BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

La evaluación externa al final de la ESO es necesaria por el bien de los alumnos

Por Antonio Jimeno

Algunos responsables autonómicos de enseñanza han pedido al nuevo ministro de Educación, el señor Méndez de Vigo, que paralice la aplicación de la LOMCE. El aspecto que más les preocupa es la evaluación final de ESO, cuya superación será indispensable para poder acceder al Bachillerato y a la FP. Muchos profesores entendemos su temor, sabemos que con estas pruebas se descubrirá que los niveles de los alumnos son inferiores a lo que se dice. Esta situación se ha generado porque no hay ningún control externo de las calificaciones que dan los centros.

Aunque los colegios e institutos intentan hacer las cosas bien, no lo pueden conseguir. Si suspenden a bastantes alumnos, se quedan sin ellos para el curso siguiente, ya que estos se irían a otros centros más permisivos. Este bajo nivel de exigencia provoca que muchos estudiantes no se esfuercen, y por tanto, no aprendan ni adquieran hábitos de trabajo.

Alumna realizando una pueba calificatoria

Alumna realizando una prueba calificatoria. (EFE)

Para salir de este círculo vicioso hay que establecer una evaluación externa al final de la ESO, que permita confirmar que las notas que dan los centros certifiquen los conocimientos adquiridos por los alumnos. Tras esta evaluación en el año 2017, con carácter de diagnóstico, las comunidades autónomas y cada centro sabrán qué han de mejorar y quienes no se esfuerzan verán que es indispensable estudiar para aprobar, volverán a hacerlo y aprenderán.

Los responsables de enseñanza autonómicos que han pedido la paralización de la LOMCE deberían reconsiderar su postura por el bien de nuestros jóvenes, que son el futuro de nuestro país. El rendimiento de cuentas en el sector educativo es tan necesario como lo es en los demás sectores. Nadie tiene derecho a pedir que a él no le pidan cuentas. Todas las comunidades y partidos deberían estar de acuerdo en el establecimiento de una evaluación externa al final de la enseñanza obligatoria. Esto podría ser la base para conseguir un gran pacto por la educación.

 

7 comentarios

  1. Dice ser Antonio Díaz

    El problema no está en las revalidas sino en el modo de llevarlas a cabo. El proyecto de ley inicial obligaba a que la evaluación fuera realizada por personal docente de carrera,. Sin embargo en la redacción final, este apartado se ha retirado, de forma que se abre la puerta a que empresas privadas puedan realizar las reválidas, y para ello deberán contratar personal con la suficiente capacitación, es decir, posibles aspirantes a profesores que sin embargo no han conseguido aprobar la oposición. Algo que no resulta muy comprensible. Un apunte los famosos informes PISA, están basados en un sistema estadístico que los propios matemáticos que trabajan con él consideran que no son válidos para este informe y son manipulados de forma intencionada por la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico). El artículo que lo explicaba apareció en este mismo periódico…..

