BLOGS
Un cuento corriente Un cuento corriente

Se llama a la Economía (más aún en estos tiempos de crisis) la "ciencia lúgubre". Aquí trato de mostrar que además es una de nuestras mejores herramientas para lograr un mundo mejor

España, el cortijo de las grandes eléctricas

luzLas grandes empresas eléctricas con sede en España se manejan en este país como si fuera su cortijo. No temen ni a la competencia, ni a las autoridades, ni al consumidor. Saben que los tienen cogidos por donde les conviene, y ese poder se ha vislumbrado más que nunca esta última semana.

Primero, con el desinterés (¿boicot?) mostrado por las grandes compañías (copan el 90% del mercado) en participar en la primera gran subasta de compra colectiva de energía. La OCU, que había conseguido aglutinar a casi 300.000 hogares para negociar mejores condiciones en la factura de la luz, ha visto como las multinacionales eléctricas no estaban interesadas en competir. No lo necesitan.

En septiembre, la organización de consumidores había presentado la primera plataforma online para llevar a cabo un switching masivo. Esto es, agrupar a un número lo suficientemente grande de consumidores como para “forzar” a las compañías a competir entre ellas por ofrecer un precio más ventajoso. Esta modalidad de compra, que ya es habitual en países como Bélgica, Holanda, Reino Unido o Italia, ha sido recibida con desdén por las grandes compañías del sector.

La segunda muestra de cómo el sector eléctrico se mueve en un ámbito oligopolístico es la extraordinaria penalización que contempla la nueva legislación sobre autoconsumo eléctrico. Así, el Gobierno podrá imponer sanciones muy graves de entre 6 y 60 millones de euros a aquellos ciudadanos que cometan alguna irregularidad con su propia instalación de generación eléctrica. Esto en la práctica igualará las sanciones de este autoconsumo a las de un vertido grave en una central nuclear, tal como publicó el martes el The Wall Street Journal.

El autoconsumo es una alternativa ecológica y que ya es real en países como Japón, que han visto dispararse los niveles de autogeneración a raíz de la catástrofe de Fukushima. Sin embargo, esta posibilidad es cada vez menos real en España, donde el Gobierno no solo ha impuesto duras sanciones a esta actividad, sino también unos peajes tan altos que casi han duplicado los años necesarios para amortizar una inversión de miles de euros en paneles solares y otras instalaciones. Al menos, se exime a las instalaciones ya creadas a pagar el peaje hasta el año 2020.

Es notorio que los intereses de las grandes empresas eléctricas están bien protegidos por este y otros Gobiernos. Todas las empresas del sector tienen contratados a ministros o expresidentes en sus consejos de administración o asesores, lo que garantiza que sus reivindicaciones al final lleguen donde tienen que llegar y sean escuchadas.

5 comentarios

  1. Dice ser serdna

    totalmente de acuerdo
    y mientras les pongan unas multas del 5% de lo que ganan, como mucho, seguiran haciendolo

    23 Octubre 2013 | 13:03

  2. Dice ser Pilar G

    Muy deacuerdo. De hecho, yo ya estoy mirando cambiarme a la empresa que se llevó la subasta holaluz.com

    23 Octubre 2013 | 13:31

  3. Dice ser ferxan007

    Con la complicidad de los ecologetas y sus molinetes y parasoles. Eso lo pagamos los usuarios. Eso y la moratoria nuclear y la estafa del carbón nacional, etc. Gracias a los ecologetas estamos as´ñi. No a las multinacionales que lo que hacen, correctamente, es aprovechrase de ello para inflar sus resultados

    23 Octubre 2013 | 14:26

  4. Dice ser Brizna

    En este negocio quien está cogido por los cataplines son los usuarios.

    ¿Quién no recuerda a la Aguirre clamando el despropósito de que Endesa fuera antes alemana que catalana? Así nos va…

    23 Octubre 2013 | 15:28

  5. Dice ser yo mas los demas

    Son privadas y públicas de políticos las eléctricas. Ganan dinero a patadas y con edades de pensiones como Felipe González, gana más de una paga. Puestos trabajos ocupados por pensionistas por eso quieren subir más la jubilación para poder trabajar con la boca hasta morir. Te multan y pagas si no el estado te obliga a la fuerza del poder. Esto es mafia de los políticos y los empresarios dicen que más del 50% por ciento es política dinero para la política o para el estado. Privado nada de nada esto como las cajas de ahorros ellos las llevaban y fueron a pique.

    23 Octubre 2013 | 17:12

Los comentarios están cerrados.