BLOGS

Archivo de la categoría ‘mantenimiento’

Cómo detectar y solucionar problemas eléctricos en casa

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Lo más importante siempre ante cualquier problema doméstico es garantizar tu seguridad y la de los tuyos. Por eso hoy compartimos contigo algunos consejos de nuestros colegas y compañeros de HomeServe USA, una de las compañías con las que compartimos la marca de nuestra matriz HomeServe, también presente en países como Reino Unido, Francia o Italia.

Hablen inglés, español o cualquier otro idioma del mundo, los electricistas profesionales coinciden en que, ante la duda o el desconocimiento de qué tipo de problema tenemos enfrente, lo mejor es ponerlo en manos de un experto para evitar peligros.

¡Ten en cuenta estas claves para salir siempre ileso de una reparación doméstica!

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Si no sabes, no toques

Regla de oro. Hablando de electricidad, el riesgo de que algo salga mal y se produzcan daños personales y materiales es muy grande. Por eso es necesaria una ejecución minuciosa y experimentada para dejarlo todo impecable durante mucho tiempo.

Determina si el problema es interno o externo

¿No hay electricidad? De vez en cuando, los cortes de luz vienen del exterior de la casa, y puede hacer que pienses que algo falla solo en la tuya. Primero, comprueba si es así (puedes llamar a tu compañía eléctrica o consultar a tus vecinos).

Si se tratase de un problema externo, nunca trates de resolverlo por ti mismo. Es responsabilidad de la compañía eléctrica llevar a cabo cualquier tipo de reparación en espacios públicos, además de un riesgo potencialmente mucho mayor para ti manipular este tipo de material con más potencia.

Antes de operar, asegúrate de haber desconectado la electricidad de la casa

Ve al cuadro eléctrico (generalmente, en la entrada de la vivienda) y baja el interruptor general. Así te asegurarás de no llevarte un calambrazo al operar ningún cable.

Cuando hayas terminado, recuerda subir el interruptor general de nuevo y comprobar si, al conectar las partes reparadas, no se produce ningún problema ni salta le automático al detectar un fallo.

¿No estás familiarizado con los interruptores de tu cuadro de luz? No te preocupes, te llevará unos momentos conocerlo al dedillo con este vídeo:
.

.
Haz pruebas para comprobar el origen

Si se trata de una bombilla que no funciona, puedes cambiarla a otros casquillos para descubrir si el problema está en ese punto de la instalación o en la propia bombilla.

Lo mismo sucede con cualquier electrodoméstico: prueba de enchufe en enchufe hasta entender qué elemento falla. Esto te puede ahorrar un paseo hasta la ferretería en busca de un repuesto que en realidad no necesitabas.

Resuelve los problemas reincidentes antes de que sean graves

A veces aparecen averías frecuentes en determinados puntos de nuestra casa y, por mucho que las reparamos, se reproducen de la misma forma pasado un tiempo.

Esto indica un problema mayor en la instalación eléctrica. Y si cada vez que sucede, tratamos de poner un parche, con el tiempo nos encontraremos que ese fallo se ha complicado, aumentando las posibilidades de generar un cortocircuito mayor, sobrecargas en la red e incluso incendios.

Aprende cómo detectar y reparar averías eléctricas con seguridad, con estos consejos de nuestros electricistas profesionales

Cuando detectes un problema recurrente, ataca directamente al origen del problema con la ayuda de un profesional. Te ahorrarás quebraderos de cabeza, dinero en sucesiones reparaciones y peligros reales de una instalación con puntos débiles.

¿Cuál ha sido el problema más complicado que has tenido con la instalación eléctrica de tu casa? ¿Cómo lo resolviste?

4 mantras de invierno para tener un hogar perfecto

Seguro que has escuchado en más de una ocasión uno de los mantras más populares, ese que dice “hare krisna, hare krisna, krisná krisná, hare hare...”

Ya sabes, son fórmulas propias de rituales orientales que pueden tener un efecto psicológico o espiritual.

En nuestro caso, la repetición de estos sencillos mantras nos recuerda los puntos clave que debemos tener en cuenta durante esta temporada de frío para mantener un hogar en perfecto estado.

Para ello, vamos a hacer un repaso de un práctico contenido interactivo de nuestros compañeros británicos de HomeServe, compañía hermana de Reparalia en el Reino Unido y en otros países de todo el mundo como EE.UU., Francia o Italia.

Hablamos de la infografía interactiva “Prepara tu hogar para el Invierno” (en inglés, haciendo clic en la imagen):

https://www.homeserve.com/help-advice/seasonalhouse

 

1. Un repaso al exterior para evitar lo peor

Lo disfrutas gran parte del año, eso sin duda, pero si cuentas con patio o jardín en casa, asegúrate bien de estos tres puntos para evitar disgustos inesperados:

– ¿Tienes los grifos exteriores cerrados? Recuerda, si están abiertos o goteando será más probable que puedan congelarse. Medida de seguridad extra: corta el agua para aquellos grifos exteriores que no utilices durante el invierno.

– Las tuberías a la intemperie también son una fuente de riesgo. La congelación, su máximo problema. Por eso, damos un truco para evitar que revienten con el frío: instalar coquilla en tus tuberías exteriores. Es esa espuma gruesa para rodear su perímetro, que podrás encontrar de distintos grosores y espesores. Imprescindible.

– Y si cuentas con ellos, los canalones pueden darte un susto si no has estado precavido en verano y no instalaste un salvahojas.

¿Has llegado tarde y tienes un atasco? Bueno, hazte con unos metros de guía pasacables de electricista, introdúcelo por la salida inferior de la bajante y ve empujando hacia arriba poco a poco. También ayudará meter agua con una manguera mientras tanto.

 

2. Aislar es el primer paso para ahorrar

Este es otro de los mantras que más respetamos y las tres zonas clave de toda vivienda por donde puedes empezar son:

Puertas: ¿Has notado que hace más frío cerca de las puertas?

Exacto, el aire caliente se escapa y el frío entra. Para ello, la mejor solución es instalar burletes o selladores de puertas.

.

Y para las puertas interiores, una solución práctica y decorativa también son los cojines burletes, porque el aislamiento no va reñido con un toque hogareño.

– Ventanas:

Para aislar bien las ventanas cuentas con dos alternativas: o doble acristalamiento con tratamiento térmico… o los burletes de ventanas, que te enseñamos a instalar en este vídeo. Un consejo extra: aísla también el tambor de tu persiana, es uno de los focos de aislamiento que menos consideramos y que más influye.

– Suelos:

Si no quieres afrontar una inversión mayor, una solución más económica en la que puedes pensar es poner una alfombra. Aporta un toque acogedor en cualquier estancia.

.
3. Si no hay agua caliente, da un paso al frente

El pánico se apodera de nosotros cada vez que ocurre. No hay agua caliente es una frase que nadie quiere escuchar, pero que a veces gritamos si nos pilla en plena ducha. Algunos problemas, desde un corte en el suministro de gas, por ejemplo, hasta una avería en la sonda de la temperatura o en la bomba de recirculación, necesitarán o una llamada a tu compañía o un especialista para que revise tu equipo, pero si se trata de una bajada de presión, no te agobies y sigue estos pasos:

– Asegúrate de que la llave de paso está conectada a la caldera y abierta, y que la caldera recibe electricidad.

– Enciende la caldera y comprueba la presión y temperatura. Lo ideal es que la presión se mantenga entre 1,2 y 1,5 bares. Si no está a esos niveles, manipula la llave de llenado de la caldera.

