BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Números fantásticos en el Orgullo Gay

Por Miguel Ángel Loma Pérez

Asistentes al pregón del Orgullo en la Plaza Pedro Zerolo (Europa Press).

Asistentes al pregón del Orgullo en la Plaza Pedro Zerolo (Europa Press).

En diferentes informaciones periodísticas sobre las pasadas celebraciones del Orgullo Gay en Madrid, se ofrecía -incluso con antelación a que se produjesen- el impresionante dato de «más de un millón y medio de participantes», sin cuestionamiento alguno. Y esta aparente aceptación de tan fantástica cifra choca con lo que sucede respecto a otras grandes concentraciones, cuando es la propia Organización la que ofrece un número tan elevado de asistentes, siendo habitual que se cuestionen sus cifras, incluso por la Policía, descendiéndose a comprobaciones detalladas como el número de personas por metro cuadrado, distancias entre unos y otros manifestantes, etcétera. Pero esto no sucede con las fiestas del Orgullo Gay.

Recuerdo que hace unos años, no demasiados, cuando comenzaban a darse estas fiestas, al pasar por una plaza de Sevilla me encontré con un escenario donde se estaba celebrando una de ellas. Como ya entonces me parecía que se inflaba el dato de los asistentes, discretamente contabilicé su número: unas cincuenta personas, no más. Pues bien, aunque en los aledaños de aquel lugar era visible la presencia de Policía Local, en las noticias del día siguiente, esa misma Policía Local ofrecía el número de 500 participantes. Por alguna extraña operación matemática, de la noche a la mañana los asistentes se habían multiplicado por diez. 

El porqué se hacía eso entonces, no podría asegurarlo. Pero si ahora se hace me temo que pudiera ser porque atreverse a cuestionar los datos que ofrece la Organización, conlleva una velada acusación de homofobia que a nadie le gusta soportar.

11 comentarios

  1. Dice ser igual no fue nadie...

    Quien anda en mentiras perece en ellas, decían.

    06 Julio 2016 | 16:12

  2. Dice ser Solero

    En Gran Via y paseo del prado no cabe un tercio de la poblacion de la ciudad de Madrid. Las cifras se inflan en todas las manifestaciones. Yo diría que las más multitudinarias rondarán las 50000-100000 personas.

    06 Julio 2016 | 18:24

  3. Dice ser joseluis123123

    en el centro de madrid hay mucha callejuela y parece que va mucha gente, si esto lo organizan en el paseo de la castellana apenas se veria gente y todo ello sin contar con que son siempre los mismos que van a los diferentes actos que realizan.

    06 Julio 2016 | 18:58

  4. Dice ser quasar

    Que Arsenio desprecie tantas cartas con contenidos interesantes y ésta la publique… manda narices…

    06 Julio 2016 | 19:54

  5. Dice ser Informate antes

    “Recuerdo que hace unos años, no demasiados, cuando comenzaban a darse estas fiestas”… ¡¿Pero qué dices, flipao?! Las fiestas del Orgullo se llevan celebrando en Madrid desde el año 1980 y con afluencia masiva y escenarios con actuaciones desde finales de los años 90.

    Además estás hablando de unas de las plazas en vez del recorrido entero que fue desde Atocha hasta Colón contando desde la Puerta de Alcalá que estaba unos de los escenarios hasta Sol que había otro y toda la Gran Vía hasta la Plaza de España que estaba el escenario más grande, además de la Plaza Pedro Zerolo, la del Rey (en las que había dos escenarios más) y todo el barrio de Chueca que tenía las barras de los bares en la calle. No te quedes a medias con los datos, dalos todos y ahora cuenta cuanta gente cabe en todo ese terreno.

    Pero las cifras con las que hay que contar son con las que desde el primer Orgullo en el 80, no se ha producido ningún incidente más allá de las borracheras o derivados, ni una pelea, ni asesinatos, ni incidentes graves, como sí ocurren en otros eventos de este tipo en España, además de dejar la ocupación hotelera en un 90% en Madrid y la hostelería haciéndo el agosto. Este año ha recaudado ¡130 millones de euros! La fiesta española que más dinero recauda. Pero supongo que esto es lo de menos cuando se quiere critar por criticar.

    06 Julio 2016 | 22:39

  6. Dice ser NN

    Se me ha ocurrido lo mismo que a quasar. Desconozco de dónde han sacado los números, pero hace años que hay empresas con capacidad para dar datos reales. Si 20minutos no las contrata para saber con exactitud si se yerra por arriba o por abajo o si se acierta en la cifra aproximada, no sé por tiene la ocurrencia de publicar una cartita de uno que cuestiona los datos de la organización. Por cierto, alguien en estos comentarios no sabe que el Paseo del Prado y la Castellana tienen la misma anchura, y no se podía caminar de la gente que había.

    06 Julio 2016 | 22:44

  7. Dice ser Blogosfera

    Menudo artículo el del “escribano”. Talmente parece salido de esa insigne “Asociación de vecinos de Chueca” nacida hace pocos años para honrar y defender SU barrio.
    He estado en 2 ocasiones en el Orgullo, en 2.007 (donde confluyeron más de 2.000.000 de personas y prometí no volver a internarme en el barrio porque estaba como un hormiguero) y en 2.010.

