BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Los ángeles ya ríen con Lina en el cielo

Por Agustín Arroyo Carro

Cuando un actor o actriz cómica se nos va para siempre nos quedan miles de horas alegres provocadas por la risa que fue dejando en escenarios, platós de cine y televisión, y en nuestros corazones. La vis cómica de Lina Morgan ha tachonado la memoria de varias generaciones de españoles.

Nacida en plena Guerra Civil, y habiendo vivido las penalidades de la posguerra, como el resto de la población, supo poner chispa de un humor y una alegría vitalista, ejemplar y desbordante a la grisura sombría y lacerante de unas décadas de censura, represión, miedo y constreñimiento de la libertad de expresión. Su humor cercano, costumbrista y castizo, de una gestualidad histriónica inigualable y tierna, provocó las carcajadas de niños, jóvenes y ancianos de todas las edades y condiciones sociales.

237471-944-630

Foto de la capilla ardiente de Lina Morgan en el Teatro de La Latina. (EFE)

Mujer independiente, emprendedora y discreta con su vida privada, estuvo siempre vinculada al barrio madrileño de La Latina donde nació y trabajó. Tras una larga y penosa enfermedad nos abandona físicamente, pero siempre nos quedará su alegría de vivir y ese mensaje y testimonio palpitante de saber transmitir un humor sonriente que nos ayuda a afrontar diariamente la dureza de nuestras vidas y las penalidades que nos vapulean con tanta frecuencia. Lina, descansa en paz. No te olvidaremos y gracias por existir.

5 comentarios

  1. Dice ser Jose

    Por lo visto esta mujer era una auténtica tirana despótica con sus trabajadores, en el teatro que regentaba. Amén de que estaba peleada con gran parte de su familia, e incluso le negó una ayuda económica a una sobrina que necesitaba una intervención quirúrgica.

    Esta mujer quizás era una buena profesional, pero era una mala persona.

    24 Agosto 2015 | 20:30

  2. Dice ser Slim White

    ¿Y aun hay alguien que crea en los ángeles en pleno siglo XXI? Así vamos.
    ¿Alguien, de entre esos religiosos tan fanáticos como ignorantes, me puede decir en que parte del Universo se aloja esa Corte Celestial?
    Vale más que se empiecen a despertar a la realidad. Y que no sigan enredando a las gentes con historias sagradas tipo TBO.

    25 Agosto 2015 | 8:36

  3. Dice ser Tope guay

    No me caía muy bien, pero cuando me enteré que era del Barça ya me empezó a caer de p…. madre. DEP Lina

