BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Sobre las oposiciones al cuerpo de maestros

Por Silvia Moreno Hernández

Hace poco, en una conversación intrascendente, salió el tema de las oposiciones y el famoso examen de cultura general de Madrid y alguien me dijo que no era concebible que un maestro de primaria no se supiera, por ejemplo, todos los afluentes de España, no supiera conjugar el verbo “yerrar” o no supiera situar exactamente todos los huesos del cuerpo humano, mostrando un asombro absoluto ante el hecho de que el 80% de los maestros suspendan ese examen. No me extraña, hace un tiempo que los maestros tenemos que comernos una campaña para dejarnos como incompetentes: así pasa que asesinan a un interino y no se arma la de Dios. Total, los maestros se supone que somos esas personas que no valemos “para otra cosa”, aunque luego quede en nuestras manos lo más importante: vuestros hijos. Pero lo que se suele pasar por alto es:

1) Que no es un examen orientado a averiguar lo que realmente sabe la gente, sino a descartar gente, por lo que ponen más preguntas de las que somos capaces de responder en hora y media, obligando a hacerlo deprisa. Imaginaos lo que supone, por ejemplo, de cara a cálculos que sabes hacer, pero te baila un número y te anulan toda la pregunta.

2) Que si realmente pretendiera ser un examen objetivo, las preguntas serían tipo test y no desarrollo (como sucede con otros exámenes de oposiciones no susceptibles a “interpretaciones”) y, además, si pretendieran valorar realmente lo que sabemos no nos pondrían a hacer tres pruebas consecutivas en siete horas, como sucederá este año, en el que el examen comenzará a las 8:30 de la mañana y acabará a las 15 de la tarde. Ya a las 13 estaremos medio muertos y, después de que nos hayan fusilado a cálculos y preguntas diversas (cada examen es muy largo), tendremos que escribir con la mano machacada no menos de seis páginas del tema que nos toque de pura memorieta.

3) Además, si tanta importancia le dieran a que conozcamos unos contenidos y no otros, al igual que existen unos temarios oficiales para el tema a desarrollar existirían unos temarios de referencia para que sepamos lo que nos tenemos que estudiar y pudiéramos organizarnos. Se “supone” que la referencia es cualquier contenido que pueda caer en Primaria, pero cualquiera que haya visto los exámenes sabe que las preguntas realmente tienen un nivel de ESO y, a veces, de Bachillerato. Me gustaría saber cuánta gente superaría un examen de ESO-Bachillerato en la actualidad tras más de una década de dejar atrás esa etapa de su vida y tras haberse especializado en otras cosas. Así que no me vale eso de “si yo supiera que tengo un examen de cultura general me lo prepararía y no habría problemas”. Los cojones. Y más cuando no se trata de una única prueba: tienes el examen de cultura, el de temario, la programación, la defensa, los cambios de legislación constantes que retrasan el trabajo, los preparadores que más que orientarte te desorientan para sacarte el dinero… ya, ya.

Un profesor. (GTRES)

Un profesor. (GTRES)

4) Que es normal que un maestro no sepa todo de todo, al fin y al cabo pocos titulados universitarios conozco que sepan resolver una raíz cuadrada o hacer correctamente un análisis sintáctico, los que hacen lo primero rara vez saben lo segundo, o viceversa. De todas las cosas que aprendemos como básicas durante la enseñanza obligatoria empleamos muy poco al final y hay un importante principio de la pedagogía que te enseña que aquello que no se utiliza, que no es significativo para la vida cotidiana, se olvida. Quién sabe si deberíamos replantearnos la enseñanza de ciertos contenidos que, siendo “tan importantes”, todo el mundo de adulto olvida sistemáticamente.

5) En las carreras que tienen que ver con la didáctica (magisterios diversos, pedagogía o la difunta psicopedagogía) no nos enseñan cosas que podríamos repasar estudiando la Wikipedia, sino enseñándonos cosas en las que un maestro es insustituible como la didáctica de las áreas, la psicología infantil y juvenil, las herramientas que desde la psicología se pueden aplicar a la educación (lo que se sabe de motivación, atención, dinámica de grupos…), la atención a las diferentes necesidades educativas especiales, los diferentes modos de razonar para enfrentarse a la resolución de un problema…si no fuera así, nos bastaría tener como maestros a personas que fueran estupendas para jugar al Trivial en lugar de a profesionales de la educación. Aunque, visto lo visto, en realidad mucha gente quiere de enseñante al que ganaría uno de estos concursos de la tele. Luego si hacen cosas como las que se han visto recientemente en funcionarios (atar a los niños con cuerdas o castigarles a estar dentro de un contenedor) no pasa nada, que como son estupendos loritos ya les consideramos plenamente competentes.

