BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

Dudas sobre el test de estrés a la banca europea: ¿Faltan 50.000 o 767.000 millones?

A finales del año pasado se detallaron las características que tendrá el llamado Asset Quality Review, el test de resistencia a la banca europea que llevará a cabo el BCE en colaboración con consultoras internacionales como condición previa a la puesta en marcha del sistema único de supervisión y la unión bancaria europea. Poco a poco se van conociendo detalles sobre cómo y con qué criterios se realizarán los test, pero aún se mantienen serias dudas, que tienen mosqueados tanto a los bancos como a los inversores y analistas internacionales.

Hay, por ejemplo, dudas sobre cómo se aplicarán los repartos de cargas (las pérdidas obligadas) a los inversores de deuda no garantizada en caso de que haya que recapitalizar a una entidad financiera. Tal como señala el servicio de estudios del BBVA en un reciente informe, “no hay unanimidad entre las autoridades sobre cómo afrontar los posibles déficit de capital”. Este es un asunto clave, ya que en caso de una unión bancaria han de quedar fijadas unas mismas reglas de recapitalización para todos los bancos, con el fin de jugar todos con las mismas reglas.

BCE

BCE

La reciente normativa de solvencia aprobada por el Banco de España en consonancia con las autoridades europeas marca un límite mínimo de capital de máxima calidad (CET1)  del 4,5% a partir de 2016. Sin embargo, los test de estrés que realizará el BCE exigirán a las entidades un colchón adicional, por lo que tendrán que tener un capital mínimo del 8% para no ser forzados a recapitalizarse (con nuevas acciones en el mercado, con ayudas públicas o imponiendo pérdidas a inversores).

Más dudas despiertan las posibles ayudas públicas concretas que necesitarán las entidades financieras. Tal como señala este documentadísimo artículo publicado en Voxeu, y según sus cálculos teóricos, los sectores financieros de Bélgica, Chipre y Grecia, por lo menos, precisarán de inyecciones de capital público. Sobre el resto de países, incluyendo a España, hay dudas acerca de si las recapitalizaciones se podrán culminar sin auxilio público o no. Actualmente la banca española, según este estudio, está entre las más capitalizadas del entorno europeo, y solo presentaría un gran déficit de capital si los créditos morosos tuvieran que cubrirse al 100% (esta decisión aún no está tomada).

Según los cálculos efectuados por los autores de este estudio, el déficit de capital acumulado por las entidades financieras europeas, dependiendo de los criterios que finalmente se fijen, oscilará entre los 82.000 y los 767.000 millones de euros (España, según estas cuentas, requeriría entre unos 53.000 y 91.000 millones). Unos cálculos similares maneja el think tank Bruegel en su último informe al respecto, en el que calcula unas necesidades de entre 50.000 y 600.000 millones de euros para el conjunto de Europa. Estas oscilaciones tan grandes no hacen sino mantener la desconfianza en el sistema financiero europeo en su conjunto, y por extensión en la sostenibilidad de las cuentas públicas y el euro mismo. Lo inquietante es que serán las propia reglas del BCE las que marcarán que las necesidades de los bancos sean mayores o menores, y siguen si aclarar las exigencias que impondrán.

La autoridad bancaria europea tiene ahora que jugar con un puñado de variables, todas importantes: Hay que mandar una señal clara a los mercados, en el sentido de que las pruebas de resistencia serán muy exigentes y eliminarán cualquier duda sobre el sistema financiero. Por otro lado, tiene que intentar preservar la estabilidad del sector, y no llevarse por delante las finanzas de los países miembro, por lo que las exigencias de capital tendrán que ser lo más ajustadas posibles. Como ven, la ecuación es muy complicada, porque hay un grave riesgo de pasarse de largo o quedarse cortos. Y en ambas circunstancias, el problema de la banca europea no se resolverá.

4 comentarios

  1. Dice ser Warp

    Qué más dará cuánto. Seguro que si falta lo sacarán de nuestros bolsillos.

    22 enero 2014 | 12:28

  2. Dice ser juan

    Algun chorizo o mangante hay por hay ….

    22 enero 2014 | 13:04

  3. Dice ser ¿Cuánto tiempo vamos a estar siendo estafados?

    Todo el dinero del mundo se emite con una deuda asociada, la circulación de capital tal y como está planteada ahora mismo, ES UNA ESTAFA PIRAMIDAL DE LIBRO

    22 enero 2014 | 13:43

  4. “Cada vez que el Tesoro Público acude a una subasta de bonos y letras del Estado, inmediatamente sale el Ministerio de Economía a celebrar el “éxito” porque ha conseguido colocar millones de euros a un interés de un 4%. E inmediatamente Televisión Española y la derecha mediática sale a celebrar ese ‘éxito’. En primer lugar no se aclara al ciudadano que cada vez que el Tesoro emite deuda y acude a una subasta, lo que está haciendo el Gobierno es pedir dinero prestado y desde que Rajoy llegó a La Moncloa no hemos parado de pedir dinero, dinero que hay que devolver con intereses. El volumen de deuda pública llegará en 2014 al 100% del producto Interior Bruto (PIB), y eso significa que tardaremos en pagarla varias generaciones. Aquí ni Rajoy ni el PP se atreven a hablar de ‘herencia recibida’ porque Zapatero dejó la deuda pública en un 63% del PIB. Rajoy y de Guindos la han aumentado, de momento, un 30%.

    Nunca antes se había pedido tanto

    Solo en 2013 el Gobierno emitió deuda por valor de 237.000 millones de euros, cifra jamás alcanzada por ningún gobierno en un solo año. Del total emitido el 54% se corresponde con emisiones de deuda a medio y largo plazo, una cantidad que supera en más de 6.000 millones el tope que había establecido el Ministerio de Economía para todo el año. Pero es que además el Tesoro ha recurrido con frenesí a las colocaciones sindicadas, que son las que realiza el estado con un grupo de entidades financieras. En 2013 ha llevado a cabo 5 operaciones de estas características, algo que no había ocurrido desde 2009. Este año ha emitido 23.000 millones de euros en deuda sindicada.

    Empeñados hasta las cejas

    Los números son los números. Y además estos son oficiales, los del propio Tesoro, con lo que después de emitir el mayor volumen de deuda de la historia de España en un año, cuando finalice 2013 la deuda pública del Estado (la acumulada por Gobierno central, Autonomías y Ayuntamientos) rondará el 98% del Producto Interior Bruto. Tanto la Unión Europea como el Fondo Monetario Internacional consideran que en 2014 la deuda de España alcanzará el 100% del PIB. El año en el que España debió menos dinero de toda su historia fue en 2007, con el Gobierno de Zapatero, cuando la deuda pública solo suponía un 36,3% del PIB, muy por debajo de la media europea y muy por debajo de Alemania. Solo en concepto de intereses por la deuda emitida, este año los españoles tendremos que pagar 33.000 millones de euros”.

    por Kaos. Laboral y economía

    Jueves, 02 de Enero de 2014

    22 enero 2014 | 19:18

Los comentarios están cerrados.