BLOGS

Archivo de la categoría ‘calor’

Ideas para sacar más partido a tu pérgola este verano

Imágenes de guiaparadecorar.comguiadejardineria.comabitaredecoracionblog.com

Cada día veo más y más pérgolas en las casas que visito para reparar averías y otros entuertos. Pero sobre todo, cada vez las encuentro más originales, innovadoras y sorprendentes. 

Se diría que se está produciendo un boom espectacular en su diseño, en la forma de integrarlas en los espacios disponibles, en la elección y el tratamiento de sus materiales, e incluso en sus propias funciones.

Por eso hoy voy a dar juntos un paseo por las sombras más elegantes e inspiradoras que he encontrado en la red, de forma que puedas encontrar nuevas ideas para darle a tu pérgola un nuevo estilo este verano:

Un toldo plegable, la solución más versátil

La mejor idea para sacarle todo el partido a esta estrella de tu jardín es instalar un toldo que puedas plegar y desplegar a tu antojo en cada momento del día.

Multiplicará las funciones y encantos de tu pérgola, al poder aprovechar la luz de la luna, el frescos de la noche, o refugiarte en un momento de los rayos solares más duros del mediodía.

Cañizo, la alternativa fija a un toldo

Si tienes claro que la parte superior de la pérgola va a permanecer cubierta la mayor parte del tiempo, cubrirla con cañizo es una muy buena opción: económica, sostenible y con un aire mediterráneo muy refrescante y auténtico.

Cortinas: una solución para reducir luz y calor y aumentar la privacidad

Una gran elección para vestir tus pérgolas con textiles de moda y ganar en frescura e intimidad es añadir cortinas en barras, junto con cuerdas o lazos originales y de materiales a juego para recogerlas y sujetarlas a las columnas.

Además, puedes jugar con su textura, armar capas para mejorar la privacidad que te ofrecen y reducir la luz entrante, y combinar diferentes materiales y colores para lograr un efecto espectacular.

Guirnaldas: un toque hippie muy veraniego para las noches de fiesta

Si hay un elemento que ha conquistado los exteriores de muchos hogares durante las noches del pasado verano, ese fueron las guirnaldas de todo tipo.

Los anuncios de cerveza que sientan las bases estéticas de las reuniones playeras entre gente cuqui no pasan desapercibidos en las grandes superficies de decoración, que ofrecen hoy por hoy un gran surtido de luces para que montes tu propio refugio cool este verano.

Especialmente interesante resulta el avance del sector de la iluminación LED para acercarse a los tonos cálidos de las antiguas bombillas incandescentes de tungsteno, tan agradables a la vista pero tan poco eficientes desde el punto de vista energético y para el ahorro en tu factura de la luz.

Hazte con una buena hilera de estas nuevas luces LED ultra eficientes y podrás iluminar de forma romántica, económica y sostenible tu pérgola por mucho menos de lo que piensas.

Añade elementos de juego y relax

La pérgola marca el espacio. Qué hagas dentro de él, es cosa tuya. Y aunque muchas veces optamos por una mesa con sillas de forma convencional, existen otras soluciones mucho más creativas y divertidas para aprovechar este lugar a la intemperie pero sin los arduos calores del verano sobre nuestras cabezas.

Por ejemplo, un balancín en el que mecerte mientras lees o tomas una copa de vino con tus amigos.

¡O una hamaca en la que tumbarte a descansar a la sombra!

Conviértela en un exótico estanque

¿Y si excavas una porción de tierra bajo o entorno a tu pérgola y le das a tu casa ese toque de glamour oriental que siempre has deseado? Además de refrescar el lugar, el agua te permitirá decorar con especies vegetales como nenúfares, e incluso añadir peces de carácter ornamental.

Para rematar el conjunto, una estructura de bambú, telas ligeras y luces (velas de gran tamaño, por ejemplo) aportarán ese extra que deje a tus visitas con la boca abierta.

Cierra lateralmente tu pérgola para convertirlo en un recinto con más entidad

Quizá prefieras añadir unos tablones (puedes aprovechar maderas aparcadas para proyectos de DIY, o palés) para separar espacios y crear un rincón más privado dentro de tu pérgola, sobre el que puedes colgar macetas, añadir estantes, etc. Convirtiendo este hueco en una estructura mucho más funcional.

Cúbrela de flores

Esta opción tan bucólica convertirá tu pérgola en una obra de arte de la naturaleza si te esmeras en la colocación de la vegetación. Hay muchas especies de enredadera que puedes asociar a otras florales para conseguir esa nueva piel verde y de colores que haga destacar más a tu jardín.

Especies como las rosas, las clemátides, la madreselva, la glicina, la vid o la pasiflora te ayudarán a conseguir este estilo rústico chic tan destacado.

Introduce textiles refrescantes

La última idea que te proponemos es más sencilla y su ejecución más rápida y menos costosa, pero igualmente muy resultona: juega con textiles agradables y colores refrescantes para hacer más acogedor cada acomodamiento en el interior de tu pérgola.

Cubre sillas y sofás de tejidos suaves, fácilmente lavables y combinables entre sí para que tu jardín sea una extensión cómoda y muy disfrutable de los interiores de tu hogar.

Y si quieres saber más, aquí te cuento cómo elegir bien tu pérgola para combatir el calor este verano.

¿Qué te parece? ¿Qué idea te gusta más para darle una vuelta a tu pérgola y reinventarla este verano?

Así se prepara una piscina para el primer chapuzón del verano

Imágenes: piscinassalgado.comabrisud.eshogaryconstruccion.wordpress.comreparaciondepiscinas.eslacubiertadepiscina.combravi.esmasterfile.comkevinsweeney.info, polarispool.comamazon.com y facilisimo.com.

Los primeros gritos de felicidad de cada verano llegan unos días antes que los de los vencedores de la Champions League. Suelen ser más agudos, casi tan alocados, y provenir de pandillas enteras de niños saltando a la vez sobre la superficie aún fresca de una piscina a estrenar.

Por fin llega ese momento del año en el que destapas tu alberca particular, te calzas el bañador de moda de esta nueva temporada y luces palmito mientras intentas disimular que, ¡mecachis!, ¡todavía está fría!

Y para que todo vaya como en el mejor de tus sueños invernales, vamos a repasar los pasos a seguir para que no se te olvide ni un solo detalle de una apertura impecable de piscina.

Si quieres ser el mejor, apúntate todos los trucos de los profesionales y empieza a practicarlos hoy mismo…

¿Preparado?

¡Al agua, patos!

