BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Curso de formación fantasma en la Comunidad de Madrid

Por Isabel Aparicio Sanjuán

Me gustaría expresar lo que sucede con uno de los tantos cursos con certificado de profesionalidad que imparte la Comunidad de Madrid en concierto con diversas empresas.

Un grupo de alumnos en un curso (Europa Press).

Un grupo de alumnos en un curso (Europa Press).

El título del curso es atención al cliente y organización de actos de protocolo en servicios funerarios. Los tres módulos de teoría se impartieron desde el 11 de marzo hasta el 25 de mayo del 2015. A partir de ese momento sólo queda por realizar un periodo de prácticas de 40 horas en una empresa relacionada con el tema funerario, que te tiene que aportar la empresa que te imparte el curso. En este caso la empresa que está impartiendo el curso es el Instituto Certificado de Empleo.

Para estas prácticas, ICE tiene un periodo de tres meses para proporcionarnos una empresa donde hacerlas. Este plazo tuvo que ser ampliado por distintas circunstancias, y por cada ampliación de plazo tuvo que pedir permiso a la Comunidad de Madrid. Los plazos se acabaron el 25 de marzo de 2016 y hasta la fecha de hoy no hemos realizado las prácticas.

En el mes de mayo, nos notifica que por fin tenemos empresa funeraria asignada para hacer las prácticas y las fechas que nos corresponden a cada uno. A la semana siguiente nos comunican que es imposible realizar las prácticas por el momento y que ya se pondrán en contacto con nosotros. El día 7 de junio nos comunica de nuevo y solamente por teléfono las nuevas fechas. Nosotros, los alumnos, exigimos que la notificación sea por escrito. Nos llega por fin un correo electrónico y nos cuentan que las prácticas de 40 horas se impartirán un lunes cada tres semanas, comenzando el 13 de junio y descansando en agosto. Es decir, 13 de junio; 4 de julio; 26 de julio; 19 de septiembre y 10 de octubre, con lo que terminaríamos en octubre unas prácticas ridículas de 40 horas. Yo expongo la imposibilidad de hacer estas horas en julio con tan poco margen en la notificación porque ya están programadas las vacaciones de toda una familia. Les sugiero que por favor dispongan de otras fechas y no obtengo contestación alguna.

¿Quizá pretenden que renunciemos a las prácticas para cerrar el curso y dar carpetazo? ¿Quizá ya haya cobrado de la Comunidad de Madrid este curso? ¿Quizá sea un curso fantasma donde sólo existan nombres y gastos? ¿Quizá a la Comunidad de Madrid tampoco le interese finalizar este curso? ¿Quizá la empresa y la Comunidad de Madrid no quieran que esto salga a la luz? ¿No existe departamento alguno en la Comunidad de Madrid que controle, fiscalice y audite estos cursos?

¿Cómo es posible que la Comunidad de Madrid comience un curso sabiendo que no hay posibilidad de terminarlo?

No sé quién puede contestarme a todas estas preguntas, pero al menos que este caso sea conocido por más gente, porque estoy segura de que existirán muchos más cursos fantasmas o con grandes irregularidades.

