los usuarios?, ¿todo es fruto del temor a las bajas ventas?, ¿han pesado mucho las presiones de los accionistas? Puede verse como un acto de sensatez o uno de cobardía, pero eso da igual, al final lo que importa es que todos salimos ganando por una situación de rivalidad que beneficia al mercado.

Los efectos del cambio no tardaron en hacerse notar —las reservas en Amazon Reino Unido se dispararon al instante—, pero no hay que engañarse, no todo es positivo. Microsoft también ha renunciado al préstamo de los videojuegos descargados, una función muy interesante que estoy convencido de que en un futuro cuajará pero que de momento queda aparcada.

xbox one ccs

Puede que este cambio no moleste a muchos jugadores y que, por tanto, Microsoft no se vea muy perjudicada por la decisión. Sin embargo, me temo que los cien euros más que costará Xbox One respecto a PS4 (justificados en gran parte por la inclusión de Kinect) y la mala imagen que ha generado todo este revuelo del DRM, sí podrían afectar de forma muy negativa a las ventas de la consola. Esperemos que la compañía sea capaz de compensarlo a base de juegos. De momento, el catálogo pinta bien.

¿Qué os parece el cambio de política de Xbox One?

E3 2013: Si te gusta Nintendo, toma dos tazas… o doscientas

Sin macroconferencia, un poco aturdida debido a los pobres resultados de Wii U pero sin perder los nervios gracias al sólido avance de Nintendo 3DS, la gran N ha decidido afrontar este E3 con un Nintendo Direct, una de sus ya típicas conferencias pregrabadas en las que muestran lo que está por llegar para sus máquinas.

No puedo decir que me haya decepcionado, puesto que mi fe nintendera se perdió hace tiempo y no esperaba gran cosa, pero hoy más que nunca he tenido la sensación de que Nintendo está agotada, no para siempre, pero sí por una temporada que espero que no sea demasiado larga.

A la compañía nipona le falta algo diferenciador, algo que la haga sobresalir, destacar de algún modo en el sector. Muchos dirán que Mario, Zelda y el resto de franquicias clásicas son su punto de distinción. Sí, es cierto que eso no lo tiene nadie más que ellos, eso les diferencia de los demás, pero a estas alturas ya no les diferencia de sí mismos. Da la impresión de que Nintendo lleva autoplagiándose durante años.

Hago una excepción y entiendo como movimiento lógico los nuevos Pokémon para Nintendo 3DS, pero el resto de anuncios pecan de una redundancia extrema. Super Mario 3D World, por ejemplo, es una aventura vistosa, seguro que muy divertida y con un multijugador que pinta brillante, pero desprende un aura de vejez, de algo conocido, ya jugado. No es más que una bonita combinación de elementos de otros Marios previos a los que se ha añadido un disfraz de gato. Peor aún me ha parecido Donkey Kong Country Tropical Freeze para Wii U, que parece una versión HD del DKC Returns de Wii.

Aunque no han formado parte del Nintendo Direct —los vídeos se han mostrado después—, a Yoshi’s New Island y a The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, ambos para Nintendo 3DS, les pasa exactamente lo mismo. Son juegos de hace muchos, muchos años, que han sido actualizados con nuevos niveles y mejores gráficos, pero poco más, al menos en apariencia. Para colmo, Nintendo parece interesada en la moda de las versiones en HD y ya prepara el relanzamiento de Wind Waker, un juegazo, sí, pero que ya tiene más de 10 añitos de existencia.

Sin embargo, el verdadero dolor me lo ha producido Mario Kart 8, no sólo por ese número que me hace daño a los ojos sino porque, mientras veía el vídeo, me he dado cuenta de que ya no me emociona. Mario Kart es una de la franquicias con las que más he disfrutado en mi vida, pero hace tiempo que dejo de ser lo que era (la versión de Wii nunca llegó a convencerme del todo). No ha dejado de divertir, pero sí de sorprender, que es gran parte del encanto.

Casi lo mismo puede decirse de Super Smash Bros, un juego que disfrutaré como un enano pero que apenas muestra diferencias respecto a su predecesor, el maravilloso Brawl, cuyo vídeo de presentación nos dejó a todos en su día con la boca abierta. Incluso los movimientos de cada héroe parecen exactamente los mismos de la versión de Wii. Me encanta que en el plantel vaya a estar Mega Man, un personaje que adoro, pero hace falta algo más potente, algo más novedoso. Además, me he fijado en que, en la web oficial del juego, al seleccionar un personaje, aparecen en la parte inferior de la pantalla los 11 que ya han sido revelados y 7 recuadros vacíos. Confío en que esto no signifique que el plantel se compondrá únicamente de 18 luchadores (Brawl tenía 35). Por supuesto, prefiero ni pensar en DLCs.

