BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Archivo de Junio, 2016

¿Sería muy estúpido plantearse la creación de un carnet de votante?

Por Daniel Ramírez Martín

Una persona metiendo su papeleta en un sobre (Europa Press).

Una persona metiendo su papeleta en un sobre (Europa Press).

Las recientes decisiones políticas tomadas a lo largo del mundo me han hecho plantearme una pregunta: ¿Cuál es la inteligencia media del votante?

No estoy hablando únicamente de España, donde el partido con más casos de corrupción de la democracia ha vuelto a vencer en las elecciones generales, aumentando el número de votantes. La reciente victoria del brexit en Reino Unido, a la cual siempre había considerado una de las sociedades más capacitadas para el acto del voto, denota una falta de conocimiento por parte de dicha sociedad. Pasando por el ascenso de popularidad, ganándose el apodo de candidato a la Casa Blanca, de Donald Trump al otro lado del charco.

Todos estos hechos me hacen pensar en la calidad, llámenla intelectual, de las sociedades modernas. Y no estoy hablando, en ningún caso, del nivel de estudios de una persona, eso no tiene nada que ver, pero ¿realmente estamos capacitados para decidir nuestro futuro y el de todas las personas que nos rodean con nuestro voto?

De todo problema planteado se puede sacar una solución, y es que ¿sería tan estúpido plantearse la creación de un carnet de votante? No estaríamos hablando de un examen demasiado complicado, solo algo que permitiese saber si una persona realmente está capacitada para votar, y es que, bajo mi punto de vista, el voto debería ser algo que se gana y no un derecho. Creo que esto llevaría a una mejora de la calidad política de nuestro país, y ya que los políticos son un reflejo de la sociedad, a su vez llevaría a mejorar la calidad de la sociedad en la que vivimos.

 

Mi enhorabuena a la derecha española, que ha ganado sin esfuerzos

Por Elena Gracia

Lamentable, no se puede decir nada más. La izquierda desunida como siempre ha permitido que la derecha vuelva a ganar.

Empezando por el PSOE que priorizó sus negociaciones con el centroderecha de Ciudadanos, aconsejado por sus líderes de Andalucía y Extremadura, que más bien parecen hermanos de Ciudadanos que socialistas, y que en ningún momento primaron sus conversaciones con Podemos o IU.

Siguiendo por Podemos, que prefirió ir solo a las primeras elecciones, sin contar con IU, y que luego se dedicó a llenarse la boca diciendo que eran los vencedores.

Mariano Rajoy junto a su mujer, Soraya Sáenz de Santamaría y Fernando Martínez Maillo, en el balcón de Génova (EFE).

Mariano Rajoy junto a su mujer Elvira, Soraya Sáenz de Santamaría y Fernando Martínez Maillo, en el balcón de Génova (EFE).

Creo que de la izquierda que tenemos en este país el único discreto ha sido Garzón. Qué pena, qué defraudada me siento. Siempre he votado y votaré a la izquierda. No voy a votar a la derecha con lo que le ha hecho a nuestros jóvenes, con unos contratos lamentables, cobrando una porquería y sin posibilidad de emanciparse salvo que decidan irse debajo de un puente o fuera de España a buscarse la vida, que ignora las ayudas sociales, por no hablar de su comportamiento en el poder haciendo y deshaciendo a su antojo.

Ya me sentí defraudada cuando esos dirigentes socialistas empezaron a atacar a Podemos y crearon una brecha. Si anteponemos las opiniones personales al interés de los ciudadanos tal vez no sirvamos para representarlos. ¿Alguno de los políticos se ha planteado esta cuestión en alguna ocasión, o todos ellos se consideran válidos, eficaces e insustituibles? Demasiado ego para mi gusto, poco altruismo, muchos intereses particulares.

Después Podemos decidió que estaba muy herido porque el PSOE había preferido pactar con Ciudadanos. Tal vez allí si hubiéramos dejado el ego y hubiéramos permitido que el PSOE gobernase se le hubiera podido meter caña en el Congreso con todos esos escaños y luchar para mejorar la vida de los españoles, pero de nuevo fue más importante demostrar la fortaleza del partido frente a los intereses de los ciudadanos y ahora recogemos las consecuencias. Hemos tenido que ir a otras elecciones. Y con los votantes descontentos, desencantados y decepcionados.

Y estaba claro que la derecha, que votan como buen rebaño siempre unidos, aunque había hecho un pequeño escarceo con el centroderecha, han vuelto a su redil y no solo eso, además cinco escaños del PSOE se han ido al PP.

Enhorabuena a la derecha española, han ganado sin hacer nada, la izquierda de nuevo les ha dado la victoria. Rajoy ha sido más listo de lo que parecía, solo ha tenido que utilizar su táctica: esperar.

