BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Gastos funerarios: morir en España es caro

Por María José Viz Blanco

3326-464-358

Un ataúd expuesto en una funeraria. (ARCHIVO)

El fallecimiento de un ser querido suele ser doloroso y, a veces, inoportuno. Díganselo al hombre que ocultó la muerte de su madre por no poder pagar su entierro y dejó que se descompusiese en el piso alquilado en el que vivían.

Este hijo seguramente no deseaba llegar hasta esa situación, pero probablemente sólo tenía dinero para malvivir él; de lo contrario, no se entiende esta situación tan macabra.

Morirse en España es caro. Da igual ser enterrado o que te conviertan en cenizas. Los ritos funerarios generan tanto gasto a los que están vivos, que no sería raro el caso de llegar a arruinarse por ello. Además, la situación de penuria económica en muchos hogares, con escasa o nula capacidad de ahorro, no permite honrar a los muertos tal como a ellos les gustaría.

Me pregunto: ¿es necesario tanto ceremonial a la hora de nuestra despedida de este mundo? ¿No será, más bien, otra convención social, de las muchas que permanecen, que poco tienen que ver con el cariño hacia el difunto?

11 comentarios

  1. Dice ser pEDRO

    Es una lastima, pero hasta esto nos ha llevado Por no hablar de que muchos nichos son alquilados, sabéis donde van esos cuerpos cuando no puedes pagar el alquiler?

    27 Diciembre 2015 | 14:32

  2. Dice ser juan

    y tanto que es caro , pero yo prefiero el fuego , como con juana de arco , y ademas es mas barato …

    27 Diciembre 2015 | 15:22

  3. Dice ser Casandra

    03.11.11

    Aumenta la donación de cuerpos a la ciencia para ahorrarse los gastos del entierro

    La facultad de Medicina recibe tres solicitudes semanales y cada día acuden personas para interesarse por esta práctica

    Morirse cuesta como mínimo 2.000 euros entre los gastos del féretro, el tanatorio, las flores y los del propio enterramiento. Por eso, cada vez hay más gente que opta por donar su cuerpo a la ciencia y así ahorrarle ese desembolso a su familia. En cinco años las solicitudes han crecido un 60%. «Con la crisis económica han aumentado las personas que se interesan por esta opción. Nosotros nos hacemos cargo del coste económico», asevera Francisco Martínez Soriano, catedrático de Anatomía Humana de la Universitat de València.

    A día de hoy, la media de solicitudes oscila entre las tres y las cinco semanales. Y las consultas se repiten día tras día. Algunos jóvenes (los menos) se han presentado preguntando cuánto dinero les dan por entregar sus restos mortales. Desde la facultad les recuerdan que se trata de una donación.
    «En el último mes y medio hemos recibido 15 donaciones en vida», apunta el profesor de la facultad de Medicina. Todos ellos se convierten en potenciales donantes, que se incluyen en la base de datos y con cuyos cadáveres los alumnos podrán hacer prácticas o servirán para avanzar en el conocimiento.
    Pero tal y como explica el doctor Martínez, la otra cuestión que mueve a los valencianos a dar su cuerpo es el altruismo. «Hay gente sensibilizada para que sus restos sirvan para este fin y que están convencidos de que el cuerpo no es la esencia de la persona», relata. «Para que se me coman los gusanos, mejor que sirva para algo», suelen comentar los solicitantes en vida.
    El perfil mayoritario son personas que superan los 65 años. Y más hombres que mujeres. «Ellos se sienten más cerca del tránsito que la gente joven», matiza el experto. Pero últimamente, coincidiendo con el creciente interés, también suele haber valencianos de entre 40 y 50 años.
    Lejos de lo que puede parecer, sus profesiones no guardan relación con la medicina. Hay, por ejemplo, abogados e ingenieros. Y normalmente son personas de clase media, aunque también hay algunas de nivel más alto.
    ¿Qué hay que hacer para ceder los restos mortales a la ciencia? El procedimiento es sencillo. Lo primero es dirigirse al departamento de Anatomía. Una vez allí, el interesado rellena la tarjeta de donante (con todos sus datos personales) y firman un documento de la Sociedad Anatómica Española (SAE) en el que expresa su voluntad de donar el cuerpo para la investigación una vez fallezca.
    «Lo firma el interesado pero también un testigo, que puede ser alguien que le acompañe», comenta el catedrático de la facultad de Medicina de la UV. Además, hay un apartado en el que se le pregunta si da el consentimiento para que sus restos puedan ser trasladados a otras facultad española, en caso de necesidad. «La mayoría está conforme, aunque no todos», destaca Martínez.
    Una de las cuestiones qué más se formula en esa cita es qué sucede con el cuerpo. Los restos pasan a una cámara frigorífica, donde permanecen al menos 24 horas. El coste del traslado hasta allí corre a cuenta de la universidad. Luego el procedimiento depende del uso.
    Cuando el cadáver se va a destinar a la instrucción de anatomía para las prácticas de los estudiantes de medicina, se embalsama y se mantiene hasta que vaya a utilizarse. En cambio, si el cuerpo va a la investigación para desarrollar nuevos procedimientos médicos o quirúrgicos se congela, «ya que cuando se descongela, están recientes», explica el experto.
    Tras su uso para la ciencia, la facultad se hacer cargo del entierro. Si en su declaración no hay ningún deseo concreto, se procede a su incineración.
    En la actualidad, la facultad de Medicina de la Universitat de València cuenta con más de 2.000 donantes potenciales, es decir, que ya tienen su tarjeta y están incluidos en la base de datos pero todavía no han fallecido. Martínez explica que, pese al aumento de las entregas, harían falta todavía más.
    Cámbiate a la Cuenta NÓ

