BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Stop al tiro de pichón

Por Yolanda*
Tiro de pichón

Cazador practicando el tiro de pichón (F. GONZÁLEZ)

El tiro de pichón consiste en lanzar palomas y codornices a mano o mecánicamente, mientras los escopeteros esperan para dispararles al vuelo. Algunas aves mueren del propio disparo y caída, otras son rematadas a golpes después y otras tantas quedan en el suelo agonizando hasta morir.

Las leyes de protección animal prohíben esta práctica, al igual que prohíben las peleas de perros o de gallos. Pero al mismo tiempo, abre la posibilidad de que las autoridades competentes concedan licencias como excepción. Lejos de ser excepciones, son actos que repiten semana tras semana en toda España. ¿Es esto una excepción?

Este tipo de prácticas suponen un maltrato animal se mire por donde se mire: animales criados en granjas dentro de jaulas sucias y rodeados de infecciones, que solo salen de esas jaulas para morir de la peor forma. Siendo abandonados malheridos, los animales quedan fuera de las leyes de protección animal, otra ley más que los cazadores se saltan impunemente.

Por ello, pedimos ayuda contra esta barbarie, que solo en tiradas oficiales se lleva al año 250.000 palomas y 200.000 codornices.

*En representación de la asociación Mis Amigas las Palomas:

7 comentarios

  1. Dice ser La ignorancia del cazador es muy atrevida

    Dice ser realdiad; lee que los libros existen para algo majo . ¿ Cuantas personas conoces que hayan muerto de enfermedades por contagio de paloma ? El problema las tienen las palomas de contagiarse de tu seria patologia mental .
    El macazador las que hemos rescatado no dicen lo mismo . Hay codornices , palomas adulta y muy pichones de todo ;). Ojala tu chupes un libro lo mismo las neuronas se iluminan.

    02 Octubre 2015 | 21:16

  2. Dice ser Señora Tolili

    Desde 20 minutos leen muy bien todo lo que les llega, y se lo piensan antes de publicarlo. Todo lo que entre dirección y redacción deciden publicar son datos objetivos, contrastados y demostrados. Igual el que debería leer más es usted, señor “realidad”, que solo sabe faltar al respeto porque es la única forma de defender lo indefendible.
    El señor cazador, pues ese comentario es tan vacío de conocimiento y coherencia que me ha dado un infarto cerebral, incapaz de contestar. Sólo una cosa, en relación a lo de “chupasubvenciones”: quien saca dinero, ¿los que organizan las tiradas o los que luchan contra ellas? No hay más preguntas señoría.

    Firmado: Ecolojeta Tolili

    02 Octubre 2015 | 22:07

  3. Dice ser Pomemos

    Resulta que fue el dia del cordero, donde los musulmanes degüellan todo lo que pillen en todas partes, torturándolos antes, sin ningún tipo de permiso y donde pillen. Hay cientos de fotos de sacrificios, en España, en plena calle con la sangre virtiéndose directamente en alcantarillas de animales… y no dijisteis ni media palabra. Mientras a los de Tordesillas queríais matarlos por un toro. En fin si son musulmanes miráis para otro lado.

