BLOGS

Cómo acondicionar tu casa para tu mascota… ¡Y 3 inventos geniales para disfrutarla juntos!

Algunos de nosotros no entendemos nuestro hogar sin la presencia de nuestros animales favoritos.

Un regalo de la vida en forma de amor correspondido e incondicional que trae consigo una serie de responsabilidades y obstáculos a superar, sobre todo cuando el tamaño, la ubicación u otras circunstancias de nuestra vivienda no facilitan esta convivencia.

Por eso, en primer lugar vamos a enumerar una serie de consejos para adaptar tu hogar a su llegada, anticipándote a esas situaciones indeseadas como cuando el reposacabezas de tu sillón preferido se convierte en el mordedor de tu can. Tranquilo, no eres el único. Aquí te contamos cómo sufren los españoles los destrozos en casa por mascotas.

Y al final del post, ¡te sorprenderemos con 3 ideas muy creativas para hacer tu casa un poquito más suya!

Prepara tus muebles para la guerra animal

Deberás hacer un ejercicio psicológico de desapego por el perfecto estado de tu mobiliario, pues donde hay un animal, tarde o temprano aparece un arañazo, un mordisco y muchos, muchos pelos y babas.

Así que sé comprensivo con las manchas en la pintura de las paredes, las roturas de muebles y las averías por ataques peludos… y en lugar de enojarte a posteriori, trata de evitarlas en lo posible con previsión y buenas medidas.

.
Sí, ya sabemos que tú eres muy tranquilo.

Pero otros no son tan panchos como tú.

(Y cambia ya de canal, ¡que nos tienes fritos con tanto Sálvame!)

 

 

La educación es una de las claves para minimizar esos daños, pero mientras logras encauzar el comportamiento de tu perro o gato, deberás elegir muebles más resistentes y duraderos, con tapicerías capaces de sobrevivir al desembarco de Normandía y estructuras de plástico, metal o madera, preferiblemente.

Olvídate del cuero y de esos tejidos tan gustosamente delicados: a ellos también les encantan.

Otra opción es cubrir todas las partes delicadas de tu hogar con otras tapicerías de protección que puedas ir cambiando. Asegúrate de que son fáciles de aspirar, lavar, poner y quitar… ¡porque van a convertirse en los protagonistas de un anuncio de detergentes cada semana!

Por cierto, olvídate también del color blanco. Tenía razón Don Limpio: el algodón no engaña, y su blancura será la primera baja a la mínima de cambio. El color negro será la mejor forma de destacar pelos de casi cualquier color, así que también deberías dejarlo fuera de su alcance.

No nos mires así. Lo hacemos por el bien común…

Mejor, opta por textiles con dibujos y tramas, mucho más sufridas para disimular todo tipo de manchas.

Además, tus mascotas necesitan que les ofrezcas una alternativa a rallar el lateral de tu sofá. Para eso existen multitud de juguetes y rascadores en el mercado, con los que podrán ensañarse a gusto mientras se hacen su gatocura particular

Tu suelo, su campo de batalla

Fácil de limpiar y cómodo para sus patitas. Esas son las cordenadas que has de buscar a la hora de elegir el suelo perfecto para tu mascota. Piensa que sus uñas pueden rayar las superficies delicadas, y que las muy resbaladizas no les permitirán desatar todo su potencial atlético en sus paseos y carreras por la casa, provocando situaciones embarazosas…

Los vinilos son geniales en este aspecto. Las baldosas le siguen, y un parqué de madera de buena calidad y alta resistencia tampoco es mala elección. Si lo son las alfombras, que se convertirían en testigos presenciales y víctimas de cada pequeño crimen de tus pequeños peludos.

La estabilidad y la fragilidad de tu relación con tu mascota…

Pasan por proteger la estabilidad de tus muebles y proteger aquellos objetos más delicados, bien lejos de su área de influencia.

Jarrones, marcos fotográficos, y otros objetos susceptibles de caerse y hacerse añicos deberán situarse en las partes más altas o esconderse en el interior de armarios o vitrinas.

25-of-japans-favorite-animal-fail-gifs10

Ten en cuenta que no solo corren peligro por el contacto directo: si hacen tambalear el mueble en que se encuentran, también pueden terminar besando la lona. Por ello, plantéate taladrarlos a la pared para evitar empujones con finales dramáticos.

Recíbelos adecuadamente con su propio mobiliario

Afortunadamente, también existe una infinidad de ingenios y soluciones diseñadas para que compartamos nuestro espacio con perros, gatos y otras mascotas.

