BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

Draghi vuelve a sorprender a los mercados con su QE: Más de un billón de euros para reactivar la economía

Lo ha vuelto a hacer. Mario Draghi de nuevo ha sorprendido a los mercados financieros con su anuncio de este jueves. En esencia, ha presentado un Quantitative Easing (QE) que supondrá la compra mensual de 60.000 millones de euros en deuda soberana europea (desde 2 a 30 años) empezando en marzo de 2015 y hasta septiembre de 2016. En total, una inyección monetaria a cargo del BCE de más de un billón de euros (más detalles aquí).

Mario Draghi, presidente del BCE

Mario Draghi, presidente del BCE

La potencia de fuego anunciada por Draghi supera con creces la prevista por los analistas de mercado, que ayer hablaban de 50.000 millones mensuales o unas cantidades totales que no iban más allá de los 750.000 millones de euros en su conjunto. SuperMario va así más allá y confirma su intención de regar de liquidez las economías europeas, por medio de una compra de deuda a la que concurrirá en las mismas condiciones que el resto de acreedores (es decir, que no se blindará ante hipotéticas quitas).

La compra se efectuará por medio tanto del propio BCE como de los bancos centrales de cada país miembros. Así, estos asumirán el 80% de las posibles pérdidas, mientras que el BCE asumirá por su parte un 20% de estos hipotéticos quebrantos. Esta circunstancia puede condicionar en gran medida posibles quitas de deuda en el futuro, toda vez que cualquier posible impago de la misma repercutirá más en el propio banco nacional (y por lo tanto, en el Tesoro que le respalda) que en el BCE. Precisamente uno de los temores de los alemanes era que por medio de reestructuraciones de deuda se realizaran transferencias de rentas entre países. Con esta salvaguarda se minimiza mucho este riesgo.

Ante el temor de países como Alemania de que esta QE se convirtiera en una barra libre para llenar de activos tóxicos el balance del BCE (sobre todo debido a la deuda de Grecia, que podría estar a las puertas de una reestructuración), Draghi ha anunciado que solo a partir de julio se podrán comprar bonos griegos, y que las compras de bonos estarán sujetas a criterios “de elegibilidad” en el caso de aquellos países que estén sometidos a programas de ajuste supervisados por la Troika. Es decir, que la barra libre lo será menos. En esta gráfica se puede ver la cantidad de deuda pública que está prevista comprarse por países.

bce deuda

¿De qué servirá para la economía europea que el BCE compre bonos alemanes? La lógica del supervisor bancario dice que se creará una nueva liquidez monetaria que permitirá tanto conceder nuevo crédito como incrementar las compras y las operaciones económicas en el conjunto de la zona euro. Pero como el propio Draghi ha reconocido, el BCE no lo puede hacer todo solo, y será necesaria la colaboración de los Estados miembros, que tendrán que impulsar la inversión en economía productiva. Sin un estímulo fiscal, el QE solo valdrá para crear una nueva burbuja financiera.

Los comentarios están cerrados.