En la parte de este Nintendo Direct que menos interés me ha despertado se encuentran Wii Party U, Wii Fit U y el nuevo Art Academy, que en caso de que el panorama general fuese mejor me parecería una buena idea, pero creo que tal y como están las cosas Nintendo debería apuntar hacia otro lado.

En el lado de lo que sí me ha parecido más que satisfactorio —que lo ha habido— están el esperado y prometedor Bayonetta 2, el impresionante X —desarrollado por el estudio responsable de Xenoblade— y el divertido The Wonderful 101, del que llevamos viendo vídeos ya demasiado tiempo. Se trata, casualmente, de tres de los pocos juegos desarrollados por third parties para Wii U. No son los únicos, hay más, pero casi todos son adaptaciones de la última remesa de títulos para PlayStation 3 y Xbox 360, juegos como Assassin’s Creed 4, Batman: Arkham Origins, Splinter Cell: Blacklist, Watch Dogs o Disney Infinity. Ni siquiera Rayman Legends es ya un juego exclusivo.

Es evidente que a Wii U le falta mucho apoyo. Es algo que se vio desde el mismo momento en que se anunció, pero que en este E3 ha quedado más patente que nunca: fue completamente ignorada en las conferencias de Electronic Arts y Ubisoft, una muy mala señal, sobre todo si tenemos en cuenta que Ubi fue con diferencia la compañía que más se volcó en la consola de Nintendo hace un año.

Pese a esto, pese a todo lo que he escrito hasta aquí, no quiero dejar un mensaje excesivamente catastrofista. Los juegos de Nintendo siempre son divertidos y su calidad rara vez baja de notable alto. Esta vez volverán a dar en el clavo, estoy convencido, pero lo harán con viejas armas, con antiguos juguetes que nunca pasan de moda pero que están muy lejos de resultar originales y sorprendentes. Con todo mi cariño los jugaré y los disfrutaré, con todo mi cariño de viejo nintendero esperaré que algún día recuperen la frescura innovadora que los convirtió en mitos del videojuego.

¿Qué os ha parecido la intervención de Nintendo en este E3?

E3 2013: Sony quiere ganar la próxima gran batalla de consolas con contundencia

La compañía nipona lo ha dejado muy claro en su conferencia del E3: quiere liderar la nueva generación de consolas desde el principio y con contundencia. Tras un evento de Microsoft muy por encima de las expectativas, Sony ha sabido hacerse notar y destacar por encima de su más directo rival. Una de las claves se ha revelado casi al final. Yo la comento al inicio: PlayStation 4 costará 399 euros, 100 euros menos que Xbox One, mucho menos de lo esperado.

Tras el elevado precio de lanzamiento de PS3 y los rumores que giraban en torno a lo que costaría PS4, estos 400 euros son toda una grata sorpresa que le ha servido a Sony para ganarse el favor del público. Pero ésta no ha sido la única medida que ha arrancado aplausos entre los asistentes a la conferencia del E3. Sony ha conseguido que PS4 destaque frente a Xbox One por comparación. Junto al precio más competitivo, se ha anunciado —mediante un vídeo que se burla de la estrategia de Microsoft— que se permitirá la segunda mano y el préstamo de juegos. Además, no será obligatoria la conexión a Internet para jugar.

Otra novedad es la obligatoriedad de contratar el servicio de PlayStation Plus para jugar online en PlayStation 4, una medida que muchos consideran como algo negativo pero que en mi opinión no es para tanto. Xbox Live ha funcionado muy bien en la presente generación y PS Plus es cada día mejor. No me importa pagar si es por un producto de calidad. Además, 50 dólares / euros al año, me parece un precio razonable. El apoyo a los títulos indies, entre los que destaca Transistor (de los creadores de Bastion), también supone otro punto positivo para la compañía. Sobre el diseño de la consola, muy cuadriculada y parecida a Xbox One, tengo poco que decir. A mí me parece bueno, pero entiendo que es cuestión de gustos.

Donde quizás Sony ha estado por debajo de Microsoft ha sido en el ritmo de la conferencia, menos dinámica y con menos juegos, aunque todos bastante prometedores. Casi todos los que se han mostrado ya los habíamos visto antes. Han enseñado más del nuevo Killzone, de Knack, de Destiny… Entre los nuevos desarrollos, se ha confirmado que los responsables de Just Cause trabajan en un videojuego de Mad Maxhan mostrado The Order: 1886 y se ha dado a conocer la existencia de The Dark Sorcerer, el primer videojuego de Quantic Dream para PS4.