    Así que debimos estar en sitios diferentes, o da una información sesgada aposta. Me inclino por lo segundo. Seguro que si contabilizase la gente congregada en un paso de semana santa, le saldrían cientos de miles….

    07 Julio 2016 | 9:03

  8. Dice ser Psmith

    En su entusiasmo por loar la fiesta del orgullo, llega a afirmar que es la que más dinero deja a la ciudad que la acoge y da la cifra de 130 millones. Supongo que toma esa cifra de la prensa diaria, como yo tomo la de 700 millones de la Feria de abril de Sevilla. Conténgase un poco…

    07 Julio 2016 | 11:27

  9. Dice ser Psmith

    En mi comentario anterior me refiero a lo afirmado por el comentario nº 5.

    07 Julio 2016 | 11:28

  10. Dice ser Pedro Serranete Villarejo

    LA DICTADURA DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO
    .
    …Vivimos en un sistema democrático injusto y anticuado, donde lo políticamente correcto está a la orden del día. Bien para protegerse de la Oposición, bien para ganarle votos al Gobierno. Bien para hacernos los modernos, bien para que no nos tilden de retrógrados. En realidad con este comportamiento estándar lo único que se pretende es mantener un lenguaje, unas ideas y unos comportamientos aceptados por la sociedad en general. Por un lado lo radical es utilizado políticamente como alma arrojadiza. Por otro, el ciudadano siempre tiene un sentimiento gregario, de manada, de grupo, y le cuesta tener su propia opinión.
    .
    …Un ejemplo muy gráfico de lo ‘políticamente correcto’ lo hemos experimentado el pasado 26 de junio con los resultados de las elecciones generales. Todos los sondeos, incluso el tan afamado CIS, habían asegurado que PODEMOS superaría con creces al PSOE y que el PP volvería a ganar las elecciones, aunque sin ascenso de escaños. Todos se equivocaron. En los sondeos, la gente afirmó una cosa y luego votó otra. En concreto afirmó lo políticamente correcto: ‘’como España está mal, no podemos votar a los partidos de siempre, al PPSOE’’. Sin embargo, a última hora actuó el miedo a la inestabilidad económica, a la incertidumbre, a la indefinición programática de la izquierda, al populismo de Podemos. Y todos votaron por lo malo conocido.
    .
    …Lo políticamente correcto no deja de ser la dictadura de las Democracias. La gran censura de nuestra Constitución, reflejada en el artículo 20, el cual reza que todos los españoles tenemos derecho a:
    .
    a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

    b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.

    c) A la libertad de cátedra.

    d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

    …Dice para finalizar el artículo que ‘’el ejercicio de este derecho no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa’’. Pero, claro, la Constitución aquí no hace referencia a lo ‘políticamente correcto’’, a la censura autoimpuesta por la sociedad, por el propio individuo.
    .
    …Ser políticamente correcto es mostrarse contrario a la rebeldía juvenil; proclamar el ateísmo y luego casarnos por la Iglesia; mentir asegurando que hemos acudido a la fiesta del ‘Orgullo’ o afirmar que tenemos que acudimos a bares de ‘ambiente’; gritar que se es comunista o de Podemos o de IU y luego no votar o votar otra cosa; aborrecer a la derecha o a los partidos democristianos europeos; proclamar el ecologismos las 24 horas del días y después comprarnos un buen coche; estar en contra de las corridas de toros o de las fiestas populares con animales y ¡Viva San Fermín!…
    .
    …Ser políticamente correcto es ir por la calle disfrazado de ‘hipster’, aunque luego la ropa la compremos en El Corte Inglés o en cadenas de ropa cuya producción degrada el medio ambiente; afirmar que escuchamos a Joan Baez, Janis Joplin, Lou Reed, Bob Dylan, y por detrás extasiarnos con la música de los horteras Melendi, Estopa o Vetusta Morla; asegurar que se es muy solidario, aunque no colaboremos en ninguna ONG, causa benéfica o donación de sangre…
    .
    …En definitiva ser políticamente correcto es vestir a la moda, tener instagram o facebook y aparentar en él que viajamos mucho; renegar de la Iglesia y todo tipo de religiones; odiar al Partido Popular; amar a los animales; ser antitaurino y una persona comprometida con las causas perdidas; vivir pegado al Smartphone; tener amigas lesbianas o colegas gais; estudiar una carrera universitaria sin salida profesional; recoger todos los días la caca de nuestra mascota y llevar tatuaje o hacernos algún piercing en el ombligo…
    .
    …Es decir, ser políticamente correcto es disfrazarnos de lo que realmente no somos por miedo a desnudarnos ante los demás. Por temor a ser diferentes del resto, a salirnos de los cánones establecidos, de las normas sociales. Sin pensar que esos cánones vienen marcados desde arriba por los sistemas políticos, las estrategias de venta y las grandes multinacionales. Ser políticamente correcto nos anula como personas independientes; es contrario a lo auténtico, a lo verdadero y honesto. Es vivir de cara a los demás.

    07 Julio 2016 | 23:39

  11. Dice ser oscar

    parece que mas de la mitad de madrileños (as) son gays!

    10 Julio 2016 | 10:21

Los comentarios están cerrados.