    05 Agosto 2015 | 14:27

  2. Dice ser el_ello

    Todo esta polémica de la LOMCE, reválidas y el informe Pisa, viene de estar intentando imponer un modelo cultural anglosajón de entender la vida a un país mediterráneo y latino como es España. Y ya adelanto que los padres de aquí no lo van a aceptar. Para la cultura anglosajona el individuo y la competitividad es lo más importante, y no debe recibir ninguna ayuda ni apoyo de nadie (ni siquiera de su familia ni mucho menos del Estado y los impuestos de los demás), Sino que debe conseguir las cosas por sí mismo y por esfuerzo y mérito propio. Si alguien no logra sus objetivos simplemente es porque no se lo merecía o no se ha esforzado lo suficiente y punto. Esto que en principio parece que suena bien, comete el grave error de no considerar de que en la vida también existe la mala suerte fortuita, el fracaso, situaciones personales complicadas de las que uno no siempre es responbsable, personas con minusvalías, retraso etc… a las que abandona a su suerte o elimina del sistema (muy parecido a la ideología nazi). Esta manera de entender la vida ha encajado muy bien en la cultura asiática pero jamás lo hará en la mediterránea. En Corea del sur por ejemplo los chavales que no alcanzan la exigencia y la nota requerida se sienten tan frustrados que se dedican a acosar y hacer la vida imposible a los que van bien o bien se suicidan directamente. Muchos acosados también se suicidan asímismo.
    Algo así en España resultaría impensable, los padrres españoles , a diferencia de los coreanos o anglosajones, pondrían el grito en el cielo.Igualmente hoy en día para los alumnos con dificultades, problemas de aprendizaje, minusvalías o simplemente que vienen de otro país y no saben el idioma exite un programa especial llamado PDC, en donde son 12 en clase y practicamente se les asegura el titulo de la ESO, eso sí con la idea de que se orienten a una FP no a bachiller por supuesto. Aunque esto suene a regalar el aprobado, lo cierto es que muchas personas que iban muy mal en la ESO, luego remontan en la FP y sacan hasta 9’s e incluso posteriormente estudian carreras algunos. Lo cual no es de extrañar ya que el proceso madurativo de la mente y el cerebro de una persona no concluye hasta los 21 años, y muchas dificultades se terminan por corregir en esos últimos años. La LOMCE se carga todo esto y vamos a tener a un montón de gente escorada. Por eso digo que en cuanto los padres vean que su hijo que ha aprobado todas las asignaturas, se queda sin el título por no aprobar la reválida irán a tirarle huevos a Rajoy. Y no digamos ya el caso de chavales con minusvalías y retrasos.
    Personalmente pienso que es mejor el modelo español a pesar de lo que diga pisa y demás. Tenemos la media más baja (aunque solo ligeramente) pero a cambio aquí puede estudiar todo el mundo hasta los 16 y obtener un título que le permitirá poder seguir estudiando aunque sea una FP y no tener que tirarse por la ventana como en Corea o acabar siendo un delincuente peligroso viviendo por la calle como en USA. Yo quiero seguir viviendo en un país donde puedes caminar de noche por la ciudad sin miedo a perder la vida la verdad.
    Empezar a condicionar el futuro de los chavales antes de los 16 años y juzgarlos y segregarlos por ello es un grave error. Porque quién no ha tenido una adolescencia difícil. Además a esa edad no es todo cuestión de responsabilidad del alumno, El cerebro no completa su desarrollo totalmente hasta los 21 años, con lo cual es más que normal que no esté a punto en la adolescencia y de lugar a problemas de conducta o aprendizaje. Esto ha salido hasta en el programa de Punset. A ver, un cerebro humano es la máquina más compleja e increíble que hay y cuesta más de 20 años construirlo y ponerlo a punto para que funciona al 100% ¿qué os pensáis? y aún así a veces acaba fallando. Precisamente por eso el tiempo que tarda el humano en llegar a la edad adulta es el más largo de todos los animales de la naturaleza. hay quien le salen las tetas o la barba antes o después, pues con la maduración del cerebro pasa igual lo que pasa que como está dentro no se ve.
    Esa concepción de la ilustración de que el niño y el adolescente es como un adulto en pequeñito es totalmente falsa, no puedes concebirlos como un adulto porque no lo son aún y así lo demuestra la ciencia.
    Las reválidas son un error como una catedral. Distinto es la selectividad porque ahí ya tienen 18 años , son más maduros y además el bachiller no es una etapa obligatoria y quien está ahí es porque quiere y puede estudiar. No es cierto que los institutos regalen los aprobados, En la selectividad aprueban todos y con nota similar a la obtenida en el instituto, con lo cual sería totalmente prescindible, pero me parece bien que exista si la gente se queda tranquila. Pero reválidas a los16 o en primaria ¡no por favor! Aparte es que ya digo, en cuanto los padres vean el percal van a poner el grito en el cielo.

