BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Universitarios, lo difícil está por llegar

Por Lorena Corona

Universitarios en una clase (Atlas).

Universitarios en una facultad (Atlas).

La parte más difícil para los universitarios no son los exámenes finales o el Trabajo Fin de Grado. En realidad, la parte más difícil viene después de terminar la universidad.

Con el título en mano, lo único que nos queda es sumergirnos al mercado laboral. Para muchos, la búsqueda se nos torna muy complicada.
En los últimos años se ha incrementado el número de graduados que no logramos incorporarnos al mercado laboral. Ante esta situación, muchos acabamos trabajando en grandes multinacionales  a cambio de un sueldo tan pequeño que ni siquiera nos ayuda a cubrir nuestras necesidades básicas. Otros pocos, los que se lo pueden permitir, optan por continuar los estudios de postgrado para así adquirir más conocimientos y ser más competitivos dentro del campo laboral. Porque una carrera ya no es suficiente.

¿Qué hacer cuando nos encontramos en ese limbo que supone no tener la experiencia exigida por las empresas pero tampoco podemos acceder a contratos de prácticas? Conseguir un trabajo en esta época está difícil. Yo creía que con un título universitario sería más fácil trabajar, pero no es así.

13 comentarios

  1. Dice ser Lola

    Bienvenida al mundo real.
    La falta de experiencia siempre ha sido un problema a la hora de conseguir trabajo.
    Ahora bien, me pregunto por qué algunas personas, no sé si es su caso, se empeñan en estudiar carreras que no tienen salida. Muchas veces vale más estudiar un oficio pero resulta más “cool” tener colgado un título universitario en la pared.

    13 noviembre 2016 | 10:56

  2. Dice ser Jose

    En respuesta al primer comentario, escrito por “Lola”:
    ¿Mundo real? ¿De verdad?
    Menuda banalidad este comentario:
    “Muchas veces vale más estudiar un oficio pero resulta más “cool” tener colgado un título universitario en la pared”.
    Hablaré de mi experiencia:
    pese a tener vocación real por las que usted identifica como “carreras que no tienen salida”, hice caso a gente que compartía su pensamiento, por lo que renuncié a lo que más me gustaba, -el periodismo y el mundo de las ciencias sociales- para así abocarme a la rama más técnica y ruda, la ingeniería -previo paso por un FP, “oficio” o llámelo como usted quiera-.
    Así, con los años, fui creciendo desde abajo, pasando por delineación, una ingeniería técnica, el paso a grado y, finalmente, un máster para adaptarme a las antiguas ingenierías superiores. A esto le puede aliñar unos cuantos idiomas.
    Tras haber renunciado a mi pasión y pasarme ocho años en su conjunto, suplico por una oportunidad e intento sobrevivir con pseudo trabajos.

    Puede que si hubiese estudiado “esas carreras sin salida” no tuviese trabajo, no obstante, sería feliz. Pero no. Aquí estoy, con cuatro títulos superiores, frustrado y viendo la vida pasar.

    Si alguien con pasión está pensando en hacer lo que yo, sería tajante: haz lo que te apasione. En eso serás bueno y, con el tiempo, encontrarás tu sitio.

    Saludos.

    13 noviembre 2016 | 13:05

  3. Dice ser Ignotis parentibus

    Yo creía que con un título universitario sería más fácil trabajar, pero no es así.

    no será que creías que con título universitario podrías quitar el trabajo a otro con menos estudios? Por regla general es lo que todos creen, pero lo de llegar y besar el santo es prácticamente imposible si alguien no te enchufa.

    13 noviembre 2016 | 13:23

  4. Dice ser Lola

    Jose: Lamento su experiencia.
    Cada cual cuenta según le va.
    Saludos.

    13 noviembre 2016 | 13:59

  5. Dice ser joseluis123123

    el titulo universitario ya casi no vale nada y eso debes darle las gracias a la izquierda y sus diferentes modelos educativos basados en el igualitarismo por abajo, quitar exámenes y ahora revalidas, quitar los sistemas educativos basados en la exigencia y el esfuerzo y sustituirlos por el aprobado general y pasar de curso sin saber, etc, etc.

    el titulo universitario ya casi solo vale para hacer oposiciones a administrativo en un ministerio , a pesar del descenso demográfico de la juventud las facultades siguen teniendo miles de estudiantes y encima las facultades facilonas como sociología o la de políticas del coletas, porque luego en cambio no hay masificación en ingenierías o informáticas o arquitecturas.

    España debería apostar mas por una buena formación profesional, porque mientras que el chico joven español que ha hecho una carrera esta en casa de los papis sin trabajo luego a mi casa me viene a instalar la fibra óptica un ecuatoriano o un rumano posiblemente sin carrera universitaria pero que se han preparado con una profesión con salidas y encima mejor pagados.

