BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘crisis’

Párate a reflexionar

Por Rafael de Lecea

Un hombre pensativo (Gtres).

Un hombre pensativo (Gtres).

La sociedad española parece que está en debacle. Yo pienso que al contrario de ser por cosas como el capitalismo o la crisis de los valores, es porque, hoy en día, no solo en España, sino en todo el mundo occidental, hemos cogido la costumbre de no reflexionar sobre nada, e ir de un lado para otro sin pensar las cosas.

Pero gracias a la asignatura de Filosofía, yo me he propuesto no ser como la mayoría, y dedicarme un tiempo a mí mismo y a mis pensamientos, y creo que si la sociedad hiciera lo mismo (en cosas como las elecciones) alcanzaríamos el tan ansiado bien común.

El boomerang español

Por Rocío Muñoz

Jóvenes en un parque (Europa Press).

Jóvenes en un parque (Europa Press).

¡Mamá, papá me voy de casa! Esta es una frase que no se escucha en los hogares españoles. Los jóvenes, no sólo tenemos complicado pagar las tasas universitarias, encontrar un empleo en el que no seamos becarios durante dos años y que, por tanto, nuestro sueldo no sea irrisorio, sino que, ahora hasta los treinta casi no nos podremos independizar y empezar a “vivir nuestra vida”, porque el único sitio al que nos podemos ir a sobrevivir, económicamente hablando, es la casa de muñecas que nos regalaron cuando teníamos seis años.

A diario, nos dicen que somos el futuro del país, y que debemos devolver a España aquella magnifica frase que decía “España va bien”. Sin embargo, no nos lo ponen fácil. No hay muchas ayudas para el acceso a la primera vivienda, hay una alta tasa de paro juvenil y cuando se tiene empleo los sueldos son precarios. Creo que la frase que más van a escuchar en los próximos años será ¡Mamá, papá, vuelvo a casa, porque España no va bien!

España se hunde, sálvese quien pueda

Por Jaume Font González

Mariano Rajoy (EFE).

Mariano Rajoy (EFE).

Mientras unos siguen caminando rápido y los otros nos entretienen con sus maldades para darnos de qué hablar, la situación en España sigue empeorando. La deuda sigue en aumento y los fondos para las pensiones siguen bajando, si es que aún queda algo para que desaparezca.

Poco a poco van apareciendo más y más corrupciones dentro de la política. Los hay de todas clases: los que han utilizado estas corrupciones para enriquecerse ellos solos y los que las han utilizado para enriquecerse ellos, sus familiares y amigos y al mismo tiempo han financiado a su partido irregularmente. Todo el mundo lo sabe y todo está en manos de los tribunales que siguen sin averiguar nada de nada y parece que estén esperando a que prescriban para acabar con estos casos.

La mayoría han sido efectuados por los palmeros del principal cantante de la banda en funciones, que no es que desafine, es que se ha quedado mudo y no quiere dejar de ser la estrella principal. Sus palmeros le siguen haciendo palmas, aunque cada uno palmea de forma diferente y en lugar de música agradable sale un desafine tan excepcional que no les quedará otro remedio que disolver el grupo. Claro está, después de hacer unas cuantas leyes que les permitan vivir el resto de sus vidas a costa de los que hemos soportado tanto ruido y mientras tanto, el resto de partidos parece que estén haciendo cola para ver quién les sustituye para seguir haciendo lo mismo que ellos unos años más. España se hunde, sálvese quien pueda.

 

Supervivientes son los padres que luchan por llegar a fin de mes

Por Sergio de Fuente Garrido

Una imagen de la palapa de Supervivientes (P. H.)

Una imagen de la palapa de Supervivientes (P. H.)

Parece mentira que en la actualidad el término ‘superviviente‘ esté ligado únicamente a los famosos que quieren entretenernos en shows televisivos mientras pescan e intentan sobrevivir en una isla desierta ganando grandes fortunas.

Muchas personas podrán considerarlos grandes sobrevivientes, pero nunca se podrán comparar con los verdaderos supervivientes que son aquellos padres de familia que tienen que luchar cada día para llegar a fin de mes y dar de comer a su familia con el mísero salario que ganan. Ellos sí que tienen mérito y no aparecen en los medios de comunicación.

