BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Batman lo tiene, Spidey y los X-Men no

A estas alturas no creo que haya nadie mínimamente interesado en el mundo de los videojuegos que no sepa lo brutalmente bueno que es el Batman Arkham City, un serio candidato a mejor juego de 2011 (Game of the Year o GOTY). Dignísimo sucesor del excelente Arkham Asylum, este título vuelve a demostrar que el Hombre Murciélago está tocado por la fortuna (o quizás debería decir “por el talento”).

Batman es, con diferencia, el superhéroe con mayor tasa de éxitos en el mundillo del videojuego. El resto de personajes de DC está a años luz y los de Marvel viven en la constante irregularidad. Dos de las más importantes franquicias de dicha editorial han visto recientemente nuevas adaptaciones a videojuego. No me extrañaría que algunos (muchos) no se hayan enterado, porque lo último de Spider-Man y de los X-Men ha llegado a las tiendas casi de tapadillo.

Los títulos a los que me refiero son X-Men: Destiny y Spider-Man: Edge of Time. El juego de Spidey es un pelín más decente, pero ni uno ni otro están a la altura de lo que se espera de tamañas marcas. La atención que le han concedido los medios de comunicación a estos juegos ha sido escasa cuando no inexistente. El motivo es que -¿cómo decirlo sin resultar muy cruel?- son bastante mediocres.

Ante esta inmensa diferencia de fuerzas, ¿no es un poco injusto comparar el juego de Batman con los otros dos? Sí, lo es, pero voy a hacerlo, al menos de pasada. De Arkham City se puede decir que tiene un diseño espectacular, que las referencias al universo del personaje son abundantes, que el plantel de villanos es envidiable, que técnicamente es una joya, que el desarrollo es variado y ofrece multitud de objetivos secundarios… Es un juegazo.

Por otro lado, de las aventuras de Spidey y de los mutantes no hay mucho bueno que decir: los gráficos son deficientes, los desarrollos se hacen repetitivos, el diseño de niveles es flojo, los enemigos dejan mucho que desear… Todos estos defectos son especialmente acusados en el título de los Hombres X, juego al que habría que sumar además otro puñadito más de fallos.

Esta comparación, que puede parecer innecesaria, tiene su porqué. En mi opinión, casos como este son los que más luz arrojan sobre un elemento que raras veces se menciona en los análisis de videojuegos: el amor. Los videojuegos, como las comidas caseras, se hacen con ciertas dosis de amor y, por mágico que parezca, eso se aprecia en su “sabor final”.

Nadie puede negar que Batman Arkham City está hecho con un cariño inmenso. Es algo que va más allá de la calidad visual, de la precisión de los diseños… Es el mimo con el que están tratados los personajes, el respeto -la reverencia- que se muestra hacia el universo de Batman, la búsqueda del buen gusto hasta en el más nimio de los detalles… El juego es capaz de transmitir la sensación de que los desarrolladores disfrutaron dándole forma.

Como avanzaba en el título del artículo, Batman lo tiene y Spidey y los X-Men no. Dejando a un lado las cuestiones técnicas y todas aquellas más o menos objetivas, podemos afirmar que Edge of Time y Destiny no llegan a tocar la fibra sensible del jugador. Dan la impresión de ser productos descuidados, desarrollados casi como por compromiso y sin ningún interés en dotarles de alma. Han sido creados sin amor.

El amor es esencial. Si un desarrollador hace su trabajo con cariño, los jugadores lo perciben y responden a su vez con un afecto incondicional, con una fe ciega. La pasión desatada por el recién estrenado Modern Warfare 3 no es casualidad. Infinity Ward sabe hacer la guerra con amor. Maravillosa paradoja.

Tal vez estoy chalado y yo soy el único que percibe el amor en los videojuegos. Espero que no. A vosotros os dejo el veredicto.

9 comentarios

  1. Dice ser jescave

    Llevas toda la razón, por desgracia, en los videojuegos, como en las películas, últimamente sólo se buscan los beneficios y se realizan auténticas chapuzas, deprisa y mal.
    El resultado es fans que dejan de comprar los videojuegos porque se sienten estafados.
    Batman, CoD, Diablo 3 y algunos otros títulos, se escapan de la quema, porque directamente sus creadores esperan el tiempo necesario para realizar un buen producto, ahora también tenemos el GTA V, otro juegazo y otra vez desarrollado con su tiempo y con su mimo.

    09 noviembre 2011 | 09:17

  2. Dice ser calor

    Pues si tiene suerte en los videojuegos, la tiene tambien en el Cine, porque menudo nivel tienen sus últimas dos peliculas.

    09 noviembre 2011 | 09:47

  3. Dice ser Juanjo

    El problema es intentar basar los videojuegos en el personaje que vemos en la película para vender más. Haría falta que los desarrolladores de videojuegos fueran fans del cómic, y que conocieran la personalidad de cada personaje. Batman tiene una ventaja: es un humano entrenado, con mogollón de pasta y que se relaciona con tías buenas con pasta, lo que a todos nos gustaría ser.

    09 noviembre 2011 | 10:23

  4. Dice ser Homerojs

    Está claro que el amor por lo que se hace (por llamarlo así) lo impregna todo.

    Un tema que estaría bien para escribir son juego infravalorados, como, en mi opinión Majin and The Forsaken Kingdom, en el que se nota el cariño con el que está hecho en todos los sitios y que los expertos han menospreciado (será que no es un shooter ni un rpg). Muy completo y, sobre todo, entrañable.

    09 noviembre 2011 | 10:30

  5. Dice ser HugoMac

    @No hay que ponerse tan “místico” como para llegar a decir que es una cuestión de “amor”, aunque entiendo el concepto.

    Yo lo llamaría más bien profesionalidad: unos hacen los juegos rápida y chapuceramente (probablemente por las presiones de la compañía para maximizar beneficios, inviertiendo lo mínimo), y los otros lo hacen con seriedad y prestando atención al detalle, con todo el teimpo y dinero del mundo para ello.

    09 noviembre 2011 | 11:30

  6. Dice ser HugoMac

    O quizá es más sencillo que todo éso y los de Batman tienen más talento. Que implemente son mejores, vaya.

    09 noviembre 2011 | 11:31

  7. Dice ser Altárius

    Realmente un juego sobresaliente.

    09 noviembre 2011 | 11:58

  8. Dice ser ermaking

    No, lo que dices del amor es totalmente cierto. Puede llamarse esmero, delicadeza, gusto, o cualquier otro sinónimo, pero lo que al final se quiere decir con esto es que los creadores del juego se esmeraron en hacer Batman, y con Spiderman en lo único en lo que se esforzaron es en sacar más pelas gordas por ofrecer algo parecido (y además, reducido) de lo que ya hacía Shattered dimensions.

    PD: Fíjate si se nota o no el amor, que Sonic Generations, sin ser un juego revolucionario ni de lo mejor del año, es de los que más me gusta que haya probado en esta generación. Los guiños de personajes, las melodías…SEGA trató, por primera vez desde hacía tiempo (y el que quedará hasta que vuelva a hacerlo me temo), al personaje con mimo.

    09 noviembre 2011 | 14:35

  9. Dice ser Pirado

    Pera pera lo de Infinity Ward supongo que sera amor por MW3 pero la bazofia que nos venden cada año no tiene nombre son todo actualizaciones del mismo juego pero es que no innovan nada no hay nada diferente entre MW2 Y MW3 por favor solo son gráficos mejorados es que ni el motor gráfico ha cambiado nada.

    14 noviembre 2011 | 20:59

Los comentarios están cerrados.