Tal vez sería más interesante que hiciéramos psicotécnicos en lugar de estos “juegos del hambre” para maestros.

Así que quien considere que es fácil, que critique menos y se presente.

 

43 comentarios

  1. Dice ser sdfas

    bla, bla,bla, bla, que en general el nivel de los maestros jóvenes es de risa y punto pelota.

    08 Mayo 2015 | 13:02

  2. Dice ser Luis

    Muy bien explicado para los que no conocemos estas oposiciones.

    Sobre todo, lo que es una bestialidad el que haya tres pruebas consecutivas en siete horas, en vez de separar más los exámenes. Eso, y la indefinición de un temario que versa sobre “Cultura general”, sin especificar un poco los temas.

    En sí misma, la idea de poner un ejercicio donde se examine a los maestros de los contenidos que tendrán que impartir, y que ese primer ejercicio sirva como filtro, no me parece mala cosa. Sobre todo teniendo en cuenta que en esta oposición entran 25 temas, y en otras de la misma categoría (también de grupo A2, es decir, que hay que ser Diplomado Universitario) se piden 70 u 80 temas. Es el caso, por ejemplo, de las oposiciones de Ayudante de Archivos y Bibliotecas: se pide el triple de temas para la misma categoría. Así que añadir la cultura general al temario tampoco lo agranda de un modo inabarcable.

    Al fin y al cabo, por mucha didáctica que uno sepa, también tendrá que dominar los contenidos que tiene que transmitir, digo yo, ¿no? No vas a enseñar a los niños a dividir si tú mismo no te acuerdas de cómo se hacía.

    Pero sí es cierto que habría que estructurar un poco mejor los ejercicios de la oposición, y que cada examen dure un tiempo razonable, sin convertirse en una prueba de resistencia más que de conocimientos.

    08 Mayo 2015 | 14:44

  3. Dice ser Paz

    No discuto si los exámenes son justos o injustos.
    Pero un profesor tiene que dominar, no sólo saber más o menos, DOMINAR todo lo que pretende enseñar. Porque es él el que tiene que enseñar a los alumnos la relación que tiene lo que enseña con la vida y si no lo sabe no lo puede enseñar.

    Deberían ser las oposiciones más duras junto con las de Medicina.

    Educación y Sanidad es lo más importante.

    08 Mayo 2015 | 15:44

  4. Dice ser Bea

    No serán tan duras como las de medicina (las desconozco), pero no es sólo ese dichoso examen. No es tan sencillo. Examen de cultura general (sin temario), práctico de la especialidad (también de cualquier tema de tu especialidad, incluso cosas que no aparecen en el temario oficial), prueba de temario (25 temas), defensa de una programación didáctica elaborada por el opositor durante 20 minutos ante un tribunal, defensa de una unidad didáctica también elaborada por el opositor durante 30 minutos también ante el tribunal (una al azar entre 15 unidades elaboradas también por el opositor) y un debate con el tribunal de 10 minutos. Que no es sólo un examencillo de cultura general.

    08 Mayo 2015 | 17:48

  5. Dice ser Ana Isabel

    El daño está hecho, el desprestigio se ha adueñado del pensamiento colectivo. El maestro que cobra un sueldo bastante paupérrimo (aunque casi nadie lo sabe ni le interesa) y tiene unas vacaciones exageradas (casi nadie sabe que cada mes le quitan parte de su sueldo por no tener que trabajar en julio y que no tiene moscosos como otros funcionarios) debe ser un portento intelectual y recordar todos los datos habidos y por haber (además de otras muchas cosas).
    Mucho ánimo, mucha paciencia y esperemos que las cosas cambien poco a poco.

