BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El caos de las oposiciones a profesor

Por C. M.

Oposiciones al cuerpo de maestros.

Personas opositando al cuerpo de maestros. (ARCHIVO)

Soy profesora de secundaria en Andalucía. Interina, pero profesora. No sé cómo calificar mi estado de ánimo en estos últimos meses: espantada, harta, menospreciada, ninguneada, etcétera, respecto a la consideración de nuestros representantes políticos. Me callo lo que de verdad les diría cada vez que pienso en el calvario que nos hacen pasar ustedes una y otra vez con este sinsentido de sistema de oposición que te obliga a examinarte de algo que ya aprobaste. Te preparas concienzudamente durante meses; inviertes dinero, tiempo, esfuerzo y energía que le restas a tu familia y a tu bolsillo; apruebas, incluso con nota, y empiezas a trabajar, tal vez a 200 km de tu casa. Y a los dos años otra vez a examinarte de lo mismo. ¡Pero si yo esto ya lo aprobé! Vuelta a empezar: invertir dinero, disponer de menos tiempo, menos espacio en mi cabeza para retener 70 temas que nada tienen que ver con mi trabajo en las aulas, claustros, tutorías con familias, formación, etc.

Y mientras tanto ustedes, desde sus sillones, mareándonos con cambios de ley, temario y fecha de examen pero eso sí, sin confirmar nada hasta última hora, creando en nosotros un continuo estado de alerta, desazón y estrés. ¿Cómo es que saben ustedes tanto? ¿Entran en nuestras aulas? ¿Ven nuestro trabajo? ¿Quién de ustedes ha sido docente? ¿Demuestran ustedes un año tras otro que son válidos para sus puestos? ¿Serían ustedes capaces de poner un poco de cordura y sentido común en todo esto? ¿Cómo es posible que no vean lo que a los ojos de todo el colectivo educativo es obvio? ¡Ah! Claro, lo olvidaba. Como la realeza, no hay más ciego que quien no quiere ver.

Pues yo no sé cómo explicarle a mis hijos que me tengo que ir a la biblioteca para estudiar de nuevo lo que ya aprobé ni a mis alumnos que no he podido corregir todavía sus exámenes. Y, ¿cómo les explico a ustedes que la educación es la base de un país y que ustedes no están apostando por ella?

63 comentarios

  1. Dice ser Antonio Pérez

    Leo muchos comentarios de personas envidiosas que no entienden que es ser profesor. Y mucho menos, profesor interino. ¿Qué daño hacen los gobiernos liberales? ¿Qué daño hace la envidia a lo desconocido?
    Bajo mi punto de vista, la sociedad española debería ser más respetuosa con sus docentes, pues es increíble el poco respeto que se nos tiene.

    ¿Pensáis que trabajamos sólo 6 horas diarias? Os reto a que paséis una semana conmigo. Quizás no podíais seguirme el ritmo de trabajo, no inferior a 9 horas diarias, entre trabajo de centro y de preparación de clases, sin contar las épocas de exámenes, informes y más informes.

    La mediocridad de la sociedad predomina por encima del bien general, insultando a un colectivo que se merece mayores respetos, pues si no lo obtiene, invita a los propios alumnos a perdérselo, siendo los padres en ese momento el único apoyo moral de éstos, y por tanto, en algunos casos, conduciendo la vida de estos jóvenes al fracaso, pues un país serio, debe implementar mecanismos para evitar que unos malos progenitores lleven a cualquier menor por un mal camino, convirtiéndose los docentes en guardianes de la sociedad del futuro.

    Sin nosotros, el resto de la sociedad quedará perdida en el abismo de un futuro incierto. Así pues, tenednos más respeto. Buscad la seguridad de un trabajador. Inspeccionarnos para conocer nuestro trabajo. Implementar herramientas para echar a aquellos profesores que muy objetivamente no cumplan con su empleo o no estén en condiciones de trabajar como docentes. Pero respetarnos. A interinos y funcionarios de carrera pues somos vuestra esperanza, vuestro futuro y el de vuestras generaciones.

    No lo olvidéis. Sin vuestra educación, no seríais hoy lo que sois. Perdonad, que alguno no la tenéis. ¡¡Qué mal trabajo hemos hecho con algunos!! Sobre todo los profesores de Cristina.

    22 Enero 2016 | 10:18

  2. Dice ser Antonio Pérez

    Pedro. Un comentario como profesor:

    ¿De dónde eres?

    Te invito a que vengas a mi centro y pases dos días conmigo.

    Vivo en Murcia. ¿Te apetece?