– Mientras lo haces, oirás el siseo habitual del gas entrando en el sistema, y comprobarás que la presión cambia poco a poco en la pantalla.

¿Quieres ver cómo se hace, paso a paso y en vídeo? Echa un vistazo:

.

 .

4. En invierno solo hay un dios, y ese es el radiador

Qué gran sensación la de acercarse al radiador calentito y arrimar esas manos que siempre tienes frías. Por eso, un radiador frío cuando no debería estarlo necesita una rápida checklist:

– Asegúrate de que la llave del agua caliente está abierta.

– Recuerda que las piezas que más se estropean son la llave y el detentor, junto con el purgador. Aquí te enseñamos cómo sustituirlas.

 .

.

– Si tu radiador está frío en la parte superior, pero caliente en la inferior… ¿cuándo fue la última vez que lo purgaste? Esto provoca que el agua caliente no circule bien y reparta mal el calor. Ponte a ello, purgar el radiador es algo más fácil de lo que imaginas.

– Revisa que tu caldera esté a punto y vuelve al punto anterior.

¿Todo correcto hasta aquí?

Si tienes en cuenta todos estos pasos, y algunos consejos más detallados que nos ofrecen nuestros colegas británicos en su artículo de origen, verás que pasar el largo y duro invierno no tiene porqué ser tan largo ni tan duro 😉

¿Quieres vender o alquilar una casa? Lee primero esta entrevista sobre Home Staging a Constanza Subijana

Foto: Constanza Subijana de Home Staging Decor.

Dicen los que más saben de esto que vender una casa es provocar flechazos. Si estás pensando en vender o alquilar una casa, seguro que llevas tiempo pensando en Home Staging.

Si sigues habitualmente nuestro blog ya sabrás de qué te hablamos, pero si aún estás despistado, hoy es el día perfecto para descubrir esta disciplina del marketing inmobiliario que te permite vender más rápido y con un beneficio mayor cualquier vivienda.

Porque hoy entrevistamos a una de las socias fundadoras de la Asociación de Home Staging de España (AHSE), Constanza Subijana, que te contará todo lo que necesitas saber para sacarle más partido económico a esa residencia que quieres poner en el mercado.

Si buscas vender o alquilar tu piso o casa, lee esta entrevista con ideas, trucos y consejos profesionales de Home Staging de Constanza Subijana para Reparalia / HomeServe.

Foto: Constanza rodeada de profesionales del Home Staging en la Conference & Expo de la IAHSP, ‘Raise the Bar’.

Salvador de la Casa:  Para empezar, una pregunta obligada para todos los públicos, ¿qué es el Home Staging?

Constanza Subijana: El Home Staging es una serie de técnicas de marketing inmobiliario, que pasan por la presentación de la vivienda, fotografía profesional del inmueble, etc., que harán que la vivienda se venda antes y a mejor precio. Es un servicio clave en el proceso de venta inmobiliaria.

Generalmente la inversión en Home Staging es mucho menor que la primera bajada de precio que hace el propietario cuando no vende su vivienda, por lo que cada vez más se está recurriendo al Home Staging antes de poner a la venta un inmueble. En EE. UU. el 75% de las viviendas en el mercado inmobiliario han pasado por el filtro de un home stager. Aquí estamos a años luz, pero el número de intervenciones va creciendo.

Si buscas vender o alquilar tu piso o casa, lee esta entrevista con ideas, trucos y consejos profesionales de Home Staging de Constanza Subijana para Reparalia / HomeServe.

S.d.C: ¿Cuáles son los elementos más importantes a tener en cuenta en un hogar que queramos alquilar/vender?

Constanza Subijana: Lo más importante es pensar en el comprador y ponerse en su piel, así podremos preparar la vivienda para que le encante, y simplemente, la compre.

La vivienda debe ser desahogada y por ella se tiene que generar un tour para las visitas de los compradores.

Además, no hay que olvidar que responda positivamente en todos los sentidos al comprador, que sea amplia, que esté limpia, que huela bien, que la temperatura sea agradable…  La visita de un comprador es muy importante y la vivienda debe ser y estar perfecta, en todos los sentidos.

Si buscas vender o alquilar tu piso o casa, lee esta entrevista con ideas, trucos y consejos profesionales de Home Staging de Constanza Subijana para Reparalia / HomeServe.

Foto: algunas de las herramientas que usan los Home Stagers son las calculadoras de gastos, tanto para determinar el coste de sus servicios como el ROI (Retorno de la Inversión) que el cliente hace.

S.d.C:  Si solo pudiésemos realizar técnicas de Home Staging en una estancia de la casa, ¿cuál debería ser?

Constanza Subijana: Yo me declinaría por el salón, terraza, jardín… Las zonas nobles de la casa, y que son las que más se comparte con familia y amistades y que son las que más resaltan.

La fachada de la vivienda y la cocina, también son estancias muy solicitadas por los compradores.

La cocina y los baños son indicadores de la antigüedad de la casa.
.

Por cierto: Si vendes o alquilas tu casa, no se te ocurra hacer esto: los 16 errores del Home Staging.
.

S.d.C: ¿Cuánto puede incrementar el valor de una vivienda gracias a esta práctica?

Constanza Subijana: Hay estadísticas que cifran entre un 11-20 % el aumento de precio de una vivienda. Es realmente asombroso.

 

S.d.C: Cristales rotos, persianas estropeadas, grifos que gotean… ¿Cuáles son las principales reparaciones que encuentras a la hora de abordar un nuevo proyecto?

Constanza Subijana: El pintar la vivienda es casi una necesidad en todas las viviendas que trabajo. Actualizamos baños, manillas de las puertas que no funcionan bien, persianas antiguas… Si buscas vender o alquilar tu piso o casa, lee esta entrevista con ideas, trucos y consejos profesionales de Home Staging de Constanza Subijana para Reparalia / HomeServe.

S.d.C: Y para acabar, ¿qué consejos le darías a alguien que vaya a realizar un proyecto de Home Staging por primera vez?

Constanza Subijana: Que piense en quién va a ser el potencial comprador de la vivienda, que cree espacios que dentro de que sean neutros y limpios, tengan algo que aporte calidez y haga que el comprador se visualice viviendo allí. Por otro lado, que tenga en cuenta el presupuesto, debe tener en cuenta el ROI, en este caso, que lo que se vaya a invertir sea proporcional a lo que se pretende revalorizar el alquiler o el precio de venta..

Si quieres profundizar en esta técnica para vender o alquilar tu inmueble casa antes y mejor, sigue leyendo las reflexiones de Constanza Subijana aquí.

Fotos de Félix Davilla.

Cómo ahorrar dinero en tu calefacción sin cambiar los radiadores de casa

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

.
Echa un vistazo a tu factura eléctrica. ¿Ves los picos y los valles?

En invierno, tu calefacción representa casi la mitad del gasto energético de tu casa (el 47%). Así que, cuando te planteas reducir tus gastos domésticos y ahorrar dinero, son tu calefacción y tus radiadores los primeros enseres por los que debes empezar a optimizar el consumo.

Ya te lo contábamos hace poco en nuestro post Conoce tu calefacción: los 5 errores que te están haciendo perder dinero cada invierno. Si además, no quieres que un radiador roto te provoque una avería mayor y una reparación mucho más costosa -como una humedad en una pared, o el levantamiento de la tarima por un charco de agua- otra forma de ahorrar tiempo y dinero es contar con un seguro de reparación de radiadores como este.