1. Quita y guarda adecuadamente la cubierta de tu piscina

Lo primero -retirarla- parece obvio a todas luces. Lo segundo -guardarla en condiciones- muchas veces pasa más desapercibido.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Pero es muy importante que te asegures de eliminar cualquier resto de agua de su superficie antes de doblarla cuidadosamente y guardarla en un lugar de almacenaje limpio y seco. De lo contrario, se podrían producir humedades, hongos y un deterioro que llevaría a la cubierta a cuartearse y terminar rajándose, siendo inutilizable cuando el otoño la vuelva a hacer necesaria.

Lo mejor es que pidas la ayuda de otra persona para llevar a cabo esta labor, situándose una a cada lado de la piscina para realizar las dobleces con más facilidad y seguridad.

2. Limpia los exteriores de la piscina

La primera labor de limpieza debe asegurar que no entra más suciedad de la ya existente al agua.

Puedes usar una manguera (mejor aún si se trata de alta presión) para expulsar hojas, tierra y polvo desde el interior hacia el exterior de cada bordillo.

3. Si tu piscina estaba vacía, comprueba posibles fugas y repara daños

Pueden existir fugas en tuberías o desprendimiento de azulejos cerámicos. En el primer caso, cuenta con la ayuda de un fontanero profesional. En el segundo, puedes emplear un epóxido -masilla adhesiva con alta resistencia a la humedad- para devolver su flamante aspecto original a tu piscina.

Mantenimiento de piscinas en verano

Emplea ahora los cepillos adecuados para limpiar los posibles restos de suciedad acumulados a lo largo del invierno en las paredes y el fondo, acompañados de productos ácidos que deberás comprar teniendo en cuenta la composición de cada vaso (ya sea una piscina de obra, poliéster o liner).

Y eso sí: nunca, nunca emplees jabones, ya que reaccionan a su contacto con el cloro y otros productos químicos empleados en este punto de tu hogar, produciendo una gruesa espuma que no desaparecerá por mucho que aclares.

4. Puesta en marcha del motor de limpieza

Vamos ahora a preocuparnos por el estado del agua. Si tenías la piscina cubierta y la hibernación se ha llevado a cabo sin problemas, el nivel de suciedad no será muy alto, pero aun así necesitaremos darle un buen uso inicial a los filtros para poner el agua a punto.

Antes de nada, retira cualquier objeto de la superficie que pudiera haber quedado flotando durante el invierno, desde flotadores hasta los posibles tapones o elementos de hibernación.

Ahora le toca el turno al filtro: recuerda que, para esta función, el nivel del agua debe estar a 1/4 del de los skimmers, y que debes colocar los posibles tapones de purga en bombas y filtros.

Llena el filtro y el prefiltro y coloca sus tapas y después abre las válvulas en posición de filtración y pon en marcha el motor. Durante todo este proceso, debes comprobar si existe alguna fuga.

Si tu filtro es de arena, lávalo y enjuágalo, o sustituye el cartucho por uno limpio en su caso (lo mismo si tu filtro es de diatomeas: le toca recarga de diatomita).

5. Cómo controlar los niveles del agua

Ahora llega esa parte que te hace sentir como un químico en el plató de El Hormiguero: la regulación de niveles acuáticos.

Lo primero es comprobar la alcalinidad (TAC), que debe estar entre 80 y 150 PPM, y el PH, que oscilará entre el 7,0 al 7,6.

Una vez tomados los valores de estos dos niveles, toca regularlos con los productos químicos a este efecto. Recuerda comprobar que la válvula multivía está en posición de filtrado durante este proceso.

Es recomendable llevar a cabo un tratamiento de choque —una super cloración que servirá para matar las cloraminas, y las bacterias existentes— llegado este punto para garantizar una calidad perfecta del agua y evitar riesgos de contaminación durante el baño.

Sigue las instrucciones del fabricante para ello y no permitas que nadie se introduzca en el agua hasta que todos estos pasos estén completos, teniendo en cuenta los tiempos marcados en las instrucciones. Lo mismo si vas a usar productos antialgas, algo necesario para evitar este peligroso foco de hongos y bacterias.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Una vez terminado este paso, estabiliza el tratamiento del agua con electrolizador de sal y reguladores del PH, tal y como lo haces habitualmente durante cada verano.

6. Los últimos retoques antes del primer gran baño del verano…

Ahora toca comprobar el color del agua y cualquier resto de suciedad que quede en el fondo, paredes o superficie.

Si existen restos en el fondo, te recomiendo usar un cepillo de mano o un robot limpiador de fondos para eliminarlos. Pero si la suciedad acumulada todavía es grande, es mejor cambiar la válvula multivía a la posición de desagüe y filtrar el agua que hay durante, al menos, un día completo.

7. Respecto al mantenimiento que llevarás a cabo durante el resto del verano…

Recuerda pasar un recogehojas por la superficie cada día, usar un robot de limpieza de fondos a diario (puedes programarlo para que trabaje durante las horas en que nadie usa la piscina, como la noche), y añadir cloro de forma regular para desinfectar el agua (unos cuatro kilos al mes para una piscina estándar de 100 m³).

¡Y a disfrutar de la piscina durante todo el verano!

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

Cómo transformar tu terraza en un invernadero

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Fotos de Reparalia.es, HomeServe.frDecorar.net,

Lo ideal sería que nuestra casa, igual que nosotros mismos, nos adaptásemos perfectamente a cada cambio estacional para aprovechar al máximo tanto los fenómenos climatológicos externos como nuestros propios recursos energéticos.

Así, disfrutaríamos más del calorcito en verano, transformando nuestros espacios en algo más parecido a una terracita de playa, y nos protegeríamos mejor del frío en invierno.

De eso nuestros compañeros de HomeServe Francia saben mucho. Ellos son expertos en sacarle todo el partido a su clima, en muchas ocasiones no tan benévolo como el nuestro.

Y por eso hoy vamos a compartir con vosotros sus consejos en este post en el que nos plantean la posibilidad de convertir nuestra terraza o porche, en un jardín cubierto, especialmente para los meses más duros del año.

Porque… ¿te imaginas la belleza que podrías llegar a albergar en esos metros cuadrados y el aire puro que generarías para tu hogar y los tuyos? ¡Nosotros entrecerramos los ojos solo de pensarlo!
.

En primer lugar, elige los materiales adecuados

Y ten muy en cuenta la orientación de tu terraza. Si tu región es templada, pero sin pasarse, puedes optar por hacerlo en una ubicación doméstica que dé hacia el sur. El calor no será demasiado agobiante y tendrás una luz excelente.

Pero si vives en el sur y tienes una gran cantidad e intensidad de luz solar al año, quizá debas optar por una incidencia menos directa para no convertir tu nuevo rincón favorito en un horno insufrible.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Para crear la estructura de tu nueva protección, puedes optar entre:

  • Aluminio: el material más común, debido a su resistencia y ligereza a un buen precio.
  • Madera: estéticamente insuperable, hay maderas muy resistentes y añadirán a tu vivienda un toque natural irresistible. Eso sí, el presupuesto se puede disparar según la especie que elijas.
  • Acero: más resistente y con más porte que el aluminio, también es más caro.