Aunque ha sido Square Enix quien ha dado varias de las sorpresas más gratasFinal Fantasy XIV: A Realm Reborn, Final Fantasy XV (el antiguo Versus XIII) y —alabados sean los dioses— Kingdom Hearts III. A todo esto hay que añadir que muchos de los mejores juegos vistos en la presentación de Microsoft, como MGS V, Battlefield 4 o The Witcher 3, así como los vistos en la conferencia de EA y Ubisoft, son multiplataforma.

En cuanto a PlayStation 3, que aún sigue vivita y coleando, lo más destacado ha sido el nuevo vídeo de Beyond: Two Souls, del que seguimos sin ver demasiado sobre su mecánica (espero que no sea exactamente lo mismo que Heavy Rain). Por desgracia, pese a los rumores, The Last Guardian no ha dado señales de vida. Para PS Vita también ha habido algunos anuncios, aunque la portátil ha quedado en un segundo plano que no me genera demasiada confianza sobre su futuro.

Tras la conferencia de Sony en el E3, PlayStation 4 se ha colocado claramente como la favorita para liderar la nueva generación, una next gen que —insisto— me parece innecesaria o, al menos, muy precipitada.

¿Qué os ha parecido la conferencia de Sony?, ¿cambiará Microsoft algo de su estrategia para mantenerse a un nivel competitivo con Xbox One?

E3 2013: Microsoft se cura las heridas a base de juegos y más juegos

Muy interesante el arranque de este E3 con la conferencia en la que Microsoft parece haber decidido darle un lavado de imagen a la hasta ahora impopular Xbox One. El evento me ha producido impresiones encontradas, me ha encantado como presentación pero me sigue pareciendo que lo visto no justifica una nueva generación de consolas, una nueva remesa de dispositivos que sólo apreciarán los jugadores tradicionales.

El show en sí ha sido prácticamente perfecto. Microsoft ya se deshizo de los puntos controvertidos en el adelanto de hace algunas semanas, por lo que en esta ocasión ha podido centrarse en lo que de verdad importa, los videojuegos. Mientras que en los últimos dos o tres años, la compañía decepcionó a la audiencia haciendo demasiado hincapié en Kinect y en las múltiples posibilidades de Xbox Live, en este 2013 han tenido el tino de complacer al público con títulos y más títulos.

La conferencia ha estado repleta de franquicias consolidadas, como Metal Gear Solid, Dark Souls, Battlefield, Halo, The Witcher o Dead Rising, mezcladas con desarrollos totalmente nuevos como Titanfall, Crimson Dragon, D4, Quantum Break, Sunset Overdrive o el espectacular Ryse, una aventura ambientada en la antigua Roma de la que se han podido ver muchos minutos de juego. Unos cuantos desarrollos indies y el esperado retorno de Killer Instinct han completado una presentación con un ritmo envidiable.

Nuevas IPs, bastantes títulos exclusivos, nivel gráfico sobresaliente, catálogo esencialmente hardcore (lo casual parece haber vuelto al rincón el que solía estar en el pasado), nada de “revolucionarios” sistemas de detección de movimientos… Además, la fecha de lanzamiento y el precio están dentro de lo previsible y lo razonable: Xbox One saldrá a la venta en noviembre por 499 euros. Entonces, ¿qué hay de malo en todo esto? Varias cosas en realidad.

El principal problema es todo lo que no se ha contado. Microsoft ha sido capaz de desviar la atención hacia los juegos, pero las medidas que se han venido anunciando hasta ahora siguen pesando sobre Xbox One: la segunda mano, el sistema de préstamos, la necesidad de conexión a Internet casi permanente, la ausencia de retrocompatibilidad… Ni con un catálogo inmejorable pueden perdonarse según qué cosas. Intuyo que la presentación de Sony y todos los detalles que se revelen en este E3 sobre PlayStation 4 serán decisivos a la hora de conformar una percepción más completa (por comparación) de la máquina de Microsoft.

Otro gran inconveniente de Xbox One —que probablemente será compartido con PS4— es la ausencia de sorpresas. Ya lo dije en un post anterior, creo que estas nuevas consolas no aportan nada revolucionario. Éste es sin duda el salto generacional menos significativo de todos los que hemos vivido hasta el momento. Ni siquiera se respira la emoción que caracterizaba a otros relevos tecnológicos. Los juegos vistos hasta ahora son lo de siempre pero con mejores gráficos.