Y hoy te traemos 5 ideas y estrategias de ahorro específicas para tus radiadores que te ayudarán a gastar mucho menos cada invierno, sin que haga falta tirar de calefactores eléctricos, que disparan el gasto a cambio de un calor fugaz y poco rentable. Toma nota:

Entiende tus radiadores y hazlos más inteligentes y ahorradores…
Con cabezales digitales

Lo primero que necesitamos entender del funcionamiento de nuestros radiadores es que se trata de circuitos cerrados de agua caliente, cuya cantidad de paso se puede regular en función de la temperatura que queramos generar en cada ambiente del hogar.

.

Las válvulas de paso que encuentras en el lateral de los radiadores cumplen exactamente esa función de regulación. Los modelos manuales, tradicionales, solo permiten abrir o cerrar el radiador.

Pero los modelos termostatizables, más modernos e inteligentes, toman como referencia la temperatura de la sala para afinar mejor y de forma autónoma el resultado.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Un logro que los modelos de cabeza digital, aún más recientes, superarán con creces y sin esfuerzo, gracias a que estos dispositivos electrónicos nos permiten programar al detalle el funcionamiento de nuestra calefacción a través de cada radiador. Su coste ronda entre los 20 € y 30 € por cabezal.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Un modelo aún más completo es el cabezal con cronotermostato, que nos proporciona un manejo total de las funciones de cada radiador, pudiendo programar tanto el tiempo de funcionamiento como la temperatura exacta de rendimiento, consiguiendo un ahorro aproximado de 25 € al mes.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Su precio, de 50 € por unidad, es fácil de amortizar en solo unos meses de uso.

La opción más efectiva y tecnológicamente avanzada es, también, la más cara de todas, pero la que más dinero nos ahorrará y comodidad nos proporcionará. Se trata de un equipo de cronotermostato con radiofrecuencia de fácil instalación que se puede controlar a través de tu teléfono móvil.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

El equipo con la central y cuatro cabezales digitales cuesta aproximadamente 400 €, ofreciendo una importante rentabilidad mediante un ahorro mensual aproximado de 40 €.

Lleva a cabo un mantenimiento óptimo, purgándolos dos veces al año

Ya sabes que cuando el aire penetra en el circuito de agua caliente, se empiezan a oír ruidos de ultratumba en su interior y entre los tubos que llevan y traen el cálido líquido desde la caldera.

Ese aire dificulta el trabajo de los radiadores y hace que vayan perdiendo calor en algunos puntos de su circuito, gastando más dinero a cambio de menos eficiencia energética.

Por eso es importante que purgues todos tus radiadores al menos una vez al comienzo de cada campaña invernal y otra hacia la mitad de la misma.

Te recordamos cómo purgar un radiador en este vídeo consejo:

.

Otros 3 trucos para un consumo más eficiente y racional de tu calefacción:

  • No cubras tus radiadores con ropa, cortinas o muebles.

Además de resultar peligroso, pudiendo provocar incendios y daños en materiales sensibles al calor, poner obstáculos sobre o cerca de los radiadores, impide la correcta circulación del calor hacia el resto de la estancia.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

  • Vigila la pérdida de calor y recondúcelo adecuadamente.

Si tu radiador está en una pared muy porosa, o bajo una ventana mal aislada, preocúpate de resolver estos puntos de fuga del valioso calor empleando materiales aislantes para puertas, ventanas, huecos y demás.

También puedes usar papel de aluminio en la parte trasera del radiador para formar una pantalla que reflecte todo el calor hacia delante.

 Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

  • Condena aquellas habitaciones que no uses habitualmente en la casa.

Si hay un dormitorio que no se usa nunca, cierra el paso del agua caliente a sus radiadores, así como la puerta, para que esos metros cuadrados de tu hogar no resten energía calorífica al resto de estancias que sí se transitan a menudo.

Y si después de todo, tienes algún problema con un radiador o con tu caldera, cuenta con nuestros grandes expertos en calefacción para resolver todo tipo de averías, roturas o funcionamiento defectuoso, y con nuestro seguro de reparación de radiadores, ¡evita sorpresas que puedan dejarte helado!

Fotos del post: Reparalia.esbijanbarati.com y thisismoney.co.uk.

Inventos que han cambiado nuestra vida: el GPS y sus problemas habituales

Fotos de elmundo.es, xatakaciencia.com y noticias.coches.com

¿Sabías que el origen del Sistema de Posicionamiento Global (Global Positioning System) es militar y que empezó a desarrollarse en 1965 a partir de un sistema llamado TRANSIT?

Más recientemente, quedó inaugurado con el nombre universal de GPS en 1995.

La historia de este invento hoy imprescindible comienza cuando las fuerzas militares de los EE.UU. decidieron que necesitaban un sistema que les permitiese determinar su posposición con el mayor detalle posible en cualquier lugar del mundo.

El antepasado del actual sistema GPS, el anteriormente mencionado TRANSIT, nació gracias al trabajo de la NASA y el Departamento de Defensa. El primer sistema contaba con seis satélites que recorrían órbitas polares muy bajas, a una altura de solo 1.074 kilómetros.
.

.
Si bien proporcionaba una cobertura global e independiente de las condiciones atmosféricas, su disponibilidad no era constante. El funcionamiento de este sistema se basaba en la emisión de dos señales, en diferentes frecuencias, para evitar las perturbaciones atmosféricas. Los receptores determinaban su propia ubicación midiendo la desviación Doppler de las señales recibidas respecto de unas tablas almacenadas en su memoria.

El error típico del sistema era de unos 250 metros, pero resultaba muy útil para la navegación de aviones, submarinos y barcos. Algo que, con el gradual lanzamiento de más y más satélites (hasta componer una red masiva), se ha ido afinando hasta los límites que puedes comprobar cuando compartes hoy una geolocalización con tu smartphone.
.

¿Cuáles son sus problemas más habituales y cómo se pueden resolver?

Habrás notado que tu cacharrito mágico de geolocalización no es perfecto y a veces ofrece oscilaciones tremendas. Todo eso y otros problemas son normales de vez en cuando, y si pones en práctica estas soluciones, obtendrás mejores resultados de tu GPS, especialmente de los modelos pensados para usar en el automóvil:

1. Va muy lento

Si tu GPS tarda más de un minuto en arrancar o en localizar los satélites con los que funciona, prueba a enchufarlo al coche. Generalmente solo con su batería interna, los GPS van más lentos.

2. Le faltan radares

Si tu GPS no indica correctamente el límite de velocidad de algunas vías, o no te informa de todos los radares fijos, debes actualizar su base de datos. Suele ser gratis, pero solo podrás hacerlo por internet.

3. Sin gasolineras

Si tu GPS no te muestra dónde están las estaciones de servicio, puedes añadirle una base de datos con la situación y precios de todas, a través del Ministerio de Industria. ¡Y es gratis!

4. Vibra mucho

Con el uso y el paso del tiempo, la agarradera del soporte del GPS presenta holguras, que provocan que este se mueva y vibre. ¿Solución? En tiendas de GPS y telefonía puedes comprar un nuevo adaptador por unos 20 euros.

5. Su señal es débil

Algunos coches tienen parabrisas más gruesos que otros para proteger el interior de la temperatura exterior. Si tu GPS no va bien, enchúfale una antena externa adicional, pegada a la ventanilla lateral. Costará unos 20 euros.

6. Iconos pequeños

Si quieres que los iconos de tu navegador sean más grandes y visibles, entra en la web del fabricante y busca la sección de “extras” o “personalización”. Allí podrás actualizar tu GPS, gratis, con iconos más grandes, nuevas voces, tonos…
.