    05 Agosto 2015 | 16:29

  3. Dice ser Francisco Molina

    ¡LA EVALUACIÓN EXTERNA DETECTARÍA LA ESCASA PREPARACIÓN DE LOS DOCENTES!
    .
    …Le doy toda la razón, amigo Jimeno. Paralizar la aplicación de la LOMCE para volver a la anterior ley educativa es demostrar una actitud retrógrada, intolerante, cerril y completamente partidista sobre la Educación en España. Y aquí los profesionales como usted deberían tener la última palabra; son realmente los técnicos. Y no los políticos de mitin y olla, aquellos con 4 leyes educativas fracasadas a sus espaldas y sólo interesados en rediseñar la Secundaria a su medida ideológica. Ya sabe.
    .
    …La LOMCE tendrá sus fallos, nadie lo duda, pero también sus aciertos. Uno de ellos es ese que usted tan acertadamente señala: la evaluación externa de los estudiantes de la ESO. Porque sólo así conoceremos de verdad el nivel del alumnado de Secundaria, su capacidad de esfuerzo, superación, aprendizaje, hábitos de trabajo, educación en valores, etc., tras acabar sus estudios. Además conoceremos de primera mano si el sistema educativo público funciona: inspección, directores de centro, jefaturas de estudios, docentes…
    .
    …Por ejemplo, y esto es algo que siempre hemos visto cuando éramos estudiantes y ahora nos comentan nuestros hijos: ¿Las guías docentes enviadas a la Delegación de Educación se ajustan luego a lo que realmente imparten los profesores en clase? Pues claro que no, sobre todo en los centros públicos. ¿Los inspectores acuden con cierta regularidad a los institutos para certificar el buen funcionamiento de las clases? ¡No, nunca acuden! ¿Se gestiona adecuadamente el dinero que cada centro posee para abastecer sus propias necesidades? ¡Ni por casualidad; los recursos materiales de los institutos están viejos, rotos o no funcionan! ¿A quién no le han dado clases de Geografía con un mapa de la antigua URSS? A todos. El proyector no funcionaba, los ordenadores estaban defectuosos y escasean, los profesores eran cazurros y vagos y no sabían usar ni un procesador de textos…
    .
    …Más ejemplos, amigo Jimeno, ya verá qué risa más floja nos va a salir: ¿Por qué en muchísimos casos los profesores poseen los mismos apellidos? Pues porque existe enchufe y del bueno. ¡Hombre, para algo se inventó eso tan estupendo del profesor interino! Esa es la vía, querido Antonio, por la que se cuelan, como ratones en las cocinas de los barcos, los profesores poco formados o sin titulación específica. Ya sabe, se trata de no sacar la plaza a concurso público, esperar después a que el curso haya comenzado… ¡y catapúm! El propio centro le da una patadita a la Bolsa y llama a un supuesto técnico para ocupar, de manera interina, la plaza. Aquí caben todos: maridos, hermanos, novios, etc. Al final del curso lectivo se le da de baja y se le vuelve a contratar en septiembre. Y así indefinidamente. ¡Un profesor interino indefinido! ¿Qué le parece esta figura de docente, señor Jimeno? Como comprenderá usted, esto redunda muy negativamente sobre la calidad educativa y el abandono escolar. Pues preséntese en la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba y pregunte allí por los profesores de Escenografía (hermanos G.V.); o si hace 2 años impartió clases o no el marido de la jefa de Estudios.
    .
    …En definitiva, la evaluación externa de los estudiantes de la ESO sería fundamental para corregir todas estas irregularidades. Queremos más inspecciones, el cumplimiento del ROF dentro de las centros, tutorías al margen de las horas lectivas del profesorado, EVALUACIÓN ANUAL DE LOS DOCENTES, y su reciclaje formativo con cursos de verano (en lugar de limitarse a echar una firmita y dormitar en su centro de trabajo), acabar con la figura del interino o vigilar el enchufismo, estar alerta al correcto cumplimiento de las Guías Docentes, etc.
    .
    …El histórico bajo nivel de nuestros estudiantes (ni papa de inglés o matemáticas, con faltas de ortografía, escaso nivel de lecturas…), por debajo de la media de la OCDE, se debe a la baja calidad formativa de sus docentes. La única hoja perenne en estos 35 años de democracia y 7 leyes educativas. Por aquí es por donde hay que empezar a reformar, amigo Jimeno.

    06 Agosto 2015 | 1:51

  4. Dice ser Francisco Javier Madero

    Discrepo bastante acerca de que la solución para una mejora de la educación pase por poner un examen final que, si no es superado, bloquea tus aspiraciones.

    En mi opinión, nuestro sistema educativo actual tiene dos grandes fallos:

    1. Profesorado no vocacional. No es ningún secreto que muchos de los profesores que hay ahora mismo no lo son porque les guste enseñar sino por el trabajo fijo, las vacaciones… Se nota mucho, y lo digo desde la experiencia como alumno que he sido, cuando a un profesor le gusta verdaderamente su profesión.

    2. Mismo sistema dictatorial para todos. Hay personas a las que se le dan bien las matemáticas y no la lengua, personas que les pasa todo lo contrario, personas con muchas capacidades artísticas… El problema es que el sistema actual (incluido ese examen “tan importante” para los alumnos) está enfocado a las mismas materias para todos. Por ejemplo, si a mi se me dan bien las matemáticas y en un futuro próximo quiero estudiar la carrera de Física, ¿Por que no fomentar esa capacidad que tengo en dichas materias en vez de ponerme palos en las ruedas haciéndome gastar mucho tiempo y esfuerzo en mejorar materias que no me “serán útiles” y terminaré olvidando en gran medida?
    Es cierto que todo el mundo debe tener una base, pero de ahí a que un Físico no pueda llegar a serlo porque no se le da bien la fonética o un Filólogo no pueda llegar a serlo porque no se le da bien la trigonometria… Me parece absurdo.

    06 Agosto 2015 | 8:45

  5. Dice ser Ludwig Wuterich

    He sido alumno en España de centros públicos y privados. Mis hijos han sido alumnos de centros públicos o concertados en España, Alemania y Holanda y no tengo la impresión que el nivel de las materias impartidas en el extranjero sea mayor que en España.