Ante esto, mi pregunta es: ¿por qué algunas personas nos empeñamos en atribuir el mérito a quien no se lo merece?

Peligrosos bandazos del señor Sánchez

Por Javier Sanz Ridruejo

Pedro Sánchez en la presentación del documento 'Sí por el cambio' (Europa Press).

Pedro Sánchez en la presentación del documento ‘Sí por el cambio’ (Europa Press).

Los actuales cambios y recambios políticos tan inusuales en España, cansan a todos, máxime a los bisoños conductores de algunos partidos. Presionados al máximo por los grandes empresarios, temerosos de un final del bipartidismo, lo que para ellos sería sin duda un peligro, Sánchez ha hecho un brusco y fuerte viraje a la derecha, prometiéndoles que si no conseguía ser presidente dejaría serlo al del PP.

Este tumbo ha alarmado y hecho reaccionar a gritos incluso a su mismo equipo, por lo que él  ha intentado reenderezar su rumbo con otro bandazo, prometiendo ahora que no se abstendrá para permitir gobernar al PP. Esos peligrosos zigzags en plena carrera auguran lo peor e invitan a algunos a bajarse del carro. Al final va a tener razón la pintada andaluza: “¿Quieres cambiar? Deja al PP ya. ¿Te da igual? Vota al PSOE o a ná”.

Votar o no votar

Por Ángel Villegas

Elecciones (Europa Press).

Elecciones (Europa Press).

Hay quien dice, con todo su derecho, que no piensa votar en las elecciones que nos esperan; alegan que están hartos, que los políticos les han llevado al hastío, unos por unas cosas y otros por otras; que son todos iguales y que en todas partes cuecen habas.

Yo también estoy harto pero, a pesar de todo, sí pienso votar. No quiero quedarme al margen, no quiero dejar de expresar mi opinión respecto a la legislatura pasada y no quiero dar un cheque en blanco a nadie. Tampoco creo que todos sean exactamente iguales o, por lo menos, unos son más iguales que otros. Y, desde luego, no en todos los calderos se cuece la misma cantidad de habas.
Voy a votar, porque es una de las cosas que podemos hacer los ciudadanos; algo que nos permite la democracia y, por ello, no pienso renunciar a mi derecho. Y lo hago con la esperanza de que mi voto valga, por lo menos, un poquito más que si no lo hubiera emitido. Lo hago porque, durante muchos años no lo pude hacer y tuve que aguantar calladito lo que me echaran. No me quedaré en silencio.

Solidaridad en Barcelona

Por Sandra Paré Rakosnik

Banco de alimentos (Archivo).

Banco de Alimentos (Europa Press).

Me siento orgullosa y feliz de la gran solidaridad que existe en Barcelona y en otras ciudades de este país, en esta larga y penosa crisis para algunas familias que no han tenido suerte porque el paro se ha aposentado en ellas o por otras circunstancias y se encuentran sin recursos para tirar adelante.

Me hace feliz comprobar la gran cantidad de ayudas que reciben estas asociaciones y por su perfecto repartimiento al entregar los alimentos en los centros de recogida.

Me hace feliz las felicitaciones que han recibido del extranjero admirándoles por la solidaridad del pueblo y por la gran cantidad de voluntarios para repartir los alimentos.

A la hora de alquilar exigen condiciones no acordes con la situación actual

Por Álvaro Fernández Misas

272298-933-1400Ya ha pasado un mes. Un mes desde que comencé a buscar piso para independizarme e irme a vivir con mi actual novia. Un mes consultando webs de búsqueda de pisos en alquiler, concertando visitas a pisos, intentando puentear a inmobiliarias, intentos fallidos de negociaciones…Y después de un mes, sigo igual. Con los papis.