Con esta serie de recomendaciones seguro que le sacas más partido a tu navegador e incluso desechas la idea de cambiarlo por uno más nuevo. Algo que en la mayoría de los casos es completamente innecesario.
.

Publicidad: ahora puedes disfrutar de Ángel Tecnológico, un servicio a través del cual, entre otras muchas cosas, actualizamos por ti tu navegador GPS (como en los TomTom Start, Garmin Nuvi, etc.).

Hazte ahora con Ángel Tecnológico y tendrás siempre actualizados y a punto para ti tus dispositivos electrónicos domésticos: tu móvil, tablet, ordenador, televisión, TDT, Smart TV…

Descubre más de esta innovación para tu hogar que te hará ahorrar muchísimo tiempo y disgustos aquí.

‘Tu casa crece contigo’ #4: cómo independizarte sin problemas

¡Ah, la libertad! ¡No tener que rendir cuentas a nadie, llevar tus propios horarios, traer a casa a quién y cuándo tú quieras, montar fiestas y hacer, básicamente, lo que te de la gana!

Pero, un momento… ¿Qué hay de pagar las facturas? ¿Y de poner lavadoras, tender, fregar, cocinar, recoger, amueblar, reciclar, proveer, administrar, sufrir y reparar averías, y todas esas cosas que vienen con el mismo pack?

El salto a la etapa plenamente adulta que llega con la independencia doméstica es, quizá, el más grande y significativo de nuestras vidas, solo superado por la llegada de un hijo.

Y desde luego, el primero servirá como aprendizaje y banco de pruebas para el segundo, puesto que antes de proponerte cuidar de una persona totalmente indefensa y dependiente de ti, deberás aprender a cuidarte y valerte por ti mismo frente a las azarosas responsabilidades de gestionar tu propio hogar.

Nuestro hogar es un reflejo de nuestros procesos vitales. Con ‘Tu casa crece contigo’, te acompañamos con consejos en los momentos más importantes como la llegada de un bebé a casacuando hay niños o adolescentes.
.

Un vistazo al panorama de la independencia juvenil en España

El portal gestiónpyme.com recoge los siguientes datos, que sitúan a nuestro país en el vagón de cola europeo respecto a la celeridad de los jóvenes en emanciparse:

Hoy en día, tan solo el 22,1% de los jóvenes españoles entre 16 de 30 años viven fuera de casa de sus padres:

  • Entre 16 y 24 años: Tan sólo el 7,2% vive independizado.
  • Entre 25 y 29 años: Más del 40% de los jóvenes en esta edad viven fuera de casa.
  • Entre 30 y 34 años: La cifra alcanza el 72,9%.

De media, en España nos independizamos hoy a los 28,9, mientras que en el conjunto de los estados miembros de la UE, es a los 26,1 años, según un informe publicado en abril de 2015 por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

¿Qué necesitas para irte a vivir por tu cuenta?

Te proponemos una serie de pasos, trucos y consejos que harán que tu gran paso hacia la independencia vital se produzca sin contratiempos, remordimientos ni obstáculos.
.

Meditación sobre tus deseos y tu situación personal

Antes de nada debes tener claro qué quieres y por qué. Analiza las circunstancias que te rodean: ¿lo haces por necesidad?, ¿por presión?, ¿te sientes preparado?, ¿cuentas con los recursos propios o los apoyos externos suficientes?

Independizarse es una puerta hacia una vida nueva. Serás el dueño y absoluto decisor de tu tiempo, tus decisiones, tu espacio, con todas las ventajas e inconvenientes que eso tiene.

Por eso debes estar seguro y sentirte motivado y capacitado para evolucionar en ese sentido antes de lanzarte ¿Lo estás? ¡Vamos a ello!

Consigue tus propios ingresos para ser realmente independiente

Esta parte es fundamental. Algunos jóvenes obtienen el apoyo de sus padres al principio, en forma de préstamos y otras ayudas materiales. Pero también hay una gran mayoría de jóvenes que no tienen tanta suerte, y necesitan desde el principio hacer frente a los gastos que supone el alquiler o la compra de una vivienda, su alimentación, vestimenta…

Por eso es muy buena idea empezar a trabajar y ahorrar meses antes de lanzarte a la aventura de la independencia, para tener un primer colchón que te evite sobresaltos innecesarios cuando se te presenten gastos inesperados de todo tipo (¡y lo harán!).

Una buena cantidad equivale a 3 o 4 meses de alquiler + gastos (luz, agua, gas, internet y móvil…), que te servirán para enfrentarte a imprevistos como un posible despido en el trabajo, o cualquier otro problema que te pueda descuadrar tu balance económico en un pispás (los dentistas son un peaje tan doloroso como imprevisible, por ejemplo).
.

¿Cómo de pesada es tu mochila?

Ha llegado el momento de decidir qué deseas llevar contigo, qué prefieres dejar en casa de tus padres (siempre y cuando ellos estén de acuerdo).

Ten en cuenta que tu nuevo hogar no tendrá, muy probablemente, las docenas de estancias públicas y secretas de la mansión Wayne. Así que piensa bien con cuánto equipaje saldrás de casa para no volver. En el ejército lo denominan “impedimenta” por un motivo.

Nuestro consejo: aprovecha la gran cantidad de aplicaciones que existen hoy en día para deshacerte de lo que ya no necesitas, a cambio de un preciado plus para tu cuenta corriente… ¡claro que sí, guapi!
.

Búsqueda de piso: bienvenido al campo de batalla…

No queremos desesperanzarte, pero sí ponerte sobreaviso para mentalizarte sobre la ardua tarea que te espera por delante: encontrar el piso perfecto es un trabajo en sí mismo.

Requerirá que explores cada día varios portales online de alquiler de vivienda desarrollando tu propio ojo clínico para discernir entre pisos prometedores y fotos y descripciones trampa.

Primero, decide en qué zona quieres vivir, valorando la cercanía a tu trabajo o lugar de estudios, los medios de transporte disponibles alrededor, otros servicios sociales (ambulatorios y hospitales, para disfrutar de los cuales puede que necesites pedir un traslado clínico y plantearte el empadronamiento), etc.

Visita siempre las casas que te llamen la atención y no dudes en coser a preguntas al propietario o responsable de enseñártelas: es importantísimo que queden claras las condiciones de alquiler y disfrute del lugar.

Llévate escrita una interminable lista de preguntas: ¿quién paga los gastos de comunidad y derivados?, ¿cuánto suponen al mes?, ¿has comprobado si existe algún pago pendiente de un anterior inquilino?, ¿te pintarán y adecentarán paredes, techos y apliques eléctricos antes de entrar a vivir?, ¿qué muebles quedarán en la vivienda?

Cuando visites la casa, prueba todos los grifos y radiadores, así como enchufes, ventanas y persianas, puertas, cajones y armarios… debes hacer una revisión completa de todos los elementos visibles y también de los menos accesibles, como llaves de paso, cuadro eléctrico, etc.

¿Es ruidosa la calle? ¿tienen doble acristalamiento las ventanas (esto te ayudará a reducir ruidos y evitar fugas de frío y calor)? ¿tiene luz el piso? ¿Por dónde entra?, ¿cómo son los vecinos? No te cortes en llamar a algunos timbres y preguntarles por cómo es la vida en la planta y en el portal: puedes descubrir cosas que prefieres saber ahora.
.

¿Vas a compartir piso? Entrevístate con tus posibles compañeros

Esto es muy importante para evitar sorpresas y desavenencias con ellos: queda en la propia casa o en un bar y pasa un buen rato con ellos, preguntándoles por su personalidad, hábitos, formas de ver la vida y aquellas cosas que no soportan y que no soportas tú mismo.

