BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘pobreza’

Sube el empleo y la pobreza

Por José Antonio Pozo Maqueda

Oficina de empleo (Infojobs).

Oficina de empleo (Infojobs).

Sube el empleo y con él, la pobreza. Los puestos de trabajo que se crean están cada vez peor remunerados y son más precarios. Algunos apenas duran unas horas.

El mercado de trabajo se está convirtiendo en un estercolero repleto de trabajo basura. Urge una solución al problema. No basta con crear empleo, sino que hay que crearlo con un mínimo de calidad y lo suficientemente remunerado y estable como para poder llevar una vida digna y para que el trabajo sea una fuente de riqueza y no de pobreza.

Mujeres invisibles en la sociedad occidental

Por Francisco Javier Sotés Gil

Mujeres trabajando en un mercado de Etiopía (Gtres).

Mujeres trabajando en un mercado de Etiopía (Gtres).

Próximamente celebraremos el Día de la Madre. Hace poco celebramos el Día de la Mujer Trabajadora, de la empresa, de las fábricas, de los almacenes, la del trabajo agrícola, la de las instituciones, también como trabajadora ama de casa, y en ocasiones fuera de ella, a no ser que el marido sea entonces el trabajador que la sustituye.

Me agradaría también celebrar el día de la mujer africana trabajadora, incansable en su trabajo, algo invisible para las sociedades occidentales. Sí, las hemos visto en algún reportaje televisivo y en crónicas de prensa, mediante los que intuimos que van a coger agua a distancias largas desde sus miserables chozas, e incluso cargadas con su bebé a su espalda.

Viven en una pobreza extrema en un medio rural y a veces selvático, se encargan de todas las tareas domésticas, y en ocasiones también del huerto familiar si es que existe, obteniendo así algún pequeño ingreso. Muchas son obligadas a casarse con un marido impuesto, siendo niñas o adolescentes. Quizás hayan sufrido algún episodio de violencia de género o violación, secuestradas por algún energúmeno, o sufriendo penalidades en un conflicto armado.

Estas mujeres africanas son madres en condiciones paupérrimas y se les mueren en bastantes casos sus bebés, o directamente nacen muertos, e incluso ellas mueren.

La mujer africana tiene un papel fundamental como en el resto del mundo y no es valorado ni reconocido, influyendo en ello las tensiones producidas entre el choque de las leyes tradicionales y las legislaciones formales que puedan reconocer sus derechos.

 

A veces la calefacción encendida es un lujo

Por Maite

Una mujer regulando la calefacción (Gtres).

Una mujer regulando la calefacción (Gtres).

Leo repetidamente en los periódicos acerca de la pobreza severa que azota a algunos hogares y, entre las carencias básicas, encuentro el no poder poner la calefacción. Yo crecí felizmente en una casa fría sin poner la calefacción salvo en contadas ocasiones, y aún hoy cuando a base de mucho trabajo de mis abuelos y padres la situación es mejor, no es algo que tengamos encendido por defecto. Todos queremos todo, pero distingamos lo que es básico y no, que estar calentitos y en manga corta en casa está muy bien, pero si no se puede pagar, hay batas, mantas y batamantas estupendas que hacen muy bien su función (hablo por experiencia propia).

La humillación de los aficionados del PSV: Hay pobreza, aunque los medios traten de ocultarlo

Por Jorge de Lalama Seoane

Aficionados del PSV increpando a un grupo de mujeres que pedían limosna en la Plaza Mayor madrileña (Twitter: Miquel_R)

Aficionados del PSV increpando a un grupo de mujeres que pedían limosna en la Plaza Mayor madrileña (Twitter: Miquel_R)

Mucho se indignan los medios cuando un grupo de holandeses tira unas monedas al suelo a unos indigentes a los vitores de “olé” y mucho se esfuerza la Policía en ocultar la miseria de Madrid a los turistas.

Pero es que hay pobreza por todas partes, legiones de indigentes que en su día tuvieron un trabajo, hasta estudiaron una carrera universitaria, salpican la capital; debajo de los puentes, en los cajeros automáticos, en la Plaza de España, familias enteras en la Plaza Mayor, asentamientos en el Parque Tierno de Galván.

Los medios prefieren dirigir su mirada a la pobreza de otros países, a los refugiados que huyen de la guerra, mientras nos dicen que aquí no pasa nada. Los europeos no son tontos y ven la pobreza y la miseria cuando vienen a Madrid, por mucho que se empeñen en ocultarla. 