En cuanto al suelo, debes valorar factores como el mantenimiento y la limpieza. Nos encanta la baldosa hidráulica —encontrarás mil y un diseños y colores espectaculares, aunque con un coste superior a las otras opciones—, así como el hormigón y las losas de piedra pulida. ¡Estas opciones pueden darle un toque rústico muy agradable a tu nuevo invernadero de ciudad!

Riego automático para ayudarte en el mantenimiento

Tus plantas requieren tiempo y cariño. Pero, a veces, no es tan fácil. Si pasas mucho tiempo fuera de casa y quieres asegurarte de que tu vegetación está bien sin ti, te recomendamos instalar un sistema de riego por goteo.

Por cierto, ¿quieres conocer nuestras reglas mnemotécnicas para cuidar de tus plantas como un experto en cualquier época del año?

Otro detalle importante es asegurarte de que tu espacio tiene la ventilación adecuada y un sistema de persianas o control de la luz para que no se quemen tus plantas con un exceso de rayos solares.

Tu creatividad define tu nuevo jardín urbano

¿Cómo te imaginas ese rincón de ensueño en el que pasar las horas muertas cultivando feliz la jardinería?

Si deseas crear un ambiente exótico, te recomendamos especies como las cícadas —únicas plantas supervivientes a épocas muy remotas, que compartieron su existencia con los dinosaurios—, la Sansevieria o espada de San Jorge (altamente resistente), o los ficus.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Con ellas podrás crear una selva verde espectacular, ultra resistente frente al calor y la falta de agua, y podrás combinarlo con distintos tamaños, flores, follaje y alturas.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Si, por el contrario, quieres darle un rollo zen a tu nuevo invernadero, opta por orquídeas, bambú y bonsáis para trasladarte al lejano oriente como en tus vacaciones de ensueño. ¿Demasiado complicado de mantener? Elige en su lugar un bonsai ficus ginseng, mucho más independiente.

Las plantas más de moda son las suculentas (o crasas, llamadas así del latín suculentus, ‘muy jugoso’, porque alguna de sus partes se ha especializado en almacenar agua durante largos periodos), como los cáctus, las aloe vera… También las plantas carnívoras son tendencia y le darán un toque muy original a tu terraza verde.

Si además tienes espacio suficiente para introducir muebles, existen modelos de mobiliario de jardín muy resistentes (piensa en el ratán, tejido óptimo para resistir tanto en exteriores como en interiores con humedad), en colores más bien neutros, como el gris, el rosa pálido o el blanco roto, que combinarán perfectamente con la variedad e intensidad cromática de tu nuevo jardín.

Eso sí, no olvides dar una ubicación privilegiada a las plantas frente a los muebles: es su rincón, y deben recibir la luz y la humedad perfectas frente a cualquier otra circunstancia.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Prueba a suspender de techos y estructuras altas algunas de las plantas. Está muy de moda y no es de extrañar: el efecto estético es impresionante y le dará a tu jardín urbano nuevas dimensiones y alturas para disfrutar de distintas especies vegetales.

La iluminación también es importante: los farolillos quedarán de maravilla en este entorno campestre. También te animamos a probar con apliques y tiras de LED, muy versátiles, cada vez más baratos y perfectos para dar volumen a muebles y rincones con resultados sorprendentes.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Si quieres más ideas como estas, te recomendamos los siguientes posts:

Cómo comprar muebles de exterior para esta temporada en 5 consejos.

10 herramientas básicas para cuidar tu jardín.

Consejos, ideas y trucos para convertir tu terraza en un invernadero, de los profesionales del hogar de Reparalia y HomeServe

Cómo ahorrar dinero en tu calefacción sin cambiar los radiadores de casa

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

.
Echa un vistazo a tu factura eléctrica. ¿Ves los picos y los valles?

En invierno, tu calefacción representa casi la mitad del gasto energético de tu casa (el 47%). Así que, cuando te planteas reducir tus gastos domésticos y ahorrar dinero, son tu calefacción y tus radiadores los primeros enseres por los que debes empezar a optimizar el consumo.

Ya te lo contábamos hace poco en nuestro post Conoce tu calefacción: los 5 errores que te están haciendo perder dinero cada invierno. Si además, no quieres que un radiador roto te provoque una avería mayor y una reparación mucho más costosa -como una humedad en una pared, o el levantamiento de la tarima por un charco de agua- otra forma de ahorrar tiempo y dinero es contar con un seguro de reparación de radiadores como este.

Y hoy te traemos 5 ideas y estrategias de ahorro específicas para tus radiadores que te ayudarán a gastar mucho menos cada invierno, sin que haga falta tirar de calefactores eléctricos, que disparan el gasto a cambio de un calor fugaz y poco rentable. Toma nota:

Entiende tus radiadores y hazlos más inteligentes y ahorradores…
Con cabezales digitales

Lo primero que necesitamos entender del funcionamiento de nuestros radiadores es que se trata de circuitos cerrados de agua caliente, cuya cantidad de paso se puede regular en función de la temperatura que queramos generar en cada ambiente del hogar.

.

Las válvulas de paso que encuentras en el lateral de los radiadores cumplen exactamente esa función de regulación. Los modelos manuales, tradicionales, solo permiten abrir o cerrar el radiador.

Pero los modelos termostatizables, más modernos e inteligentes, toman como referencia la temperatura de la sala para afinar mejor y de forma autónoma el resultado.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Un logro que los modelos de cabeza digital, aún más recientes, superarán con creces y sin esfuerzo, gracias a que estos dispositivos electrónicos nos permiten programar al detalle el funcionamiento de nuestra calefacción a través de cada radiador. Su coste ronda entre los 20 € y 30 € por cabezal.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Un modelo aún más completo es el cabezal con cronotermostato, que nos proporciona un manejo total de las funciones de cada radiador, pudiendo programar tanto el tiempo de funcionamiento como la temperatura exacta de rendimiento, consiguiendo un ahorro aproximado de 25 € al mes.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

Su precio, de 50 € por unidad, es fácil de amortizar en solo unos meses de uso.

La opción más efectiva y tecnológicamente avanzada es, también, la más cara de todas, pero la que más dinero nos ahorrará y comodidad nos proporcionará. Se trata de un equipo de cronotermostato con radiofrecuencia de fácil instalación que se puede controlar a través de tu teléfono móvil.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

El equipo con la central y cuatro cabezales digitales cuesta aproximadamente 400 €, ofreciendo una importante rentabilidad mediante un ahorro mensual aproximado de 40 €.