Necesitas estar seguro de que su presencia será algo positivo en tu vida o, al menos, no supondrá un dolor de muelas cada vez que te cruces con ellos.

Estableced mecánicas de convivencia, como horarios y normas para usar las zonas comunes (ojo especialmente a la cocina y el baño), y delimitad cosas como fiestas y reuniones, música, compras y gastos comunes y cosas del estilo.
.

La documentación es sagrada

Contratos de alquiler, pólizas de seguros, facturas y justificantes de pago, formularios de ayuda pública, tus propios documentos personales (DNI, copia del libro de familia, información bancaria y/o de avales)… guárdalo todo como si fuese el mapa del tesoro, porque cada uno de estos papeles serán tu salvaguardia en caso de problemas con el casero, dudas sobre responsabilidades y muchos otros conflictos.

Lleva un presupuesto con tus ingresos y gastos (un Excel es una buena idea, pero si lo prefieres, existen multitud de aplicaciones gratuitas para ayudarte a vigilar lo que entra y sale de tu cuenta corriente).
.

Equípate bien

Haz una lista de cosas necesarias y otra de cosas deseables, y cotéjala con tu presupuesto.

Ejem… hemos dicho “necesarias”…

En ahorrahoy.com te proponen un listado de cosas que realmente querrás tener en tu vida para no vivir como Tom Hanks en Náufrago:

En tu cocina:

  • Nevera
  • Encimera
  • Microondas
  • Vasos y platos
  • Cubiertos
  • Para cocinar: sartenes, ollas, cazos…
  • Accesorios de cocina: tabla para picar, escurridor, abrelatas…
  • Batidora
  • Cubo de basura
  • Bombona de gas (si no hay gas natural)

En tu salón:

  • Sofá
  • Mesa de comedor con sillas
  • Armarios y estanterías o muebles de salón
  • Pufs, cojines o sillas plegables (por si la visita es en grupo)
  • Televisión (las hay de segunda mano)
  • Mesita de servicio
  • Cortinas

En tu dormitorio:

  • Colchón de buena calidad (los outlet suele tener buenos precios)
  • Colchón hinchable como medida provisional
  • Almohadas
  • Dos juegos completos de cama (para rotarlos mientras uno se lava)
  • Cortinas
  • Perchas para la ropa
  • Espejo

Recuerda que si necesitas ayuda en tus primeros pasos, siempre puedes contar con nuestros manitas.

En el baño:

  • Cortina para el baño (si no hay mampara)
  • Papel higiénico
  • Productos de higiene y aseo personal (champú, jabón, crema del cuerpo, pasta dental, cepillo dental…)
  • Organizadores para el schampú, el jabón, etc.
  • Un par de juegos de toallas (para rotarlas mientras unas se lavan)
  • Escobilla del váter
  • Botiquín de primeros auxilios

Para limpiar:

  • Lavadora
  • Productos de lavado: detergente y suavizante
  • Pinzas para ropa
  • Cubo
  • Mocho
  • Escoba
  • Recogedor
  • Cepillo para lavar el baño
  • Trapos de cocina
  • Trapos de limpieza
  • Productos de limpieza: limpiasuelos, amoniaco, lejía…
    .

Por último, pero más importante aún, debes estar preparado para hacer frente a cualquier emergencia, avería, rotura y susto doméstico.

Para ello, te hemos preparado este enlace al rinconcito MacGyver: un kit de emergencias del hogar con los 9 magníficos que te ayudarán a sobrevivir a cualquier problema 😉

6 trucos para limpiar en esos lugares IMPOSIBLES del hogar

¿Quién será el encargado de acabar con la mugre? El gato no parece por la labor.

¿Quién será el encargado de acabar con la mugre en esta casa? El gato no parece por la labor.

Hoy es el día

Repite conmigo, poniendo la voz ronca de Batman, torciendo la boca como Silvester Stallone, o un acento austriaco como el de Schwarzenegger:

“Se cree muy dura, inaccesible y a salvo de todo, escondiéndose de aquellos que solo quieren limpiar su territorio de mugre y desechos. Pero esta suciedad tiene los días contados. Y yo voy a ser quien acabe con ella.”

Ahora que estás mentalizado de acabar con el mal que se acumula en los rincones más impenetrables de tu casa, vamos a darte el armamento y las instrucciones precisas para cumplir tu misión y lograr la Medalla de Honor de Don Limpio.

Los mayores expertos del hogar te traen ideas, consejos y trucos de limpieza e higiene doméstica, de forma que puedas acceder a los lugares más complicados de limpiar en tu casa

Lo creas o no, en los rincones más recónditos de tu hogar se libra la madre de todas las batallas. ¡Y tu salud te está pidiendo a gritos un cambio de estrategia! Foto: artic.edu

Apunta estos trucos, ideas y consejos para llevar a cabo la más precisa campaña de limpieza e higiene vista en tu hogar.

Sé fuerte.

Y recuerda: no hay gloria sin lucha ni brillo sin esfuerzo.
.

1. Reconquista el moho rebelde que se oculta en los recovecos de tus grifos

Hongos y varios tipos de suciedad se hacen fuertes entre las piezas de tu grifo, donde la humedad y los restos orgánicos se alían con los de jabón para formar sustancias que se aparecen en tus peores pesadillas.

Los mayores expertos del hogar te traen ideas, consejos y trucos de limpieza e higiene doméstica, de forma que puedas acceder a los lugares más complicados de limpiar en tu casa

fotos: lillyfamilydentistry.com y thriftyfun.com

Guarda un cepillo de dientes que ya no uses y sacrifícalo para esta valerosa causa: sus cerdas penetrarán si piedad hasta el último rincón, apoyadas en el ataque por agua caliente, jabón y generosos movimientos de cepillado.

‘La noche más oscura’ será un juego de niños comparada con esta incursión en territorio hostil.
.

2. Asalto a los carriles de tu mampara de ducha

Igual que la incursión del tren en el salvaje oeste atrajo a numerosos criminales en busca de sus cargamentos, otras vías, las de tu mampara, dan cobijo a la roña más inmunda e indeseable..

Pero hoy no vamos a hacer como otros días, mirando hacia otro lado y aplazando el enfrentamiento. Hoy, tú y yo vamos a entrar con todo, colocando papel de cocina entre esas vías y empapándolo con vinagre.
.

Después, vamos a dejarlo actuar y hacerse cargo de los malos durante, al menos, 30 minutos que serán los más largos de la corta vida de ese sucio moho.

Una vez esté totalmente rendido, retiraremos el papel y rascaremos con ayuda de un cepillo de dientes viejo, agua caliente y jabón.

¡Buen trabajo!

3. Salva el campamento base —¡tu colchón!—de la suciedad que amenaza tus dulces sueños

Pasas un tercio de tu vida pegado a él, ¿y no lo limpias periódicamente con todo el mimo del mundo?

Eso es porque desconoces el arma definitiva para acabar con los ácaros que están empeorando tu alergia, provocándote enfermedades respiratorias y alargando tus catarros: el aplique para limpiar tapicerías de tu aspirador.

Un buen aspirado por territorio comanche y acabarás con esos insectos microscópicos y con tus propios restos orgánicos —pelos y células muertas— de los que los ácaros se nutren día y noche.

Y a dormir como los ángeles, baby.
.