 

Alambradas y muros

Por Olga Santiesteban

Varios refugiados haciendo cola dentro de las instalaciones del parque olímpico de Atenas (Yannis Kolesidis/EFE).

Varios refugiados haciendo cola dentro de las instalaciones del parque olímpico de Atenas (Yannis Kolesidis/EFE).

Muchos de nosotros recordaremos sin duda, especialmente los de mi generación, la canción ‘libre’ del desaparecido y recordado cantante Nino Bravo, pero lo que igual no conocemos es su verdadero significado y la historia que hay detrás de ella.

Nos habla de un joven de la antigua Alemania del este, el primero que murió al intentar cruzar el recién construido Muro de la vergüenza, acribillado por los soldados que lo vigilaban, convirtiéndose en todo un símbolo para todos los que buscaban una vida mejor, huyendo de miserias, horror y dictaduras.

Aquellas fotos dieron la vuelta al mundo, exactamente las mismas que ahora vemos con los que buscan esa vida mejor, igual que nuestro joven alemán. Parece que después de los años que han pasado no hemos aprendido nada, seguimos levantando muros y alambradas con actitudes y declaraciones que rozan en muchos casos el odio y la xenofobia, impropias en algunos países (en muchos, no tanto) comprometidos supuestamente con los derechos humanos.

Les invito a todos ellos a repasar la letra de dicha canción; alambradas que son trozos de metal, caminar felices sin cesar detrás de la verdad, para saber lo que es la libertad y quedar tendido en el suelo sonriendo y sin hablar, con flores carmesí que brotan en su pecho sin cesar. La única diferencia que hay es que esa foto cambia del blanco y negro al color.

No se puede perder nunca la solidaridad entre los pueblos porque por muchos muros y alambradas que levantemos seguirán caminando en busca de esa libertad.

 

 

 

No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial

Por Pedro Serrano Martínez

En los últimos años se ha hablado mucho de crisis económica, pero, a sabiendas de que el problema no reside en la falta de riqueza en el mundo y de que la desigualdad ha alcanzado niveles intolerables, habrá que comenzar a hablar de crisis de desigualdad.

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Un agente bursátil observa la evolución de las cotizaciones de la Bolsa de Madrid (EFE).

Que el 1% más rico de la población mundial acumule más riqueza que el 99% restante, es inaceptable. Que los grandes beneficiados de la economía sean los que más tienen, es escandaloso. Que los poderes económicos, con la anuencia de la clase política, hayan conseguido legitimar e instalar en el pensamiento colectivo la idea de que, para estimular el crecimiento económico es necesario que las empresas y personas más ricas tengan tipos impositivos bajos para así beneficiar al conjunto de la población, es vergonzoso.

No es comprensible, por poner un ejemplo, que el multimillonario Warren Buffett reconozca públicamente que, en la práctica, paga menos impuestos que la persona que se ocupa de la limpieza de su oficina. Si a esta falta de progresividad en la aplicación de los impuestos le añadimos la evasión y elusión fiscal, no es de extrañar que los ricos incrementen sus beneficios en detrimento de los demás. No se puede consentir que la economía global esté al servicio del 1% de la población mundial. No se puede tolerar que el poder y los privilegios se estén utilizando para manipular el sistema en favor de unos pocos, poniendo en peligro la cohesión social.

El sistema injusto actual no es fruto de la casualidad, sino el resultado de decisiones políticas intencionadas. Por el bien de todos, incluidos los ricos, es imperioso que los líderes mundiales pongan fin a los paraísos fiscales y comiencen a aplicar políticas fiscales más justas y progresivas. En nuestras manos está la posibilidad de construir una economía más humana al servicio de todas la personas.

 

Leche derramada, leche malgastada

Por Jacinta Galindo González

Las demandas de los ganaderos por el precio de la leche pueden estar justificadas, pero no su actitud en la protesta. Miles de litros de leche se han derramado porque no pueden ponerlos en el mercado a precios razonables, pero ellos mismos dicen que lo hacen en protesta por la negativa de la industria a recogerla en varias explotaciones gallegas. De forma simbólica, se tiraron un buen número de litros de leche pero la imagen que deja es amarga, como de leche agria.