Lleva a cabo un mantenimiento óptimo, purgándolos dos veces al año

Ya sabes que cuando el aire penetra en el circuito de agua caliente, se empiezan a oír ruidos de ultratumba en su interior y entre los tubos que llevan y traen el cálido líquido desde la caldera.

Ese aire dificulta el trabajo de los radiadores y hace que vayan perdiendo calor en algunos puntos de su circuito, gastando más dinero a cambio de menos eficiencia energética.

Por eso es importante que purgues todos tus radiadores al menos una vez al comienzo de cada campaña invernal y otra hacia la mitad de la misma.

Te recordamos cómo purgar un radiador en este vídeo consejo:

.

Otros 3 trucos para un consumo más eficiente y racional de tu calefacción:

  • No cubras tus radiadores con ropa, cortinas o muebles.

Además de resultar peligroso, pudiendo provocar incendios y daños en materiales sensibles al calor, poner obstáculos sobre o cerca de los radiadores, impide la correcta circulación del calor hacia el resto de la estancia.

Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

  • Vigila la pérdida de calor y recondúcelo adecuadamente.

Si tu radiador está en una pared muy porosa, o bajo una ventana mal aislada, preocúpate de resolver estos puntos de fuga del valioso calor empleando materiales aislantes para puertas, ventanas, huecos y demás.

También puedes usar papel de aluminio en la parte trasera del radiador para formar una pantalla que reflecte todo el calor hacia delante.

 Ideas para ahorrar en tu calefacción sin cambiar los radiadores, de los expertos en reparación de averías y roturas del hogar de Reparalia

  • Condena aquellas habitaciones que no uses habitualmente en la casa.

Si hay un dormitorio que no se usa nunca, cierra el paso del agua caliente a sus radiadores, así como la puerta, para que esos metros cuadrados de tu hogar no resten energía calorífica al resto de estancias que sí se transitan a menudo.

Y si después de todo, tienes algún problema con un radiador o con tu caldera, cuenta con nuestros grandes expertos en calefacción para resolver todo tipo de averías, roturas o funcionamiento defectuoso, y con nuestro seguro de reparación de radiadores, ¡evita sorpresas que puedan dejarte helado!

Fotos del post: Reparalia.esbijanbarati.com y thisismoney.co.uk.

Misión: reducir la factura de la luz este invierno (6 trucos que funcionan)

Cada invierno es lo mismo: te acercas al buzón con miedo a abrir una carta y encontrarte esos odiosos picos en el consumo eléctrico que dan como resultado un aumento considerable de tu factura de la luz.

Y mira que, año tras año, te propones a ti mismo/a encender menos la calefacción, tirar menos de calefactores cuando te duches o cuando llegue la noche, racionalizar los consumos en general y optimizar las horas a las que enciendes las luces.

Pero nada. Las subidas llegan, los gastos se multiplican en estos meses y empiezas a pensar que no hay mucho que puedas hacer para cambiarlo.

El Instituto de Diversificación y Ahorro Eléctrico afirma que tirar de estufas eléctricas y calefactores supone la mitad del gasto energético de los hogares de nuestro país.

Así que hoy te vamos a plantear algunas ideas que sí funcionan, y vamos a invitarte a ponerlas en práctica desde esta misma noche hasta que el frío desaparezca, dentro de 6 meses.

Y te garantizamos que, si las sigues a rajatabla, notarás un descenso considerable de tu consumo energético y una amortiguación muy conveniente para tu bolsillo en tus próximas facturas. ¡Palabra de manitas!

Antes de nada, vamos con el mantra que nuestros profesionales del hogar más repiten a todos nuestros clientes, especialmente nuestros cristaleros y cerrajeros:

“La mejor calefacción es un buen aislamiento”

Ten siempre esto en mente cuando llegues a casa –y cuando la abandones camino del trabajo o cualquier otro sitio– porque tan importante es producir calor como no perderlo inútilmente.

¿Preparado para pasar a mejor vida sin gastar más cada invierno? 😉
.

1. Aprovecha el Sol siempre que sea posible

Seguro que podrías describir perfectamente en qué momento da la luz solar en cada punto de tu casa.

Aprovecha este conocimiento y abre cortinas y persianas para dejarlo entrar y calentar tus distintos espacios en cada momento del día, cerrándolas en los otros ratos para que ese calor natural no se escape.

Por otro lado, no abras las ventanas más de lo necesario, para evitar que ese mismo calor se escape.

Para ventilar la casa no son necesarios más de 5 minutos cada mañana, y te recomendamos hacerlo en ese preciso instante en que el Sol la bañe con más intensidad.

2. ¡Esa puerta, que se escapa el gato!

¿Cuántas veces habremos oído repetir esa frase a nuestros mayores? La experiencia es más de un grado en su caso, y saben bien que las corrientes de aire –que tanto bien nos hacen en verano para refrescar– se llevan el calor acumulado a las zonas que menos nos interesan.

Por eso, al contrario que durante el estío, es importante tener cerradas todas las puertas de nuestra casa en invierno.

De esta manera, el calor que generáis con vuestra estancia en el salón no se irá a una habitación vacía, o al baño, donde no hace falta en ese momento.

3. Persigue el aislamiento perfecto

Pasea por la casa en las noches donde haga más frío fuera, buscando los puntos de entrada de ese aire gélido exterior (que son los mismos por los que se escapa tu preciado calor).

Acércate a marcos de ventanas y puertas, detectando los puntos que requieren revisión… y, una vez localizados, actúa: instala burletes en todas las zonas que no estén bien aisladas, y sírvete de otras soluciones como siliconas especiales para tapar agujeros y reforzar barreras.

.

Para hacerte con los burletes adecuados para cada punto del hogar, ten en cuenta el siguiente consejo: los burletes de goma funcionan muy bien en rendijas pequeñas las ventanas, mientras que los burletes de espuma son más convenientes para cubrir franjas grandes, como el hueco que deja una puerta por debajo.
.


 .

4. Aprovecha la Teoría del Color

Si aún no has visto Before the Flood (Antes que sea tarde, el documental de National Geographic y Leonardo DiCaprio sobre el calentamiento global, sus peligros inminentes y nuestra necesaria reacción inmediata) te recomendamos que lo devores hoy mismo.
..

.
En él mencionan una gigantesca y dolorosa lección de física que los científicos han descubierto en Groenlandia: a medida que su superficie se deshiela, su característico color blanco está dejando paso a uno gris oscuro.

Esto supone un problema tremendo, pues el blanco ayudaba a reflejar y devolver al cielo los rayos solares, pero el gris y el negro absorben el calor y aceleran aún más el deshielo.

En tu casa sucede lo mismo a muy pequeña escala: si colocas al alcance de los rayos solares una superficie oscura, esta acumulará mejor y durante más tiempo el calor del Sol.