    Lo digo porque has tenido mucha mala suerte con los funcionarios que has conocido. Como yo, con las empresas externas que lleven la informática de mi centro. Soy profesor de informática y puedo asegurarte que son peores trabajadores los de la empresa privada que vienen a mi centro al mantenimiento de los equipos, que los que venían antes que eran interinos de la consejería.

    Si tan valiente eres para escribir pestes sobre nosotros. Te invito a que vengas a visitarnos durante el tiempo que quieras. Incluso te invito a que pases el resto del tiempo conmigo, mientras preparo clases. Conozcas a mis compañeros, a mis alumnos. Y decidas por ti mismo.

    A lo mejor te enseñamos algo de educación. O no. Pero en cualquier caso, seguro que ganas una experiencia.

    Lo digo en serio, estoy totalmente dispuesto.

    22 Enero 2016 | 10:24

  3. Dice ser fer

    No entiendes que una oposición no es un examen al uso.

    Si hay 15 plazas y se presentan tresmil, el aprobado son LAS 15 MEJORES NOTAS.

    Si luego deciden llamar como sustitutos a los que NO HABIENDO PASADO LA OPOSICIÓN si han demostrado unos MÍNIMOS CONOCIMIENTOS date con un canto en los dientes.

    En fin, es un problema de ENTENDEDERAS màs que de caos….

    22 Enero 2016 | 10:30

  4. Dice ser Antonio Pérez

    Manolo Longanizas. Casi de acuerdo en todo. Excepto en que muchos de los docentes que conozco son los mejores en su vida universitaria.

    Muchos estamos por vocación. Yo he tenido como informática ofertas increíbles. Más del doble que de profesor. No me interesa. Prefiero ver de vez en cuando la cara de asombro de un alumno cuando entiende algún concepto que se el atragantaba. Cuando veo a un padre de un hijo de fracaso escolar llorar porque hemos conseguido que su hijo salga hacia delante. Son pocos momentos, pero muy buenos.

    En un trabajo de oficina, una palmadita en la espalda es lo máximo que encontré en su momento.

    22 Enero 2016 | 10:34

  5. Dice ser Antonio Pérez

    Hola fer.

    Imagina que te echan de tu trabajo aún siendo un estupendo trabajador.
    Imagina que todos los años tu empresa (imaginemos que tiene 200 persona), echa a la calle a 70 trabajadores cualificados para no pagarles sus vacaciones. Además, cuando termina el período de vacaciones, despiden a 70 personas y contratan a otras 70 diferentes, sin experiencia ninguna. ¿Qué haríais los trabajadores?

    Piénsalo.

    Los interinos no pedimos que no nos puedan echar. Seguro que estaremos todos de acuerdo en que nos controlen. Que miren que hacemos bien nuestro trabajo. Estoy a favor del reciclaje, que realizamos todos los días, y el que nos quieran implantar. Pero como progresista, estoy totalmente en contra del despido injustificado, y la temporalidad e inseguridad del interino.

    No puede ser que en la administración existan los contratos más estables de España y por otra parte, uno de los más inestables.

    22 Enero 2016 | 10:40

  6. Dice ser OPOSITORA

    Hola a todos, temo decir que discrepo y mucho con la mayor parte de comentarios aquí vertidos.
    En primer lugar, el comparar las oposiciones de educación con las oposiciones a cualquier otro puesto de funcionario me parece una torpeza. Conozco a gente muy cercana a mí que se ha preparado para oposiciones de enfermeros, auxiliares de clínica, celadores, administrativos y visto su temario y sistema deoposición y el tiempo que dedican a estudiar no se parece en lo más mínimo a las nuestras.
    Para el que no lo sepa, los que opositamos para ser profesores o maestros nos pasamos todo el año previo estudiando día sí y día también, desapareciendo de nuestra agenda cosas tan normales como visitar a tus padres, abuelos…, ir al cumpleaños de amigos/familiares, salir a cenar, ir al cine, o simplemente ver la tele tranquilamente en tu sofá. Y repito durante TODO UN AÑO. Y todo esto para que cuando lleguen las oposiciones si tienes suerte y te toca un tribunal competente (que eso es tema aparte) consigas aprobar, entrar en la bolsa y que algún día te llamen para trabajar de interina (y dos años después se vuelve a repetir la misma historia).
    En segundo lugar, para los que dicen que trabajar en la empresa privada es peor porque no tienes contrato de por vida, menos vacaciones, menos privilegios… sí, es cierto, como trabajadora que soy de empresa privada no os lo discuto, pero creedme cuando un profesor consigue su plaza la tiene bien ganada, a todos los que renegáis de la empresa privada os reto a que hagáis como yo y os preparéis unas oposiciones, pero advierto, el desgaste y cansancio después de una jornada de trabajo no tiene punto de comparación, no todo el mundo lo aguantaría.
    Respecto a lo de las horas lectivas son 25 en la actualidad, 25 horas que pasamos en el centro educativo, pero lo que no ve la gente es que cuando llegamos a casa tenemos que corregir exámenes, trabajos, redacciones… hay que preparar las clases del día siguiente, buscar material (porque se trabaja con más material aparte del libro de texto) y todo esto con la cabeza como un bombo después de aguantar a 25/30 adolescentes con las hormonas revolucionadas durante 6 horas, creedme, ahí está el corte, el que quiera que se ponga, si no fuera porque los hay que tenemos vocación por la enseñanza… pero por favor, parad de decir sandeces subestimando la profesión y el sistema de acceso.
    Por último, decir que me alegro de que hayan publicado este artículo, comparto al 100% la opinión del autor.
    ¡¡¡Ánimo a todos los que como yo estáis opositando!!!