    08 Mayo 2015 | 17:51

  6. Dice ser Rocio

    Yo me he presentado en tres ocasiones a este examen y aunque no lo he suspendido puedo decir que dominar absolutamente todo es imposible. No estamos hablando de saber dividir o resumir un texto. Estamos hablando de saberse de memoria absolutamente TODO. Literatura, Matemáticas, Lengua Castellana (que ojo con los análisis sintácticos que ponen que tienen miga), Ciencias….¿Os habéis parado a pensar lo que abarcan las asignaturas de Ciencias Cociales y Caturales desde primero de primaria hasta Bachillerato? Que te digan que te van a hacer un examen con cualquier pregunta, sobre cualquier tema de ciencias.
    Naturales:Todo el cuerpo humano (han caído cosas como dibujar un ojo o un oído y poner sus partes), todo sobre los animales, las plantas, los minerales, el clima, los ecosistemas, las reproducción de la estrella de mar o cualquier cosa que se os pueda ocurrir.
    Historia:Toda la historia de España y parte de la de Europa desde la prehistoria hasta nuestros días, reyes, fechas,guerras, acontecimientos.
    Geografía: Relieve, ríos y lo que se les ocurra ponerte. Cuando dicen que los maestros no saben situar los ríos, por ejemplo, no se refieren a que no sepamos localizarlo en un mapa, se refieren a que no nos sabemos de memoria todas las provincias por las que pasan. El primer año nos preguntaron las provincias por las que pasaban cuatro ríos sin darnos ni siquiera un mapa con el río para poder situarlas. Se supone que teníamos que tener ese conocimiento en nuestra cabeza. Os aseguro que ninguno de vosotros lo sabéis ni lo habéis sabido nunca. Total, todos los ríos, afluentes (tan importantes como por ejemplo “El Besaya” que preguntaron el año pasado), capitales de Europa, ríos de Europa, cordilleras, mesetas…. Y por supuesto la definición de cualquier cosa que te pregunten.
    Además, también te pueden preguntar por cualquier personaje histórico ya sea pintor, músico o escritor (lo bueno que tiene esto es que cualquier día nos llaman para ser guionistas del Ministerio del Tiempo).
    Los contenidos pueden ser tan sumamente extensos que son por completo inabarcables. Nadie es capaz de recordar todo lo que ha estudiado desde que empezó el colegio hasta hoy. En Selectividad te examinan de los conocimientos de los dos últimos años de bachillerato y ya es todo un gran reto. Si en selectividad le pidiesen contenidos de quinto de primaria suspenderían la mayoría de los estudiantes. Os aseguro que si ponemos un examen de cultura común como el de la oposición a cualquier persona adulta hoy en día independientemente de su profesión, suspende. Algunos aprobarían la parte de matemáticas, otros quizás la de lengua, el que sea biólogo la de naturales pero el examen al completo…no lo aprueba nadie. Entre otras cosas porque los criterios de corrección son muy duros, cualquier error en una pregunta anula la pregunta entera.
    No digo que si te lo preparas sea imposible de aprobar ni mucho menos. Yo lo he hecho y como yo muchos de mis compañeros pero no es una prueba válida puesto que no cuenta con un temario cerrado. Es un trivial en el que te pueden preguntar cualquier cosa. A mi me lleva horas de preparación incontables.
    Desde luego como maestros tenemos que dominar las materias a impartir pero dudo mucho que eso nos obligue a ser enciclopedias andantes con las cabezas llenas de todo tipo de datos ni a saberlo todo.
    Entiendo que es una oposición y por tanto tiene que ser difícil y no tengo ningún problema con ello pero me parece que usar estas pruebas para desprestigiar al profesorado debería ser un delito. Además, no a cualquier profesorado. Al profesorado interino que cada dos años se tiene que jugar su empleo a un examen, que trabaja en unas condiciones precarias, saltando de colegio en colegio (no te puedes negar a ir a un colegio aunque te pille tan lejos de tu casa que acabes pagando dinero por ir a trabajar porque si te niegas te quitan de las listas y ya no trabajas más) y siendo despedido todos los veranos (los interinos nos vamos al paro el día 30 de junio y no nos vuelven a contratar hasta que no nos necesiten ni cobramos el verano aunque hayamos estado trabajando todo el curso al igual que nuestros compañeros funcionarios) .
    Pensad en como os sentirías si mañana fuesen a vuestro trabajo y os hiciesen un examen sobre contenidos memorísticos inabarcables y usasen los peores resultados de esas pruebas para mofarse de vuestra profesión en televisión. Porque eso es lo que hacen. No cogen los exámenes brillantes, cogen los peores resultados y se mofan de una profesión entera. Se presentan este año 22.000 personas a la oposición. Por supuesto que entre esos 22.000 o los 15.000 que se han presentado otros años habrá quien haga un examen terriblemente desastroso, o incluso , aunque me cueste creerlo, alguien que escriba beber con V o que diga que la gallina es un mamífero pero también habrá otros miles de profesionales que harán un buen examen y aun así no aprobarán el proceso entero porque no es un proceso fácil y además es totalmente subjetivo. Los resultados dependen del tribunal que te examine.