Prueba a colocar una funda oscura a tu sofá o a tu sillón favorito y a ponerlo al alcance del astro rey, verás cómo disfrutas de calor durante muchas más horas.
.

5. Pon soluciones a tus pies: el suelo es importantísimo

Si tu casa tiene suelos de mármol, piedra, terrazo o similares, habrás comprobado que en invierno se convierten en contactos hostiles solo soportables por los mejores faquires.

Si tienes la posibilidad de pasarte al parquet o a la tarima, disfrutarás de un mejor aislamiento y un confort inmediato.

Por cierto, hablando de estos suelos tan gustosos… ¿sabes cuándo ha llegado el momento de acuchillar tu parquet o tu tarima?

Aquí tienes un consejo:


Y si no dispones de ellos ni te apetece cambiar, plantéate instalar alfombras o moquetas para evitar que estas superficies más frías absorban el calor y conviertan en un suplicio cada paseo por tu vivienda.
.

6. Demuestra tu buen juicio: ¡cúbrete!

Hay pocas cosas con menos sentido que esas situaciones en las que se pretende elevar la temperatura de la casa en invierno para después estar en camiseta.

Somos seres humanos: supervivientes inteligentes en los entornos más hostiles. Demostrémonos a nosotros mismos esa astucia y un poco de respeto al medio ambiente que nos acoge, apagando calefacciones y vistiéndonos de forma congruente: textiles gruesos para no perder nuestro propio calor corporal incluso en casa, mantas en el sofá y en la cama, etc.

La manta polar, la franela y la lana son soluciones estupendas, agradables al tacto y muy económicas si las comparamos a encender absurdamente la calefacción para corregir una sensación térmica que podemos resolver con una o dos capas de ropa más.

Hablando de nuestro propio calor corporal (una fuente increíble de bienestar en invierno, si sabemos aprovecharlo), otra idea fantástica es realizar ejercicio en nuestro propio hogar.

Si te mueves, sea cual sea el ejercicio, pondrás en marcha tu función metabólica, adelgazarás, mejorarás tu salud y generarás calor en tu entorno. Todo ventajas, sobre todo en los meses más fríos del año.

Así que elige una tarea: ya sea pasar el aspirador, barrer o fregar, quitar el polvo, limpiar los cristales y espejos de toda la casa, y ponle vigor.

En seguida entrarás en calor y lo compartirás con los tuyos, te sentirás de mejor humor gracias a la liberación de endorfinas y la dilatación de arterias en tus músculos hará que tu sangre corra de forma feliz y saludable por todo tu cuerpo.

Si no tienes tareas domésticas pendientes, ponte a bailar, súbete a la bicicleta estática, o haz algo de ejercicio aprovechando el propio suelo: sentadillas, flexiones de brazos, planchas para las abdominales…

¡Aquí encontrarás 14 ejercicios para hacer en casa sin ningún tipo de equipamiento necesario!

¿Qué te parecen estas soluciones para reducir tu consumo energético en invierno? ¿Tienes más ideas que nos hayamos dejado en el tintero?

¡Comparte tus trucos invernales en los comentarios! 😉

.

5 tipos de muebles de exterior espectaculares para reestrenar tu piscina

Que la piscina es el centro de todas las actividades sociales de tu hogar cada verano, es un hecho incontestable.

Y por supuesto tú, mente inquieta, disfrutón profesional, tratas de mejorar la experiencia año tras año, incorporando nuevos elementos a su entorno que te ayuden a embellecerla o aporten más confort a su uso.

Por eso hoy vamos a hablar del mobiliario más espectacular de exteriores para disfrutar del sol junto al agua. Y es que, ¿cuántas veces has estado en un hotel y reposado en sus camas balinesas con una incomparable sensación de triunfo total?

Los profesionales de Reparalia, expertos en todo tipo de reparación de averías domésticas, te traen ideas, consejos y trucos para decorar tu piscina, jardín o terraza con muebles de exterior este verano.

Foto: blogdecoraciones.com

Entonces, ¿a qué esperas para equipar tu jardín o piscina con estos muebles, mucho más accesibles y duraderos de lo que crees?

Toma nota de las posibilidades y decide cuál encajará mejor para convertir tu rincón privado de relax en un oasis idílico de desconexión.

 

Lo primero es lo primero: resistencia a la intemperie

Por supuesto, hablamos de equipamiento de exterior que ha de resistir las más severas condiciones climáticas: sol abrasador, lluvia y salpicones de agua clorada, entre otros.

Siempre que te plantees incorporar muebles de piscina o jardín a tu casa, asegúrate de que tanto sus materiales como sus acabados están preparador para esa guerra contra los elementos.

Busca pinturas duraderas y resistentes a una alta exposición solar y materias primas que aguanten con facilidad dichas circunstancias.

Los profesionales de Reparalia, expertos en todo tipo de reparación de averías domésticas, te traen ideas, consejos y trucos para decorar tu piscina, jardín o terraza con muebles de exterior este verano.

Foto: Las maravillas del teflón, en una sola imagen.

 

Camas balinesas, las reinas del glamour

Aquella terraza de lujo te mostró el camino hacia la felicidad estival. Era una cama balinesa con dosel y cortinas, que te daba sombra, intimidad y una cómoda sensación de bienestar de otro tiempo.

Tú eras un marajá, y aquella alfombra mágica, tu pasaporte a las mejores siestas de tu vida.

El precio de una de estas maravillas del descanso depende de su tamaño y los complementos y calidades de que hagan gala. Tienes camas balinesas con y sin dosel, de un cuerpo o para dos personas… A mayor tamaño, mayor será su coste.

Las puedes encontrar con dimensiones de cama de matrimonio (sobre los 150cm de ancho), pero si te apetece algo aún mayor, existen muchos modelos de 180cm y 200cm.

El armazón sobre el que se ubica el colchón también influye mucho en su precio final. El de madera es más caro, pero lo puedes encontrar de ratán sintético, más económico y muy de moda por su versatilidad y resistencia.

Las camas balinesas sencillas parten de los 500€, para ir subiendo su coste en función de acabados y complementos (columnas, techados, cortinas, mesitas, etc.) hasta los 1.500€.

Aunque, por supuesto, no hace falta que te recordemos que, con maña y buen gusto, tu lado más manitas se puede fabricar su propia cama balinesa DIY con materiales de reciclaje, como palés y otros materiales que encontrarás en tu tienda de bricolaje habitual.
.

Una opción más económica: tumbonas de diseño y sofás de exterior

Si tu espacio o tu presupuesto son más ajustados, siempre puedes hacerte con una tumbona elegante y cómoda en la que degustar tus mojitos caseros o tus tintos de verano.

