BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Tauromaquia, ONU e infancia

Por Julio Ortega

Fran Rivera, toreando una vaquilla con su hija en brazos (Fran Rivera/Instagram).

Fran Rivera, toreando una vaquilla con su hija en brazos (Fran Rivera/Instagram).

¿Creemos como nación en los Organismos Internacionales con los que rubricamos tratados de adhesión? ¿Cree, el gobierno de turno, en los compromisos adquiridos ante los ciudadanos y en los principios declarados en leyes de diferente rango?

Porque si es así no se comprende que el Comité de Derechos del Niño de la ONU haya demostrado que exponer a la infancia a la tauromaquia es una forma de violencia para ella y esté instando a los países a apartarlos de la misma, que España asegure en su legislación la suprema importancia de la defensa del menor y que, una vez más, estemos asistiendo al despliegue de estrategias del lobby taurino para introducirlos en ese mundo con absoluta impunidad.

En esta ocasión es la de la empresa Tauroemoción, que anuncia la invitación a dos festejos en la Plaza de Vista Alegre de Madrid a 3000 escolares de la zona. ¿Creemos en lo que juramos y firmamos o aquí se trata de darle capotazos a los principios, a las promesas y a la evolución?

 

 

 

10 comentarios

  1. Dice ser azzull

    VIVA ESPAÑA SIN tauromaquia

    17 Febrero 2016 | 11:18

  2. Dice ser LINCE 1

    No queda más remedio que reconocer que los toros son algo antiguo, trasnochado, fuera de los tiempos en los que vivimos, en los que la concienciación a favor de tratar a los animales de manera más racional, ha hecho que se considere un espectáculo degradante. Y a ello han contribuido esas salvajes “fiestas populares” en las que, invocando la tradición, se hacen verdaderas barbaridades; como si la tradición fuera patente de corso para hacer lo que a uno le venga en gana. Invocando la tradición, podríamos, por ejemplo, pedir las ejecuciones en la plaza pública y la picota. Y luego están los toreros; o por lo menos, algunos toreros. Mira que torear con un niño en brazos, tiene narices. y más aún, el corporativismo subsiguiente. A don Antonio Bienvenida lo mató una vaquilla. ¿Quién dice que no hay peligro en torear con una niña en brazos?

    17 Febrero 2016 | 11:21

  3. Dice ser pili

    ¿Porqué se pelean unos pobrehombres con los toros a muerte para satisfacer a una turba de neuróticos y enfermos emocionales que solo les recompensa el sufrimiento ajeno…?

    Nos hace daño a todos…..niños y mayores !

    17 Febrero 2016 | 12:49

  4. Dice ser Manolete

    los toros es el espectáculo mas cobarde y macarra del mundo. Atemorizan a un animal y se dedican a clavarle objetos metálicos .Desprecian al toro, al caballo,y se rien de ellos
    .Espectáculo de estar muy mal de la perola y que es para pensar en abandonar este puñetero país para siempre .

    17 Febrero 2016 | 13:02

  5. Dice ser Victoria

    La España trasnochada y retrógrada. Los toros son una “tradición” que enriquece a unos cuantos ignorantes sin formación y que solo sirven para dar rienda suelta a su frustración maltratando, humillando y menospreciando la vida de otro ser. Los que lo aplauden, otra especie aparte de humanos que disfrutan observando el sufrimiento y la muerte. Incomprensible para mentes sanas y de este siglo.

    17 Febrero 2016 | 13:04

  6. Dice ser Tercermundismo

    Una vergüenza de país de maltratadores de animales, la cloaca de Europa.

    17 Febrero 2016 | 17:01

  7. Dice ser nunca mais

    cultura trasnochada que atenta a los derechos de los pacíficos, no basta con no ir y aceptar como un derecho para otros bajo la voz de “el que no quiera que no vaya”.

    La corruPPción no debe ser permitida.

    17 Febrero 2016 | 17:27

  8. Dice ser Tania Pons

    En Ejpaña pasa esto. Las leyes existen pero no se cumplen, sobre todo si tiene que ver con el maltrato animal.