Tal vez, con el paso del tiempo, llegaré a hablar de este nuevo paso hacia adelante en otros términos, pero ahora mismo no puedo evitar pensar que PS3 y Xbox 360 aún podrían disfrutar de dos años más de buena vida sin sucesoras a la vista. Dicho esto, vuelvo a agradecer que Microsoft se haya esforzado por dar un buen espectáculo al personal. Yo, personalmente, lo he disfrutado.

¿Qué os ha parecido la conferencia de Microsoft?

Nintendo, con Wii U, Nintendo 3DS y sin conferencia

Nintendo sólo puede ir a mejor. Nintendo 3DS funciona bien y su catálogo mejora en cantidad y calidad día a día mientras que Wii U, que no acaba de arrancar, aún tiene posibilidades de encontrar su hueco en el mercado. Dada su delicada situación actual, Nintendo ha decidido prescindir del tradicional macroevento que celebra cada año en el E3 para sustituirlo por presentaciones más pequeñas, una estrategia que tal vez le venga bien a la compañía y le permita meditar con calma sus movimientos futuros.

Sony no niega la realidad de PS Vita

PS Vita no está vendiendo tan bien como Sony esperaba. Mala noticia para la compañía nipona, sí, pero hay algo positivo en esta noticia: a diferencia de lo que hacen muchas desarrolladoras, Sony no ha escondido la realidad ni ha tratado de justificarla o desdibujarla. Detectar y asumir un problema es el primer paso para darle solución.

Kaz Hirai, el mediático director ejecutivo de Sony, ha admitido, en declaraciones al diario The Wall Street Journal, que las ventas de PS Vita están en el punto más bajo de la franja prevista. En realidad, esto ya se veía venir desde hace meses. La lentitud a la hora de construir un catálogo extenso y de calidad, las cada vez más numerosas opciones portátiles (smartphones y tabletas) y el dominio de Nintendo 3DS en este sector son circunstancias que han impedido un mayor éxito de PS Vita.

Kaz-Hirai ps vita 12

A pesar de su franqueza, el directivo de Sony ha querido ser positivo y ha intentado alejar los fantasmas indicando que “lo importante es el largo plazo”. Ha señalado que se necesitan entre 5 y 10 años para saber si un producto ha sido exitoso o no. Como ejemplo ha puesto a PlayStation 3, muy criticada y con bastantes dificultades al principio, pero que ha acabado funcionando muy bien.

Esto me recuerda un poco a cuando Nintendo decía que con Wii Music, tras el primer varapalo, lo importante serían las ventas a largo plazo. Vale, no es cierto, jamás le di ninguna esperanza de vida al dichoso jueguecillo musical y en cambio sí me parece sensato lo del largo plazo en el caso de PS Vita (básicamente porque es un producto infinitamente más sólido). Eso sí, la comparación con PS3 me parece demasiado optimista. Nunca me cupo ninguna duda de que la última PlayStation triunfaría (de hecho, eso conllevó mi primera gran polémica y mi primer troll en el blog), pero el camino que tiene por delante la portátil es mucho más arduo y difícilmente alcanzará niveles equivalentes de éxito.

AC Vita

Por otro lado, en realidad Sony sí ha utilizado una artimaña para no dar la cifra exacta de resultados, ya que ha unificado los datos de PSP y PS Vita en el informe que ha de presentarse cada año ante los inversores. ¿Criticable? En mi opinión no. Me parece un movimiento empresarial comprensible dado el gran impacto que tendría para Sony la revelación de unos datos demasiado negativos.

De momento, bastante me parece que se diga abiertamente que la cosa no va tan bien como querrían. Recordemos que celebridades como Shigeru Miyamoto o Satoru Iwata han tardado años en reconocer los errores que acabaron por debilitar la Wii, apartándola del camino cuando la competencia aún sigue en plena forma.

sfxt_vita

No han sido los únicos que han tardado en abrir los ojos. Zynga se ha empecinado con Farmville y similares, Sega se cegó tratando de adelantarse demasiado a la competencia, Peter Molyneux ha vivido obsesionado con vendernos motos de tres cabezas con pads inalámbricos, condensadores de fluzo y tecnología 4D incorporada. Todos tardaron en aceptar e intentar corregir sus errores, todos acabaron mal en un sentido u otro, algunos incluso terminaron llorando.

Lamento que PS Vita esté vendiendo mal —objetivamente me parece una buena máquina a la que le falta un catálogo que le haga justicia—, pero me congratula que Sony sea consciente del problema y no intente tomarnos el pelo.

Confío en que no tardarán en buscar un remedio a esta situación.