Un sofá de exterior también te ayudará a darle glamour a tu terraza, piscina o jardín, sirviendo como base para horas y horas de relajación al sol o a las estrellas. La clave: una elección de materiales acorde a su destino.

Si la acompañas con una mesita auxiliar para sostener tus bebidas, tus libros y el móvil o tu tablet para seguirnos también desde la orilla, tu éxito y nuestra felicidad estarán asegurados.
.

Puffs, resultones y originales

Son divertidos y juveniles, y los tienes de todos los tamaños y composiciones. Suelen ser altamente resistentes al agua (algunos, incluso, se pueden usar también en su interior, como colchonetas de diseño) y por eso cada vez se ven más en las piscinas de hoteles.

Los profesionales de Reparalia, expertos en todo tipo de reparación de averías domésticas, te traen ideas, consejos y trucos para decorar tu piscina, jardín o terraza con muebles de exterior este verano.

Foto: fiaka.es

Combina sus colores con los de tu decoración para un resultado visual espectacular.
.

Asientos de obra

Una opción muy económica, sin perder elegancia, es fabricar lugares de descanso con materiales de obra, que generalmente quedarán fijos en una zona.

Después, cubre estas estructuras con colchonetas a medida y tendrás un apartado dedicado en exclusiva a acomodarte y disfrutar.

Los profesionales de Reparalia, expertos en todo tipo de reparación de averías domésticas, te traen ideas, consejos y trucos para decorar tu piscina, jardín o terraza con muebles de exterior este verano.

Foto: Casa Rita Vía Virlova

¿Cuál es tu opción favorita? ¡Comenta y comparte!

Cómo hacer tu piscina segura para niños y mascotas: 4 claves

.
¿Qué mejor manera de luchar contra el calor veraniego que un chapuzón en la piscina?

Aunque si tienes una piscina, hay una serie de consejos de seguridad que debes tener en cuenta, sobre todo si tienes niños o animales en casa, los dos grupos de mayor riesgo en torno al agua.
.

 

Instala dispositivos de seguridad para piscinas

Según algunos estudios, vallar la piscina podría prevenir más del 50% de todos los accidentes y ahogamientos entre los niños pequeños.

Para proteger a chiquitines, perros y gatos de una caída inoportuna en la piscina, lo primero que deberías hacer es instalar una valla de seguridad para piscinas, que evitará que se acerquen cuando la zona no está vigilada.

Los pestillos de las vallas de la piscina deberían ser de cierre automático, y las tablillas con las que se construya deberían tener más de 1,20 m. de alto y no más de 0,1 m. de distancia unas de otras.

Esto evitará que esos curiosos bajitos se cuelen donde no deben.
.

.
Los cubrepiscinas
son otro elemento muy importante para la seguridad de la familia (además de para mantener el agua de la piscina limpia y cristalina).

La cubierta tiene que cumplir la normativa europea y estar anclada al borde la piscina para que no se combe y se convierta en un riesgo añadido con el que se puedan ahogar los niños.
.

.
Elimina los riesgos acuáticos

Una vez que el exterior está asegurado, querrás centrarte en lo que hay en el interior de la piscina.

Un agua limpia es clave para un baño seguro. Deberías comprobar regularmente el pH de tu piscina, que ha de mantenerse entre 7.2 y 7.6, y asegurarte de que el agua siempre está clara, no turbia.
.

.
Retira diariamente desechos, como hojas, bichos y hierba, y añade cloro de forma regular pero muy controlada para desinfectar el agua.

También es necesario chequear rutinariamente los desagües de la piscina y las cubiertas de succión. Si están rajadas, han de ser reemplazadas. Ten en cuenta que algunos desagües antiguos pueden hacer que los niños se queden atrapados en la piscina. Comprueba que el tuyo cumple con los mecanismos de seguridad necesarios.

 

Vigila a los bañistas

Designa un adulto en cada momento para permanecer permanentemente atento de lo que se hace alrededor de la piscina cuando hay niños pequeños o mascotas en las inmediaciones. Recuerda que aunque la vigilancia es imprescindible, hay otros mecanismos que te pueden ayudar en esta tarea. Nos referimos, por ejemplo, a las alarmas que podrás colocar para proteger tu piscina y los baños en ella.

Dependiendo del perímetro o del presupuesto que quieras destinar, podrás encontrar diferentes modelos en el mercado que se ajusten mejor a tus necesidades. Algunas de estas protecciones serían las alarmas colocadas en las puertas de tu valla. De esta manera, cada vez que alguien abriera la puerta, se activarían si no hubiese vigilancia adulta en ese momento. Otra opción son las alarmas con sensor láser que permiten proteger el perímetro sin necesidad de colocar una valla previamente. Las más desarrolladas pasan incluso por colocar una pulsera en la muñeca de los más pequeños que sonarían al sumergirse bajo el agua.
.

.
Dispón de un kit de primeros auxilios y otros elementos de ayuda

Como todos se merecen un tiempo de relax en la piscina, puede ser útil rotar los deberes de socorrista entre los adultos.

Asegúrate de que el que está de guardia tiene a su disposición un kit de primeros auxilios, un teléfono y un flotador salvavidas a mano. También es buena idea familiarizarte con procedimientos de rescate básicos (como la resucitación cardiopulmonar) en caso de que lo necesites.
.

¡Y disfruta de tus baños en familia con total seguridad! 😉

5 consejos frente al calor – Cómo tener una casa más fresca este verano

 

Somos inconformistas, qué le vamos a hacer.

Nos pasamos ¾ del año soñando con la llegada del verano, con la piel morena, con la arena de la playa… y luego, cuando llega junio, empezamos a quejarnos del calor, del sol, de que se duerme mal, de que “ya nos gustaría poder volver a dormir tapaditos, como en diciembre”.

Por eso, de junio a septiembre tienes una misión doméstica importantísima: convertir tu hogar en tu refugio fresquito a estas olas de calor insufrible.

Tu Aire Acondicionado puede hacer parte del trabajo, pero no deberías apostarlo todo a este as en la manga, pues tu factura eléctrica se puede ver mucho más resentida al enfriar tu casa en verano que al calentarla en invierno.

  • Por cierto: ¿Quieres olvidarte de problemas en tu Aire Acondicionado durante todo el verano? ¡Haz clic aquí y descubre cómo conseguir que te reparemos cualquier avería en menos que suda un pollo!

 

Si estás deseando encontrar tu casa más fresquita cuando llegues del trabajo cada día de este verano, toma nota de las siguientes 5 ideas para transformar y adaptar tu hogar frente al calor, que te ayudarán a ahorrar en tu factura de la luz y a vivir, trabajar y dormir mucho mejor pese a las altas temperaturas:

 

#1 La pintura, el aliado anti-calor más económico

Todas las paredes necesitan un mantenimiento periódico, con un lavado de cara basado en una buena mano de pintura nueva.