    25 Agosto 2015 | 9:17

  4. Dice ser jose

    Hombre pues me parece un poco macabro el titular…

    25 Agosto 2015 | 12:49

  5. Dice ser Ano To'rrojo

    ¡OLVIDADA POR SUS COMPAÑEROS DE PROFESIÓN!
    .
    …Como lo oye, amigo Agustín, Lina Morgan pasó los últimos años de su vida en compañía exclusivamente de su cochero y amigo de confianza Daniel Pontes (a quien ahora, por cierto, algunas ratas le reprochan haberse quedado con buena parte de su fortuna). El resto de compañeros de profesión, mierda. Los Joaquín Kremel, Raúl Sender, Ana Obregón y compañía nunca se interesaron por ella cuando estuvo enferma. Y sólo han acudido al velatorio a hacerse la foto y a fingir. ¡Con lo mucho que le debían a Lina! Sobre todo el miserable de José Manuel Parada, con quien Lina colaboró tanto en ‘Cine de Barrio’.
    .
    …Esa falta de sensibilidad por parte de los actores ya viene de antiguo, puesto que en su día lo sufrieron personalidades como Lola Gaos, Nadiuska, Gracita Morales, José Conde o María Asquerino… falleciendo todos ellos en el más absoluto olvido. En los últimos años la gran actriz Julia Trujillo, tratando de que no pagasen actores justos por pecadores, impulsó en Madrid la CASA DEL ACTOR, un proyecto de residencia para intérpretes jubilados, del que actualmente peligra su existencia por 3 razones: 1º) la muerte de la gran actriz y persona Julio Trujillo; 2º) La pérdida de la subvención ministerial y 3º) El rechazo de la AISGE, ¡DE LA PROPIA SOCIEDAD DE ACTORES! Otra vez, querido Agustín, los miserables de siempre. Los propios actores se niegan a colaborar económicamente en el proyecto de construcción de una residencia de artistas jubilados. Vergonzoso. Pero volvamos a Lina Morgan.
    .
    …A lo dicho con acierto por usted, amigo Agustín, añado. Lina –cuyo verdadero nombre era Mari Ángeles– nació en Madrid, en su amado barrio de La Latina, durante la represión republicana que sembró de checas el centro de la capital. Su padre era sastre; su madre, ama de casa, siendo esta última la que más trabajó para criar a 5 hijos (Lina era la 2ª empezando por la cola). Tras acabar la EGB, Lina estudió ballet y se embarcó en una compañía infantil que giró por todo el país. A los 16 años, otra vez La Latina, ahora su teatro, en el teatro homónimo Lina trabajo como actriz de reparto para la revista de Matías Colsada, aprendiendo allí las claves de su espontánea comicidad. Colsada le ofrecería después los primeros papeles importantes y, de ahí, saltó la cómica a las salas de Gran Vía como vedette con Leblanc, Gila, Juanito Navarro o Ángel de Andrés. Lo siguiente fueron ya las películas.
    .
    …Aunque no la consagración, que le llegaría en los 80 y 90 cuando arrienda, junto con su hermano, José luis, y después compra el Teatro de La Latina. ¿Quién no conoce “¡Vaya par de gemelas!”, “Sí al amor” o “El último travía”? En ellas representa a una pueblerina montaraz y cazurra, representación exacta de la España profunda de aquel tiempo, cuya ilusión es encontrar la felicidad y el amor fuera de su aldea.
    .
    …Actualmente está en proyecto la tesis del prof. de Literatura contemporánea de la Univ. de Madrid, D. Sebastián Ballesteros Panadizo, titulada “Lina Morgan, última heredera de la Comedia del Arte italiana”. En ella el profesor pone en valor las características cómica de la actriz madrileña y las identifica con las utilizadas en la comedia italiana de mediados del s. XVI. Improvisación, personajes fijos, herencia de juglares, y bufones, creación colectiva, interactividad de los actores con el público, disfraces y travestismo, abuso del ‘quiproquo’, esquema de ‘bandos’ (los enamorados, los amos, los criados,…) etc. Todos sus alumnos esperamos la tesis como agua de mayo. ¡Y que se mueran los progres! Pero volvamos a la inmundicia humana.
    .
    …Ya he dicho, y usted también sabrá, que Lina Morgan murió sin amigos ni familia. Sólo el público y 3 hombres la velaron el día de su muerte: Daniel Pontes (su chófer), el padre Ángel (el cura amigo) y Jesús Cimarro (nuevo propietario de La Latina). En vida, la cómica no quiso saber nada de sus sobrinos, a los que ella misma denominaba ‘perros hambrientos’, ni de los miserables compañeros de profesión (como Imanol –‘Anacleto’-, Echanove, Velasco,…). Muchos de estos Judas han estado echando cuentas esta semana sobre su testamento. Lina, tras vender La Latina y 2 empresas teatrales, poseía un patrimonio de 10 millones de euros. Eso sin contar, joyas, abrigos de bisón y su casa, un piso de 290 m2, junto al Retiro, valorado en 1.200.000 euros. Si no tenía familia y estaba peleada con sus sobrinos, los cuales no tienen derecho a la Legítima ¿quién se ha quedado con los millones? Pues posiblemente el chófer y el cura. ¡Hala, que se chinchen algunos!

    26 Agosto 2015 | 1:27

Los comentarios están cerrados.