4. Tu lavavajillas es zona de combate a diario: ayúdalo en la batalla

Probablemente no te hayas fijado en la suciedad que se acumula en el filtro de tu lavavajillas y en sus zonas más recónditas. O es una de esas realidades que no te gusta afrontar.

Pero, te guste o no, esta también es tu guerra. Y el lavavajillas no puede ganarla sola. Necesita cobertura aliada en forma de —otra vez— el heroico cepillo de dientes ascendido a guerrillero-para-todo.

Equípalo con agua caliente y jabón y lánzalo a desincrustar la cal y los restos orgánicos y de jabón de los puntos ciegos de tu lavavajillas.

5. Persianas y zonas similares: crea tu propia arma de limpieza masiva

Ironman se creó un traje entero de metal con la inteligencia artificial de un millón de Siris. Tú solo necesitarás un par de trapos de microfibra, unas pinzas y un par de gomas para vencer esta batalla.

Enrolla los trapos alrededor de cada brazo de las pinzas como en la imagen, y verás qué fácil y rápido es terminar con el polvo en torno a las lamas de tus persianas, así como de otros puntos conflictivos de tu hogar.
.

6. Los raíles perdidos de tu armario: misión de asalto

Nos encontramos en un escenario parecido al de tu mampara, pero al lado de aquella jungla húmeda, esto parece un enfrentamiento en la sequedad del desierto.

Por eso vas a adaptar tu armamento —ese viejo pero poderoso aspirador con el que nunca has perdido— a las circunstancias del terreno, empleando el rulo de cartón del papel de cocina o del WC.

Te permitirá crear una extensión flexible que podrás doblar para ajustar la nueva boquilla temporal al grosor de cada carril.

¡Misión cumplida, terreno recuperado!
.

Una actitud combativa no es suficiente si no sabes cómo penetrar en las líneas enemigas.

.
¿Qué te parecen estas ideas para hacer de tu mundo un lugar más saludable, seguro y feliz?

Sabemos que no es un trabajo bonito. Que la lucha nunca termina y que la suciedad que elimines hoy volverá mañana acompañada de nuevos enemigos.

Pero alguien tiene que hacer el trabajo sucio.

Y tu hogar es un lugar por el que merece la pena luchar. Día a día.

*¿Tienes tus propios trucos de limpieza? ¡Comenta y comparte! 😉

Si tu casa y tu vida son un caos, aplica los métodos ‘Dan-sha-ri’ y ‘Kondo’ para ser feliz

Ahora que nadie nos oye, confiésanos una cosa: ¿cuántas veces has sentido que la sensación de desorden te desbordaba?

No se trata exclusivamente del desorden físico de los elementos que componen tu hogar. El desorden mental es igual de ruidoso y frustrante. Y con mucha frecuencia, ambos terminan contagiándose y agravándose mutuamente.

Mira estas dos imágenes, ¿qué sientes?

reparalia_blog_casa_hogar_ideas_consejos_trucos_gestion_orden_mantenimiento_organizacion_vivienda_ropa_felicidad_alegria_filosofia_danshari_kondo_03

Foto: favim.com

¿Has notado eso? Ahora, mira a tu alrededor y define cómo te sientes con el orden o el desorden que te rodean.

Por todo esto, mantener un cierto orden en tu entorno -tanto laboral, personal, como doméstico- se convierte en una necesidad vital que demasiadas veces descuidamos. Y aunque no nos demos cuenta, no llevar a cabo ese trabajo que consideramos importante pero no urgente termina pasándonos factura en forma de stress, malestar psicológico, mal humor y abatimiento.

¿Cuál fue la última vez que viste algo ordenado en casa y sentiste placer y paz?

Si hace demasiado tiempo, este es tu post. Y si nunca lo has sentido…
¡Entonces estamos hablando de un urgente cambio de hábitos! 😉

Repetir esa sensación más a menudo va a ser nuestro objetivo a partir de ahora.

Relájate: no es tan difícil. Existen numerosos trucos, consejos y reglas que se ordenan en métodos con nombres propios y satisfacción garantizada.

Hoy vamos a echar un vistazo a dos métodos para ser inmediatamente más felices a través del orden en tu casa ¡Empezamos con la primera!

Dan-sha-ri y las 5 reglas de la persona ordenada

La japonesa Hideko Yamashita tiene una pregunta para ti: ¿cuántas veces has abierto tu armario, que está lleno de ropa, y no has encontrado nada que ponerte?

Bienvenido al Dan-sha-ri (dan = rechazar las cosas innecesarias; sha = deshacerse de las cosas inútiles que uno posee; ri = detectar el deseo insano por las cosas innecesarias).

Nos enseña a deshacernos de todo aquello que no es útil en nuestra vida y que no nos aporta nada esencial: desde la ropa que nos sobra en los armarios a esas relaciones que vamos arrastrando por costumbre y que no tienen valor real para nosotros o que nos impiden establecer otras nuevas y más enriquecedoras.
.

Simplicidad: menos cosas > menos trabajo > menos gastos = más ahorro > más tiempo > más experiencias > más alegría

Danshari es casi una filosofía de vida que te invita a conocerte a ti mismo a través del orden en el hogar: al ordenar nuestros trastos, revisamos y ordenamos nuestra relación con el mundo y nuestros sentimientos al respecto.
.

Hay 5 reglas doradas para organizar tu vida y vivir con más armonía:

1. La regla de la ocupación: nunca llenes algo del todo. Así dejarás espacio para el tránsito de cosas y no sufrirás sensación de abarrotamiento.

2. La regla del reemplazo: solo incorpora objetos si van a sustituir a uno anterior. Así seleccionarás cuáles te hacen (más) feliz y te aportan más valor.

3. La regla de un toque: facilita el acceso a todos tus objetos con uno o pocos gestos (nada de meter cajas en bolsas, en cubos, en… ¡que nos conocemos!).

4. La regla de la libertad de elección: pon las cosas de forma que accedas visualmente a ellas más rápido y puedas elegir sin esfuerzos.

5. La regla de la marcha automática: este punto es pura energía y se refiere a la mecánica y la facilidad con que tu cuerpo y tu mente se relacionan con todos estos objetos, de forma automática. Si no es así, es que algo falla: demasiados obstáculos, dudas… ¡y ha de ser fácil!

¿Quieres consejos más concretos?
Descubre el método de Marie Kondo

Ya te hemos hablado en otras ocasiones de la falta de espacio que sufren las grandes urbes niponas como Tokio y cómo se enfrentan a ella. Por eso no es de extrañar que el otro método que tocamos hoy provenga de otra japonesa.

En su libro “la magia del orden”, Kondo explica cómo, ya de pequeña, se encargaba de ordenar con pasión los armarios de toda la familia. Pronto aquella inspiración vital se convirtió en su pasión profesional, convirtiéndose, como Yamashita, en consultora de organización doméstica.