1 comentario

  1. Dice ser Esteban Jiménez Otero

    YO HE SIDO VÍCTIMA DE UN CURSO ‘FANTASMA’ EN ANDALUCÍA
    .
    …Amiga Isabel, yo le puedo contestar y no le puedo contestar. Me explico. Yo he participado en un curso ‘fantasma’ en Andalucía hace ya algunos años. Siento que no pueda dar más datos por estar ahora todo esto ‘’sub júdice’’ (). Intentaré ser lo más escueto y anónimo posible para no interferir en la Justicia y que todo se aclare lo antes posible. Porque, ya le digo de antemano, yo soy inocente.
    .
    …¿Usted se acuerda del CASO EDU?
    .
    …Se lo recordaré así por encima, porque, seguramente, le sonará. El CASO EDU se refiere al sonado fraude de los cursos de formación en Andalucía, donde se produjeron innumerables casos de malversación de caudales públicos, a costa de unos cursos ficticios y su mantenimiento por parte de la Junta de Andalucía. Es decir, la Junta pagaba los cursos sin exigir a cambio justificante de su realización ni demanda de devolución del dinero invertido, en caso de no realizarse. Era un dinero limpio que entraba en las academias y allí se quedaba. Bien.
    .
    …Yo tenía un amigo de un amigo (por llamarlo de alguna manera) que un día, conociendo mi situación de parado de larga duración, me propuso trabajar en su empresa. Su empresa era una academia de formación, financiada por la Junta de Andalucía, donde se impartían diferentes cursos. Entre ellos, el de ‘’Técnico de Tanatoestética-Tanatopraxia’’, que, en esencia, consiste en preparar visualmente a una persona fallecida, tratando de mejorar su apariencia estética para el velatorio.
    .
    …El curso estaba dirigido a parados de larga duración, con estudios mínimos (tener superada la Educación Secundaria Obligatoria –ESO–). Tenía 100 horas de clases teóricas, 210 horas dedicadas al proyecto y 30 de prácticas reales en tanatorios. Y aquí es donde entro yo. Porque este amigo de un amigo me propuso hacerme pasar por finado para las prácticas de los alumnos. Me pagaba 10 euros la hora, 3 veces a la semana, durante 1 mes. Calcule usted, querida amiga.
    .
    …¿Cómo iba a decir que no a 120 euritos por estar acostado haciéndome el muerto, mientras unos chavales me maquillaban? No podía decir que no. Me hacía mucha falta el dinero. Tenía que pagar facturas, llenar el frigorífico, dar de comer a 2 bocas (mi mujer embarazada del segundo y mi chiquitina de año y medio). Tampoco pensaba que eso podía ser ilegal. No pregunté. Para qué. Suponía que si toda una Junta de Andalucía concede dinero a alguien para abrir una academia e impartir unos cursos, era porque todo estaba correcto, porque no había de por medio ninguna ilegalidad.
    .
    …Me equivoqué, claro.
    .
    …Este amigo de un amigo me hizo desnudarme, acostarme en una camilla con ruedas y taparme con una sábana, simulando ser un cadáver (me acuerdo que en el dedo gordo del pie me colgaba una etiqueta pendiente de un hilo). Para dar todavía más verosimilitud, minutos antes, me sacaba de una cámara frigorífica y me pedía que entreabriera algo la boca y los ojos. Según él, para que yo tuviera aspecto de cadáver congelado. Y así hice durante ese mes. A mí no me importaba porque confiaba en este individuo y sólo pensaba en el dinero que me iba a pagar. El alumnado, cuando me veía, no hacía preguntas, sólo se dedicaba, algo nervioso, a maquillarme la cara con una serie de afeites especiales. Sólo hubo una vez un alumno que me agarró de las partes para hacer una bromita. Pero eso fue una excepción sin importancia. En fin, niñatos.
    .
    …Cuando pasó el mes, sin embargo, no vi el dinero. La policía judicial cerró la academia, este amigo de un amigo se quedó con el dinero de la Junta (que yo sepa aún no le han pedido que lo devuelva) y se fue de la ciudad sin pagarme un céntimo. Encima me han llamado a declarar porque algunos de los alumnos estafados no recibieron, por supuesto, la titulación. Todo era mentira. Me reconocieron por la calle y me denunciaron. Estoy acusado como cómplice de ese sinvergüenza que, encima, no me ha pagado mi sueldo.
    .
    …Y es lo que yo digo. La culpa es de la Junta de Andalucía, de los inspectores de Trabajo, de los consejeros, de los presidentes de la Junta (Chaves, Griñán, Susana Díaz), del PSOE, por no controlar todos los trámites de las subvenciones. No de los pobres parados. ¡Encima ahora vuelven a pedirnos el voto! ¡Esto es el colmo! ¡Pandilla de ladrones!

    24 Junio 2016 | 22:45

Los comentarios están cerrados.