    22 Enero 2016 | 10:41

  7. Dice ser Otra opositora

    Yo también soy opositora. Pero de la Administración de Justicia. Aunque comparto muchos puntos de vista que tiene un opositor de Educación, a veces también tendéis a entrar en un victimismo sin fin, como si vuestra oposición fuera la más difícil del planeta.

    Lo primero, dejad de engañaros -a vosotros y a los demás- con los “aprobados sin plaza”. Eso no existe. Que saques en una oposición un 7 sobre 10 o un 70 sobre 100, NO es un aprobado. Que no estamos ya en el colegio ni en la universidad. Eres un aprobado cuando superas la nota de corte que se dictamina por el Tribunal según el número de plazas que hayan salido en la convocatoria, no cuando superas el 5/50. Estar mejor posicionado en cuanto a nota respecto de otros opositores sólo te hace tener más puntuación en la bolsa de interinos y estar más atrás o más adelante para ser llamado. PUNTO.

    Por otra parte, tendéis a llorar como la mayor de las plañideras con el temario que tenéis, cuando os cambian 5 temas de 30 en 30 años. Os invito a que estudies algo que tenga leyes como base casi en exclusiva, eso sí que es la fiesta de las modificaciones, sobre todo en el último año. Aunque, evidentemente, cada uno se queja de lo suyo, no lo voy a negar ni a echar tierra por encima a otros opositores.

    En vez de quejaros por estas tonterías, empezad a quejaros por el número de plazas que se convocan. Que es una vergüenza que muchas se cubran con interinos como tú, en vez de con un funcionario titular. Todo esta lleno de interinos -qué óle el trabajo que hacen, porque sin ellos no sé qué haríamos-, y luego ves las ofertas de empleo público y son para echarse a llorar. No hay dinero, nos dicen, pero sin embargo los interinos cobran prácticamente lo mismo que el titular. No hay dinero, pero no pasa nada si las Administraciones Públicas se hunden y no dan el servicio que deberían dar a los ciudadanos por falta de medios materiales y personales. Total, sólo hablamos de Educación, Sanidad, Justicia, etc. Casi nada.

    Estoy de acuerdo en que el mundo está lleno de envidiosos y que a los opositores/funcionarios no se nos regala nada. Si alguien se piensa que este camino es fácil o un poquito duro, pero sólo un poquito, le invito a que se meta en él y luego me cuente su experiencia, al fin y al cabo el mundo de oposiciones es muy amplio y da cobertura a todo tipo de personas, con más o menos estudios. Escoge y entra.

    Tampoco estoy de acuerdo con las críticas que recibe un profesor por las horas lectivas. A parte de lo dicho de que se trabaja también en casa -tengo amigos opositores de primaria y además interinos-, yo creo que no pensáis bien cuando habláis, ¿buscáis que los niños tengan horarios laborales al uso y vacaciones de 22 días al año? Porque eso es lo que haría falta para que un profesor tuviera la misma jornada que el resto. Y yo lo siento, pero no veo claro que tengamos que machacar a los niños para que algunos os sintáis menos miserables en vuestras vidas.

    En fin, ánimo a los opositores, algún día lograremos nuestro sueño. Y ya se pueden poner a insultarnos por habernos labrado nuestro futuro de una forma nada fácil, que les recibiremos con una sonrisa y el dedo corazón levantado.

    22 Enero 2016 | 12:41

  8. Dice ser María Esteban

    Tal vez si la autora de la carta, además de aprobar las oposiciones las ganase, no debería volver a examinarse más…

    Porque el sistema de funcionariado funciona así: para poder ser trabajador público hay que ganar las oposiciones. Si no las gana, y simplemente aprueba las oposiciones, entonces tiene la opción de entrar como interina a cubrir TEMPORALMENTE una plaza hasta que salgan nuevas oposiciones, y alguno de los ganadores se quede con esa plaza.