Vamos a revisar una batería de consejos que os propone para ser más felices a través de la organización doméstica:

  • Tira todo lo que no te haga feliz: así de claro y tajante.
  • Organiza por categorías, no por lugares: si vas con la ropa, saca toda la que tengas en casa, no solo la de una habitación. Así tendrás una percepción real del volumen de ropa global y los espacios que ocupa, y no te harás trampas al solitario transportándola de un lado a otro de la casa.
  • Coge cada objeto con las manos para decidir: ¿superchería? Te vas a sorprender: cuando alzas con las manos algo conectas mejor con los sentimientos que ese objeto te provoca, y te das cuenta de la importancia real que tiene para ti.
    .
    .
    .
  • No tengas miedo a tirar o donar lo que no usas: Kondo afirma que, si eres determinante en esta labor, al final te quedarás solo con un tercio de la ropa que tenías. Un-ter-cio.
  • Ordena por la mañana: es el momento en que tu mente está más despejada.
  • Hazlo a solas: así evitarás presiones externas.
  • Guarda en vertical: igual que el Danshari, Kondo te invita a doblar bien la ropa y colocarla en vertical para tenerla más a la vista.
  • Cuelga menos y dobla más: donde te caben 10 prendas holgadas puedes guardar hasta 40 sin arrugarlas. No es la doblez la que arruga la ropa, sino el peso excesivo de más ropa encima de ella.
    .
    > ¿Se te da fatal doblar ropa? La propia Marie Kondo nos enseña en este breve vídeo cómo doblar camisetas y calcetines perfectamente para seguir su método:


  .

  • Aquello con valor sentimental, al final: estarás más preparado para hacerlo, después de concienciarte y entrenarte con cosas menos vinculadas emocionalmente a ti.
  • Encuentra un lugar para cada cosa: te ayudará muchísimo a ahorrar tiempo y energía decidiendo y buscando después: un cajón para camisetas, ese rincón para la guitarra… nada de mover las cosas de aquí para allá.
  • Define tus necesidades materiales: ¿cuál es la cantidad correcta de objetos para ti? cuando la encuentres, descubrirás que no necesitas nada más, aprenderás a vivir con menos y liberado de la carga de un consumismo estresante y sin sentido.
  • Di adiós al pasado: no te aferres gratuitamente y selecciona bien tus recuerdos: el espacio en el que vivimos debería ser para la persona en que nos estamos convirtiendo, no para la persona que fuimos en el pasado.

Recuerda: organizar es un arte y una habilidad necesarias, que restauran el equilibrio entre las personas, sus posesiones y su hogar y pone en orden tu vida.

¡Desintoxícate de todo aquello que no sea necesario en tu casa!

(Y dinos en los comentarios: ¿de qué es de lo primero que te desharás y qué es aquello de lo que nunca prescindirías?)
😉

‘Tu casa crece contigo’ #2: cómo adaptar tu hogar si tienes niños

Los expertos profesionales en reparación de averías del hogar de Reparalia te traen ideas, consejos y trucos para adaptar tu casa a la llegada y el crecimiento de niños

El próximo domingo 20 de noviembre se celebra, un año más, el Día Universal del Niño. Una oportunidad para reflexionar sobre los millones de pequeños que no han tenido tanta suerte como nosotros en nuestra infancia.

Y un momento tan genial como cualquier otro para apoyar a quienes intentan reducir esta brecha no solo en el Tercer Mundo, sino también en nuestro propio país. Como nuestros inseparables amigos de Aldeas Infantiles SOS España, con los que colaboramos habitualmente:

.

Más cerca, ya en nuestro día a día, los peques se convierten en los absolutos reyes de la casa en cuanto entran por sus puertas.

En ese momento todas las estancias de tu hogar pasan a ser el espacio inolvidable donde su felicidad, su correcto desarrollo físico e intelectual y su relación con familia y amigos empezarán a fraguarse con mucha intensidad.

Por eso, dentro de nuestra campaña #TuCasaCreceContigo donde ya hablamos de la llegada de los bebés, hoy queremos seguir en esa línea de crecimiento y darte algunas ideas para acomodar tu vivienda a las necesidades de tus príncipes y princesas.

El objetivo: dar forma a un lugar común donde se sientan cómodos y seguros.

 

1. SEGURIDAD: cómo proteger a tus hijos frente a los peligros del hogar

Las primeras y más importantes medidas que necesitas tomar minimizarán los riesgos a los que un niño se enfrenta en una vivienda. Peligros que tus ojos adultos ignoran muchas veces, pero que su falta de experiencia, su torpeza y sobre todo su constante curiosidad en todo su desarrollo  lo convierten en una aventura permanente.

Para ello, te resumimos a continuación los 8 consejos para hacer tu casa más segura para niños que te proponíamos hace algún tiempo:

Date un paseo a gatas por tu casa para ver el mundo desde su perspectiva

bebe-gateandoFoto: diariodeunamadre

  • Identifica aquellos elementos que están a su alcance en cada habitación, o de qué manera podría acceder a otros más elevados o protegidos. Un cable a baja altura será suficiente para que, de un tirón, reciban la caída de la lámpara a la que alimenta.
  • Igualmente, tapa todos los enchufes con cubre-enchufes, guarda bien arriba plásticos y bolsas con los que puedan asfixiarse, aleja igualmente medicamentos, cubiertos, metales, cristales y todo aquello que, en definitiva, no puedan babear amistosamente.

2. DECORACIÓN: cómo sacar partido a tu casa para que también la sientan suya

Aquí va una reflexión que te motivará muchísimo en este punto: algún día, dentro de muchos años, tus hijos estarán sentados en una cafetería con alguien que significará mucho para ellos. Les contarán cómo crecieron en aquella casa, magnificando con sumo detalle cómo les marcó cada elemento que elegiste para acompañarlos en su descubrimiento del mundo.

Vuestra casa también ha de ser su casa.

baja-y-media-baja-198

Han de percibir sus formas, colores, mecanismos y procesos de una forma amigable que les transmita confianza, armonía y muchas posibilidades de juego y aprendizaje.

  • Por el contrario, será una idea genial tratar de evitarles sensaciones y elementos angustiosos o amenazantes que coarten sus ganas de acercarse y explorar. Propón un espacio inspirador, plagado de colores, luces, sonidos y otros elementos sensoriales que despierten su imaginación.

Sus muebles deberán ajustarse a su altura y ser cómodos, redondeados, ligeros pero muy estables.

  • Los muebles móviles serán de gran ayuda en varias etapas de su vida, pero habrá otros que necesites asegurar fijándolos a la pared, para evitar que un pequeño Spiderman se los tire encima al tratar de trepar por ellos.

 

  • Su habitación es esencial. Son niños. Preocúpate para que los muebles dejen suficiente espacio libre en el centro con el objetivo de que puedan jugar a gusto  (por ejemplo pegando el lado largo de la cama a la pared). Si el cuarto es compartido entre dos hermanos, ¿qué tal si cada parte está decorada a sus aficiones? Esto les hará sentirse especiales y únicos.
  • A partir de cierta edad, crea una zona de trabajo en la que puedan hacer de forma cómoda sus tareas. Debe ser inspiradora y acogedora, pues aquí comenzará su eterna y complicada relación con los deberes y el esfuerzo físico e intelectual.

mesa-infantil-de-carton

Foto: mamidecora.

  • En la cocina, te proponemos poner un poco de color a las estanterías con vajilla de plásticos y de colores ¡Se sentirán especiales, evitarás disgustos si se les resbalan y comerán con otro ánimo!
  • Por último, haz del baño un lugar deseable y del aseo, una práctica que no rehuyan. Coloca allí algunos de sus juguetes y asocia estos momentos de higiene con diversión, relajación y bienestar.

banos-infantiles-unisex

Foto: estilospeques
.

3. LIMPIEZA: cómo mantener tu casa ordenada (aunque los niños se empeñen en lo contrario)

Bien, hay dos mantras que deberás incorporar a tu nueva vida como padre/madre:

  • En primer lugar, no puedes esperar el mismo nivel de orden y limpieza cuando hay peques alrededor. Asumirlo y abrazarlo te liberará de tensiones internas y con tu familia.
  • En segundo lugar, deja de percibir esta parte de la convivencia como un enfrentamiento padres versus hijos. A través de algunos mecanismos educativos y mucho esfuerzo y paciencia se puede conseguir que los hijos integren y pongan en práctica tareas de mantenimiento.