Y es que vemos que miles de litros de un alimento básico son tirados a la basura mientras casi uno de cada tres menores españoles están en situación de pobreza. El estado, con tal de no gastar, no hará nada para evitar que el hambre de sus ciudadanos sea paliado con la leche que se tira y, seguramente, los productores, distribuidores y transportistas no tienen toda la culpa en el conflicto pero no han sido capaces de ofrecer su producción para sus compatriotas en vez de arrojarlas a las alcantarillas con tal de lograr un mayor efecto mediático.

Foto de una de las protestas.  (Óscar Corral / EFE )

Foto de una de las protestas en Galicia. (Óscar Corral / EFE )

No es la primera vez que esto pasa en el sector lácteo y hay otros episodios similares con productos agrarios. Sin embargo, no podemos permitirnos que, habiendo producción alimentaria suficiente, se tire sin más mientras hay gente a la vuelta de la esquina que no tiene qué comer.

Carta a los Reyes Magos

Por  Ángel Villegas Bravo

Queridos Reyes (Magos):

Nunca he creído mucho en los Reyes, pero dada la gravedad de todo lo que está pasando en mi país, se me ha ocurrido que quizá sea una buena idea dirigirme a vosotros porque, aunque ya sé que vuestro poder no es ilimitado, me imagino que sí es posible que algunas cosas de las que os quiero pedir estén a vuestro alcance.

Sé que, todavía, es un poco pronto para escribir la carta a los Reyes (Magos) pero quiero anticiparme, a ver si, con tiempo, podéis hacer algo de lo que necesitamos con urgencia.

Dos niños entregan su carta a uno de los Reyes Magos. (EFE)

Dos niños entregan su carta a uno de los Reyes Magos. (EFE)

Me gustaría que intercedierais para que en mi país (y si puede ser, en el mundo entero) se castigara a los mentirosos que prometen y no cumplen y se les apartara de la vida pública.

Quisiera, también, que se castigara debidamente a los corruptos que amasan fortunas con el dinero público, ese dinero que falta, entre otras cosas, para sanidad, educación y dependencia.

Quisiera que disminuyeran las grandísimas desigualdades que hay, y aunque ya sé que siempre ha habido ricos y pobres, que los ricos sean un poquito menos ricos para que los pobres puedan, al menos, comer y tener una vivienda en la que refugiarse, sin temor a que nadie venga a desahuciarlos.

Sería muy bueno que fuera posible seguir teniendo una sanidad pública eficiente y que no se permitiera a nadie privatizarla para hacer negocio con nuestra salud; y si los jóvenes pueden estudiar sin que ello suponga la ruina para sus familias, sería ya, el colmo de la felicidad.

Pediría algunas cosas más, queridos Reyes (Magos), pero no quiero cansaros, así que solo añadiré que os ruego hagáis saber a quienes puedan hacerlo, que tomen las medidas necesarias para que las gentes normales tengan un trabajo digno y un salario suficiente para cubrir las necesidades básicas; que nos conformamos con eso y con poder vivir sin la angustia de carecer de lo imprescindible.

En fin, queridos Reyes (Magos) recibid todo mi cariño y mi deseo de que gocéis de toda la felicidad, de la que los ciudadanos solo queremos una pequeñísima parte.

Reflexiones sobre la pobreza en España

Por Sofia Pérez

¿Pagaremos por buscar en la basura?

Estimado Alcalde de Sevilla:

Soy una niña de 14 años que vivo en Madrid y como usted comprenderá no sé mucho de política pero lo que usted y sus consejeros han hecho de multar a las personas que hurgan en la basura me parece indignante.

¿Usted cree que a ellos les gusta hacer eso o a usted le gustaría hacerlo en su situación? La respuesta es NO. Pero lo hacen porque es lo único que les queda y además tienen una familia; era el único recurso que tenían para sobrevivir pero gracias a usted Señor Alcalde ya no tienen ni eso.

Un grupo de personas rebusca en un contenedor de basura. (GTRES)

Un grupo de personas rebusca en un contenedor de basura. (GTRES)

Son personas con riesgo de exclusión social aunque más de la mitad ya lo está.

Pero es que además de prohibírselo le hacen pagar multas que no pueden ni afrontar porque cómo van a pagarlas si casi no tienen dinero para alimentarse a ellos y a su familia, que es esa la razón por la que van desesperados a un cubo de basura a ver si encuentran algo porque ustedes no les dan soluciones.

Que son personas como usted y como yo, pero la diferencia es que usted les tacha de nómadas.

Gracias a medidas como la de usted tenemos a cada vez más personas en el umbral de la pobreza y somos el tercer país rico con más niños pobres detrás de Grecia y Letonia y el número de niños pobres ha aumentado un 800.000 durante la crisis.

