BLOGS

Archivo de la categoría ‘lima’

¿Para qué sirve el taladro? 4 funciones muy útiles que desconocías

 

http://stream1.gifsoup.com/view1/1988374/giga-taladro-arrasador-o.gif.
Es una de las herramientas más potentes y peligrosas que rondan tu hogar, y no hay neófito que, al agarrarla por primera vez y apretar su gatillo, no se sienta como un genio loco.
.

Imágenes de img2.thejournal.ie

Por su poder, causa un gran respeto – ¡y debería! – pero al mismo tiempo es infravalorado e infrautilizado para muchas más funciones que la obvia: taladrar agujeros en paredes y techos. De hecho, los grandes maestros de las manualidades y el do it yourself saben sacarle todo el partido para ahorrar mucho tiempo y esfuerzo.

Hoy vas a aprender otras funciones de este versátil utensilio que te harán replantearte tus tareas de mantenimiento doméstico, reparaciones y manualidades.
.

¿Dos pistas para convertirlo en una herramienta multiusos? Jugar con su velocidad de giro, y aplicarle distintos accesorios… ¡Su poder se multiplicará en tus manos!

 

1. Cómo limpiar, pulir y decapar con tu taladro

Puedes adquirir cepillos de distintos materiales, según el uso que vayas a darle –y, sobre todo, según la superficie que vayas a tratar.

Existen cepillos de metal, altamente abrasivos, y cepillos de nailon, mucho más suaves y para superficies delicadas.

Los primeros te ayudarán a desherrumbrar y limpiar metal y piedra con toda la facilidad del mundo (prueba a hacerlo a mano durante unos segundos, y volverás a tu taladro dándole besos y cantándole albricias). Un cepillo metálico asido a tu taladro te permitirá eliminar pintura, preparar zonas para soldar –también eliminar soldaduras- y pulir y esmerilar hasta dejar brillantes muchos objetos.

Los cepillos de nailon, de los cuales puedes encontrar una amplia gama de granos en sus púas, también sirven para todo lo anterior, aunque se suelen emplear especialmente en madera. Es raro usar un cepillo metálico en madera, a no ser que tu intención sea lijar o desbastar hasta eliminarle la veta por capas.

 

2. Lijar con tu taladro

Otro gran paso para la Humanidad. Aplica un plato con lija o un cepillo de lijar –como el cepillo “milhojas”, ideal para superficies irregulares- y verás qué rápido puedes rejuvenecer la mesa de tu salón, tan castigada por golpes, raspones y suciedad. Una capa posterior de barniz la dejará como nueva y le dará tu sello manitas personal.

También existen tambores o rodillos de lijado, con cintas abrasivas intercambiables. Incluso algunos accesorios te permiten variar el eje de giro para usarlos con más comodidad en ángulos complicados de trabajo.

Recuerda siempre, cuando mayor es el número del grano de la lija, más basto y abrasivo es el lijado.

 

Aprende cómo usar un taladro para limar, lijar, pulir y muchas más cosas de la mano de los profesionales de las reparaciones del hogar de Reparalia

En la foto, nuestro amigo Javi, de Yonolotiraría, aprende cómo taladrar y pulir cristal con nuestro profesional cristalero Pedro Jiménez, en nuestro II Workshop DIY Reparalia con bloggers del año pasado.
.

3. Pulir

Compra discos de fieltro, lana o almohadillas especiales de tela para aplicar a tu taladro y dejar resplandecientes algunos metales, como barandillas.

Además, existen kits completos con pastas y ceras para rematar el efecto.

 

4. Limar

Los cabezales de lima o muelas cerámicas son ideales para, sujetos con un alargador que sirve de adaptador al taladro, limar o repasar metales, plásticos, cristales o cerámica.

Tienes limas para madera y limas para metal. Las primeras tienen un relieve de puntos; las segundas, de rayas.

 

Truco extra: los soportes para taladros

Tienes soportes de todos los tipos, que te permitirán sujetar con comodidad tu herramienta en una misma posición. Esto no solo te descansará muchísimo en el trabajo, sino que te permitirá realizar trabajos de precisión, como perforar tubos.

 

¿Y tú? ¡Cuéntanos! ¿Cuándo fue la última vez que usaste tu taladro para algo que no fuera taladrar? 😉