BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Todas quieren ser diferentes, pero hay un millón como ellas ahí fuera

Por Wendy Estrada Simbaña

Una modelo desfilando (Gtres).

Una modelo desfilando (Gtres).

Todos los días millones de adolescentes se miran al espejo y no les gusta lo que ven reflejado en él. La sociedad desde muy temprana edad les inculca unos valores que en muchos de los casos nos corroen por dentro. Nos convierten en el ejército de lo común.

Todas quieren vestir igual haciendo que las grandes marcas dicten cómo tienen que vestir. Todas quieren el mismo corte de pelo haciendo que las modas dicten cómo tienen que peinarse y todas quieren cinturas diminutas dictando a su cuerpo lo que tienen que comer. Todas, en teoría, quieren ser diferentes, pero no, lo que están haciendo es volverse personas mediocres, acomplejadas, pequeñas creaciones de estereotipos.

Son las dietas con lo que muchas comienzan, y son los trastornos alimenticios con lo que muchas acaban. En España los últimos estudios realizados coinciden en señalar una tasa de casos de TCA (Trastornos de Conducta Alimentaria) en población adolescente de alrededor del 4,1 o 4,5%. Supuestamente son sus cabezas las que les gritan por dentro que no pueden permitirse comer, pero en realidad son los estereotipos los que les prohíben meterse un dulce en sus bocas.

Todas quieren ser diferentes, pero lo que no saben es que hay un millón como ellas ahí fuera.

Los comentarios están cerrados.