BLOGS

4 mantras de invierno para tener un hogar perfecto

Seguro que has escuchado en más de una ocasión uno de los mantras más populares, ese que dice “hare krisna, hare krisna, krisná krisná, hare hare...”

Ya sabes, son fórmulas propias de rituales orientales que pueden tener un efecto psicológico o espiritual.

En nuestro caso, la repetición de estos sencillos mantras nos recuerda los puntos clave que debemos tener en cuenta durante esta temporada de frío para mantener un hogar en perfecto estado.

Para ello, vamos a hacer un repaso de un práctico contenido interactivo de nuestros compañeros británicos de HomeServe, compañía hermana de Reparalia en el Reino Unido y en otros países de todo el mundo como EE.UU., Francia o Italia.

Hablamos de la infografía interactiva “Prepara tu hogar para el Invierno” (en inglés, haciendo clic en la imagen):

https://www.homeserve.com/help-advice/seasonalhouse

 

1. Un repaso al exterior para evitar lo peor

Lo disfrutas gran parte del año, eso sin duda, pero si cuentas con patio o jardín en casa, asegúrate bien de estos tres puntos para evitar disgustos inesperados:

– ¿Tienes los grifos exteriores cerrados? Recuerda, si están abiertos o goteando será más probable que puedan congelarse. Medida de seguridad extra: corta el agua para aquellos grifos exteriores que no utilices durante el invierno.

– Las tuberías a la intemperie también son una fuente de riesgo. La congelación, su máximo problema. Por eso, damos un truco para evitar que revienten con el frío: instalar coquilla en tus tuberías exteriores. Es esa espuma gruesa para rodear su perímetro, que podrás encontrar de distintos grosores y espesores. Imprescindible.

– Y si cuentas con ellos, los canalones pueden darte un susto si no has estado precavido en verano y no instalaste un salvahojas.

¿Has llegado tarde y tienes un atasco? Bueno, hazte con unos metros de guía pasacables de electricista, introdúcelo por la salida inferior de la bajante y ve empujando hacia arriba poco a poco. También ayudará meter agua con una manguera mientras tanto.

 

2. Aislar es el primer paso para ahorrar

Este es otro de los mantras que más respetamos y las tres zonas clave de toda vivienda por donde puedes empezar son:

Puertas: ¿Has notado que hace más frío cerca de las puertas?

Exacto, el aire caliente se escapa y el frío entra. Para ello, la mejor solución es instalar burletes o selladores de puertas.

.

Y para las puertas interiores, una solución práctica y decorativa también son los cojines burletes, porque el aislamiento no va reñido con un toque hogareño.

– Ventanas:

Para aislar bien las ventanas cuentas con dos alternativas: o doble acristalamiento con tratamiento térmico… o los burletes de ventanas, que te enseñamos a instalar en este vídeo. Un consejo extra: aísla también el tambor de tu persiana, es uno de los focos de aislamiento que menos consideramos y que más influye.

– Suelos:

Si no quieres afrontar una inversión mayor, una solución más económica en la que puedes pensar es poner una alfombra. Aporta un toque acogedor en cualquier estancia.

.
3. Si no hay agua caliente, da un paso al frente

El pánico se apodera de nosotros cada vez que ocurre. No hay agua caliente es una frase que nadie quiere escuchar, pero que a veces gritamos si nos pilla en plena ducha. Algunos problemas, desde un corte en el suministro de gas, por ejemplo, hasta una avería en la sonda de la temperatura o en la bomba de recirculación, necesitarán o una llamada a tu compañía o un especialista para que revise tu equipo, pero si se trata de una bajada de presión, no te agobies y sigue estos pasos:

– Asegúrate de que la llave de paso está conectada a la caldera y abierta, y que la caldera recibe electricidad.

– Enciende la caldera y comprueba la presión y temperatura. Lo ideal es que la presión se mantenga entre 1,2 y 1,5 bares. Si no está a esos niveles, manipula la llave de llenado de la caldera.

– Mientras lo haces, oirás el siseo habitual del gas entrando en el sistema, y comprobarás que la presión cambia poco a poco en la pantalla.

¿Quieres ver cómo se hace, paso a paso y en vídeo? Echa un vistazo:

.

 .

4. En invierno solo hay un dios, y ese es el radiador

Qué gran sensación la de acercarse al radiador calentito y arrimar esas manos que siempre tienes frías. Por eso, un radiador frío cuando no debería estarlo necesita una rápida checklist:

– Asegúrate de que la llave del agua caliente está abierta.

– Recuerda que las piezas que más se estropean son la llave y el detentor, junto con el purgador. Aquí te enseñamos cómo sustituirlas.

 .

.

– Si tu radiador está frío en la parte superior, pero caliente en la inferior… ¿cuándo fue la última vez que lo purgaste? Esto provoca que el agua caliente no circule bien y reparta mal el calor. Ponte a ello, purgar el radiador es algo más fácil de lo que imaginas.

– Revisa que tu caldera esté a punto y vuelve al punto anterior.

¿Todo correcto hasta aquí?

Si tienes en cuenta todos estos pasos, y algunos consejos más detallados que nos ofrecen nuestros colegas británicos en su artículo de origen, verás que pasar el largo y duro invierno no tiene porqué ser tan largo ni tan duro 😉

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.