BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

El fiscal destapa nuevas contradicciones, pero los peritos del caso Bankia se reafirman: “No se dio una imagen fiel”

El pasado lunes comenzó la semana en la que los peritos designados por el Banco de España para investigar el caso Bankia declaran judicialmente para ratificar sus durísimos informes, en los que resolvían que las cuentas de la entidad desde su salida a Bolsa no reflejaban la imagen fiel de la misma. Es decir, que según su criterio básicamente se engañó a los millones de accionistas que compraron las participaciones en base a una contabilidad errónea o falseada. Pese a que ambos inspectores en todo momento han confirmado las mismas conclusiones que en los informes periciales, dos horas de interrogatorio con el fiscal de la Audiencia Nacional, Alejandro Luzón, han dado para encontrar varias vaguedades y contradicciones en los informes de los peritos del Banco de España:

Bankia

Bankia

– Cuando el fiscal ha resaltado el hecho de que había un seguimiento y control constante por parte de un equipo de inspección ‘in situ’ en BFA-Bankia y que éstos no detectaron las irregularidades contables, uno de los peritos respondió que para elaborar sus informes sólo se han tenido en cuenta los acuerdos de la Comisión Ejecutiva del BdE. Es decir, solo las decisiones de la cúpula del supervisor y no los borradores de informe de los equipos de inspección. Y aunque tampoco alertaron de nada, para los peritos, que en el BdE “que no dijesen nada sobre ciertas cuestiones no significa que las aprobasen”, han señalado. Una cuestión un tanto espinosa, toda vez que es obligación del supervisor detectar y sancionar las conductas bancarias incorrectas.

Las compras “forzadas” de acciones que no lo fueron tanto. Especialmente llamativo me ha parecido la matización (casi una enmienda a la totalidad) que han hecho los peritos a uno de los asuntos más escandalosos encontrado en sus informes: El supuesto sostenimiento artificial del precio de la acción durante la salida a Bolsa gracias a empresas deudoras o vinculadas a BFA-Bankia. El fiscal les ha preguntado concretamente por el Grupo Mapfre (socio estratégico de Caja Madrid y Bankia desde hace años). Los peritos han respondido que no son “tan aventurados” como para señalar que ambas entidades se habían puesto de acuerdo de forma irregular de cara a la OPV, e incluso han reconocido que el hecho de que una compañía responda a la llamada de otra puede constituir un criterio profesional con sentido empresarial, desde el punto de vista de las relaciones de negocio entre las mismas. Es decir, que como es lógico y entendible era del máximo interés de Mapfre que la salida a Bolsa de Bankia saliera bien, y por lo tanto colaboró activamente en ello. Posteriormente, y en respuesta a la pregunta sobre cuál sería el porcentaje de participación de inversores institucionales adecuado, reconocieron no tener “ni idea. La CNMV fijó un 40% y se cumplió”, añadieron. Ambos peritos admitieron además no tener experiencia ni conocimientos especializados en relación a las salidas a Bolsa. En relación a las empresas presuntamente refinanciadas a cambio de comprar acciones en la OPV, los inspectores reconocen que la propia Bankia niega que se hayan producido estas operaciones. Sorprendentemente le dicen al fiscal que les “llamó la atención” que hubiera empresas que sin razón aparente, y a pesar de sus problemas financieros, decidieran entrar en el capital de la entidad. “Efectivamente, no puede decirse que se las refinanciara a cambio de que fueran a la salida a Bolsa; no hay pruebas”, añaden.

– En relación a las cuentas de Bankia previas a la salida a Bolsa, los peritos ratificaron sus conclusiones y explicitaron que en su opinión estaba constatado que era evidente que a finales de 2010 existía un deterioro conocido en la entidad. Se basan, entre otras cosas, en que la información a partir de la cual se reformularon las cuentas en mayo de 2012 ya estaba disponible entonces y era existente. También se basan en un acta del 12 de diciembre de 2011 en la que el entonces vicepresidente de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, reconoce que la entidad tiene una exposición al riesgo inmobiliario de 20.958 millones de euros que serán necesario sanear en ese mismo ejercicio, si bien se estaba negociando con el BdE una dilatación y un fraccionamiento del mismo. Esto, unido a que ya se habían detectado préstamos refinanciados desde 2008, les lleva a considerar que había deterioros no contabilizados en las cuentas de BFA-Bankia.

El impairment, “un debate contable”. En sus informes, los peritos destacaban que el hecho de que BFA tuviera que aceptar un fuerte descuento en el precio de las acciones de Bankia ocasionó el llamado impairment, una situación en la que las acciones en poder de la matriz están valoradas tan por encima del valor de mercado que se pone en cuestión la viabilidad de la misma porque los ingresos por las mismas se ven muy disminuidos. Algunos de los altos cargos de Bankia imputados alegaron en su defensa que la normativa contable permite no valorar a precio de mercado este paquete accionarial si no se prevé sacarlo a la venta. A preguntas del fiscal los peritos reconocieron que este segundo criterio es posible y entendible, ya que se trata de un debate contable legítimo. A preguntas sobre este mismo tema del abogado de UPyD, Andrés Herzog, los peritos afirman que en su opinión el efecto del impairment suponía una disminución de capital tan importante que no solo obligaba a BFA a recapitalizarse (hasta 5.000 millones de euros), sino que podía suponer su disolución.

– ¿La evolución de la economía no afecta al valor de los activos? Especialmente llamativa me ha parecido la afirmación de los inspectores del BdE referente a que la evolución macroeconómica en España durante la crisis no ha tenido una influencia sustancial en que las cuentas de BFA-Bankia necesitaran o no un saneamiento. Tal como me cuenta un catedrático de Economía, “resulta inaceptable en términos de evidencia empírica y desafía los principios más elementales de la economía financiera y de la empresa negar categóricamente la influencia de estas variables en la evolución del valor de los activos empresariales”. Por ejemplo, ¿es lógico afirmar que un mercado laboral que pasa del 10% al 25% de paro no afectará a la calidad crediticia de los bancos? ¿Es eso creíble?

El impacto del rescate público a Banco de Valencia, “más cualitativo que cuantitativo”. El fiscal Luzón especificó que no haría preguntas sobre la antigua entidad participada por Bancaja (y por tanto, por BFA-Bankia), si bien los propios peritos quisieron explicar que el posible deterioro causado tras el rescate de la entidad fue más “cualitativo que cuantitativo”, en la medida que se mandó un mensaje negativo al mercado: La imposibilidad material de Bankia de rescatar con sus propios recursos al BdV, que acabó por necesitar una recapitalización de más de 6.000 millones de euros.

– También a preguntas del abogado Andrés Herzog, los peritos reconocen que si bien las cuentas no reflejaban la imagen fiel de la entidad, no se puede afirmar a partir de esto que la entidad fuera por ello necesariamente inviable.

Los comentarios están cerrados.