    03 Octubre 2015 | 13:44

  4. Dice ser Mis

    Un espectaculo lamentable

    03 Octubre 2015 | 18:20

  5. Dice ser Pollo al chichindrón

    ¿TAMBIÉN STOP AL FILETE CON PATATAS? ¿AL JAMONCITO IBÉRICO?
    .
    …Vaya por delante, amiga Yolanda, que un servidor siempre estará en contra del sufrimiento ajeno. Sea cual fuere la víctima; hombre, animal o cosa. Sin embargo no entiendo muy bien su post. ¿Por qué razón usted sólo arremete contra los cazadores deportivos? ¿Y los otros, y los cazadores profesionales? Los cazadores profesionales son quienes surten a diario los mercados de carne de campo, de carne de pelo o pluma. Y bien rica que está.
    .
    …Los cazadores deportivos tampoco son los únicos que crían a los animales de granja; ahí tiene usted a los ganaderos con sus gallinas, conejos, pavos, ocas, patos, terneros, añojos, faisanes y también codornices. Y le repito: muy buenas que están. Si en esos recintos existiera sufrimiento animal, lo hubiera de haber en todas las granjas, las deportivas y las tradicionales, y si no, no lo hubiera de haber en ninguna. No me haga en esto, querida Yolanda, distingos tan macabros. Porque los animales saben por instinto cuándo está el ganadero afilando el cuchillo, sea deportivo o profesional.
    .
    …Tampoco deberíamos de olvidarnos de las fiestas populares. Yo he visto sacrificar a mucho gorrino por San Martin, que toca el 11 de noviembre. Es una fiesta conocida como la matacía o matanza del chancho y se celebra en casi todos los pueblos de España. Aquí tampoco hablamos de ganaderos profesionales ni cazadores deportivos, sino de familias cuya costumbre es convertir en chorizos, morcillas y jamones a su mascota de granja, ya sabe, al gorrino. Por cierto al que se le ha estado alimentando y tratando muy cariñosamente durante todo el año. Pues bien, ese día los gañanes de cada familia ponen al animal panza arriba, le meten dos piedras en la boca para que no muerda y lo rajan con un estilete desde la papada hasta el pito. Siempre con cuidado de no ‘hacer nierda’ (cortar accidentalmente el paquete intestinal). ¿Y sabe usted? El animal, durante toda esta operación, permanece vivito y coleando mucho, porque sabe cuál va a ser su destino: el cuarto de secado de las longanizas y los jamones. Las longanizas colgadas; los jamones en salazón. En navidades ya está todo para hincarle el diente. Usted le ofrece una tapa de esto a alguien con una copita de vino y a ese alguien lo tendrá rendido a sus pies el resto de su vida.
    .
    …Pero en esto, como en las gozaduras de cama, sobran las explicaciones. Uno aprende con la práctica: comiendo y gozando, que para el caso es lo mismo. Y no me diga usted que no ha rezongado nunca en privado con su novio o tomado una buena tapita de jamón o caña de lomo embuchado por navidades. Porque no la creeré, ea. Y con las codornices (nunca las palomas cuyas carne es muy bellaca), lo mismo. La carne que ingerimos a diario va unida inextricablemente al sufrimiento animal. Ocurre aquí y ocurre en África. ¡Más motivos tendría la gacela para quejarse de los agobios de león! Y sin embargo…
    .
    …En definitiva, si prohibiéramos el tiro al pichón, con la excusa del dolor animal, también tendríamos que prohibir las carnes en nuestros menús. Y tampoco sería cuestión de ser más papistas que el Papa y andar por ahí poniendo la epidural a una ternera o a un pollo. Mucho menos a una codorniz; están tan ricas. Una codorniz con su poquito de aceite de oliva, su poquito de vinagre, su poquito de limón, su poquito de vino blanco. Ajo, pimienta molida, tomillo y romero. Todo bien mezcladito, lo vertimos sobre 4 codornices por barba, despatarradas en una fuente y las dejamos macerar 2 horas. Después les metemos calor; 35-40 minutos en el horno a 180 grados. Y las servimos con unas patatas a lo pobre y un vasito de vino blanco de Montilla-Moriles. Y ahí tiene usted unas codornices al ajillo, ¡que quitan el sentío!

    04 Octubre 2015 | 1:39

  6. Dice ser LINCE 1

    ¿No se puede disentir argumentando y sin insultar? ¿No se puede razonar en lugar de escupir veneno y mala educación? Algunos de los que aquí hacen comentarios estarían mejor con la boca cerradita.Aunque no sea más que para que no sepa lo burros que son..

    04 Octubre 2015 | 11:47

  7. Dice ser Wolf

    Habla con conocimiento,infórmate y después opina…y pide permiso para publicar fotos y nombres

    05 Octubre 2015 | 14:34

Los comentarios están cerrados.