BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Killer is Dead y el riesgo del autoplagio

Con cada nuevo título que el demente Suda 51 lanza al mercado, más claro tengo que a este caballero no le sienta del todo bien lo mainstream. Su último trabajo, Killer is Dead, ha servido para confirmármelo. Sí, se trata de un juego muy loco, muy dinámico y con una estética y una narrativa muy particulares. Si hablásemos de cine, podríamos decir que estamos ante una obra de autor muy marcada, pero los videojuegos no son películas (por mucho que diga el señor David Cage).

Como videojuego, la fórmula del amigo Goichi, la más comercial, ya ha perdido fuelle para todo aquel que conozca sus títulos previos. Es imposible empezar a jugar a Killer is Dead y no pensar de inmediato en No More Heroes y, poco después, también en Lollipop Chainsaw. Es como si en algunos puntos se hubiese plagiado a sí mismo. Sencillamente, ni la estética ni el apartado jugable sorprenden ya, aunque no le niego diversión ni espectacularidad.

killer is dead t

Sé que estoy siendo injusto con el diseñador nipón, ya que en este título en concreto no ha ejercido como director sino tan sólo como guionista, pero es obvio que su estudio, Grasshopper Manufacture, se ha convertido casi en una prolongación de sí mismo. El estilo de este juego, su alma, es cien por cien Suda, y no sólo en la trama, por lo que me permito el despropósito de cargarle con más responsabilidad de la que tal vez tenga.

Todo esto para decir que Suda (Grashopper) me gustaba más al principio, con sus rarezas extremas, situando —claro está— en primer puesto al asombroso, desquiciado y psicopatológicamente original Killer 7, una apuesta arriesgada y personal como pocas se ven en este mundillo. También me gustó Flower, Sun and Rain, pese a sus muchos errores de peso, y adoraba No More Heroes cuando era único en su especie.

Entiendo que esto es un negocio y que lo importantes es vender. Soy consciente de que un Killer 8 o cualquier ida de olla similar tan sólo la compraríamos cuatro tipos no muy cuerdos y, en consecuencia, el producto no sería rentable. Ni siquiera los juegos más comerciales de Suda son grandes superventas, así que no quiero imaginar cuan poco recaudaría hoy una de sus creaciones más raritas. Pero, aun sabiendo todo esto, no puedo evitar soñar con volver a jugar a una excentricidad de esas que te obligan a escupir, casi contra tu propia voluntad, un “What the fuck!” mayúsculo. Seguiré soñando.

¿Os gusta el estilo de Killer is Dead o disfrutáis más con los títulos más raros de Suda?

1 comentario

  1. No he jugado mucho a los juegos de Suda 51 pero si que parece a simple vista, sin entrar en lo jugable, que tienen un sello distintivo. Pero mi pregunta es… ¿que desarrollador tiene hoy día la capacidad de decir que tiene obras bien diferenciadas entre si?

    Para empezar, la mayoría de ellos no abandonan un genero en toda su carrera y por otro, si uno de sus juegos tienen éxito, las distribuidoras comienzan a pedir mas y mas partes para ese juego.

    Yo a día de hoy… la verdad que no recuerdo a ninguno que digas que sus obras se diferencian bastante, siempre tienen un sello distintivo según el desarrollador en mayor o en menor medida.

    Un saludo cuidese.

    10 octubre 2013 | 11:13

Los comentarios están cerrados.