BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Grandes figuras: Suda 51

Si hace unos días arremetía contra el grueso de lanzamientos actuales de Nintendo DS, hoy quiero dedicarle unas líneas a una de las pocas excepciones, a uno de los pocos juegos que no van sobre perritos, bodas y diseños de ropa.

Estoy hablando de Flower, Sun and Rain. Con ese nombre bien podría ser un simulador de jardinería táctil, pero no, se trata de una creación de Goichi Suda (alias Suda 51).

Este artista japonés quizá no aportará grandes ideas al sector, creaciones visionarias que influirán en muchos de los videojuegos venideros (como sí sucede en el caso de Shigeru Miyamoto). Su grandeza, su talento, consiste justamente en lo contrario, en producir obras únicas e inimitables, con una personalidad arrolladora.

El citado Flower, Sun and Rain es una aventura de puzles que se desarrolla en el hotel que da nombre al juego. Lanzado en 2001 para PlayStation 2, nunca vio la luz fuera de Japón, así que este remake para Nintendo DS es una buena oportunidad para que americanos y europeos disfrutemos de una muestra más de la obra de Suda.

Cualquiera que haya visto o jugado a uno de los juegos de Suda ya se puede imaginar que la aventura es más bien “especialita” y que no gustará a todo el mundo. El protagonista debe resolver todos los misterios que rodean a los huéspedes y trabajadores de un hotel a base de completar puzles numéricos. Para hacerlo todo un poco más extraordinario, el mismo día se repite una y otra vez como en la mítica Atrapado en el tiempo (adoro esta película).

La estética es typical Suda, aunque los gráficos acusan las limitaciones de la Nintendo DS. El surrealismo también es una constante en los juegos del japonés y em>Flower, Sun and Rain no es una excepción. De hecho, una de las tareas fundamentales en la aventura es conectarse a objetos y personas utilizando un extraño aparato que responde a una lógica completamente ilógica.

La popularidad de Goichi Suda en España se debe sobre todo a dos títulos Killer 7 y No More Heroes. El primero, Killer 7, era una extrañísima aventura de acción que salió para GameCube y PlayStation 2.

Muy violento, con gráficos cel shading, argumento desconcertante, avance predeterminado por raíles (aunque con bifurcaciones que abren varios caminos), personajes que hablan con siniestras voces electrónicas, protagonizado por un asesino con siete personalidades capaces de manifestarse físicamente… vamos, que es un juego raro, raro, raro.

El primer contacto con Killer 7 siempre es duro, por muy experimentado que sea el jugador. La perplejidad inicial que produce es tal que la mayoría no le da una oportunidad al juego. En cambio, el que se la da, se ve ampliamente recompensado con una experiencia original y psicopática como pocas. A mí me gustó. He dicho.

Mucho más reciente es No More Heroes para la Wii, friki hasta la saciedad pero también bastante más comercial que Killer 7. Manga y anime, cel sahding, violencia cinematográfica (censurada en Europa), sables de luz…

No More Heroes ha sido uno de los juegos más exitosos de la Wii y sus desarrolladores ya preparan la segunda parte, que pudo verse en el pasado Tokyo Game Show.

Los juegos de Suda 51 pueden gustar o no gustar, pero lo que es innegables es que son diferentes e inimitables.

3 comentarios

  1. Dice ser Joaquin

    Si es de juegos de puzzles, hay uno que ha salido este mes bastante bueno, el Profesor Layton y la Villa Misteriosa. Es buenisimo.

    17 Noviembre 2008 | 13:36

  2. Dice ser sr.mmm

    Hacerte una rectificacion.No More Heroes fue censurado tanto en Europa como en Japon.El lugar donde no fue censurado fue en America.

    17 Noviembre 2008 | 16:42

  3. Dice ser Ivanski

    Killer7 es uno de los juegos más originales, extraños y apasionantes a los que he tenido el honor de jugar con mi vetusta PS2. Lo recomiendo muchísimo, es una obra maestra conceptual. Si fuera una película, la dirigiría Aronofsky.

    18 Noviembre 2008 | 13:22

Los comentarios están cerrados.