Hemos dejado pasar delante de nuestras manos la posibilidad de cambiar el color del país, ahora tendremos que esperar cuatro años más, nuestros jóvenes tendrán que seguir con sus precarios trabajos. Felicitaciones a los dirigentes de izquierdas por hacer el trabajo sucio.

Lamentablemente dentro de unos años se podrá analizar este tan penoso momento en que decidimos comportarnos como niños malcriados y caprichosos pretendiendo tener el poder para nosotros solos y de esta forma lo perdimos.

“El hombre de tu vida” defiende el error de que el fin justifica los medios

Por Clemente Ferrer

El humorista y actor, José Mota (TVE).

El humorista y actor, José Mota (TVE).

La serie El hombre de tu vida, emitida por TVE1 los jueves a las 22.15 no consigue situarse en ninguno de los rankings de las revistas especializadas en televisión, a pesar de la aceptación del público.

La serie no es ni tan blanca ni tan familiar, ya que defiende que el fin puede justificar los medios. Tampoco es familiar, ya que la enfermiza relación que mantiene la hermana del protagonista con un hombre casado lleva al desencanto del espectador.

Lo que sucede con El hombre de tu vida es que es simple. Es fácil de entender por su escaso nivel en los guiones y por mostrar unas tramas en las que no entra en juego el pensamiento humano. Se intercalan escenas animadas que refuerzan la idea de una historia sin relevancia moral.

En este contexto no extrañan las reacciones y las resoluciones más engañosas que ocurrentes y, el espectador asiste desprevenido al hecho de que en esta serie las mujeres siempre salen malparadas. El hombre de tu vida no pasa de ser una comedia sin pretensiones; lo cual es una lástima, porque la idea original es buena.

Por otro lado, también sorprende que el papel protagonista haya recaído en el humorista superviviente de Cruz y Raya. Está claro que la cadena pretendía mantener a los fans de Mota en esta nueva versión de sí mismo, pero el problema es que ni Hugo Bermúdez ni su historia se alejan lo suficiente para desterrar de la memoria del espectador cualquiera de los mil personajes que ha encarnado el polifacético actor. Como consecuencia no nos implicamos en el drama.

El elenco de secundarios es de lo mejor y duele no verles en un papel donde se puedan lucir. Sin embargo, cumplen con su cometido. Si Paco Tous se mete a cura debería hacer trabajo de documentación y saberse las parábolas o, al menos, las que utiliza para los sermones.

Al final, El hombre de tu vida se deja ver y con el tiempo quizá mejore. No obstante, tras el escaso éxito en su estreno, en mi opinión, tendrá un futuro corto.

¿Esperar a qué en la tauromaquia?

Por Julio Ortega Fraile

Tauromaquia (Europa Press).

Tauromaquia (Europa Press).

Estadísticas como las de Gallup indican que el rechazo a la tauromaquia en la sociedad es mayoritario y creciente, consultas de ayuntamientos o periódicos en casi todos los casos demuestran que los ciudadanos no la quieren, que es una forma de violencia infantil; son palabras del Comité por los Derechos del Niño de la ONU.

Que el toro sufre está demostrado y que las corridas son inviables económicamente sin subvenciones salvo contadas ocasiones también. Va en declive y a eso hay que sumarle un pensamiento y costumbres que en 2016 no pueden ser las del siglo XVIII.

Sí, acabaría muriendo sola, pero mientras sigamos siendo cómplices de una práctica que da por lícita la violencia con animales por diversión, continuarán muriendo humanos y un dinero necesario para paliar tanto sufrimiento se estaría empleando en generarlo.

El ‘brexit’ en Reino Unido y el Gobierno competente que España necesita

Por Alicia Berenguel Anter

Recuento del brexit (EFE).

Recuento del brexit (EFE).

A dos días de las elecciones generales españolas, el Reino Unido ha decidido dar portazo a la Unión Europea. El brexit se ha impuesto y se abre un periodo de gran incertidumbre. Las negociaciones que se avecinan deberán llevarse a cabo con pies de plomo para guardar un difícil equilibrio: la salida del Reino Unido debe serlo con todas las consecuencias y no puede convertirse en un precedente de obtención de privilegios, pero ambas partes deberán hacer concesiones para salvar sus intereses. Se acercan tiempos de inestabilidad y posiblemente de recesión, a los que las elecciones presidenciales en Estados Unidos añaden más interrogantes.

Ante esta situación, España parece seguir navegando sin rumbo cuando necesita más que nunca un gobierno fuerte, competente, que actúe desde unos principios éticos, movido por el bien común. El panorama político de cara al 26-J no podría ser más desolador, se mire a la izquierda o a la derecha, pero es acuciante ponerse a trabajar. Pese a que el descrédito y la apatía son generalizados, es deseable que votemos y que lo hagamos con la cabeza, aunque sea para evitar males mayores y permitir que algún día se lleve a cabo la renovación que tanto necesitamos.