Que ahora gracias a políticos como usted está el país como está y que muchos brotes verdes pero esto es un túnel sin salida y hablo por todos los excluidos socialmente cuando digo que nosotros no hemos elegido vivir esta situación.

A mí eso me parece horrible y si yo fuera usted haría una ley pero no como la suya si no una que les obligara a esos señores a ir a un comedor social todos los días hasta que encontraran recursos para seguir adelante. Además, sabiendo todas las cifras de niños pobres y los escándalos que están salpicando a su partido, se me caerían los pelos del sombrajo, pero claro usted eso no lo comprende, ya que usted y su familia no está ni de lejos a que le suceda todo eso.

————————————————————————————————————————-_
Por Manuel Giménez

La pobreza, números poco científicos y creíbles

Según Cáritas, en España hay casi 12 millones de personas excluidas y 30 millones de personas con carencias económicas. Sería deseable que nos explicaran el criterio estadístico mediante el que establecen esos datos ; que nos dijeran en euros cuando consideran que una persona está excluida o tiene carencias.

A mi me parecen números poco científicos y poco creíbles. Vivo en Villaverde, uno de los barrios más deprimidos de Madrid, y ni siquiera aquí tengo la percepción de esos exagerados porcentajes.
¿Que opinarían de ese informe los 3.000 millones de personas que en nuestro planeta viven con menos de dos dólares al día? Eso sí es pobreza, eso sí son carencias.

————————————————————————————————————————-_
Por Enya Vázquez Guirao

Desayunos solidarios

Cada domingo a las 9:00, un grupo de jóvenes se reúne en la Puerta del Sol de Madrid con termos de café, leche y bolsas con comida.

Una mujer da limosna a una persona en Madrid (GTRES)

Una mujer da limosna a una persona en Madrid (GTRES)

Se trata de voluntarios y voluntarias que dedican su mañana a pasear por el centro de la ciudad en busca de gente que vive en la calle para ofrecerles un desayuno caliente y unos minutos de compañía.

Divididos en grupos de 5 o 6 personas, caminan por los rincones de Lavapiés, Ópera o Gran Vía, donde se esconden cientos de personas que necesitan atención y miles de historias que merecen ser escuchadas.

Quisiera expresar la admiración que siento por todos aquellos que participan en iniciativas de este tipo, ya que este pequeño gesto significa mucho para aquellos que lo han perdido todo y se ven en riesgo de exclusión social.

Con estos desayunos solidarios consiguen arrancarles una sonrisa, y les animan a creer que cualquier noche puede salir el sol. Gracias por esa lección de solidaridad y humanidad.

No emigran, huyen

Por Francisco Javier España

Señor Rajoy, lo que está pasando en la valla de Melilla, junto con la llegada masiva de subsaharianos cruzando el Estrecho en improvisadas pateras, me recuerda que no hace mucho usted reprendía al anterior Jefe de Gobierno porque sus políticas estaban provocando lo que llamo el “efecto llamada”, frase que junto con la palabra “ocurrencia”, fue la base argumental de la oposición de su partido durante siete años.

Llegada masiva de inmigrantes subsaharianos en aguas del Estrecho de Gibraltar. (Carrasco Ragel / EFE)

Llegada masiva de inmigrantes subsaharianos en aguas del Estrecho de Gibraltar. (Carrasco Ragel / EFE)

¿Y ahora cuál es el motivo de tanta afluencia de inmigrantes? Porque bien le podríamos reprochar a usted la misma cantinela por abrir el melón de la esperanza de millones de subsaharianos diciendo en aquella rueda de prensa “triunfal” del día uno de agosto que “la recuperación ha llegado para quedarse”.

No obstante, la realidad es otra. Ahora los centenares de miles de personas que intentan llegar a Europa, lo hacen porque huyen. Huyen de la pobreza extrema que han heredado después de siglos de colonialismo.

Huyen de los reyezuelos corruptos que gobiernan sus países en connivencia con occidente. Huyen de la falta de respeto por la vida consecuencia de la depredación de recursos llevada a cabo por corporaciones internacionales sin escrúpulos.

Huyen de la barbarie de la guerra alimentada por los vendedores de armas. Huyen de las hambrunas propiciadas por luchas étnicas y religiosas sin sentido y por último, huyen de unas enfermedades mortales que llevan años cebándose sospechosamente con África.