    13 noviembre 2016 | 17:33

  6. Dice ser Naím Thomas Mansilla

    LA ESPAÑA DE LOS CAMAREROS. ¿PARA QUÉ ESTUDIAR?
    .
    …Tienes toda la razón, querida Lorena. La dificultad no está en los exámenes, la asistencia diaria, los trabajos semanales, las exposiciones en clase, la superación del B1 Inglés, las prácticas universitarias, el T.F.G. (Trabajo Fin de Grado), Postgrado, Másteres, el pago de matrículas y estancias fuera de la localidad de origen, tesis, etc. La dificultad se encuentra antes y después de la elección de la carrera universitaria Grado Plan Bolonia.
    .
    …ANTES de elegir carrera. Debemos plantearnos qué estudiar en razón de nuestras aptitudes, actitudes, mercado laboral y cuantía de la carrera. Que no es fácil. 1º) Aptitud: siempre se ha dicho aquello de ‘’¿qué eres de ciencias o letras?’’. Y eso que se ha dicho no es baladí. Detrás hay unas aptitudes. La aptitud es por definición la habilidad natural para adquirir cierto tipo de conocimientos o para desenvolverse adecuadamente en una materia. De manera que si uno tiene tendencia al humanismo, le gusta hablar en público y estudiar mucho ha de escoger Letras. Si por el contrario, tiene una especial predilección por las ciencias, los números, la empresa, posee habilidades sociales y gran nivel de abstracción, ha de elegir ciencias.
    .
    …2º) Actitud: no podemos estudiar algo por inercia, porque lo estudie nuestra mejor amiga, lo digan nuestros padres o simplemente porque tenga más salidas profesionales. Tenemos que desear estudiar esa carrera con todo lo que eso implica. Ya que una carrera universitaria lleva implícito un esfuerzo muy grande. Por tanto, además de tener destrezas innatas, debemos tener una actitud positiva hacia esa carrera elegida. La actitud es la manera de estar alguien dispuesto a comportarse u obrar.
    .
    …3º) El mercado laboral: esto es fundamental. No tiene sentido estudiar algo con el esfuerzo y sacrificio económico que eso conlleva, si luego no vamos a encontrar trabajo. Bien. Como era de esperar, este punto entra en conflicto con los 2 anteriores: la aptitud y la actitud. Pero si bien es verdad que no podemos elegir unos estudios sólo por su salida profesional, tampoco debemos estudiar a fondo perdido, es decir, sabiendo que nos quedaremos después en paro. Lleguemos, pues, a un punto medio.
    .
    …4º) La cuantía de la carrera: hablamos aquí del bolsillo de cada uno y, como tal, cada uno sabrá. Pero el consejo estrella en este caso es que, a mayor inversión universitaria, mayor futuro laboral. Quiero decir con esto que la universidad pública, además de cara, no tiene futuro inmediato. Uno se gradúa y a la calle a buscarse la vida como pueda. Sin embargo, en muchas privadas el panorama es bien distinto. Son mucho más caras, qué duda cabe, pero en la mayoría de ellas existen bolsas de trabajo para los graduados. Tú eliges.
    .
    …DESPUÉS de graduarnos. Existen 2 grandes opciones: optar por la empresa pública (oposiciones) u optar por la privada (inmediatez en el mercado, temporalidad, bajo sueldo). En caso de elegir la 2ª opción: hay que seguir formándose –cosa que no se le exige a los funcionarios públicos– en idiomas, informática y algún tipo de Formación Profesional (F.P. – mínimo otros 2 años) adaptado a las necesidades del mercado laboral español. Es decir, al Turismo, Hostelería o Entretenimiento. Ya que estamos en un país donde sólo se demandan camareros. Todo esto hay que preverlo con antelación cuando salimos de la Secundaria.

    13 noviembre 2016 | 20:48

  7. Dice ser Pili

    Claro que si guapi!

    13 noviembre 2016 | 22:51

  8. Dice ser RegaloKleenex

    1. Y no se te ha ocurrido que desde el primer curso, que estás en edad de trabajar, podrías haber tenido experiencia en cualquier lado haciendo la mierda que nadie quiere hacer? Supongo que irse de farra era más importante. Para cuando hubieras terminado al menos habrías aprendido lo que es trabajar, cosa que no se enseña en la universidad. Y eso, aunque sea trabajo nimio, se valora.

    2. Que si alguien se ha comido tu queso, es normal la querencia en España a llevarse las manos a la cabeza y llorar. Coge la maleta y lárgate, será que no hay trabajos por el mundo. Claro que si el límite como dice otro comentario es un nivel B1 de cualquier idioma no vas a ninguna parte. El que es inútil en España no se convierte en genio al cruzar la frontera, lo sentimos, y con un B1 no vas ni a comprar pan por señas, te diga lo que te diga tu academia de idiomas.