Por eso es una gran idea sustituir aquellas paredes de colores más oscuros -que guardan y difunden el calor por toda la casa- por otros colores más fresquitos, tanto a la vista como por su menor retención térmica.

Buenos ejemplos son los tonos pastel suave, los colores turquesa o el tan de moda matiz menta.
.

#2 La madera, tu gran aliado estructural

Nos encantan los techos de madera por su estética campestre y bucólica. Pero además de embellecer y desestresar cualquier espacio, la madera es un material flexible y versátil, capaz de regular la humedad ambiental gracias a su porosidad y resistencia.

Solo necesitas llevar a cabo un buen mantenimiento de la misma, con los tratamientos adecuados a cada momento del año y tipo de exposición climática a la que se enfrenta, para que funcione como el perfecto aislante térmico que es.

 

#3 Ventanas y puertas, cuando más grandes, mejor por la noche

Ya sabes que, durante el día, lo mejor es mantener bajadas las persianas para evitar que los rayos de sol penetren en tus estancias.

Pero cuando el sol se retira, es buena idea abrir y dejar a la brisa y las corrientes de aire pasearse por su casa y refrescarla. Una gran idea para esto es realizar una reforma que amplíe en lo posible el tamaño de tus ventanas, convirtiéndolas en ventanales o, directamente, en puertas.
.

#4 El ladrillo visto, un truco cerámico muy fresquito

Por su composición, el ladrillo almacena la temperatura y es un perfecto aislante para las altas temperaturas.

Los profesionales de la reparación de todo tipo de averías y roturas de Reparalia te traen ideas, trucos y consejos para evitar el calor en casa y estar fresquitos durante todo el verano y sin gastar mucho dinero

Foto: houzz.es

Por eso es una idea genial incluir una pared de ladrillo visto en un salón o dormitorio que estén expuestos a estas durante el verano.

 

#5 Textiles de temporada: evita envolverte en más calor

Muchas veces empleamos las mismas telas a lo largo de todo el año en nuestro hogar, y esto es un error fácil y muy barato de evitar.

Los cobertores de camas y sofás pueden sustituirse por materiales como la seda, el satén, el lino, la gasa o el algodón fino, que no acumulan tanto calor como otros tejidos más rugosos y calurosos de los que tanto disfrutamos en invierno.

Hazte con juegos de verano y juegos de invierno para cubrir tus muebles de descanso, y prueba a enfriar los primeros con trucos como introducir la funda de la almohada en el frigorífico un rato antes de acostarte.

¡Verás cómo te resulta mucho más fácil conciliar el sueño así!

¿Tienes tus propios trucos para no pasar calor en casa este verano?

¡Compártelos en los comentarios! 😉
.

6 trucos efectivos para librarte de las moscas en casa este verano

¡Todos los veranos, la misma canción!

Después del calor y las quemaduras solares, probablemente el otro gran problema de cada verano es la aparición de insectos a millares, tanto en casa como en nuestros destinos de vacaciones.

Las moscas, por ejemplo, no pican. Pero en molestar son las auténticas campeonas del mundo.

Por eso hoy vamos a realizar un ejercicio estratégico que, aunque parece sacado de 孙子兵法 (“El Arte de la Guerra”) de Sun Tzu, no se trata más que de sentido común: para vencer a tu adversario, piensa como él, conviértete en él.

 

Si yo fuese una mosca… ¿Qué buscaría? ¿Y qué me molestaría?

Esto es fundamental para entender por qué las moscas entran en unos sitios o permanecen en otros, y cómo crear las condiciones para que no le apetezca compartir nuestro mismo espacio.

Y se trata de algo especialmente importante para no emplear productos tóxicos en esta misión: no nos gustan los insecticidas químicos, son peligrosos para las personas -especialmente arriesgado tenerlos en casa con niños- y hay remedios caseros totalmente ecológicos y efectivos para reemplazarlos.

En primer lugar, las moscas buscan comida. Así que la primera forma de no atraerlas será…

#1: Limpiar nuestro hogar de atrayentes de moscas

Las miguitas en mesa, suelo y contenedores de basura son como el maná sagrado de los cielos para cualquier insecto. Si no quieres columnas de hormigas ni batallones de moscas surcando tus cielos domésticos hacia tu salón o tu cocina, limpia bien los restos de comida después de preparar y servir víveres.

Al almacenar pan, pastelería, galletas y otros alimentos ricos en hidratos de carbono -que vuelven absolutamente locas a nuestras enemigas voladoras- ciérralo herméticamente con film de cocina y guárdalo bien.

Ojo especialmente con la fruta: en verano se descompone mucho más rápido, y las moscas usan sus restos para poner dentro los huevos. No les des esas facilidades: envuelve bien los restos de fruta y tíralos a un contenedor bien lejos de la casa.

Lava los platos inmediatamente después de usarlos. Barre bien los suelos y trata de sacar más a menudo la basura de la casa, para que su olor no pueda atraer a los insectos hacia el interior.

 

#2: Genera corrientes de aire, molestas para ellas

Las moscas son grandes pilotos aéreos. Pero las corrientes de aire son para ellos como torbellinos ingobernables, y huirán de ellas como de la lluvia en el circuito de Silverstone.

Por eso es una gran idea abrir ventanas o puertas en lugares de la casa que generen corrientes de aire que la atraviesen: por un lado, te ayudarán a refrescar el interior; por otro, formarán áreas de circulación restringida para insectos, demasiado molestas para moscas.

 

#3: “Ven hacia la luz, Caroline…” ¡Las moscas también lo harán!

No es un fenómeno sobrenatural, sino muy, muy natural: las moscas van hacia la luz.

Sabiendo eso y jugando con luces, puertas, ventanas, cortinas y persianas, puedes convertirte en un fantástico domador de moscas y enseñarles el camino… ¡al exterior de tu casa!

Para ello, ve comprobando que no hay moscas en las habitaciones y cerrando los accesos a las mismas, usando las luces de otras o del exterior como pistas de aterrizaje para guiarlas. La mejor solución es usar la linterna de tu móvil desde fuera para atraerlas hacia ti.

 

#4: Crea una trampa de vinagre

¿Tú te imaginas a MacGyver fastidiado en vacaciones por culpa de las moscas? Claro que no.

Él crearía una trampa inteligente para atraerlas y atraparlas. Y esta sería esa trampa:

  • Coge un frasco limpio y llénalo hasta la mitad con vinagre de manzana.
  • Perfora la tapa del frasco, con agujeros lo suficientemente grandes para que quepan las moscas.
  • Colócalo en el epicentro de su vuelo y deja que sean atraídas hacia el interior del frasco, de donde no volverán a salir.