Mañana nos vemos en las urnas

Por Annabel Navarro

Urnas en jornada electoral (Europa Press).

Urnas en jornada electoral (Europa Press).

Abrir el buzón y recibir las papeletas electorales de todos y cada uno de los partidos políticos que han tenido la poca vergüenza de anteponer los sillones a las personas, sus bolsillos a la economía de las familias, acentuar la pobreza infantil, perpetuar la precariedad laboral… Leer cómo cada partido trata de manipularnos cuando no han sido capaces de llegar a un acuerdo por orgullo, interés propio y afán de protagonismo. Me molesta y mucho; pero sobre todo los que me indignan son los simpatizantes de uno u otro partido, cegados por no sé qué promesa o miedo, terminan sacando las uñas por personas a las que no les importan y defendiendo lo indefendible. Sí, me interesa la política como medio para alcanzar la justicia social. Sí, hay algunos partidos descartados de mi lista de posibles, igual que hay otros que despiertan mi simpatía, pero perder la capacidad crítica me parece un error que adormece, la política se ha convertido en el opio del pueblo del siglo XXI.

El Partido Popular hace un llamamiento para que la gente vote, para que no se quede en casa, para que no dejemos que otros decidan por nosotros; pero en su discurso, en el cual no critica directamente a nadie, muestra una vez más que sólo ven lo que quieren ver: “En los dos últimos años se han creado casi un millón de puestos de trabajo y, si no cambiamos de política, llegaremos al 2020 con 20 millones de españoles trabajando”. Olvidan a los millones de españoles que se han marchado, a los no inscritos en el INEM por desidia, a los empleos basura que han motivado con su reforma laboral: el 30% de los empleos dura una semana o menos, mal pagados, inestables y que sólo sirven para maquillar los datos a su antojo.

Han logrado perpetuar una precariedad laboral, han aumentado la brecha salarial y han convertido a los ricos en más ricos y a los pobres en más pobres. “Seguiremos haciendo mejoras reales: sanidad, seguridad, servicios sociales y bienestar general”. Olvidan los recortes, las privatizaciones, la ausencia de fondos, la miseria, las familias sin recursos, la pobreza infantil, la corrupción, la deuda, el atraco a la hucha de las pensiones… “Piensa en si a tu alrededor, en tu familia, tu ciudad, tu pueblo, tu empresa… hay hoy más o menos empleo o perspectiva de empleo que hace 4 años”. No, Mariano. La gente de mi alrededor no tiene empleo, ha tenido emigrar lejos, tiene dificultades para llegar a final de mes, no hay perspectivas de empleo y entre todos los que sois responsables de esta situación habéis conseguido que muchos tengamos que tener la maleta preparada o asumir que habéis hundido a varias generaciones.

Podemos, personalizado en una chica que ha tenido que marcharse a Londres nos muestra la realidad de muchos españoles, como muchos de mi entorno, muchos que me duelen, por eso leer esa carta que recurre a tocar la fibra sensible de las personas mientras subyace un claro interés por arrancar votantes del PSOE, me parece tan pueril como decepcionante.

El PSOE se planta con su buena jeta a erigirse como salvador, enumerándonos un listado de propuestas basadas en cambiar todo lo que haya hecho el PP, sin aportar nada nuevo. Su lema “si no quieres al PP, vente con nosotros”. Una actitud que recuerda a los tiempos de antaño olvidando que ni esta es la España de González, ni esta la sociedad de la Transición.

Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida (José Camó).

Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida (José Camó).

Tal como daban las encuestas hace unos meses, Garzón era considerado el político mejor valorado, incluso por los votantes de partidos contrarios a su ideología. Para mí era un político que se desmarcaba del resto a la hora de exponer sus propuestas, estar dispuesto al diálogo y tener una actitud respetuosa en cada intervención; con independencia de ideologías. Su panfleto electoral es breve, claro, conciso y acorde a lo que ha defendido siempre; lástima que no le valdrá de nada porque se ha visto absorbido por las circunstancias.

Mientras PP y PSOE continúan con la misma guerra de siempre, Podemos e IU se unen para tratar de ofrecer un poco de esperanza a la gente, a Rivera se le cae la máscara y saca a la Thatcher que lleva dentro, y plantea todo su discurso en torno a medidas económicas y acciones en el trabajo; olvidando que muchas medidas ya están activas en algunas comunidades y amparadas por el Estatuto de Trabajadores. Debería centrarse en exigir cumplimiento, pero eso no vende.

Mañana hay que votar y lo único claro de todo esto, es que nos vuelven a utilizar como monigotes, mientras los ricos más ricos y los pobres más pobres. Nos vemos en las urnas.

