BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

La reforma fiscal: ¿Rebajas para todos?

Ya sabemos por dónde van los tiros. O eso parece. La tan esperada reforma fiscal anunciada por el Ministerio de Hacienda superó este viernes el primer paso en su tramitación, y el anteproyecto de ley fue aprobado por el Consejo de Ministros. A falta de más detalles, que se conocerán el lunes 23 de junio, el mensaje que ha querido transmitir Montoro es claro: Rebajas de tipos para todos los contribuyentes (un 12,5% de media en el IRPF) y para las empresas (el IS pasará del 30% al 25% en dos años).

Estas rebajas medias, sin embargo, disimulan una realidad distinta si entramos a valorarlas en detalle. Y es que son las rentas más altas y las más bajas las que en realidad se van a ver beneficiadas por los nuevos tipos, que tendrán plena vigencia a partir de 2016: El tipo máximo pasará del 52% al 45%, siete puntos básicos de reducción. El problema, que para las rentas por encima de 45.000 y por debajo de los 150.000 euros anuales (la inmensa mayoría, los que aportan el grueso de la recaudación) los tipos suben, ya que al eliminar dos tramos, se eliminan dos escalones de progresividad y tenderán a dar el salto hacia arriba en cuanto a tributación.

El hecho de haber reducido tanto los gravámenes máximos supondrá una inyección en vena para un colectivo (las mayores rentas) que según los expertos ha mejorado su condición a lo largo de la crisis. También les irá mejor a las rentas más bajas: El tipo mínimo (exentos aparte) pasará del 24,75% al 19%. El resto, se queda más o menos igual que en 2011, antes de que se aprobaran las medidas del Gobierno de Mariano Rajoy.

irpf2

Como se puede ver en el cuadro inferior, correspondiente a los tipos aplicados a las rentas del ahorro, el Gobierno dice que se mantiene la progresividad del IRPF, y estrictamente es cierto. Pero es una progresividad que se antoja un tanto raquítica si a las bases imponibles de hasta 6.000 euros se les va a aplicar un tipo del 19% mientras que a las de 50.000 euros en adelante se le aplicará un 23%.

irpf

Mención aparte merece el hecho de que la recaudación se verá seguramente muy tocada debido a esta bajada de gravámenes de la renta. Es decir, que si no nos están ocultando una futura subida del IVA (mi apuesta) o una eliminación masiva de deducciones y bonificaciones, no sé cómo van a lograr la recaudación suficiente para alcanzar los objetivos de déficit público. Simplemente, o la Curva de Laffer obra un milagro, o no se logrará cumplir con los objetivos de déficit marcados por Bruselas. Hoy por hoy, una mala jugada.

El resumen, lo que esta reforma (o “reformita”, como dice mi compañera periodista Inés Calderón) exuda es un tufo profundo a electoralista. Las cuentas no parecen salir y van en contra, al menos en parte, de lo recomendado por organismos internacionales como la Comisión Europea y el FMI, e incluso por el Banco de España. Precisamente Bruselas ya ha dejado claro que con ella no han contado y que está a la expectativa para conocer las intenciones del Ejecutivo.

¿Bajadas de impuestos? A todo el mundo le gusta tener más dinero en el bolsillo, pero yo soy de los que quiere un estado del bienestar bien financiado, y unas cuentas públicas saneadas. No estoy seguro de que las cuentas vayan a salir con el plan de Montoro. Seguiremos contando el lunes.

NOTA: He editado el artículo gracias a los amables comentarios de Javier Santacruz y de Domingo Soriano, que me han ayudado a salir de varios errores de concepto. Efectivamente, la rebaja será general, pero sobre todo beneficiará a las rentas bajas y medias.

6 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Los trileros lo hacen con más maestria.

    Clica sobre mi nombre

    20 junio 2014 | 19:22

  2. “En 1754, hace más de 250 años, y veintidós años antes que Adam Smith publicara La riqueza de las naciones, la Academia de Dijon lanzó una osada pregunta y ofreció un premio para quien se atreviera a responderla: ¿Cuál es el origen de la desigualdad entre los hombres? ¿Es acaso la consecuencia de una ley natural?

    El filósofo francés Jean Jacques Rousseau se interesó por el tema y en respuesta escribió su obra Sobre el origen de la desigualdad entre los hombres. En ella, Rousseau sostiene que la desigualdad social y política no es natural, que no deriva de una voluntad divina y que tampoco es una consecuencia de la desigualdad natural entre los hombres. Por el contrario, su origen es el resultado de la propiedad privada y de los abusos de aquellos que se apropian para sí de la riqueza del mundo y de los beneficios privados que derivan de esa apropiación. Ya en esa época, buscar respuestas a la desigualdad social era un tema central para las ciencias sociales. Y eso que en aquel tiempo la desigualdad social era mucho más reducida.