    Si la autora no ha sido capaz de ganar las oposiciones previamente, es porque gente más válida que ella está ocupando esas plazas. Si quiere ser trabajadora pública, que estudie más.

    22 Enero 2016 | 14:00

  9. Dice ser Aurora

    He estudiado Filología Hispánica y no quiero pasar por este calvario. Si no servimos para esta sociedad, no seré yo quien luche para educar a nadie.

    22 Enero 2016 | 14:35

  10. Dice ser Isabel

    Que poca madurez y sentido común me han inspirado siempre esas personas que por haber pasado y/o vivir condiciones adversas no son capaces de ser justos con las condiciones de otros: que tu situación no sea buena no justifica que si la de los demás es o te parece a ti que es mejor, con aspectos también injustos e incoherentes, incluso improductivos, no tengamos derecho a quejarse. Sean útiles e inviertan sus energías en mejorar su puesto de trabajo o incluso sus condiciones de vida y sean más empático con el que está al lado.

    Y lo que digo siempre: las puertas de las facultades y los procesos de oposición están abiertos a todos/as les animo a que prueben.

    22 Enero 2016 | 15:41

  11. Dice ser PROFESOR DE VOCACIÓN

    Ya he leído Como en todos los trabajos,hay profesionales excepcionales ,que no trabajan 5 o 6 horas,trabajan mas.No solo en su centro de trabajo,también en casa,preparando clases,preparando exámenes, corrigiéndolos ,rellenando informes. También hay quien pasa y dedica lo mínimo. .Las vacaciones de los profesores, la gran envidia del país . No son los profesores quienes deciden esto,son los políticos,el gobierno.
    Ser profesor es cómodo,calidad de vida, pero no tiene promoción profesional .En la empresa privada puede ascender y conseguir grandes ingresos eso si a cambio de tu libertad. En fin no entiendo a que tanta critica a la situación de las oposiciones, Cada uno es libre de elegir por lo que quiere luchar o ser. Mientras podeis seguir denostando a la ya deteriorada figura del profesor.

    22 Enero 2016 | 22:21

  12. Dice ser carmen

    Para María Esteban: tu razonamiento no vale para nada. Yo aprobé unas oposiciones de Magisterio con un diez en el tema y un ocho y media en la parte práctica. Y no obtuve plaza porque una interina con más antigüedad que yo pero con menos nota, me “quitó” la plaza, así que no hables ni juzgues tan a la ligera. Mientras el sistema no cambie, gente que no ha sido interina, se verá desplazada por los que ya lo son. Habría que hacer un reparto equitativo de las plazas que convoquen y repartirlas tanto para interinos como para los que no lo son. Tocaríamos a menos, sí, pero sería mucho más justo.

    23 Enero 2016 | 17:17

  13. Dice ser Teacher

    Cristina tu críticas mucho (demasiado diría yo) para no tener ni idea de lo que es enfrentarse a una clase día tras día…Aquí en el maravilloso mundo de Internet se han sacado muchos, muchísimos funcionarios de administraciones públicas tocándose las narices, jugando a juegos con el ordenador etc. El día que consigas ver a un maestro haciendo lo mismo entonces hablaremos.
    ¿Tenemos que estudiar para las oposiciones? Sí. ¿Queremos que todo el esfuerzo sea recompensado? Sí.
    Qué lástima que para algunos los maestros seamos sólo aquellas personas que tienen muchas vacaciones. Te diré que es lo que hacemos en realidad. No se si tendrás hijos, pero si los tienes, sabrás lo complicado que es hacer que cumpla normas, que respete, motivarlo para que realmente aprenda, hacer de el una persona crítica desde que están en las primeras fases de su educación, enseñarles contenidos de todas las asignaturas, por supuesto trabajar con diferentes métodos (pues no hay ningún niño igual a otro), ahora enseñarles en otro idioma cumpliendo las leyes de educación que han aprobado a lo largo de estos años. Multiplicalo por 20 o 25. Luego llega a tu casa pensando como puedes mejorar tu calidad de enseñanza, crea nuevos recursos, piensa actividades interdisciplinares, evalúa, trabaja con compañeros para que el aprendizaje sea mucho más rico, mantén el contacto con los padres (espero que tengas en cuenta que los padres también participan y no siempre les parece bien lo que hace el profe), programaciones, cursos, academias para mejorar esa segunda o tercera lengua en la que tienes que enseñar y un largo etcétera. No son 7 horas al día, son muchas más que no se ven recompensadas por nadie mas que por nosotros mismos.
    Y lo hacemos encantados porque es lo que nos llena, y lo que nos hace sentirnos realmente realizados. Pero no critiques si no sabes de lo que estás hablando.

    28 Enero 2016 | 12:59

Los comentarios están cerrados.