    27 Diciembre 2015 | 16:02

  4. Dice ser floripondio

    morir es caro , pero vivir tampoco es barato

    27 Diciembre 2015 | 17:10

  5. Dice ser Sociólogo Astral

    Pronto empezará el desahucio de los muertos de sus nichos y vosotros seguis votando al PP. los muertos si que son faciles de desahuciar y no se resisten.

    27 Diciembre 2015 | 21:03

  6. Dice ser José Labrador Sancho

    ESE SEÑOR HIZO MUY BIEN CONGELANDO A SU DIFUNTA
    .
    …Pues sí, amiga María José. Morirse en España es caro –¡carísimo!– y no morirse, mucho más. Ese señor del que usted habla no sólo temía la factura del cementerio, sino también dejar de cobrar la pensión de su madre. De ahí que la ocultase en un arcón frigorífico durante años, mientras él seguía yendo al banco a por la paga. Y no es el único que lo hace; conozco a más gente. Pero ¿qué iba a hacer, el pobre hombre? Era un parado de larga duración y su único medio de vida estaba en esa paguilla que cobraba su madre, ya viuda.
    .
    …¡Figúrese cuando este hombre se viera solo, sin su madre y sin dinero! ¿Quién lo iba a ayudar si hacía público el fallecimiento? ¿El Estado? Todos sabemos que no. El Estado sólo está para cobrarnos el IRPF, el IBI, el impuesto de sucesiones, el IVA, tasas de apertura de local, o el 20% de cualquier premio que nos toque en la Lotería. Para otra cosa, el Estado ni está ni se le espera. Usted, yo, cualquiera con 3 carreras podríamos estar toda la vida apuntados al INEM sin recibir respuesta ni subsidios. Y oiga, la gente come todos los días. No sólo los políticos.
    .
    …Yo a este señor le doy todo mi apoyo. Y aún voy más allá. Si existe 1 millón de familias con todos sus miembros en paro y, por tanto, mantenidos por las pensiones de nuestros mayores, propongo que los congelemos cuando mueran. De esa manera, nuestros seres queridos siempre estarán con nosotros y además seguirán manteniendo a tantas y tantas familias en paro. Ya que el Estado no les da trabajo, que les dé pensión. O en este caso, que no se la retire. ¿Qué le parece el jarabe?
    .
    …¿Buen remedio, verdad? Sería la mejor manera de manifestarnos en silencio ante tanta hipocresía política. Porque fíjese: los políticos ganando 4800 euros mensuales; los funcionarios con sus empleos vitalicios; los empresarios estafando; los millonarios con sus paraísos fiscales; las prostitutas sin declarar su dinero negro; los hosteleros poniendo sus propiedades a nombre de sus hijos (alzamiento de bienes); los falsos parados trincando del Inem… ¿Y los que de verdad están parados… qué? ¿A compensar con sus impuestos los que otros no declaran y a morirse de asco sin empleo?
    .
    …No, amiga mía, nada de eso. Aquí, o fornicamos todos, o la prostituta se va al convento. Privilegiados ni uno. ¿Y quién mejor para seguir cobrando una pensión que el propio hijo parado de la difunta? Ese es el subsidio por desempleo que no recibe del Estado. Ése, el único sustento ante la falta de oportunidades que le brinda el INEM.
    .
    …Y que sean los políticos, funcionarios y empresarios ricachones quienes entierren a sus muertos en el cementerio. O los quemen. En Andalucía, por cierto, está por los cielos. 3.600€ cremar a un ser querido. Servicio completo:
    .
    –Trámites burocráticos
    –Traslado del féretro
    –Servicio de tanatoestética y tanatopraxia
    –Sala de exposición de cadáver o velatorio independiente (incluye servicio de café y merienda)
    –Misa
    –Ataúd de roble lacado (muy confortable por dentro)
    –2 coronas de flores de temporada
    –servicio de cremación
    –urna fúnebre ecológica……
    .
    …En definitiva, tonterías para cobrarte 3600 euracos. ¡Ea! Pues que lo pague quien sea funcionario, tenga nómina fija todos los meses.
    .
    [Pd.: Cualquiera donaría su cuerpo a la Ciencia si, previamente, esa Ciencia me ha pagado en vida una pensión vitalicia. Si no, que se coma una trufa. ¡Buitres que sois todos unos buitres!]

