BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Deberíamos disfrutar más del otoño

Por Óscar Gómez

Hojas en un estanque (Mariana Martín).

Hojas en un estanque (Mariana Martín).

Pasada la euforia del verano y antes de caer en el hastío del invierno, nos encontramos inmersos en la estación de los colores ocres, las lluvias y las setas. El paisaje invita a la reflexión, las hojas van cayendo a medida que cada rama las va soltando, sin atropellos. El caudal del río va creciendo a razón de las aportaciones de sus barranquillos. La naturaleza lleva un proceso lento y ordenado.

Deberíamos participar en ese proceso, salir al monte a pasear con una pequeña cesta donde recolectar lo justo para esa noche, recorrer diferentes caminos evitando aquellos masificados, no querer adentrar el coche siempre un metro más que el último día, participar en ese orden que ha permitido que todo funcione. Si habéis salido al monte en época de setas, sabréis a que me refiero.

2 comentarios

  1. Dice ser Miguel Salazar Vallejo, 'Filetín'

    ¡VIVA EL OTOÑO, LAS SETAS, LOS CONEJOS, LAS NOVIAS!
    .
    …Pues sí, Óscar, el otoño debería ser para nosotros la época de mayor contacto con la naturaleza. El verano, la playa; el otoño, el campo; el invierno, la ciudad; la primavera; el parque. Yo eso lo tengo bastante claro. En otoño siempre tiro pa’l monte, como las cabras. Y cuando caen 4 gotas, al monte también. A coger todo lo que nos ofrece la madre naturaleza: setas, espárragos, caracoles, vinagreras, castañas, bellotas, zarzamoras, endrinas, majuelas, escaramujos, enebrinas, azofaifas, maholetas, acerolas, madroños, pájaros, liebres…
    .
    …Este sábado, por ejemplo, estuvimos mi cuñao y yo en la sierra de Guadalerda cogiendo setas. Setas y todo lo que parecía setas, cabía en una sartén y estaba bueno. Champiñones, gurumelos, rebollones, negrillas, trompetas, níscalos, pedos de lobo, gallipiernos, oronjas… Instrumental necesario: ropa de campo, linterna, navajilla multiusos, cesta de mimbre, una pequeña podadera para ir arrancando la maleza al paso, una brújula y un mechero de gasolina.
    .
    …Los lugares clave para hallarlas son los grandes humedales serranos: los árboles de mucha sombra, las vaguadas, los matorrales, las cuevas de montaña, los abrigos rocosos de difícil acceso, los cotos privados. Hay que tener con primera gran premisa que el campo es de todos; la segunda, los vallados no existen para quienes recogemos setas y, la tercera, mejor de todas, la seta es de quien la trinca. Tres consejos:
    .
    –Procurad seguir disimuladamente a los recogedores de setas de la zona y/o de mucha edad. Por sentido común, suelen andar poco, economizar en esfuerzos y conocer la ubicación exacta del preciado alimento.

    –Deteneos siempre donde haya gran acumulación de matorral verde. Significa que alguien las oculta allí debajo todos los años. Es lo que se suele denominar en el argot setero ‘’nicho ecológico’’ o ‘’nicho del marrano’’.

    –Si os ve el dueño de la finca en su propiedad, nunca digáis que la setas del cesto son vuestras, sino que venís con ellas del supermercado.
    .
    …Y ahora una receta con setas. Receta sencilla y nutritiva. ¡Tachán! Espaguetis con setas. Ingredientes: espaguetis, 1 kg de setas, 4 dientes de ajo, ¼ vaso de vino blanco, aceite de oliva y sal. Bien. Necesitamos una cazuela y una sartén. En la cazuela ponemos primero a hervir los espaguetis. Ya sabe usted, querido amigo, ‘’al dente’’, 20 minutos. Mientras se cuecen, lavamos y troceamos las setas y picamos los ajos. Un chorreoncito de aceite de oliva en una sartén y, hala, doramos los ajos y las setas con una pizca de sal (por supuesto, el plato admite también gambitas y champiñones). Un par de minutos. Agregamos el vino blanco y, a fuego lento, dejamos cocer 5 minutos más. Añadimos la cocción resultante a los espaguetis y listo. Para chuparse los dedos con la novia.
    .
    …Claro que esa receta se puede enriquecer si, además de traer en nuestra cesta un kilo de setas, cazamos una liebre de campo (su carne es riquísima, suculenta, de mucho sabor, muy magra). Lo cual es relativamente fácil de hacer hallando, primero, la veredilla por donde pasan las libres, colocando en ella una especie de puerta hecha con rama y, sobre su dintel, colgando un lazo de cuerda. En este caso, la receta anterior serviría igual pero sin los espaguetis. Simplemente salteando las setas con el aceite y la carne de liebre y dejando luego que todo se cueza con el vino durante 15 minutos. Riquísimo, ya digo.

