BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Las pensiones y su futuro

Por Agustín Arroyo Carro

El gobernador del B144812-944-461anco de España, Sr. Linde, resaltaba la idea de que en un futuro próximo peligraba el sistema público de pensiones, añadiendo la idea de la conveniencia de complementarlo con otro privado de capitalización.

Este mantra que lleva martilleándonos los oídos bastante tiempo lo vienen lanzando con insistencia, y poco a poco, para que no pille de susto cuando se empiece a producir, todos aquellos que no creen en el estado del bienestar ni en lo público por encima de lo privado. Todos los economistas neoliberales lo van infiltrando como un virus letal en la mente colectiva de los españoles de una forma sosegada pero recurrente.

Aquí habría que formularse esa sencilla pregunta que se hacía en el derecho romano cuando se quería esclarecer un crimen o un asesinato, cui prodest?, es decir, ¿a quién beneficia?. Pues bien, la respuesta es tan clara como el agua que brota cristalina en las altas vertientes de montaña, beneficia a los bancos y a los banqueros que no soportan que tantos miles de millones los gestione el estado y no ellos.

Sabemos que en esta legislatura el gobierno de Rajoy ha detraído miles de millones del fondo de reserva de la Seguridad Social para poder pagar las pensiones, de modo que este fondo ha quedado muy mermado. Sin embargo Montoro, ha salido rápido, cual saeta, a desmentir a Linde y a calmar la inquietud despertada en la gente. En el imaginario del PP, y en la doctrina que alimenta su esencia ideológica, está si no explícita si implícitamente la misma deriva que mueve a la gran banca y sus beneficios. Lo ocultan, pero en su afán privatizador ese sería su máximo logro, y lo sabemos. Son peligrosos.

1 comentario

  1. Dice ser LINCE 1

    Se está haciendo con las pensiones lo mismo que llevan ya haciendo muchos años con la sanidad pública. Se lanza, de vez en cuando, la especie de que son insostenibles y la “lluvia fina” acaba calando. Sepan que hace mucho tiempo que este pueblo ha perdido la inocencia y es PLENAMENTE CONSCIENTE, de que, desde el sueldo del Rey hasta la última farola del último rincón se paga con los impuestos que todos pagamos. De manera que dejen de meter miedo, roben menos (o nada) y sean más austeros (ustedes, no el pueblo) y dejen de tener privilegios. Primero se compra el pan (la sanidad y educación públicas., pensiones, Dependencia…) y luego sus coches oficiales, sus dietas, sus viajes, sus comidas y bebidas, tabletas, móviles de última generación, enchufados…..Y, si no les gusta, dejen la política, que a nadie le ponen un puñal en el pecho para ser político.

    27 Junio 2015 | 19:53

Los comentarios están cerrados.