BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

No me gustan los profesores que enseñan que las mujeres somos cosas a las que se puede pisar o violar

Por Elisabet Ruano

Imagen de la polémica presentación (Twitter: @Niuria123)

Imagen de la polémica presentación (Twitter: @Niuria123)

Hay días en los que te encuentras en la prensa algo que no debería permitirse: una clase de futuros médicos ve una serie de diapositivas donde las mujeres nos convertimos para los alumnos, – gracias a la iluminación del profesor- en un cacho de carne, en un objeto. No se entiende muy bien cómo para explicar cualquier teoría o cualquier concepto es necesario exponer una imagen con una serie de palabras que nos convierten a las mujeres en indignas, totalmente denigradas. Una metodología no tiene por qué despojar de la dignidad a ningún ser humano.

A lo largo de mi vida nunca he tenido una experiencia de ese tipo: ver cómo se humilla a otras personas en un contexto académico. Y sigo en el camino del aprendizaje y no han acudido a métodos tan poco éticos y morales para explicarme a teóricos como Hobbes o Hannah Arendt; valga de por sí el modelo androcéntrico de cultura e historia que tenemos como para que además se tenga que acudir a unas formas totalmente fuera de lugar. Estamos en el siglo XXI y la dignidad de la persona se debe transversalizar a cualquier contexto. ¿Cómo es posible permitir eso?

No me gustaría que mi hija, que este año se incorpora a la educación, se encontrara a lo largo de estos años profesores/as que le enseñan que las mujeres somos cosas a las que se puede pisar, abusar o violar. No me gustaría que mi hija se sintiera inferior a otros/as niños/as. No me gustaría que a mi hija por el hecho de ser mujer se le limitara en la escuela o se le denigrara con imágenes como las que se han podido ver. Si no se quiere asumir que eso es un problema, entonces me parece que estamos ante una sociedad enferma.

 

3 comentarios

  1. Dice ser Sandra

    Lo que no nos debería gustar es que se aproveche cualquier ocasión para sacar las cosas de contexto y hacer un linchamiento público basado en algo que no tiene la importancia que se le ha dado. Buscar machismo, racismo o cualquier -ismo en una nemotecnia no sólo es absurdo sino también ridículo. Lo que es enfermiza es esta necesidad constante de buscar polémica y fantasmas donde no los hay.

    19 Marzo 2016 | 16:43

  2. Dice ser Sin sentido

    Se pone el grito en el cielo porque un profesor universitario haga una gracia más propia de la Frikipedia y mientras tanto los delitos de pederastia prescriben.

    19 Marzo 2016 | 19:02

  3. Dice ser Miguelito de Abajo Medina

    ¡SE SINTIERON ALUDIDAS CON EL EJEMPLO!
    .
    …Recuerden. Jueves 10 de marzo. A media mañana. Col.legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB). Durante las clases preparatorias para el examen MIR de Medicina, el profesor y médico J. A. Gómez Valera pone el mismo powerpoint de todos los años: la imagen de 2 mujeres diferentes a las que asemeja por su manera de comportarse en una discoteca con la glándula ‘’rancia’’ y la glándula ‘’quarra’’ (aquí con ‘’q’’ para pasar los controles de calidad que exige la normativa de 20 MINUTOS).
    .
    …En seguida se oyen rumores, algunas estudiantes del fondo se han sentido identificadas con la manera de ser de ambas glándulas y se ofenden. Se levantan de sus asientos y se marchan de clase haciendo ruido. La clase continúa como todos los años y no pasa absolutamente nada. Ningún alumno secunda ese arreón espontáneo feminista. ¿Por qué? En el aula hay muchos endocrinos que saben cómo funciona el cuerpo de la mujer por dentro (sus crisis sudorales nocturnas, sus trastornos endocrinos, sus manifestaciones viscerales diversas) e identifican la salida airada de las compañeras al bochorno de quien se siente descubierto en público.
    .
    …En realidad esto de asemejar las 2 glándulas a la manera de comportarse de las mujeres en una discoteca, aparte de ser verdad, responde a una importante técnica nemotécnica para aprender la reacción de las suprarrenales y superar con bien el difícil examen del MIR. Lo demás no importa. A nadie le importa. ¿A quién le va a importar que en las discotecas haya mujeres ‘’rancias’’ y mujeres ‘’quarras’’? ¿A quién le va a importar, si todos lo sabemos ya? Los hombres lo saben; los endocrinos de aquella clase lo sabían; los estudiantes de las otras especialidades y, sobre todo las mujeres, también lo sabían. ¿Cómo no lo iban a saber precisamente ellas?
    .
    …No sólo lo sabían, sino que además escenificaron perfectamente la manera de comportarse de las glándulas al levantarse de sus asientos y marcharse de clase. Las apocrinas (las glándulas ‘quarras’) y las glándulas ecrinas (las glándulas ‘rancias’). Las apocrinas son escasas y se localizan en la axila, periné, pubis… Son las encargadas de la secreción de las feromonas. Las ecrinas son muy numerosas y se concentran en las palmas de las manos, plantas de los pies y región frontal de la cara.
    .
    …De ahí que unas sean las ‘quarras’, por escasas y sexuales. Y las otras las ‘rancias’ por numerosas y comunes. He aquí la verdadera realidad del ejemplo.
    .
    …Lo importante aquí fue que las alumnas del Col.legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB) pecaron de ignorantes, a la vez que les delató el subconsciente al sentirse identificadas con el ejemplo. O eran mujeres rancias las que se marcharon indignadísimas o eran mujeres quarras. Eso no exime al profesor Gómez Valera de su gran error: no haber incluido en el ejemplo a los hombres, que también los hay rancios y quarros a un tiempo, como sus glándulas.

    21 Marzo 2016 | 23:19

Los comentarios están cerrados.