    27 Diciembre 2015 | 22:47

  7. Dice ser cortes_mun

    Mi padre falleció en Barcelona en el 2008, 8.000 Euros, cremación.
    Mi madre este año lo justo en Sancho de Avila 10.000 también cremación.

    Es una locura tal como están los sueldos. Desde que se privatizó el tema de los tanatorios…. Esto es una verguenza.

    28 Diciembre 2015 | 7:30

  8. Dice ser Sergio

    Con lo barato que sale un seguro de decesos y te quitas de problemas….

    28 Diciembre 2015 | 8:59

  9. Dice ser Una

    José Labrador Sancho, me parece que has escrito todo el servicio.

    Servicio completo:
    .
    –Trámites burocráticos
    –Traslado del féretro
    –Servicio de tanatoestética y tanatopraxia
    –Sala de exposición de cadáver o velatorio independiente (incluye servicio de café y merienda)
    –Misa
    –Ataúd de roble lacado (muy confortable por dentro)
    –2 coronas de flores de temporada
    –servicio de cremación
    –urna fúnebre ecológica……

    Ahora recapacitad, un ataúd tiene un precio, mano de obra de carpintero y material, las flores también, el personal que te atiende amablemente, también, y el que se atreve a colocar un cuerpo rígido dentro, maquillarlo, etc, no lo hace por gusto, es un trabajo. Yo creo que 3.600 es lo más barato que has encontrado en todo el país. Y el horno, con todos sus sistemas de seguridad y tal tiene un mantenimiento, muy importante.

    De todos modos si vienes en patera y mueres, o entras ilegalmente en el país sin que nadie se haga cargo el servicio es totalmente gratuito, se le llama beneficiencia y no sé como funciona pero seguro que lo pagamos entre todos. Eso sí, imagino que incluye lo básico.

    28 Diciembre 2015 | 10:55

  10. Dice ser Una

    Opino como Sergio, pago tres seguros de decesos (mío y de mis hijos) desde hace años e incluye todo eso, y no sé cuando pasará, puede que pague más de lo que pondré, pero el problema del gasto estará resuelto hasta entonces (Espero, claro).

    Lo duro será lo de mi madre, que siempre se negó, y aquí el precio mínimo ronda los 5.000. Que dure muchos años.

    28 Diciembre 2015 | 10:58

  11. Más de un pepero se va a llevar una sorpresa con estos precios al descubrir que no tienen donde caerse muertos.

    03 Enero 2016 | 11:05

Los comentarios están cerrados.