BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘publico’

Me asusta la intolerancia

Por Carmen Gil

Debate (EFE).

Debate (EFE).

Me asusta, me asusta mucho que los que se consideran a sí mismos progresistas empleen la fuerza para impedir una conferencia en la Universidad. Me espanta que se defiendan las diferencias sólo cuando coinciden con las propias. Me espeluzna que no se puedan expresar las ideas en público si no sintonizan con las de los que se creen en posesión de la verdad.  Me horripila que se convierta en enemigo al que discrepa. Me alarma que la libertad únicamente pueda tener un color. En un panorama tan plural como el que se dibuja ahora en España, no hay más que una solución: el entendimiento. Y este pasa por escuchar con actitud abierta y valorar las opiniones del contrario.

La censura en el cine del franquismo

Por Jordi S. Berenguer

Sala de cine (Europa Press).

Sala de cine (Europa Press).

Durante el franquismo el cine que vimos había sido sometido a varias etapas de censura. La oficial del Estado suprimía secuencias y alteraba doblajes. Una vez aprobada la versión adulterada, al llegar a ciertos lugares el cura del pueblo también imponía su criterio y mandaba suprimir algunos planos que consideraba pecaminosos, por lo que según en qué villas Gilda no se quitaba ni el guante.

La mutilación cinematografica no acababa ahí porque, con la coartada de la censura, algunos empresarios de sala acortaban el metraje para ofrecer más sesiones. Y algunos operadores de cabina, especialmente en los cines de barrio con sesión doble, aligeraban aún más el celuloide -cuando no suprimían todo un rollo-, para que la jornada laboral no se prolongara hasta las tantas. Con ese recorrido tan poco respetuoso con la integridad de la obra cinematografica, comprender el argumento de algunas películas solo estaba reservado a los muy intuitivos.

Para el cine español la cuestión añadía aún más visos de surrealismo. El primer paso para rodar una película era someter el guión al censor, que solía devolverlo lleno de tachaduras y alguna que otra observación. Una vez terminada, la película era sometida a otra censura en la que se podría suprimir algún plano alegando cuestiones de forma. Lo curioso es que algunos censores también ejercian como críticos cinematográficos. Y se daba la paradoja de que en sus críticas no era raro leer algún reproche sobre supuestas incoherencias del guión… el mismo que el propio crítico había alterado como censor.

Con la democracia hemos ganado, entre otros, el derecho a disfrutar de la versión íntegra para participar de la grandeza del cine. Especialmente del nuestro… aunque los censores se hayan quedado sin trabajo. Así es la vida. Así era su cine.

Espectáculos televisivos

Por Paula Ramisa

La sede de Telecinco y el grupo Mediaset (Mediaset).

La sede de Telecinco y el grupo Mediaset (Mediaset).

Noche del 19 de noviembre. Telecinco. 23,6% de share. Eso significa que, de toda la población española que ha decidido sentarse delante de la televisión un jueves por la noche, casi una cuarta parte se ha inclinado por consumir el gigante Telecinco. ¿Que qué daban en ese momento? ¿Es obvio, no? Gran Hermano. El inalcanzable Gran Hermano.

No creo que Telecinco tenga la culpa. Tampoco creo que tengan la culpa los grandes grupos de comunicación españoles. Las preferencias mediáticas en España son así porque las queremos así. Nos ofrecen este tipo de contenido porque lo pedimos. Lo pedimos a gritos.

Que casi el 24% de la audiencia televisiva un jueves por la noche decida ver Gran Hermano nos demuestra que este es el contenido que queremos y no otro. Y Telecinco, como cualquier otra cadena, lo aprovecha. Y sabe cómo hacerlo, y lo hace muy bien. Nos ofrecen una gran variedad de realites y shows que consumimos con ansias a todas horas. Mujeres y Hombres y Viceversa , Sálvame, Gran Hermano… y una lista infinita de programas hechos a nuestra medida que satisfacen nuestras ansias de cotilleo y show televisivo.

La televisión española es así porque las audiencias somos así, y si no lo fuéramos, el jueves por la noche el share de Gran Hermano no habría pasado del porcentaje a partir del que se considera que un programa es rentable en prime time, un 15%.