Vivo en Madrid, así que muchos comprenderán mi desesperación. De todos es sabido que el nivel de vida de Madrid capital es altísimo. Asfixiante, más bien. Y es que la situación roza lo absurdo. A los precios desorbitados e hinchadísimos de los pisos hay que añadir unas condiciones y unas garantías exigidas al inquilino que están totalmente fuera de lugar. Pase lo de pagar un mes de fianza pero, ¿cómo se entiende, con la que está cayendo, que se pidan varios meses de fianza y avales bancarios? ¿Cómo se entiende que, a parte de la fianza, debas pagar un mes completo a las inmobiliarias? Y lo que es la repanocha, ¿cómo se entiende que pidan contrato indefinido a todas aquellas personas que vayan a vivir en el inmueble? ¿Contrato indefinido? Por Dios bendito, si de la totalidad de los contratos de trabajo actuales, sólo el 2% son indefinidos. Que sí, que se debe demostrar solvencia y todo lo que tú quieras pero, oye, la situación es la que hay. Y lo que yo veo son exigencias no acordes a la situación actual y precios que, sólo los que cobran más de 1300 euros netos mensuales pueden permitirse. Y aun con ese sueldo, irían pillados.

La cosa es que no dejo de darle vueltas a una cuestión. Entiendo que el mercado inmobiliario se rige por intereses puramente económicos y particulares y que es algo que se sitúa fuera del alcance de la Administración pero, en un país donde el derecho a una vivienda digna es un derecho fundamental y recogido en la Constitución Española, ¿no debería acaso intervenir el Estado y controlar parte de ese mercado? ¿No debería establecer límites reglas y garantizar tanto a propietarios como a inquilinos unas condiciones óptimas que no perjudiquen, sino que favorezcan a ambas partes? ¿No debería el Estado premiar o penalizar según los casos?

Papeles de Panamá: o te enfrentas a los lobos o te unes a ellos

Por Alberto Tirado Parra

Papeles de Panamá.

Pilar de Borbón y Pedro Almodóvar, dos de los implicados en el caso de los papeles de Panamá. (EFE)

En el mundo globalizado actual, donde el capital muestra una fluidez intangible como el mercurio, el rico que quiere aumentar aún más su riqueza tiene el camino allanado por la ley para eludir el fisco y colocarla allá donde le plazca. “¿Cuántos cientos de miles de personas honradas se comportarían igual que nosotros si tuvieran ocasión?”, argumentan. “No es egoísmo, es ser práctico”. “Si quieres aullar únete a la manada“.

No parece haber otra opción: o te enfrentas a los lobos o te unes a ellos. Porque el sistema es reacio al cualquier cambio, como podemos comprobar tras 8 años de Gran Recesión, con las arcas de los estados vaciadas después de haber rescatado a la banca y un Parlamento europeo catatónico que se sigue lavando las manos con los paraísos fiscales.

Por descontado que en los papeles de Panamá hay buenas personas, almas caritativas como la piadosa Pilar de Borbón. Gente simple de gran corazón cuyo único mérito es dar patadas a un balón o altivos, hiperbólicos y pomposos escritores laureados con el Nobel. No hay alternativa: o te conviertes en un sinvergüenza o en un antisistema revolucionario.

Ni el déficit, ni la deuda

Por Enrique Chicote Serna

El ministro de Economía, Luis de Guindos (Europa Press).

El ministro de Economía, Luis de Guindos (Emilio Naranjo/EFE).

Durante estos últimos años de gobierno conservador hemos venido escuchando machaconamente que si se quería salir de la crisis era fundamental reducir la deuda pública y controlar el déficit presupuestario.

Para conseguir estos dos objetivos, se recortaron los gastos en sanidad, educación, servicios sociales, investigación y desarrollo y se subieron los impuestos, particularmente el IVA. Ahora, cuando ha finalizado con creces la legislatura, vemos cuáles han sido los resultados: España es uno de los países más endeudados del mundo (1,8 billones de euros; casi el 100 % del PIB), con un déficit en las cuentas públicas que supera casi en un punto porcentual el comprometido con Bruselas.

Para salir de esta situación, Luis de Guindos deposita sus esperanzas en el crecimiento económico. ¿Cuál? ¿El basado en salarios muy bajos que impiden tirar con fuerza de la demanda interna, a la vez que aportan cotizaciones  mucho menores a la Seguridad Social provocando un aumento del déficit?