BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

En Inazuma, solo vales si eres súper

Ya lo dije cuando hablé sobre el Inazuma Eleven de Nintendo DS y también vale para esta versión de Wii: este juego es el sueño de cualquier chaval de principios de los noventa, de cualquier aficionado a esa extraña forma nipona de ver el fútbol materializada en Oliver y Benji (Captain Tsubasa).

Sin embargo, aquí, en su espíritu y el universo en el que están basados, se acabaron los puntos comunes entre Inazuma Eleven Strikers y la citada entrega portátil. En el salto de la franquicia a la consola de sobremesa de Nintendo, Level 5 se ha dejado por el camino el desarrollo RPG que tan bien funcionó en DS y se ha centrado en los partidos de fútbol en sí.

El resultado es espectacular, pero también desconcertante. El espectáculo procede por supuesto de las técnicas especiales, no sólo los habituales súper tiros a puerta sino también habilidades mágicas defensivas y de regate, que por cierto están muy bien implementados. El uso de estos poderes es constante durante los partidos, lo que nos regala una sucesión de secuencias de lo más vistoso.

Sin embargo, el desconcierto no tarda en llegar. Yo lo percibí en el segundo partido: la única forma de meter gol —que se supone que es lo más importante en un juego de fútbol— es mediante un súper tiro. Bueno, en realidad más de uno, ya que los porteros también disponen de paradas especiales, por lo que el único proceder mínimamente fiable es disparar tiros especiales una y otra vez hasta que el portero no posea puntos de técnica con los que detener el cañonazo definitivo.

Este sistema, aparte de hacerse algo repetitivo, crea situaciones absurdas durante el juego. La más habitual, que ejemplifica muy bien lo que quiero decir, es que a menudo pasamos el balón a un delantero y antes de recibir el balón ya vamos cargando el tiro. Si resulta que el jugador que ha recibido el pase no tiene ninguna habilidad ofensiva especial, la frustración es épica, ya que sabemos que el gol es imposible. ¿Cómo puede ser que en un juego de fútbol te lamentes de tener el balón con un delantero y el tiro cargado al máximo?

Hay 150 jugadores y más de 200 supertécnicas, pero el número de equipos se queda tan solo en 15. Además, la ausencia de un modo historia elaborado (en realidad, los modos de juego pecan de escasos y simplones) le resta bastante encanto al conjunto.

A pesar o gracias a todo ello, Inazuma Eleven Strikers es uno de los videojuegos que más me han hecho reír en mucho tiempo. Estuve probándolo con un amigo y, en su extrañeza e imperfección (la del juego, no la de mi amigo), acabo divirtiéndonos muchísimo. La sencillez de su control mezclada con el absurdo de su mecánica acabó enganchándonos en un pique de lo más sano y gracioso.

No me cabe duda de que a los chavales fans de Inazuma Eleven les va a encantar. Para los demás, solo lo recomiendo en multijugador y con un buen amigo al lado (o tres). 

2 comentarios

  1. Dice ser falvarez

    Vamos, que para eso es mejor seguir jugando a Mario Strikers que tiene la friolera de ¿6 años?

    Como bien dices, este juego sería la delicia de los amantes del Capitán Tsubasa (Oliver y Benji en España), entre los que me encuentro, pero está claro que si pretenden trasladar la dinámica de los partidos de fútbol de la serie a un juego, a experiencia puede ser bastante frustrante.

    31 Octubre 2012 | 07:24

  2. Dice ser Rafa

    Que recuerdos…cuando jugaba al Captain Tsubasa para Snes 😉

    05 Noviembre 2012 | 13:15

Los comentarios están cerrados.