    3. Que tener más títulos no te va garantizar ese “trabajo digno” con el que a todo el mundo se le llena la boca, ni siquiera (o al menos) en España. Cuanto más tardes en remangarte y bregar, peor… (vuelta al punto uno).

    En resumen, enhorabuena, ya tienes un póster cutre (o dos, o tres, que las dobles titulaciones son muy ‘trendy’) para decorar tu cuarto. Ahora empieza lo que debería haber empezado hace tiempo… en la facultad no te enseñan a trabajar, sólo a aprender a aprender (que no es poco).

    15 noviembre 2016 | 9:41

  9. Dice ser feliz

    Lorena, no hagas caso a toda esta gente deprimente, estudia más, diferénciate, destaca y encontrarás un trabajo que te de satisfacción. Te lo aseguro.

    15 noviembre 2016 | 20:34

  10. Dice ser realidad

    Lola,

    Toda la razon, existen unas “carreritas”, que igual te da un titulo, pero desde luego no te dara ni un solo trabajo, ni en España, ni en UK, ni en Alemania, ni en la CHina… esa es la realidad no otra.

    El dia que los estudiantes elijan la carrera por las salidas, y no por lo guay que se esta en el campus, haciendo el perroflauta, ese dia cambiara la cosa.

    Jose,

    Si eres Ingeniero, con idiomas y eres mileurista, eres un gilipollas.

    En lugar de llorar, mueve el culo, yo lo hize y estoy en los 5000 netos al mes.

    16 noviembre 2016 | 20:39

  11. Dice ser amable

    ¿Alguien me podría aclarar esto de las “carreritas”? Es que exactamente no sé cuales son. Gracias anticipadas.

    16 noviembre 2016 | 22:35

  12. Dice ser Luis

    Los comienzos han sido difíciles siempre, eso no es nuevo.

    Simplemente, hace unas décadas había poca gente que pudiera permitirse estudiar en la Universidad, y el que lo hacía tenia el puesto de trabajo casi asegurado, la competencia era escasa. Ahora, somos muchos más los que hemos podido formarnos, de forma que esa titulación por sí sola no te distingue.

    Estás hablando de un problema con el que nos hemos encontrado muchos, y ante eso sólo cabe hacer tres cosas, y conviene que las hagas todas, no son incompatibles:

    – Seguir formandote todo lo que puedas. A diferencia de lo que dicen algunos, no creo que la formación sea un error nunca, al revés, cuanto más mejor. Si las cosas se hicieran dos veces, yo seguramente no estudiaría la carrera que elegí con 18 años, pero sí que estudiaría otra, sin duda. Y no me formaría menos de lo que he hecho, al revés, trataría de formarme aún más y mejor.

    – Seguir echando con curriculums y mirando ofertas día tras otro, sin dejarlo. Es desesperante apuntarse a una oferta tras otra y que no te llamen nunca, pero hay que seguir en ello todos los días, nunca sabes cuándo sonará la flauta, igual que antes o después nos sonó a los demás.

    – Aprovechar las ocasiones que tengas para trabajar, aunque sea de becario, aunque sea en una categoría inferior…… A falta de otra cosa, es mejor aprovechar esa oportunidad cuando la tienes, y siempre tendrás tiempo para irte cuando tengas algo mejor.

    19 noviembre 2016 | 22:55

  13. Dice ser Viky

    Pues yo creo que gran parte de culpa la tienen los propios universitarios. Yo he estado alli hace no mucho estudiando una carrera de las facilonas y luego dando clase a muchos de los que ahora lloran por las esquinas. Puedo decir que sin duda alguna la diferencia entre aquellos que hacen de lo que han estudiado, sea ingenieria, biologia, historia o un fp, su vida profesional y los que no esta en la actitud. He conocido chaval@s que ponian toda la carne en el asador porque tenian muy claro que tras acabar querian dedicarse a investigación o conseguir un trabajo bien pagado en una empresa. Son gente muy proactiva inquieta a la que le gustan los retos porque con ellos aprenden, no matematicas, sino a superarse a si mismo. Y es el afan de superación, y el tener los objetivos claros lo que los hace llegar lejos. Pero estos son muy pocos… desafortunadamente. Y luego habia otros que mas allade aprobar o incluso sacar matricula no tenian metas personales. Gente que piensa que todo les va a venir rodado con un titulo y con veinte y pico de años aun no se han enterado de que el mundo profesional hay una competencia feroz (y espera a salir de España y verte solo) y sigue culpando al sistema y sus fallos estructurales. En el fondo el exito es sobre todo una cuestión de actitud.

    24 noviembre 2016 | 19:22

Los comentarios están cerrados.