    06 Noviembre 2016 | 22:52

  2. Dice ser Mª José Cantudo Porcel

    ¿POR QUÉ SE NOS CAE EL PELO PÚBICO EN OTOÑO?
    .
    …Ya lo dice el refrán: ‘’En otoño, la mano al moño’’. O ‘’cuando veas caer el pelo del madroño, entrando está el otoño’’, etc. Y es que sigue siendo un clásico estacional para las mujeres, eso de perder pelo púbico en otoño. ¿Por qué? Por muchas razones. Entre ellas: los propios efectos estacionales del otoño. Nosotros, como seres naturales, marchamos al mismo ritmo de la naturaleza. Por eso, cuando la temperatura comienza a descender en septiembre, nuestro pelo más caduco se vuelve ocre, se seca y cae, al igual que lo hacen las hojas de los árboles.
    .
    …Pero, además de por la temperatura, el pelo púbico de las señoras se cae más en otoño por la reducción de las horas de luz. Durante la estación otoñal (que astronómicamente comienza el 21 de septiembre y termina el 21 de diciembre), el nº de horas de luz se reduce, la radiación solar pierde fuerza y las carnes femeninas se destemplan, dificultando la captación natural de calor necesario para mantener los nutrientes del vello púbico. Y el pelo se cae.
    .
    …Otra razón: la población femenina hace menos el amor en septiembre y siempre que lo hace es con la misma pareja. Según estudios recientes de la universidad de Gotinga (Alemania), hacer el amor con frecuencia elimina estrés, ansiedad, favorece el riego sanguíneo y el cutis, regula los niveles de grasa subcutáneos, activa el sistema inmunitario y reduce la sequedad vaginal, beneficios todos ellos que contribuyen al endurecimiento de la raíz del vello púbico.
    .
    …A ello hay que unir que, pese al creciente ateísmo en la población femenina española, no se ha producido de la misma manera un mayor grado de infidelidad. La mujer sigue siendo fiel al novio o marido, como mandan los sacramentos, y esto, lejos de favorecer el vello púbico, contribuye a su caída. Ya que la variedad seminal que ofrece la infidelidad, multiplica por X las bondades que, ya de por sí, posee el semen del varón. Desde antioxidantes (ácido desoxibonucleico), propiedades astringentes, rehabilitadoras y rejuvenecedoras del cutis y el vello púbico, que impiden su caída. Fósforo, calcio, cinc, magnesio, hasta vitamina C tiene un buen semen.
    .
    …En definitiva, y siempre según estudios científicos de los laboratorios de la Univ. Regular de Gotinga, la población femenina es más proclive a quedarse calva en el pubis y temporalmente, debido a causas externas como la reducción de las horas de luz durante los 3 meses estacionales de otoño y la bajada de las temperaturas, E internas, como, su escasa afición a la fornicación diaria o a mantener relaciones de pareja con varios hombres (hoy denominado ‘’poliamor’’).
    .
    …Por eso los laboratorios alemanes animan a la población femenina a que cambie los roles machistas y potencie su promiscuidad natural. Hagan más el amor, variando cada día –a ser posible– de pareja y demandando al varón más faciales ricos en oligoelementos. Ya que la salud capilar está en juego.

    18 Noviembre 2016 | 22:45

Los comentarios están cerrados.