 

#5: Coloca barreras de entrada, como mosquiteras, en puertas y ventanas

Esto es básico si el problema de moscas es grande y no quieres cerrar los accesos de aire en verano.

Puedes fabricar tu propia mosquitera con un marco de madera a medida y una malla de nylon.

Echa un vistazo a este otro post nuestro para elegir la mosquitera que mejor le va a tu hogar.

 

#6: O perfuma con otras barreras de entrada aromáticas: aceite de lavanda, menta y albahaca

Así como a ti te encanta este aroma, a las moscas les produce una gran repulsa. Así que hazte con esencia de lavanda y frota puertas y ventanas con él para ofrecerle a las moscas lo más opuesto a una invitación de entrada.

También puedes usar un quemador de aceite para propagar este -delicioso- aroma por toda la casa y ponérselo todavía más difícil a las moscas para pasearse por tu vivienda.

En tu cocina, machacar menta o colocar una planta de albahaca también ahuyentará a estos molestos seres alados. Otros remedios naturales son el poleo, el ajenjo, el eucalipto, el clavo de olor y el laurel.

Puedes machacar varias de estas especies juntas y meterlas en saquitos de tela, para colgarlos en distintos lugares de la casa.

 

¿Qué te parecen estos trucos para librarte de las moscas en verano? ¿Los conocías?

¿Tienes otros remedios domésticos que compartir en los comentarios de abajo? 😉

Evita enfermar por un mal uso de tu aire acondicionado. Te explicamos cómo

Los expertos en reparación de todo tipo de averías y roturas del hogar de Reparalia te traen hoy 4 trucos para evitar catarros, alergias, asmas y otros problemas de salud por culpa de un mal uso del aire acondicionado en verano

Nos preocupa tu salud tanto como la de tu hogar. Por eso hemos realizado una gran encuesta este verano, en la que descubrimos que 7 de cada 10 españoles enferma por culpa de un uso indebido del aire acondicionado, ya sea en su casa o en el trabajo.

Y es que, por mucho que Vicente del Bosque nos diese instrucciones desde la banda de no bajar más allá de los 24°C para que la factura de la luz no nos colase un buen gol, aún seguimos desobedeciendo al Míster del sentido común y despilfarrando tanto nuestro dinero como nuestra salud.

No lo decimos nosotros, sino todos vosotros: el 30,8 % de las personas sigue manteniendo el aire acondicionado a temperaturas bajas.

Y cuando decimos “bajas”, nos referimos a entre 24°C y 22°C.

La mala noticia no acaba ahí: otro 20,5% de nuestros vecinos lo mantiene a temperaturas muy bajas -entre los 20°C y los 22°C.

Los expertos en reparación de todo tipo de averías y roturas del hogar de Reparalia te traen hoy 4 trucos para evitar catarros, alergias, asmas y otros problemas de salud por culpa de un mal uso del aire acondicionado en verano

Antes de nada, dos consecuencias inmediatas: cada grado de reducción dispara un 7% el consumo eléctrico (y económico) y aumenta las posibilidades de que te pilles ese “catarro tonto de verano”.

Vicente del Bosque se puede equivocar en una alineación. Pero cuando él e Iniesta te hacían aquel gesto con el dedo para que no bajases la climatización por debajo de los 24°C, tenían más razón que unos santos. Y sin embargo, nuestra encuesta reveló que solo 8 de cada 100 personas -que es, aproximadamente, po-quí-si-mo- siguen esta recomendación.

Si el bolsillo no te duele, lo harán la garganta y la cabeza, en forma de faringitis, rinitis, asma, neumonía, dolores de cabeza, contracturas musculares, lumbalgia y cervicalgia, entre otros.

¿Cómo evitar todos estos dolores cada verano? Atiende y comparte:
.

Limpia los filtros del aire acondicionado

Nunca nos cansaremos de decirte que tu equipo de climatización es el mayor laboratorio biológico oculto en tu casa, a unos niveles de actividad que sonrojarían tu wc, la tabla de cortar de la cocina y el cajón de las verduras del frigorífico.

Los expertos en reparación de todo tipo de averías y roturas del hogar de Reparalia te traen hoy 4 trucos para evitar catarros, alergias, asmas y otros problemas de salud por culpa de un mal uso del aire acondicionado en verano

Ahí se desarrollan, ocultos y alimentados por humedad, corrientes de aire y cambios frecuentes de temperatura, decenas de tipos de bacterías y microorganismos que te pueden provocar y agravar todo tipo de enfermedades respiratorias como asma y alergia.

Por eso cada verano has de llevar a cabo una limpieza completa y exhaustiva de tu equipo de aire acondicionado al completo: no solo extraer y lavar los filtros del aire, sino también limpiar la bandeja de desagüe, los conductos… ¡todo!

Si no tienes tiempo, lo encuentras peligroso o inaccesible, o prefieres quedarte tranquilo, solicita la ayuda de uno de nuestros profesionales especialistas en aire acondicionado para que lo limpie y revise por ti, y garantízate un verano de relax sin enfermedades ni disgustos.

¿Quieres respirar aire más puro? Mejor un aire acondicionado de conductos

La diferencia entre este tipo y un Split de pared es que el primero tomará aire de la calle y lo filtrará a conciencia, mientras que el segundo utilizará una y otra vez el aire del interior de tu casa.

Evita las grandes diferencias de temperatura entre interior y exterior

Causan algo más que condensación y grandes consumos eléctricos ¿Recuerdas aquel anuncio de una bebida con más propiedades que los herederos de la Duquesa de Alba? Ese que decía que en verano caímos enfermos por los constantes cambios de temperatura (del autobús a la calle, a la oficina, al metro, al cine…) pues tenía toda la razón.

Los expertos en reparación de todo tipo de averías y roturas del hogar de Reparalia te traen hoy 4 trucos para evitar catarros, alergias, asmas y otros problemas de salud por culpa de un mal uso del aire acondicionado en verano

Por eso te recomendamos que no se sobrepasen los 10°C de diferencia entre la temperatura de tu casa / oficina y la de la calle (salvo, claro está, los momentos más críticos del verano o el invierno).

Así, en verano es aconsejable poner el termostato en 24°C, y en invierno en 20°C.

Y un truco extra a la salud… ¡de los pajaritos!

Es muy habitual que los pájaros creen sus nidos sobre un aire acondicionado. Por eso, antes de encenderlo este verano, comprueba si ha sucedido esto y retíralo con cuidado.
.
Comparte esta información con tus amigos y compañeros de trabajo, y ayuda a evitar esa imagen tan -tristemente- habitual en las oficinas de todo el país: personas usando pañuelos en sus cuellos en pleno agosto para evitar cogerse el constipado más innecesario del año  :/