    17 Febrero 2016 | 22:37

  9. Dice ser Scully

    La tauromaquia es un arte, es algo sobre lo que no hay duda.

    17 Febrero 2016 | 22:52

  10. Dice ser Pepe Goval

    ¡LA TAUROMAQUIA ES CULTURA!
    .
    …Por desgracia la Fiesta Nacional, nuestra fiesta de los toros, está obligada a justificarse desde finales del XVIII. Fue atacada por los ilustrados españoles y europeos, amenazada por las prohibiciones de los reyes españoles del XIX. Y en los últimos años, enormemente politizada por unos y por otros. Bien por los independentistas catalanes, que pretenden así erradicar cualquier huella hispana de esa Catalonia futura. Bien por los movimientos ecologistas incultos, profundamente ideologizados e incluso violentos. (Tanto o más que los propios animales de la lidia, y encima sin ningún atisbo de nobleza.)
    .
    …España es lo que es gracias a los toros y el flamenco. Artes milenarios compartidos también por culturas milenarias. Se dice que el flamenco tiene raíces africanas. Los esclavos de la antigua Guinea cantaban una forma de lamento, muy sentido, para soportar con dignidad las horas de la trilla. Eran cantes que ya conservaban el sentido del tiempo, del ritmo, del quiebro, y la temática de la muerte, del sino, de la fatalidad. Aquello llegó a la península ibérica en el siglo II d.C., y primero en Andalucía y después en Cataluña (precisamente en Cataluña), fue alcanzando la dimensión artística que hoy conocemos.
    .
    …¿A quién no le suenan las seguiriyas, los martinetes, los polos y las soleares, las alegrías y los fandangos, las cañas y serranas, las malagueñas y las tarantas, las bulerías, los tientos y las tarantas? ¿Quién no ha oído hablar del cante jondo y el arte chico, de Juan Talegas, Moñigo de Jerez, Camarón, Porrinete de Cádiz, la Paquera, Fosforito, Corruco? Esta es la España en esencia pura que vienen a gozar los extranjeros de Britannia, Asia y las junglas. La España del buen vino de Montilla-Moriles, la Manzanilla de Jérez, las aceitunas partías y el toreo de Curro Romero.
    .
    …Porque el toreo también es el arte destilado de las antiguas civilizaciones del Mediterráneo. En Grecia, Mesopotamia, Egipto ‘’el toro acababa inmolado en ceremonias públicas y se ofrendaba en el culto privado como el mejor homenaje que el hombre podía tributar a los dioses.’’ (Linacero, C. ‘’El toro en el Mediterráneo: Análisis de su presencia y significado en las grandes culturas del mundo antiguo. Madrid, Egartorre, 1996, p. 334). El tiempo dio lugar a un arte mucho más depurado en España.
    .
    …Nació así el toreo como un arte, una catarsis y un ritual entre el hombre y el toro. Una comunión con los dioses que, poco a poco, fue perdiendo parte de su ritualística para convertirse en un espectáculo de masas. Pero un espectáculo venerado por Picasso, Dalí, Hemingway, Rainer María Rilke, Camilo J. Cela, Pedro Almodóvar, Woody Allen, Chillida, Goya, Ignacio Zuloaga, Goval Gómez, Joan Miró, Gutiérrez Solana… y tantos otros genios de las seis artes restantes.
    .
    …España is different porque aún conserva los toros y el flamenco. Y sólo porque los conserva, España aún es singular dentro de un mundo impersonal y agresivamente globalizado. De ahí la necesidad de cuidar y preservar el flamenco y los toros. ¡Y también las fiestas populares con toros (suelta de vaquillas, embolaos, novilladas, torneos con picas, los correbous catalanes)! Unas fiestas históricas, legendarias, místicas, donde la ofrenda es siempre el toro.
    .
    …Eso, señores, no es violencia sino cultura. Lo demás, catalanismo, mezquindad, ignorancia e hipocresía. Ecologismo mal entendido. Bárbaros de cuerno duro enemigos de la historia de España y su cultura.

    17 Febrero 2016 | 23:48

Los comentarios están cerrados.