BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Hoy había que escribir sobre él

Si hay una noticia que un medio que habla sobre videojuegos no puede dejar de publicar hoy, es esta. Si solo puedes escribir sobre un tema y tienes que elegirlo de entre lo más destacado de la actualidad del sector, deberías elegir este. Shigeru Miyamoto ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2012. Pero, ¿qué escribir sobre el papá de Super Mario?

Podría hablar de cómo llegó Miyamoto a Nintendo, de los orígenes del fontanero, de las influencias que le inspiraron para crear Donkey Kong, de su imaginación excepcional, de lo importante que este señor ha sido para la industria y para la cultura… Sin embargo, todo eso se ha escrito ya, todo el mundo lo ha publicado y todo el mundo lo ha leído, una y mil veces, y no solo hoy sino en cientos de ocasiones durante muchos años. Yo mismo le dediqué un artículo hace ya cuatro años y le he rendido tributo en incontables ocasiones desde entonces.

¿Qué escribir sobre Miyamoto que no hayan escrito ya muchos otros antes que yo o incluso yo mismo?, ¿cómo contar algo diferente o quizá lo mismo pero de manera distinta? Después de darle muchas vueltas a estas preguntas, solo se me ha ocurrido una respuesta: solo yo puedo hablar de lo que Shigeru Miyamoto significa para mí, de lo que simboliza, de todo aquello que me evoca.

Para mí, Shigeru Miyamoto es una vieja máquina recreativa de un bar que hacía esquina cerca de mi casa de la infancia, una máquina en la que los chicos mayores controlaban a un personajillo achaparrado que tenía que enfrentarse a un feroz gorila para salvar a una damisela en apuros. Para mí, Shigeru Miyamoto es la emoción que sentía al descubrir tuberías y bloques secretos en aquel fantástico videojuego que los Reyes Magos me trajeron junto a una flamante Nipondo.

Para mí, Shigeru Miyamoto es la perfección del mundo de Super Mario 64, es Mario y Yoshi infiltrados en Metal Gear Solid, es una noche —innumerables noches— en vela jugando a la consola, es mil millones de vídeos de YouTube y cientos de guiños en incontables películas y videojuegos: el final de los niveles de Braid, una de las fases ocultas de Angry Birds Space, algunas referencias en el paródico Ásterix y Obélix XXL 2…  Shigeru Miyamoto es Hyrule, es una ocarina, es un vasto mar azul que se agita al son de hermosas melodías de aires celtas, es Koji Kondo, es Steven Spielberg, es el corazón de una factoría de sueños.

Para mí, Shigeru Miyamoto es una preciosa DS firmada que me robaron en un restaurante del centro de Madrid, es una entrevista inventada que unos compañeros y yo metimos en una revista que tuvimos que hacer para aprobar una asignatura de maquetación del último año de carrera, es un tipo que hace videojuegos que a uno de mis mejores amigos, cuya opinión suelo tener en alta estima, no le gustan (nadie es perfecto).

Para mí, Shigeru Miyamoto es un señor japonés bajito, tímido y risueño que, como muchos otros nipones, entiende el inglés pero no lo habla, es un hombre que comparte con Jordi Hurtado y Ra’s al Ghul el secreto de la eterna juventud, es un genio con alma de niño al que tuve el honor de entrevistar en 2009, cuando mi dominio de la lengua de Shakespeare no era muy superior al de los japoneses.

Shigeru Miyamoto es mi paso por Nintendo Acción, es el blog 20 Hit Comboes uno de los grandes culpables de que mi afición y mi profesión sean casi la misma cosa y de que pueda disfrutar de ambas como si siguiera siendo aquel niño que veía a los mayores jugar al Donkey Kong en la máquina del bar de la esquina.

Para mí, Shigeru Miyamoto son los videojuegos.

7 comentarios

  1. Dice ser Macmardigan82

    Me ha encantado el artículo. Sólo puedo decir que es perfecto de principio a fin. En muy pocas líneas has hecho que vuelva en parte a mi infancia, y eso que soy un jugador ocasional y ni mucho menos los videojuegos son mi pasión

    23 mayo 2012 | 19:57

  2. Dice ser Ricardo

    Grande entre los grandes, alguien a quien admirar. Se lo merece.

    23 mayo 2012 | 20:01

  3. Dice ser S.Stark

    Nunca estaré lo suficientemente agradecida a este hombre por las incontables horas buscando a la princesa de castillo en castillo (“sorry Mario but our princess is in another castle”) junto a mi hermana y mi madre, y posteriormente por las épocas en solitario ayudando a liberar Hyrule xDDDD

    24 mayo 2012 | 14:07

  4. Dice ser GUS

    ¡Que grande eres Dani!

    GUS

    25 mayo 2012 | 10:45

  5. Dice ser Nemo

    Hola, no escribo mucho en tu blog, anque te leo muy a menudo. Pero hoy tengo que decirte que, como a Macmardigan82, me has hecho recordar grandes momentos no sólo de mi infancia, y tengo que agradecerlos al gran Miyamoto. Enhorabuena a él por el merecidísimo premio y a tí por éste artículo.

    26 mayo 2012 | 01:19

  6. Dice ser Jhuber

    Y es por artículos como este que tu blog destaca sobre otros. Muy buena entrada Dani. 😉

    Miyamoto en mi vida se representa en 3 etapas:

    1) Descubrimiento: Cuando cogí mi nasa por primera vez, con un cartucho de 76 juegos en el que sorprendentemente ninguno se repetía, y donde de esos 76 juegos había uno que sobresalía magistralmente sobre todos los demás, el primer Super Mario Bros.

    2) Confirmación: Cuando desembalé mi flamante super nintendo que venia en pack con el Mario All Stars que me descubrió nuevos mundos (excepto el Mario Bros 1 de mi nasa, apenas había jugado 5 minutos a Mario 3 en casa de un amigo), cuando a lo largo de todo lo que me duró esa consola jugué a auténticas joyas como Mario World 1 y 2, Mario Kart, y sobre todo, a un juego que se convertiría en uno de pis predilectos por siempre jamás (a día de hoy aún lo incluyo en la lista de mis 5 preferidos), Legend of Zelda: A Link to the Past, amén de los buenos ratos que me hizo pasar con mi game boy el Link’s awakening.

    3) Encumbramiento (en distintos períodos): Cuando (que inocente que era!) creía que ya no se me podría sorprender de ninguna manera en lo que a videojuegos se refiere (venía de viciar en mi primera psx juegazos como Tenchu, Tomb Raider o Resident Evil), y me compre mi N64 con un único juego llamado Mario 64, cuando más adelante jugue a joyas en esa misma N64 como Mario Kart 64 o Zelda Majora’s Mask, o en cube con juegazos de la talla de Starfox Adventures, Zelda Wind Waker & Twilight Princess, Metroid Prime 1 y 2, etc, y también con bombazos en wii, aunque como no me quiero extender demasiado nombrera solo el nuevo Mario Kart, donde conducir con el volante convierte ese juego de carreras en una experiencia totalmente novedosa.

    26 mayo 2012 | 18:55

  7. Dice ser Jhuber

    Por cierto, en mi pequeño “homenaje” anterior no incluyo Zelda Ocarina of Time, es porque pienso que es el peor de la saga, de hecho es el único Zelda al que he jugado que me aburre soberanamente, y me han llovido piedras en más de una ocasión por este comentario, pero es mi gusto y por mucho que le encante a muchísima gente eso no va a hacer que me guste a mí. XD

    26 mayo 2012 | 18:57

Los comentarios están cerrados.