 

Carta a Rosario, la madre cuyo hijo, Alejandro, no ha sido indultado

Por Natalia

Alejandro consuela a su madre durante la concentración celebrada en su apoyo (Pepe Torres/EFE).

Alejandro consuela a su madre durante la concentración celebrada en su apoyo (Pepe Torres/EFE).

Querida Rosario, he leído su desgarradora carta en la que solicita el indulto para su hijo. Ojalá tenga usted suerte y si sirve de algo, sepa que tiene todo mi apoyo.

Me siento muy identificada con usted, porque mi marido firmó un cheque de 250€ hace seis años, en 2011, y está cumpliendo 21 meses de cárcel. Solicité igual que usted el indulto, y después de 15 meses siguen sin contestarme.

La justicia, ¿usted cree que esto es justicia, con cuatro hijos y mi madre enferma a mi cargo, el destruir la unidad familiar como me la han destruido? ¿A quién le importa?

Se asombraría al ver la cantidad de casos que hay como el de mi marido y el de su hijo, pero, ¿a quién le importa? No somos hijos de nadie importante, ni banqueros, ni políticos.

Solo deseo que usted tenga más suerte que yo y consiga que le hagan caso. Todo el mundo se merece una segunda oportunidad, y más cuando ya ha rehecho su vida.

Reciba un cordial saludo y todo nuestro apoyo. Mucha suerte.

El peligro de los selfies

Por María José Viz Blanco

Un piloto haciéndose un selfie en pleno vuelo (Facebook Fuerza Aérea Israelí)

Un piloto haciéndose un selfie en pleno vuelo (Facebook Fuerza Aérea Israelí)

Antes, a los “selfies” les llamábamos autofotos, simplemente. Si recuerdan, la actual moda de este tipo de fotografía es más patente desde que la gente del papel couché empezó a hacerse fotos en grupo, con uno de ellos como fotógrafo improvisado, incluyéndose él mismo en la propia foto. Una verdadera fiebre narcisista que, reconozcámoslo, nos ha tentado a todos, alguna vez. Hasta aquí, todo normal.

El problema surge cuando una persona descerebrada arriesga su vida (y la de otros) al obsesionarse con querer obtener la foto del año. Pienso en un caso concreto: la muerte de un hombre intentando hacerse un selfie con una morsa y la del cuidador del zoo, al que pertenecía dicho animal, que intentaba salvarlo. No es este el único caso, por desgracia, hay muchos más. Muy conocidos son los que “cuelgan” en Internet sus selfies mortales -así los llaman- subiendo a lo más alto de un rascacielos o de un famoso puente, carentes de la sensación de vértigo y de forma totalmente temeraria, con el único interés de hacer una “proeza”.
 
Yo propongo una solución menos peligrosa: usar el truco fotográfico de la película Amélie, que consistía en colocar a un enano de jardín con fondo de distintas imágenes de lugares del mundo para simular que la figurita de piedra había viajado mucho. Estarán de acuerdo conmigo en que esa práctica no conlleva riesgo alguno, salvo el de poder ser considerado un fraude, claro está.

Frenemos las muertes por ahogamiento este verano

Por N. R.

Playa de Bakio, Bizkaia (Europa Press).

Playa de Bakio, Bizkaia (Europa Press).

En los nueve primeros meses del año pasado murieron en España por ahogamiento 321 personas; 240 se produjeron entre los meses de junio y septiembre. Este año llevamos 160 ahogamientos en playas, ríos, piscinas y otros espacios acuáticos, y los informes oficiales reconocen que 2016 está siendo un año especialmente dramático para las incidencias mortales en playas y piscinas.

Pero lo terrible es que muchas de estas víctimas son niños, personitas que juegan en el agua, que se divierten mientras ignoran lo peligroso que puede ser. En un despiste de 2 segundos –lo que se tarda en mirar si tenemos un whatsapp–, el niño puede haberse sumergido sin que nos demos cuenta, y para cuando nos percatemos lo mismo ya es demasiado tarde.

No quiero dar lecciones a nadie, pero por favor, un poquito más de cuidado en playas y piscinas, que son muy traicioneras.

Cataluña o Andalucía, ¿quién está peor?

Por Rosa Martí Conill

Susana Díaz (EFE).

Susana Díaz (EFE).

Señora Susana Díaz: ¿Sabe que la matrícula de las universidades catalanas es tres veces más cara que en Andalucía?

¿Sabe que en Cataluña pagamos peajes para circular mientras en Andalucía tienen autovías?

¿Sabe cuándo se va acabar el PER?

¿Sabe quién paga todo esto?

Se lo digo clarito: la aportación que hace Cataluña a Hacienda es mucha y esta reparte devolviendo migajas, mientras que a Andalucía le llega un chorro de dinero.

La demagogia es de poco ilustradas y rencorosas.