BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Kafka y la Agencia Tributaria

Por José Ramón González Escada

Declaración de la renta 2014, funcionario jubilado, impecable borrador. Hasta aquí, todo normal, rutinario. Solo hay un pequeño cambio: mi esposa murió a principios de diciembre pasado. Quedo patidifuso, he de hacer una declaración individual.

Hete aquí una norma (que el común de los mortales ignoramos, hasta que nos toca) según la cual tributas según tu estado a 31 de diciembre. Genial. La tiranía económica ha hecho desaparecer más de once meses de mi matrimonio, me han convertido en soltero durante 2014. Mi esposa no existió ese año.

Oficina de la Agencia Tributaria (ARCHIVO)

Oficina de la Agencia Tributaria (ARCHIVO)

El acta de defunción (Ministerio de Justicia) recoge la fecha de 6.12.2014, pero éstos de justicia qué sabrán de economía. No pretendo reivindicar la cantidad del mínimo vital de mi esposa (deducción de nuestro dinero, no gracioso regalo) que obviamente desaparece en mi declaración individual.

No se me escapa que nos movemos en el campo de la fiscalidad, es otra cosa. Es que esa declaración conjunta de 2014 es como si todavía no se hubiera ido del todo, es que parece que su vida (vida) durante once meses y seis días, no llegaba ni a mínima.

Ustedes no lo entienden. A ver, los nuevos políticos electos, Sres. legisladores: la norma será todo lo legal que ustedes quieran. Pero, además de mentirosa, es una injusticia como la copa de un pino. ¡Es kafkiana!

Los comentarios están cerrados.