¡Ideas geniales que pasamos a presentarte a continuación!

(ahora hemos llamado tu atención, verdad, Floppy?)

La silla mecedora para dos

Ya sabes que tu gato no estará donde tú quieras, sino donde a él le de la gana. Pero para aquellos mininos (y perros también) que disfruten del calor cercano de sus compañeros humanos, se ha diseñado esta graciosa silla con la que podréis disfrutar juntos de un suave y coordinado balanceo.

Los profesionales de todos los gremios del hogar de Reparalia, expertos en reparaciones de averías y reformas, te traen ideas, consejos y trucos para adaptar y acondicionar tu casa a animales y mascotas.

Foto: nuroa.es

¡El pequeño Calvin lo gozará mientras te zambulles en tu libro favorito!

La hamaca para ventanas

¿Una cama en las alturas, con grandes vistas a la calle? ¿Dónde tiene que firmar tu gato?

Los profesionales de todos los gremios del hogar de Reparalia, expertos en reparaciones de averías y reformas, te traen ideas, consejos y trucos para adaptar y acondicionar tu casa a animales y mascotas.

Foto: nuroa.es

Este ingenioso gadget te permite ofrecerle una suite con la mejor panorámica a tu fiel amigo, que podrás cambiar cada vez que quieras, buscando el sol en cada momento del día.

Te querrá más. Seguro. ¿Dejará de mirarte raro? No podemos prometértelo.

Una entrada VIP a la altura de su clase

Tu perro, gato u ornitorrinco es un crack. En tu imaginación, habla 8 idiomas, vive grandes aventuras por todo el mundo y bebe Old Fashioned acodado en una barra de cuero que, solo en tu cabeza, no mordisquea con fruición.

Los profesionales de todos los gremios del hogar de Reparalia, expertos en reparaciones de averías y reformas, te traen ideas, consejos y trucos para adaptar y acondicionar tu casa a animales y mascotas.

Foto: nuroa.es

Una mascota con esas credenciales no debería entrar y salir a través de una vulgar puerta común como los demás mortales. Merece tener su propio acceso Very Important People bajo el cual quitarse y ponerse el sombrero cuando pisa con garbo la calle.

Y este, que recuerda a las puertas de los más refinados clubes ingleses, es el complemento perfecto para darle a tu terraza, jardín o patio el toque cool que tu compañero merece.

¿Qué te parecen todas estas ideas? ¿Tienes alguna otra que nos hayamos saltado para hacer más fácil tu vida y la de tu mascota?

¡El pequeño Frodo te pide que las compartas en los comentarios!

 

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Vicky

    Hola! Me ha parecido genial el post. Yo soy muy animalera y tengo en casa 8 gatos por lo que os puedo recomendar un par de cositas más. Por ejemplo, a poder ser que la pintura de las paredes sea plástica para así poder limpiarla mejor. Hay gatos muy activos a los que les gusta hacer parkour contra las paredes y acaban dejando “patitas” por toda la verticalidad de la casa jajajajaja.

    También existen una especie de cepillos esquineros, que se ponen en las esquinas de las paredes y evitan que estas acaben marrones, y hasta negras, de tanto rebozarse los gatos en ellas (tengo uno que por cada esquina que pasa se frota todo el lomo muy cariñosamente). Además mientras evitas que manche la pared, el gato se cepilla sólo. Me refiero a esto; http://www.lalocadelosgatos.com/tienda-mascotas/peine-masajeador-de-pared-self-groomer-1024

    Lo de evitar sofás de cuero quizá esté bien para los perros, pero mi experiencia con gatos es que a los de cuero no les hacen tanto caso como a los de tela. Es muy sencillo, en los de cuero realmente no pueden enganchar bien las uñas, que es lo que a ellos les mola, pero los de tela son perfectos para darse el gustazo de afilarse las uñas cómodamente. Los rascadores no terminarán de quitarnos el problema si no se le educa desde bien pequeño, y si te sale un gato rebelde sin causa tendrás que ser manitas para reparar la esquina del sofá con espuma y la tela más parecida a tu sofá que encuentres. Una opción no es operarles las uñas, primero porque les haríamos una faena a ellos como felinos, y segundo porque hoy en día está prohibido. Si les cortamos las uñas cada semana evitaremos muchos destrozos (sofá, cortinas, madera arañada…)

    Gracias por este post, Salvador de la Casa!
    Un saludo.

    30 Septiembre 2016 | 11:04

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.