BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

¿Por qué las estadísticas oficiales no muestran la caída ‘real’ de los salarios?

El Boletín Económico del Banco de España, publicado ayer miércoles, incluía un breve estudio en el que básicamente se estima que los salarios han venido cayendo, a grandes rasgos, un punto porcentual más de lo reflejado por las estadísticas oficiales. Así, y según sus estimaciones, en 2012 (último año recogido) los sueldos habrían descendido efectivamente un 2%, frente a un 1% registrado por la estadística oficial.

¿A qué se deben estas diferencias? ¿Por qué este posible margen de error? Hay varias razones, no es una conspiración. Por un lado, está la propia existencia de estadísticas salariales fiables. Lejos de los que pueda parecer, no es tan fácil calcular la evolución de los salarios. La estadística oficial recoge cifras agregadas (la suma total) de los asalariados, así como su evolución. Este método permite conocer efectivamente cómo se comportan las masas salariales, pero no entra a valorar otros aspectos también claves, como la composición del empleo.

salarios

 

 

 

 

 

 

 

 

Y es precisamente la composición del empleo (y su comportamiento durante la crisis) el factor que más ha distorsionado la evolución de los salarios. Tal como señalan los analistas del Banco de España, “La intensa destrucción de empleo observada [en España] ha estado concentrada en los colectivos de trabajadores con menor nivel de formación y experiencia profesional, que, en promedio, cobran unos salarios inferiores al salario medio de la economía”. Es decir, en el total del pastel de los sueldos, los trabajadores peor remunerados han perdido peso, lo que ha conllevado un mayor porcentaje de salarios medios y altos.

Así, desde 2008, la desigual destrucción de empleo en España ha favorecido una “sobrerrepresentación” de los salarios más altos en la estadística, simplemente porque la parte proporcional de salarios más bajos ha ido perdiendo peso. Para contrarrestar estos efectos, los analistas del BdE han utilizado los datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales (MCVL), que analiza pormenorizadamente los datos de un 4% de los afiliados a la Seguridad Social. Por fin datos desagregados.

Como nota general, creo que este episodio nos vale (a periodistas y ciudadanos en general) para darle a la estadística el valor que efectivamente tiene. Es una herramienta útil, muy útil, para aproximarnos a los hechos sociales y económicos. Pero no son infalibles. Bien al contrario, en cuanto te adentras en la cocina y ves cómo se preparan estos datos, te das cuenta de que estamos lejos de poder pontificar en base a lo que diga el INE.

10 comentarios

  1. Dice ser Roberto

    Es curioso que en ninguna de las noticia que he leído respecto a este tema se les haya olvidado que vivimos en España “el paraíso de la picaresca”, un lugar en el cual es más que frecuente que el salario de un trabajador conste de dos partes, un “suelo legal”, es decir, el que se declara, y otra parte “sueldo B”. Estas estadísticas del INE solo tienen en cuenta (como es lógico y normal) ese “sueldo legal”, sin embargo, ese “sueldo B” en mi opinión sí que ha bajado de una manera mas drástica, por ello que las familias noten un descenso aun mayor de su poder adquisitivo.

    27 Febrero 2014 | 12:50

  2. Dice ser Hemos Visto

    Esta estadística la tengo muy clara, está manipulada porqué no les interesa que se sepa la verdad, pero somos muchos que llevamos con el sueldo congelado desde 2009, o sea, 4 años con el mismo sueldo o lo que es lo mismo una bajada cercana al 10% (si tenemos en cuenta sólo el IPC).

    ¡Ah! y aunque lo digan por aquí, y sea verdad que estamos el ‘paraíso de la picaresca’, no todos tenemos esa opción… es una pena, la verdad.

    Hemos Visto
    http://hemosvisto.blogspot.com

    27 Febrero 2014 | 13:02

  3. Dice ser basico

    ..estadística…si uno tiene dos € y otro cero…tienen 1 € de media cada uno…así se manipulan los datos…sin la variación estándar estos datos no valen para nada…que triste que se manipule todo así

    27 Febrero 2014 | 13:25

  4. Dice ser Daniel L.

    es lo que tiene la información oficial, que miente, manipula y esconde.

    27 Febrero 2014 | 13:27

  5. Dice ser JJ

    sueldos congelados cuando no bajados=enorme pérdida de poder adquisitivo

    27 Febrero 2014 | 13:32

  6. Dice ser Parranda

    Si la estadística reflejase lo que gana realmente un político (con todos los cargos que ostenta)…. la bastilla se quedaba pequeña… por eso marean la perdiz. Mientras se sigue destruyendo empleo y el hambre se extiende. Pero a ellos les importa un pepino, bien apoltronados en sus asientos.

    27 Febrero 2014 | 14:58

  7. Dice ser Pepe

    Si aprendes estadistica sabes:

    La media no sirve para medir salarios.
    Es mas útil usar la mediana.

    La media da la totalidad de sueldos divididos por la totalidad de la población. (solo sirve para datos muy parecidos, y es muy sensible a los casos extremos).