    Es un siglo más tarde, con el creciente proceso de industrialización, que comienza a crearse una diferencia importante en los niveles de ingreso, cuya relación, a nivel de ingreso medio entre los países “pobres” y los países “ricos” llegó, a principios del siglo XX una proporción de 1 a 4, para pasar a principios de este siglo a una proporción de 1 a 30.

    Ahora sabemos que hay más de 3 mil millones de pobres en el mundo (casi el 50% de la población) y que la mitad de ellos vive en la miseria. La medición de la desigualdad social nunca fue un tema prioritario a lo largo de todo el siglo XX. Ni el Banco Mundial ni el Fondo Monetario Internacional, ni la ONU ni la FAO mostraron interés en el tema. Este fenómeno, sin embargo, se ha acrecentado con la actual crisis económica, dando cuenta que los más pobres y los más débiles son las principales víctimas de estas crisis generadas por la codicia y el despilfarro de unos pocos.

    No hace mucho que sabemos que la distribución de la riqueza es aún más desigual que la distribucipón de los ingresos. El 90% de la riqueza neta mundial está concentrado en Estados Unidos, Europa, Japón y Australia. Estados Unidos, con un 5% de la población mundial consume el 50% de toda la producción del mundo, mientras que India, con el 15% de la población mundial consume el 1% de la producción mundial. La diferencia es de 150 veces!.

    La brecha entre ricos y pobres se ha multiplicado en los últimos 30 años, justamente por seguir las recetas del FMI y aceptar a ojos cerrados las premisas del modelo Neoliberal. Este sistema tiene la particularidad de aumentar la brecha incluso al interior de los propios países al generar nueva pobreza, y el caso más emblemático es justamente Estados Unidos, cuya linea de pobreza llega al 30% de la población.

    La actual crisis ha instalado nuevamente este tema en el debate y una de las posibles soluciones keynesianas (…) que se apliquen para paliar la grave coyuntura es elevar en forma escalonada el salario mínimo. Junto a esto habrá que destinar líneas de crédito especiales a los seguros de desempleo pues una caída mayor en la demanda puede hacer que se cumpla la nueva profecía de Robert Shiller de que la crisis puede correr por años”.

    artículo publicado el 22 de febrero de 2008
    por Jaque al Neoliberalismo
    http://mamvas.blogspot.com.es/2008/02/los-origenes-de-la-desigualdad.html

    21 junio 2014 | 00:19

  3. Los datos confirman que esta crisis es aprovechada por las élites económicas para hacerse más ricas y más poderosas.

    Sistema Digital |
    “Con la llegada del mes de marzo, la revista Forbes publica la lista de los milmillonarios del planeta. Y como viene ocurriendo año tras año, pero de manera especial desde 2009, se constata una imagen de opulencia de unos pocos frente a la miseria de miles de millones de seres humanos. Los datos confirman que se agudiza la existencia de un mundo roto y dividido donde, por una parte, hay una crisis que incrementa las desigualdades y el sufrimiento de la inmensa mayoría de las personas; y por otra, esa misma crisis es aprovechada por las élites económicas para hacerse más ricas y más poderosas. Esta realidad, aparece reflejada en una de sus caras en el nuevo record de milmillonarios y en el nuevo record de acumulación de la riqueza que poseen estas personas. En la otra cara, la de la miseria, están los 1.200 millones de seres humanos que siguen viviendo en pobreza extrema.
    Ante la cifra de 1.645 milmillonarios en el mundo, 219 más que el año pasado y 852 más que en al año 2009. Y ante los 6,4 billones de dólares que acumulan, un billón más que el año pasado y cuatro billones más que en 2009, surgen muchas preguntas ¿Hasta cuándo van a aguantar los ciudadanos el sufrimiento, la miseria, la inseguridad, la pobreza y la desigualdad creciente? ¿Hasta cuándo los más pobres de los países devastados por la pobreza? ¿Hasta cuando los ciudadanos que hasta hace poco disfrutaron de bienestar y derechos en sociedades con democracias consolidadas? ¿Hasta cuándo van a transigir los gobiernos? ¿Vivimos en sistemas democráticos o la oligarquía ha sustituido a la Democracia pero a esas élites les conviene mantener la ficción democrática con gobiernos súbditos de sus decisiones?

    FUENTE: Revista Forbes 2009, 2010, 2011, 2012, 2013,2014.

    La situación está llegando a un punto de no retorno, que de no empezar a corregirse inmediatamente va a generar una gran inestabilidad social, política y económica que también sufrirán esas elites que se consideran a salvo. El incremento de la desigualdad puede acabar con todo. Millones de personas en la miseria y cada vez más trabajadores pobres y en paro. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el desempleo aumentó en el mundo durante 2013 en cinco millones de personas a pesar de que la economía mundial comenzó a recuperarse. Hay 202 millones de personas desempleadas, pero los esbirros del poder continúan demandando quitar derechos laborales y salariales a los trabajadores, aunque por supuesto no a ellos. Si la tendencia continúa, si no se les para, el desempleo llegará a 215 millones de seres humanos en 2018.

