BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘leer’

¿Hemos vuelto a principios de siglo XX?

Por José Ruiz

Un jubilado escribiendo (Europa Press).

Cansado contemplo el embrutecimiento progresivo de la sociedad en la que vivo, y desearía que ustedes, desde sus medios de comunicación, pongan su ‘Ojo de Sauron’ sobre esta cuestión:

No puede ser que cada vez menos gente sepa leer y escribir bien. ¿Hemos vuelto a principios de siglo XX? Ustedes, como prensa escrita, algo tendrán que decir.

Antaño las personas mayores, por desgracia iletrados por su situación infantil y juvenil que les tocó vivir durante la guerra y posguerra, aún se les podía disculpar por no haber tenido las posibilidades que hay ahora. Sin embargo, los de ahora no tenemos perdón de Dios.

Espero y deseo que la sociedad se dé cuenta de lo importante que es saber comunicarse correctamente, para que podamos volver a entendernos todos. No me gusta que mis compatriotas no sepan hacer la o con un canuto, pero sepan de memoria la lista de tronistas de algún programa que otro.

La importancia de la lectura para un niño

Por Jesús Martínez

Un niño leyendo (Gtres).

Un niño leyendo (Gtres).

Ahora que comenzamos un nuevo curso escolar, los profesores nos recuerdan constantemente la importancia y necesidad de la lectura diaria. Y es cierto que debería de ser una de las tareas más importantes que los niños llevan a casa, si no la única, puesto que están demostrados, después de innumerables estudios, los muchos beneficios que esta aporta en el progreso intelectual de los niños.

Pero los beneficios van mucho más allá de los puramente académicos: no hay nada como una buena lectura para que nuestros niños crezcan o estimulen su capacidad de imaginación, creatividad, pensamiento abstracto

Una buena lectura ilumina todo lo demás. Nos ayuda a crecer en libertad, a adquirir todo tipo de conocimientos y experiencias, a ponernos en el lugar del otro, e incluso comprender y querer hasta los defectos de nuestro querido “protagonista” porque nos sentimos totalmente identificados. Que las nuevas tecnologías no nos hagan olvidar los grandes beneficios que comporta una buena afición a la literatura.

Coge un libro y disfruta

Por Javier Amez Waflar

Una chica leyendo un libro (Gtres).

Una chica leyendo un libro (Gtres).

¿Recuerdas cómo huelen los libros? Aquel aroma que solo se puede decir que desprende aquel libro viejo que ha viajado más que tú y yo juntos y que despierta la curiosidad de cualquiera.

¿Recuerdas cuál es la sensación que tiene uno al meterse de lleno durante horas y horas bajo una linterna y la sábana de tu cama, que tu madre te ve y pareces que has montado una tienda de campaña? Pues ya te lo recuerdo yo.

Esas praderas verdes, esos cielos estrellados, esas escenas de crímenes, esos cabreos del doctor Bacteria, esas fugas a mitad de noche para ver a su amada, y tú sentado en el televisor, escuchando lo mismo de siempre. Te estás perdiendo la oportunidad de viajar por todo el mundo, sin apenas pagar, conociendo nuevos rincones y lugares insospechados para aquellos que tú llamas televisión.

Por favor, coge un libro, un periódico, una enciclopedia y disfruta, no tienes otra opción y cuando termines el libro podrás decir que has vuelto de viaje, que has descubierto un sitio nuevo y a personas totalmente diferentes.

Ahora ve, coge un libro y disfruta.

 

Me preguntan si veo eficiente el gasto en bibliotecas…

Por Iñaki González Moreno (auxiliar de biblioteca)

No sé muy bien qué contestarles, pero les hablo de la madre que pregunta por libros de matemáticas básicas porque en su tiempo no tuvo la oportunidad de estudiar; del joven que busca novelas en inglés porque ha decidido irse al extranjero; del estudiante que busca libros sobre arquitectura en la Comunidad de Madrid para hacer un trabajo; del padre que enseña a leer a su hija en la sala infantil; de las personas que echan de menos su tierra y buscan información sobre sus orígenes; del futuro médico de ocho años que se sienta allí a leer libros de anatomía para niños; del chico que viene a estudiar con sus amigos y mira de reojo a la chica de enfrente; del parado que viene a conectarse a internet para buscar un empleo; de la gente que devora las novelas simplemente porque les hace feliz leerlas o les ayuda a desconectar, por un momento, de su situación.Biblioteca

Les hablo de un lugar que reúne al chaval tatuado al que hay que explicar que no puede entrar sin camiseta con el señor del polo de color claro y pelo engominado. ¿Es todo esto eficiente? No sé muy bien a qué se refieren. O a lo mejor lo sé demasiado bien. La sensación que me da es que este lugar donde gente tan distinta es tratada por igual les asusta.

Seguramente esa es una de las razones poderosas por las que están dejando que las bibliotecas se apaguen. Les sobran este tipo de lugares. Luego tendremos que aguantarles hablando de cultura, ciencia, educación y cohesión social con cara de preocupación.