    La mediana da el sueldo debajo del cual está la mitad de la población y encima del cual cobra la mitad de la población. (es menos sensible a casos extremos donde uno cobra 0 y otro una burrada)

    Ejercicio para tu hoja de cálculo :
    1-Calcula media de 10 empleados que cobran 1000 y un jefe que cobra 10000
    2-Calcula ahora la mediana.
    3-Piensa por ti mismo

    SI APRENDES , NO TE TIMARAN CON LAS ESTADISTICAS

    27 Febrero 2014 | 16:21

  8. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Porque hay un antiguo refrán
    que nos dice y certifica,
    que el que diga la verdad,
    seguro que sin ella se queda
    y estos que ahora están
    lo mismo que los que le precedieron
    tienen el mismo librillo
    del que… extraen consejo
    para poder engañar
    con lo que dicen, al pueblo.
    Todo el la verdad dice,
    siempre fue considerado
    hombre honrado, cabal y bueno
    y el que la verdad no dice
    o solo medias verdades,
    a ese se le sigue llamando
    también hoy en día…embustero

    27 Febrero 2014 | 16:38

  9. Dice ser Crack 1929

    Es mentira, en mi empresa se han bajado los salarios un 12.4 por ciento, hemos perdido entre 150 y 230 euros según nivel salarial y antiguedad, excepto los directivos que esos no se han bajado nada, este pais es una estafa.

    27 Febrero 2014 | 17:38

  10. “Expertos en comunicación distinguen entre la verdad a secas y la “verdad política”, de modo que lo importante no sería tanto la realidad como la imagen que de ella se transmite o la que se clava en el imaginario colectivo. El Gobierno parece aferrado a ese concepto “flexible” de la verdad hasta tal punto que resulta ya imposible distinguir los patinazos o errores de las medias verdades o las mentiras intencionadas. Cuando el frutero se equivoca una vez en la cuenta a favor suyo y la siguiente a favor del cliente cabe pensar en un error. Si la factura perjudica reiteradamente al cliente sólo se puede concluir que engaña, sobre todo si el comerciante lo niega cuando es pillado in fraganti.

    Un ministro de Hacienda proclama en sede parlamentaria que los salarios en España no bajan sino que “crecen moderadamente”. Los propios datos estadísticos que ofrecen el Gobierno o el Banco de España demuestran que es rotundamente falso. Cualquier democracia que se respete a sí misma se llevaría por delante al susodicho ministro, bien por mentir o bien por desconocer algo básico en sus atribuciones. Como mínimo cabría esperar unas disculpas, pero eso resulta inimaginable desde la superioridad con la que habla el profesor Montoro. Para él, tampoco se ha subido el llamado IVA cultural: “lo que se ha subido es el coste de asistencia al espectáculo”. Y los problemas del cine tampoco se deben a que se suba el precio de las entradas y se recorten las subvenciones sino a “la calidad de las películas”. No importa que el cine español se exporte mejor que nunca. (Por ahí fuera no deben de entender de cine).

    Un solo mandamiento

    Lo de Montoro no son extravagancias de un loco hablando solo por la acera, sino mensajes coherentes con otros muchos que van armando una misma estrategia de comunicación política. La línea argumental se resume en un solo mandamiento: instalar en la opinión pública la sospecha sobre quienes protagonicen la crítica o la protesta. Cuando en febrero gente del cine aprovechó la ceremonia de los Goya para criticar los recortes sociales, Montoro no tardó veinticuatro horas en identificar actores famosos con evasores fiscales, sin la menor prueba. Llueve sobre mojado. También José Ignacio Wert identifica a profesores y alumnos huelguistas con grupos “antisistema” y “extrema izquierda radical”, por no decir vagos y maleantes. Del mismo modo que el consejero madrileño Javier Fernández Lasquetty adjudica la marea blanca contra las privatizaciones de hospitales a supuestos intereses espúreos de médicos especialistas o a la manipulación política o sindical. Ahí queda eso. Da igual que salgan explicando sus razones un prestigioso neurólogo votante del PP o una enfermera del Opus.

    El Gobierno ha ido plantando la semilla de la sospecha sobre funcionarios, sindicalistas, médicos, maestros, estudiantes, actores… Se venían librando los parados, pero les ha llegado su turno. Este viernes, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se ha enredado en un carajal de cifras para lanzar el mensaje de que más de medio millón de parados “cobran fraudulentamente la prestación por desempleo”. Los datos del Ministerio de Empleo reducen esa cifra a 69.456. Pero la realidad no importa. Horas antes, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, había reclamado “sanciones” para los parados que rechacen ofertas de trabajo, como si hubiera muchas desde las oficinas de empleo. La víspera ya había abierto el fuego el Consejo Empresarial de la Competitividad, según el cual en España la tasa real de paro no llegaría ni a la mitad de la oficialmente registrada.

    Este país tiene, efectivamente, un grave problema de fraude y economía sumergida, cuya solución pasa por una profunda reforma fiscal y por una persecución eficaz de las grandes bolsas de fraude, empezando precisamente por el que protagonizan grandes empresas, delincuentes de cuello blanco y multinacionales que no encuentran obstáculos para captar ingresos en España y llevarse los beneficios a paraísos fiscales. Debería ser una prioridad de cualquier Gobierno.

    Resulta patético que se pretenda exagerar el fraude cometido por parados justo cuando Cáritas advierte que la “pobreza severa” afecta ya a más de tres millones de ciudadanos en España. La estrategia de la sospecha también tiene límites”.

    por JESÚS MARAÑA
    11/10/2013
    infoLibre

    27 Febrero 2014 | 18:44

Los comentarios están cerrados.