    Los datos son evidentes: 852 milmillonarios más que en el año 2009 versus 62 millones más de desempleados desde 2008. Entre 1990 y 2010 la desigualdad de ingresos aumentó un 11 por ciento en los países en desarrollo. Una importante mayoría de hogares en países en desarrollo, que representa más del 75 por ciento de la población, hoy en día vive en sociedades donde la distribución del ingreso es más desigual que en los años 90, según el informe Humanidad dividida: cómo hacer frente a la desigualdad en los países en desarrollo del PNUD.

    ¿Dónde están los Estado que se auto denominan sociales y democráticos de derecho y aquí sirven? ¿Dónde está la justicia? Estos datos demuestran el fracaso de la política y de la democracia ante una elite económica global que, bajo el paraguas del capitalismo financiero globalizado y ocupando los sillones de las instituciones donde se toman las decisiones, ya sea el FMI, el Banco Mundial, la Comisión Europea o los gobiernos nacionales, tiene en la acumulación de la riqueza y el poder en un número reducido de personas su razón de ser, dejando de lado la equidad.

    La desigualdad se incrementa constantemente en el mundo, aumentan las migraciones y los conflictos dentro de un malestar que cada vez es más evidente y activo en la sociedad. Se cuestiona la democracia y sus instituciones, porque para la ciudadanía democracia era sinónimo de derechos e igualdad. Muchos ciudadanos indignados dicen: ¡Hay que hacer algo! Y preguntan: ¿Qué?
    Movilizarse, participar y votar es decisivo, imprescindible y crucial, aunque puede no ser suficiente si el número de ciudadanos que lo hace no es mayoritario. Queda mucho camino por recorrer en la movilización de la ciudadanía, pero el objetivo de la igualdad y la dignidad humana es nuestra razón de ser como civilización. Por ese motivo, hay que dejar claro a los gobiernos, con el voto y con la ley, que las demandas de bienestar y seguridad vital para la población son la guía de las acciones de los gobiernos que ellos eligen democráticamente.

    Hay que tener siempre presente que el significado de la democracia ha sido básicamente no tener que ponerse de rodillas ante nadie, no vivir atemorizado o humillado, poder actuar y comportarse con dignidad, ser una persona en toda la extensión de las posibilidades, tener “seguridades” en la vida, no estar forzado a decir a todo “amén”. En suma, ser un señor y no un siervo, como señala José Félix Tezanos.

    La dignidad, la igualdad y la libertad son la meta a alcanzar, nadie te las va a regalar. Y ahora, en los próximos meses hay una batalla crucial, las elecciones europeas. Hay que votar y elegir entre los que quieren seguir al servicio de las elites económicas, y aquellos que pretendemos que la dignidad y el bienestar de las personas sea la guía de nuestros gobiernos. Las decisiones se van a tomar, y o tu participas en las decisiones o alguien decidirá por ti”.

    Por Oscar Iglesias |
    nuevatribuna.es | 12 Marzo 2014 –

    21 junio 2014 | 00:25

  4. Dice ser Injusticia de la justicia del poder.

    EL 69% DE SU FACTURA
    El 69% de lo que paga en esta factura corresponde impuestos y otros recargos establecidos por la
    Normativa vigente. El 31% restante está destinado a la producción, el transporte y el suministro de la energía que usted ha consumido. Iberdrola. Estado gana pero que gana de lujo. Sobre todos con los más pobres. Como que te cobran por la cara. El tribunal superior de justicia sentencia 792/11 da la razón al gobierno. Que hasta un niño comprende que si no tienes nada a cambio, no tienes porque pagar. El alcantarillado si tenerlo y por litros consumidos. Pero si es unos impuestos para el medio ambiente porque no pagan todos y le ponen otro nombre. Recaudar dinero sobre todo en todo lo necesario. Rebajar impuestos a los que tienen poder.

    22 junio 2014 | 09:56

  5. Dice ser Almudena

    Las rentas por encima de 45.000 ¿¿¿la inmensa mayoría??? ¿me puedes decir la fuente de este dato? Porque me parece totalmente fuera de la realidad

    22 junio 2014 | 17:24

  6. Dice ser Francisco Gómez de la Calle

    Saludos cordiales

    Yo personalmente y todos los comprendidos entre 12,450 y 33.000 euros pagaremos un 1% mas durante 2015. Yo que soy pesionista tedría que intentar conseguir una familia numerosa para tener una rebaja real durante 2015 y no una subida.

    Paco

    22 junio 2014 | 21:18

Los comentarios están cerrados.