La clave es que perciban la casa, sus enseres y estas tareas como algo suyo de lo que hacerse responsables y no algo ajeno.

Los expertos en estimulación temprana te sugieren que desde los 18 meses de edad, o antes, animes a tu bebé a que meta objetos en una caja

¡Es una buena edad para sentar las bases de la organización doméstica!

  • Comienza a asentar en sus pequeñas cabecitas la idea del orden y su importancia. Para ello, ofréceles soluciones de almacenamiento apropiadas a su tamaño y sus capacidades, y aprovecha su fascinación por los colores para enseñarles a organizar su espacio por gamas cromáticas. El orden también puede ser divertido.
  • Es importante que transmitas a tus hijos actitud positiva hacia todas estas tareas, para que no las conciban como un castigo. Sé un ejemplo para ellos, y contagia felicidad y orgullo del hogar que estás cuidando cada vez que lo hagas.

Si eres padre o madre, seguro que tienes muchas experiencias e ideas que contarnos. No te cortes, estamos deseando saber cómo resolviste tú cada pequeño quebradero de cabeza que trae la llegada de niños a nuestros hogares:

¡Déjanos tus propios consejos en los comentarios!
.

9 consejos sobre cómo colocar los alimentos en tu frigorífico para que duren más y mejor

La nevera es de esas partes de la casa que reflejan con gran fidelidad la personalidad de su propietario y gestor.

¡Cómo! ¿Qué no te lo crees? Imagina el frigorífico de John McClane, sempiterno héroe de La Jungla de Cristal. ¿Cómo crees que sería?

Probablemente fuese pequeño, como los de los hoteles. En ningún caso preparado para albergar cantidades familiares de brócoli, pavo y fruta fresca. Una bombilla parpadeante te permitiría atisbar una botella de whiskey, alguna cerveza, medio limón seco y una caja de aspirinas.

Los expertos en reparación de averías del hogar de Reparalia te traen hoy consejos, trucos e ideas para conservar y organizar mejor la comida y los alimentos en tu frigorífico y congelador.

Sabemos que parece una forma excelente de llenar tu frigorífico, pero hemos venido a por nota… ¡Y tú puedes hacerlo mejor! 😉

Pero basta de ficción: toma como ejemplo real tu propio refrigerador o el de algún amigo:

¿Está bien surtido? ¿Tiene comida mal conservada o en mal estado? ¿El orden es caótico o, por el contrario, resulta fácil y agradable otear entre sus alimentos?

Seguro que a estas alturas ya sabes que, si eres coherente con lo que estamos a punto de contarte, te va a tocar redistribuir tus riquezas organolépticas, probablemente esta misma noche.

Te invitamos a interiorizar los próximos consejos e integrarlos en tu día a día y en tus hábitos de compra para lograr sacar el máximo partido a tu comida, conservando durante más tiempo sus propiedades alimenticias intactas.

.
1. Desarrolla tu lado de reponedor del súper: coloca lo más viejo, delante (cerquita de tu mano) y lo más nuevo, en la parte posterior

¿Obvio? No serías el primero en comerse esta noche los yogures recién comprados mientras siguen envejeciendo los que te llevaste de oferta hace 3 semanas…

Para evitarlo, cada vez que vuelvas a casa de hacer la compra, ordena tus alimentos de forma que se vea y consuma antes lo que lleva más tiempo en el frigo.

 

2. Los lácteos, en una de las baldas de arriba

Necesitan menos frío para conservarse, por lo que deberías situar juntos quesos, yogures y leche en las alturas.

Además, la leche está mejor ahí que en la puerta, donde se rompe más a menudo la cadena de frío y puede echarse a perder mucho antes.

Sitúa también los huevos en la parte de arriba de la puerta, ya que no necesitan un frío invernal para mantenerse en buen estado.

 

3. La controversia en torno a frutas y verduras: mejor, fuera del frigorífico

Y como lo nuestro es el hogar -¡aunque en Reparalia seamos muy cocinillas!- vamos a dejar la última palabra a los expertos como Mikel López Iturriaga, El Comidista, que te explica en este post por qué es mejor dejar ciertos alimentos lejos de nevera y congelador.

Resumiendo sus consejos, te diremos que los frutos veraniegos (melocotones, melones, nectarinas, berenjenas, calabacines, pimientos) no llevan bien la vida por debajo de los 10 grados. Las frutas tropicales, como aguacate, plátanos o piñas, igual.

Patatas, ajos o cebollas, mejor en la despensa y en una bolsa de papel opaca y bien seca. El tomate fuera, por supuesto. Y legumbres, cereales, conservas, pasta, frutos secos… lejos, lejísimos del frigorífico, y bien cerrados y controlados en tu alacena.

 

4. No mezcles nunca alimentos crudos y cocinados

Ten en cuenta que los que están sin procesar aún pueden conservar bacterias que pasarían a los alimentos cocinados y desprovistos por tanto de ellas.

5. Carnes y pescados, mejor en la parte inferior de tu nevera

Es la más fría y, por tanto, donde se conservarán mejor durante algunos días más.

6. Abre la puerta a bebidas, salsas y mantequillas

Es suficiente con la temperatura de esta parte de tu frigorífico para conservarlas a punto y tenerlas más a mano.

7. El congelador no es para todos…

Los alimentos situados en esta zona deben estar siempre bien envueltos y mejor etiquetados: contenido y fecha de congelación son una información crucial para evitarle intoxicaciones a tu “yo” del futuro.

Recuerda que no deberías almacenar comida en tu congelador durante más de 9 meses.

Y apúntate mentalmente esta lista de 9 alimentos que no se deben congelar:

Las hojas de las ensaladas verdes se marchitan y ponen blandas, la leche se llena de grumos, los alimentos fritos pierden su textura crujiente, el rebozado de humedece y ablanda, los huevos explotan y te dejan todo perdido, las frutas, verduras y patatas – con alto contenido en agua- se hielan, el yogur se corta, el queso se vuelve harinoso… Y no se te ocurra congelar migas de pastor si no quieres que tu abuela te de una merecida colleja.

8. ¿Eres de los que dicen tupper o fiambrera?

Tranquilo, no estamos aquí para juzgarte. Y en el fondo, nos da igual, porque solo queremos recordarte que los/las uses. Mucho. Con fruición.

Porque estos utensilios de cocina son perfectos para proteger la calidad de tus alimentos, evitar que se propaguen olores o bacterias por tu frigorífico, y ayudarte a ordenar visualmente todo tipo de comida.

Pon en ellos los embutidos -sobre todo cuando estén cortados-, la comida ya cocinada, y con especial atención, los quesos y cualquier alimento que pueda generar moho con facilidad. Sus esporas se propagarían rápido e invisiblemente por todo tu frigorífico, y no quieres que esto pase.

9. Guerra sin cuartel a la humedad

La humedad en los alimentos es la forma más rápida de trasladar bacterias de unos a otros. Para prevenir esta contaminación, mantén siempre seco todo en el interior de tu nevera.

 

¡Confiesa en los comentarios! ¿Haces ya todo esto en tu frigorífico? ¿Tomas alguna otra medida de higiene que se nos haya pasado comentar?

Todos estos trucos servirán para poner orden en tu nevera, pero si tienes un problema grave con tu frigorífico, recuerda que puedes contactar con los mejores profesionales de electrodomésticos.

¡Comparte el conocimiento! 😉
.