 

J’ acusse… que hay que saber perder

Por Óscar Gutiérrez Martínez

Hoy todos los fans del baloncesto estamos felices porque España ha ganado su tercer europeo, derrotando a Lituania en la final. Nos maravillamos con Pau Gasol, decimos que la barba de Chacho Rodríguez nos señala el camino, explicamos a amigos y conocidos como siempre creímos en Claver y alabamos la genialidad de Sergio Scariolo. Quitando que en este país con un triunfo el tren de los incondicionales se llena de polizones, permitidme ser un poco rancio y hablar del aspecto más negativo del torneo, permitidme acusar de mal perdedores a los franceses.

Empezamos hablando de la primera fase, de octavos, y de cuartos, allí pitaron en la mayoría, por no decir todos, los partidos que jugaba España. En este caso todavía lo veo lógico, porque es lógico pitar a un equipo que es de los favoritos, para intentar que sean eliminados precipidamente. Llegamos a la semifinal contra Francia; ellos jugaban en casa, eran los favoritos, lógico que fuera el campo una olla a presión para los nuestros. Lo que ya no es tan lógico, que árbitros que son designados para pitar la semifinal de un europeo, les pueda tanto la presión del campo, hecho que se notó en la diferencia de criterios de faltas pitadas entre las faltas hechas a los franceses y las faltas hechas a los españoles. Y obviamente lo ilógico son las protestas del seleccionador francés en la rueda de prensa posterior, alegando que los árbitros habían impedido que los pívots franceses tocaran a Gasol, cuándo un poco más y le lesionan.

Foto de la selección española de baloncesto, campeona de la Eurobasket 2015. (EFE)

Foto de la selección española de baloncesto, campeona de la Eurobasket 2015. (EFE)

Y terminamos hablando de los tres peores detalles, los que en mi opinión, dejan la deportividad de los franceses en puntos negativos. Primero, cuándo salió lesionado Rudy Fernández le acompaño una sonora pitada del público, mal, nunca, eso es degradante, puedes quedarte callado pero es negativo hacer eso. Segundo, cuando salieron a recoger el oro los nuestros, de nuevo, pitada del público. Mire usted, fastidia perder, pero yo prefiero que si pierdo me haya ganado el mejor del torneo, y aunque no fuera así, no le pito. Para terminar, el tercero, lo revelaba el capitán Felipe Reyes en declaraciones después del partido, el speaker del pabellón, animo al público, a pitar a los españoles cuándo fueron a recoger las medallas, os citaré textualmente: “Nunca he visto a un speaker en un campo instando a abuchear a otro equipo”. Y si no lo ha visto el capitán del ahora equipo campeón de Europa, que les voy a contar yo que lo pueda expresar mejor que eso.

Por una educación pública de calidad

Por Miguel Ruiz Rodríguez

El Ayuntamiento de Madrid ha abofeteado a mi hijo. Y probablemente al tuyo, al de tus amigos, a todos los que viven en Madrid. No literalmente, sólo faltaría, pero sí poniendo una gran losa sobre la base de su futuro, su educación.

La escuela infantil de mi hijo es pública de gestión privada. Este año, como casi todas las demás, ha salido a concurso. El equipo educativo que ha estado gestionando dicha escuela, a pesar de sus 30 años de experiencia, de obtener la mayor puntuación en el proyecto educativo, ha perdido la gestión a manos de una empresa de ocio y tiempo libre. ¿Extraño? Para nada. Presentar un presupuesto de unos 17.000€ más barato es garantía suficiente de que la educación va a ser igual o mejor a la que se ha estado impartiendo hasta ahora.

Interior de una escuela infantil. (ARCHIVO)

Interior de una escuela infantil. (ARCHIVO)

Las consecuencias no han tardado en aflorar. A mi cuñado, en la misma situación, le han dicho que las profesoras, al ser menos por problemas presupuestarios, no van a limpiar. La siesta la tienen que dormir todos los niños en un aula y con una única persona a su cuidado. ¿Más de 30 niños para una única persona? ¿Es eso legal?