    Mientras los antiguos compañeros españoles ya tienen más que superadas las raíces cuadradas o el análisis morfo-sintáctico, mis hijos en el extranjero estaban volviendo a dar los mismos temas que cuando abandonaron España. En estos países, si uno va mal en una materia troncal, el sistema no le va a prestar especial atención. Sólo se va a limitar a esperar a que llegue la edad para mandarlo a los centros de secundaria para “torpes”.

    Sí, porque en estos países existen hasta 4 tipos de centros de secundaria, a saber:

    – Gymnasium: Orientados al ingreso en la Universidad
    – Superiores: Orientados a una FP superior, donde se imparten titulaciones con bastante salida y con posibilidades de entrar en la Universidad posteriormente.
    – FP: donde te enseñan un oficio manual, pero con fundamentos técnicos. De aquí saldrán futuros maestros carpinteros, mecánicos o albañiles, por poner un ejemplo.
    – PRO/Hauptschule: donde entretienen a la gente lijando madera para que no anden perdiendo el tiempo en la calle.

    Explicación del sistema holandés

    “Secondary education encompasses schools providing pre-university education (VWO), general secondary education (HAVO), pre-vocational secondary education (VMBO) and practical training (PRO).

    Vocational education and training (VET) is the main supplier to the labour market and is often regarded as the ‘foundation of the economy’ and the ‘backbone of society’. Approximately 40% of the Dutch working population has completed a vocational course to at least a secondary vocational training level.” (Extraído de la web del Gemente Den Haag)

    El Alemán es más o menos similar, aunque varia dependiendo del estado en que te encuentres.

    En cuanto a las inspecciones, no he visto que difieran mucho en estos paises en cuanto a la motivación del inspector se refiere o en cuanto al respeto que se le tiene. Otra cosa es como está establecido el sistema e inspecciones.

    En Holanda por ejemplo, existe una web del ministerio donde se pueden consultar los resultados de las inspecciones de todos los centros del país. Esto es, si pasan la inspección o si necesitan mejorar en algún área. De este modo, los centros intentan estar a la altura, pues un centro con baja calificación, bajará el número de matriculaciones.

    Evaluar la calidad del profesorado a base de cortar las aspiraciones de los alumnos me parece que es hacer pagar justos por pecadores.

    06 Agosto 2015 | 11:53

  6. Dice ser javier

    totalmente de acuerdo con la carta , lo que a mi me parece vergonzoso es la actitud de la izquierda española que no quiere que se hagan estas evaluaciones porque quiere que se siga bajando el nivel mas y mas para tener alumnos borricos quizás porque son mas fácilmente manipulables y en el futuro serán gente que necesitara del subsidio y de la renta básica que a cambio de votos ofrece la izquierda.

    06 Agosto 2015 | 21:01

  7. Dice ser Antonio Jimeno

    En primer lugar quiero agradecer a todos sus intervenciones. Es imprescindible mantener un debate permanente sobre nuestro sistema educativo, al menos hasta que se pueda llegar a un gran pacto educativo.

    En respuesta a algunas de las cosas que se han dicho quiero destacar que el objetivo de la enseñanza obligatoria es preparar a nuestros jóvenes para la vida de adulto y eso implica no solo tener conocimientos básicos en todas las materias sino también tener hábitos de trabajo y capacidad de esfuerzo. Y eso sólo se adquiere ejerciéndose en la superación de pequeñas dificultades desde bien pequeños. Si un niño no adquiere los hábitos básicos domésticos antes de los 7 años, evidentemente gracias al esfuerzo de sus padres, ya cuesta mucho que luego los adquiera. Igualmente, si un adolescente no adquiere hábitos de estudio y capacidad de esfuerzo para preparar bien los exámenes y para entregar los trabajos a tiempo antes de los 14 o 15 años o habrá que esperar a los 25 o más años para que los adquiera, con el peligro de que no los adquirirá nunca.

    No establecer un estímulo para animar a nuestros adolescentes a esforzarse durante la enseñanza obligatoria, que es la única que cursan todos los ciudadanos, es perjudicarles, es no prepararles para el mundo de los adultos, donde conseguir un trabajo y permanecer en él, implica saber hacer muchas cosas y ser responsable. Y actualmente a cualquier trabajo pueden acceder personas de todas las culturas del mundo.

    Atender a los que tienen situaciones económicas extremas, disminuciones físicas o psíquicas permanentes o temporales se ha de abordar con más profesorado de apoyo, con becas y, en el caso de menor capacidad intelectual, con itinerarios diferentes y evaluaciones finales diferentes, nunca con rebajar los niveles de exigencia para todos o mucho peor, no estableciendo ninguna evaluación final externa como pasa ahora.

    14 Agosto 2015 | 11:44

Los comentarios están cerrados.