BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

Claves sobre las nuevas medidas del BCE

El pasado jueves, Mario Draghi volvió a pillar a contrapié al mercado y sacó de la chistera buena parte de las tan esperadas “medidas no convencionales” para luchar contra el riesgo de deflación en la Eurozona e impulsar la vuelta al crecimiento. En esencia, se trata de que Europa empiece a llevar a cabo algunas de las actuaciones que en España parecen haber funcionado algo mejor. Aquí van algunas claves, para entenderlo:

Mario Draghi, presidente del BCE

Mario Draghi, presidente del BCE

– Una nueva bajada histórica de los tipos de interés (0,05%) y una remuneración negativa de los depósitos en el BCE (-0,2%, es decir, los bancos privados tendrán que pagar por guardar su dinero allí). El objetivo, poner las condiciones lo más favorables posibles para que las entidades financieras tomen prestado y presten a su vez nuevo crédito a la economía. Algo así como decir de forma implícita “por nosotros no va a ser”.

– A partir de octubre, a darle a la máquina de dinero: La otra gran novedad del pasado jueves fue el anuncio, ya adelantado hace meses, de un programa de compra masiva de activos. ¿Qué quiere decir esto? Que el BCE se dedicará a comprarle a las entidades financieras cantidades enormes de bonos de titulización de activos de alta calidad y otros bonos garantizados. Es decir, que comprará papelitos de deuda cuya garantía son otros activos subyacentes, como créditos hipotecarios, u otros. Esto básicamente supondrá inyectar una inmensa cantidad de liquidez en la economía a través de los bancos privados. Para el equipo de estudios del banco escocés RBS “esto puede animar a los bancos a generar más actividad y prestar más a los hogares y los negocios de la eurozona”.

Un euro depreciado. Al disponer de más dinero en la economía sin que éste se haya generado de una forma “orgánica”, es de esperar un cierto grado de inflación, que a la vez hará perder valor a la moneda. Esto supondrás, si los competidores no hacen lo mismo, una depreciación relativa del euro, tal como explican los analistas del BNP Paribas. .

Mucho dinero, pero ¿Cuánto?. Mario Draghi avanzó los llamados ABSPP (Programas de Compra de Bonos respaldados por Activos). Y dio a entender que la potencia de fuego sería suficiente, si bien los analistas ya saben que no será tan ambicioso como los célebres QE (quantitative easing) llevados a cabo por la Reserva Federal. El problema es que los mercados internacionales necesitarán saber, pronto, de qué cantidades máximas estamos hablando. Los analistas esperan que este detalle se conozca en la próxima conferencia pública, el 2 de octubre.

– ¿Por qué no inyectar el dinero directamente a los Gobiernos? Básicamente porque los estatutos del BCE no lo permiten. Y es que el supervisor bancario europeo fue diseñado a imagen y semejanza del Bundesbank alemán, y los alemanes tienen un miedo atroz a cualquier operación que pueda ser inflacionaria, después de sufrir los efectos de la hiperinflación en el periodo de entreguerras. En teoría, la puesta en circulación de cantidades ingentes de dinero es una medida que aumentará los precios sin aumentar la riqueza, pero actualmente parece que el riesgo es más bien el de caer en una espiral deflacionaria, lo que también sería catastrófico.

– Preocupación creciente por la deflación. Lo explican muy bien los analistas del think tank Bruegel: El lenguaje y las declaraciones de Draghi han cambiado radicalmente, y a peor. Si antes hablaba en todo caso de unas expectativas de inflación “ancladas” (esto es, en el argot bancario, bajo control), la pasada semana las calificó por primera vez como en un riesgo potencial. El BCE, desde su creación, tiene la responsabilidad de mantener la estabilidad de precios en la Eurozona, tanto en el caso de que suban demasiado como en el caso contrario. Y es que una espiral de caída de precios generalizada sumiría a la economía europea en una crisis de la que sería muy complicado salir.

– Tal como explica el politólogo Jorge Galindo, el BCE parece actualmente el “único garante con poder de la unidad europea, con capacidad de impulsar una mayor integración, ignorada o denostada por casi todos los demás”. Han sido varios años consecutivos de grandes, inmensas cesiones de soberanía nacional en favor de una mayor unión bancaria y financiera. Auspiciada por la misma, llegará también una cada vez mayor unión fiscal (es decir, recaudación de impuestos a nivel Eurozona). En una UE asediada por los populismos y obsesionada por la política interna, quién le iba a decir a SuperMario, el ex de Goldman Sachs, que sería uno de los personajes clave en el avance comunitario.

– Una sorpresa más a los mercados, ¿La última?. Esa es la duda del equipo de análisis del banco escandinavo Nordea. En su opinión, “el BCE prácticamente ha vaciado su armario de trucos”, y está por ver si las medidas serán efectivas. Los nórdicos inciden en la preocupación de los rectores y en una posible falta de credibilidad del supervisor europeo, toda vez que apenas unos meses antes aseguraron a los mercados que la bajada de tipos ya había tocado fondo.

2 comentarios

  1. Dice ser Julian Martinez

    Esta exposición que nos cuenta, “claves y medidas del BCE” hoy nadie lo cree, porque reviste caracteres de otra falsa filosofía de esperanzas y promesas. Esto se hizo con los pueblos de Ibero America en el pasado siglo, donde todo fueron estafas y corralitos las secuelas están presentes.

    En la euro-zona continua la línea de promesas sin ningún principio social-comunitario para los pueblos, continuando los distintos métodos que diariamente cuentan los gobiernos con el resultante de ser milongas para el baile. Es decir; una vuelta mas al tornillo del “arrote vil”

    Los malhechores de la crisis, se encuentran en el FMI dirigido por los mas sabios y grandes entre otros aun mas grandes, los rescatados y rescatadores son los mismos socios, se pasan las distintas bolas unos a los otros las convierten en oro con el martirio, sudores y sacrificios de los pueblos productores de la riqueza y se la reparten entre ellos sin tirar un canto al agua ni producir riqueza alguna. Este es el juego de la gran mentira, no hay crisis..,,

    La crisis es mentira, es un nuevo método del sistema Financiero Internacional que progresivamente se esta globalizando, razón por la que cada día, nos cuenta un nuevo chiste.

    La crisis no se soluciona ni en este siglo XXI, se mezclará con mas problemas sociales, donde las nuevas generaciones tienen nulo sus futuros con mucho calor y mas fuego.

    10 Septiembre 2014 | 03:28

  2. Dice ser Carla

    Medidas todas cortoplacistas que no auguran la seguridad del sistema. En cualquier momento otra burbuja, un accidente internacional o cualquier otra circunstancia hara temblar la economía europea.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    10 Septiembre 2014 | 07:16

Los comentarios están cerrados.