Pero esto no sólo afecta a nuestros hijos. A una amiga, profesora de una escuela infantil en Móstoles, le han comunicado que este mes sólo va a cobrar la mitad de su sueldo porque no hay presupuesto. ¿Sabíais que una profesora de primaria no llega a ser mileurista? ¿Cómo va a llegar a fin de mes?

Hemos visto en este mismo periódico que una escuela infantil ha dejado sin comer a sus niños por estar en números rojos. Mientras tanto, la red 6000 del Ayuntamiento de Madrid ve su sueldo aumentado en más de un 30%, imagino que los recortes en educación dan para eso y mucho más, como premio a los fantásticos consejos que dan a nuestra querida alcaldesa.

Lamentablemente, esto no conducirá a nada. Creamos una petición en Change.org buscando firmas para intentar revertir esta situación, pero en este país importa más que descienda un equipo de fútbol que la educación de nuestros hijos. Pero si a ti todavía te queda algo de conciencia, por favor, firma, todavía estamos a tiempo de salvar a nuestros hijos.

Carreras de caballos en la Castellana para “amigos y enchufados”

Por Julio M.

Las carreras de caballos retornaron al madrileño Paseo de la Castellana. (Víctor Lerena / EFE)

Las carreras de caballos retornaron al madrileño Paseo de la Castellana. (Víctor Lerena / EFE)

Estos días numerosos medios de comunicación se han hecho eco del evento que se ha celebrado este domingo en el Paseo de la Castellana. Después de casi 100 años los caballos volvían a correr por el centro de Madrid. Invitaron a toda la gente a asistir a tan único evento, prepararon 1.000 toneladas de arena, escenarios con música en vivo y numerosos asientos para la comodidad de los asistentes.

Buena ocasión para ir con la familia, a mi hija pequeña le encantan los caballos. Así que después del madrugón correspondiente para llegar con tiempo y poder conseguir asientos, llegamos a la Castellana y vimos que las gradas estaban todas vacías. Me dirijí a los chicos que estaban organizando a los asistentes y les pregunté que en qué lugar nos podíamos sentar mi familia y yo.

Me contaron que de los 9 grupos de gradas existentes (de unos 150 o 200 asientos cada uno), los 8 primeros estaban reservados para autoridades y sólo la grada número 9 era para el público general. Ni qué decir tiene que ya no quedaban asientos libres en esta última grada mientras que las 8 primeras estuvieron completamente vacías hasta minutos antes de que comenzara el espectáculo.

Así es como funcionan las cosas en esta ciudad: el 90% de las gradas se las quedan autoridades, sus amigos y demás enchufados, mientras que el público que se quede de pie y que se aguante, sean niños, gente mayor o lo mismo da.

Pues bien, otro año que no cuenten conmigo que me quedo en casa.

Ahora van a por el agua

Por Agustín Arroyo

Imagen del Canal de Isabel II. (EP)

Imagen del Canal de Isabel II. (EP)

Cuando la derecha española y los grandes empresarios ligados a ella escrutan con un ansia de codicia insaciable los nichos de posible negocio y enriquecimiento nunca se equivocan.

Tienen un olfato especial hipertrofiado para oler y detectar a distancia los filones en los cuales pueden ganar cientos o miles de millones en poco tiempo. Ahora el Gobierno quiere rescatar las ruinosas autopistas de peaje radiales privadas que arrastran millones de euros de deuda.

Calcularon mal el horizonte de cuantioso negocio. Pero es igual. Saben que si esos negocios salen mal, los amiguetes les echarán un cable desde sus privilegiadas atalayas políticas como ha pasado con las cajas de ahorro. Vamos a pagar más de dos mil millones de euros todos los ciudadanos del erario público para salvar estas obras mal programadas y pésimamente gestionadas por la iniciativa privada.

Estos ‘pseudoneoliberales’ se embolsan grandes beneficios cuando todo va bien en sus rutilantes negocios y, sin embargo, quieren socializar las pérdidas cuando no les va tan bien. De momento, han perdido el goloso negocio de la privatización de la sanidad pública madrileña. Pero llevan bastante tiempo pensando en intentar el asalto y control privado del suministro del agua que tanto tiempo llevan gestionando bien los ayuntamientos.

