BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de Diciembre, 2014

Los Assassin en la Revolución Francesa

Pocos hechos históricos me parecen más apasionantes que la Revolución Francesa. No fueron las clases de Historia las que despertaron mi interés por este suceso (a pesar de que tuve algún profesor realmente bueno en la materia) sino el libro Historia de dos ciudades, de Charles Dickens. Desde que leí aquella novela, que entró directamente en mi top de favoritas, he imaginado a menudo lo maravilloso que podría ser un videojuego ambientado en aquella época, uno que fuese más allá de la clásica fórmula de estrategia que durante décadas ha reinado en PC.

Pues bien, Ubisoft ha cumplido mi sueño, al menos en parte. ¿Asesinos que juegan un papel decisivo en secesos clave (y violentos) de la historia? Se veía venir. Hay que reconocer que ninguna franquicia encaja tan bien con la Revolución Francesa como Assassin’s CreedDicho y programado, así que aquí tenemos un nuevo capítulo de la saga ambientado en el París de finales del siglo XVIII.

08qor_8vlwc

Esta entrega, la primera para la nueva generación, renuncia al avance numérico y, en vez de recurrir a la uve que tocaba, vuelve a apostillar el título. El resultado es Assassin’s Creed Unity, un juego continuista, lo que no es necesariamente malo, pero que sabe a poco tratándose del primer episodio para PlayStation 4 y Xbox One. Se ambienta en una revolución pero está lejos de suponer otra.

Los problemas de Unity se han criticado ya hasta la saciedad. El más llamativo son los excesivos y delirantes fallos técnicos, errores que denotan que este Assassin’s está mucho peor acabado que los que vieron la luz en PlayStation 3 y Xbox 360. Por otro lado, el defecto más grave en mi opinión es la sensación de estar jugando a lo mismo de siempre pero en un nuevo contexto.

acu-gi-02_147186-660x330

Ambos inconvenientes —los bugs y la repetición por enésima vez de concepto y desarrollo— tienen un origen común, la obsesión de Ubisoft por lanzar una entrega anual de la franquicia. A ese ritmo, por muchos y muy buenos profesionales que trabajen en Assassin’s Creed, el desgaste es inevitable y de poco sirven los parches posteriores para reparar los desperfectos.

Y, a pesar de todo esto, creo que los ataques contra Ubi a causa de Assassin’s Creed Unity han sido excesivos. Puede que el juego no haya cumplido las expectativas y que no suponga ninguna evolución significativa, pero tiene muchas virtudes notables. Se agradecen los toques roleros de mejora y personalización de Arno, el protagonista, el añadido del sigilo intercalado con las mecánicas de acción y parkour y el intento de hacer un modo cooperativo que, si bien no se ha resuelto de forma óptima, puede ser la primera piedra con la que construir algo más interesante en un futuro.

Yo personalmente me quedo con el placer de poder recorrer las calles del maravilloso y turbulento París de 1789. Una pena que el tema revolucionario haya quedado tan sólo como telón de fondo y no tenga apenas importancia en relación con la trama principal.

Dejemos a un lado nuestro espíritu hater y disfrutemos de la libertad, la igualdad y la fraternidad… y de Assassin’s Creed Unity también, claro.

Solo, a oscuras y con ‘The Evil Within’

No creo que lo termine, me tensa demasiado. O quizá sí, con Silent Hill lo conseguí y eso sí que era una atmósfera opresora. Pero tengo que reconocer que The Evil Within ha generado en mí unas sensaciones que hacía mucho tiempo que no experimentaba. Quizá jugar por la noche solo y a oscuras tenga algo que ver…

the_evil_withini

Supongo que, viniendo de Shinji Mikami, el padre de Resident Evil, todo el mundo esperaba un retorno del espíritu de la Racoon de los viejos tiempos. No ha sido así, pero el resultado es bueno y el toque de survival horror clásico está más presente que en la mayoría de aventuras de terror actuales.

Es esta la parte que más me gusta: la preocupación por la escasez de balas, el gran valor de los botiquines y el alivio que supone encontrar un punto de guardado. No llega al punto de lo que supone encontrar una hoguera en Dark Souls, pero hay momentos en los que el hallazgo es un subidón.

evilw sh

También hay puzles, algunos muy de la vieja escuela. Aunque son puntuales y no llegan a formar parte de la estructura central del desarrollo, son muy de agradecer.

El resultado, más que una nueva alternativa a Resident Evil, es una mezcla de RE:4 con infiltración y menos tiros y Silent Hill, sobre todo en la ambientación, oscura y macabra. Un cóctel excelente que me temo está teniendo menos repercusión de la merecida (ya veremos en Navidad), lo que me hace comprender que las compañías recurran tanto a lo sencillo y no se arriesguen con nuevas IPs.

Es genial para los amantes de los juegos del terror, no decepcionará a los que buscan survival y también es notable como aventura. Sólo los fanáticos del gatillo fácil, ansiosos por meter balas en la cabeza de zombis y bichacos varios, le encontrarán pegas a The Evil Within.

Vale, sí hay un defecto gordo, técnicamente tiene algunos fallos incomprensibles, pero el desarrollo es tan intenso y cardíaco en según qué momentos que hasta eso se lo perdono.