Lo están intentando en Madrid con el Canal de Isabel II y lo intentan ahora en Alcázar de San Juan y en otros muchos municipios gobernados por el PP ante la oposición de la mayoría de los vecinos. Las presas, a veces, son débiles y los depredadores afilan sus colmillos. Atentos a sus pérfidas maniobras perfectamente urdidas y cocinadas con una planificación letal para su propio beneficio privado ajeno a cualquier bien común.

Jugar con el dinero público

Por Plácido Cabrera

Indignados. Así estamos una gran parte de la sociedad española al comprobar el uso que se ha hecho del dinero público y la corrupción cometida por algunos sindicalistas, políticos y gobernantes en ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas, gobierno central y sindicatos. Muchas de las noticias que producen escándalo y alarma social son consecuencia de personas y grupos descontentos con sus propias organizaciones. Por este motivo, lo que hasta ahora se conoce, probablemente sólo sea una pequeña parte de como el dinero público se ha utilizado para beneficio e interés personal e ideológico.

(ARCHIVO)

(ARCHIVO)

Es mucho el dinero público destinado a los órganos de control público,  por eso resulta conveniente preguntarse ¿por qué no se ha evitado estos comportamientos que han salido a la luz pública? Por esto resulta irresponsable que en plena crisis la Junta de Andalucía haya entregado dinero público (millones de euros) a organizaciones sindicales para actividades (cursos en Venezuela, Ecuador y otros países iberoamericanos) que no parecen que sean urgentes ni necesarias cuando son millares los ciudadanos de esta Comunidad que lo están pasando mal. Las personas que intervinieron en estos asuntos deberían ser responsables y presentar su cese o dimisión y ser inhabilitados para cargos públicos.

Misa por el patrón de la facultad de Ciencias de Granada

Por Juan Antonio Aguilera Mochón

Un año más, el decanato de la facultad de Ciencias de la Universidad de Granada nos ha invitado oficialmente a una eucaristía el 15 de noviembre con motivo de la festividad del patrón, san Alberto Magno. Ha transgredido así la aconfesionalidad exigida por la Constitución a un ente público como es nuestra Universidad, y ha faltado al respeto a la libertad de conciencia de los universitarios y de los ciudadanos en general. CuraLo que es un bochornoso residuo nacionalcatólico no es la misa en sí, por supuesto, sino la convocatoria institucional. Hace unos días, el 10 de noviembre, se celebró el Día mundial de la Ciencia para la paz y el desarrollo”, declarado en 2001 por la Unesco. Ojalá consigamos que dentro de un año este sea el día de la facultad de Ciencias, un día para todos, cualesquiera que sean sus convicciones y creencias. Y ojalá vayan siguiendo un camino semejante el resto de centros universitarios públicos.

 

Entre Todos: ¿Solidaridad o mendicidad?

Por María Eugenia Corraliza

141371‘Entre todos’ es el nombre de un nuevo programa de la 1 de TVE. La idea es buena, un programa de solidaridad. Pero la raya que separa la solidaridad de la mendicidad es muy fina. La solidaridad es trabajar por la igualdad y el bienestar de todos buscando un mundo más unido. La mendicidad tiene dos sujetos en dos planos bien diferenciados, el que da y el que pide. La persona que pide sólo tiene que generar pena, cuanto más mejor, para ello debe mostrar sus desgracias y reconocer que es un fracasado. Este sentimiento te ahoga, te hunde y está contraindicado con el crecimiento y la búsqueda de soluciones. La persona que da siente la satisfacción de ayudar, el reconocimiento de “buena persona” e incluso el estar más satisfecho con su vida al conocer las desgracias de los demás.

Parece que hoy la Administración, lejos de establecer y controlar los límites de la mendicidad, la fomenta sin analizar los daños colaterales y el consiguiente deterioro de la acción solidaria, utilizando un medio público cuyo fin debería ser informar de forma rigurosa, la difusión de la cultura, de la educación, el entretenimiento…