    08 Mayo 2015 | 18:05

  7. Dice ser joe

    Los que reconocéis que no cnoceis exactamente en que consisten estas oposiciones, no hacia falta la aclaración: ya monógamos el resto. Es palpable que la comentaristas 5 y 6, en cambio, si saben de lo que hablan. Solo quería matizar que a la dificultad del examen e añaden los escasos 90 minutos con los q contamos para contestar a esas 25-30 preguntas. La ignorancia es muy atrevida, y aquí lo hacéis algunos constatable con vuestros comentarios, mientras los políticos q están gobernando madrid consiguen desprestigiar la educacion publica de acuerdo con sus firmes propositos. Lamentable que baileis su baile. Disculpad mi ortografia, es por mi teclado. Un saludo

    08 Mayo 2015 | 19:25

  8. Dice ser mama

    estoy de acuerdo con lo primero, y no estoy con lo que han dicho que los profesores jovenes no estan preparados mi hija es maestra de ingles y esta muy preparada se a ido a vivir a Londres a estudiar y a prepararse mas a parte de su carrera y sigue estudiando y trabajando empezo con 20 alumnos de todas las edades ahora tiene 70 y subiendo en España el boca a boca hace mucho y te puedo decir que en la ultima selectividad aprobaron todos sus alumnos con muy buenas notas,asi que no digan que los jovenes no estan preparados por que estan mintiedo, o no saben de lo que hablan, una madre que ve a su hija todos los dias estudiar seguir preparandose y trabajando un poquito de respeto el que sean jovenes es compatible para estar muy preparados

    08 Mayo 2015 | 19:27

  9. Dice ser Chindasvinta

    Es lógico que se deba dominar la materia que vas a impartir y para la cual has estudiado. Pero la realidad es que es muy , pero que muy común que acabes dando otras materias además de la tuya, por los recortes y las triquiñuelas de la Administración. Materias que NO dominas y que impartes con toda tu buena voluntad.

    Estoy hablando de Secundaria , que es lo que conozco. Yo, por ejemplo, soy de Inglés, tengo mi licenciatura en esa materia y me encuentro este año impartiendo Lengua Castellana y Literatura a 2º de ESO, y, por muy afín que pueda ser ,NO es mi especialidad y NO la domino. Y casos como el mío y peores los hay a montones, Profesores de Francés dando Plástica. Profesores de Sociales dando Música. Profesores de Lengua dando Latín, etc, etc.

    De modo que los que tanto se preocupan y despotrican de que algún maestro no sepa tooooodos los ríos y tal, ¿por qué no protestan cuando sus hijos reciben clase de una materia en la cual el docente no es especialista y de la que a veces no tiene ni idea?

    08 Mayo 2015 | 21:32

  10. Dice ser Carla

    Lo que me parece realmente triste es que no se valore la importancia que tiene un maestro en la vida de cualquier persona.Un buen maestro o por el contrario un mal maestro,va a dejar huella en los niños de por vida.

    Siempre me he guardado conmigo una frase que me dice mi madre; “Para mi,los maestros,tenéis la profesión más importante junto con la de médicos y una de las más bonitas “. En el momento en que mi madre me dice esas palabras de alguna forma me emociono, porque me doy cuenta de que hay personas que realmente admiran y respetan mi profesión.

    Me gradué el año pasado y ahora mismo estoy estudiando la oposición para presentarme en Junio y puedo decir que no es fácil.A mí me gusta hacer las cosas bien y por lo tanto, requiere mucho tiempo diseñar actividades creativas,que utilicen las nuevas tecnologías,que desarrollen las competencias,que cumplan los objetivos…Pero no únicamente eso,cultura general de todo tipo,ejercicios de Lengua,Matemáticas,la programación…es mucho trabajo.

    Soy consciente del tiempo que estoy invirtiendo y sinceramente,no tengo ninguna garantía de aprobar.Aun así, para mí lo más importante es que estoy aprendiendo. Siento que mi formación como maestra ha dejado mucho que desear y que debería ser en la carrera donde me enseñaran muchas cosas las cuales estoy aprendiendo gracias a la oposición.¿Cuál es el resultado?Me estoy estudiando cosas ahora que no tocaba desde la E.S.O y ese es el problema, que no somos máquinas y los datos,fechas,ríos… se olvidan.

    Comparto y estoy completamente de acuerdo con que un maestro deba manejar los contenidos que enseña y también estoy de acuerdo con que se nos exija.Cuanto más se nos exija mejor será la educación de los niños.
    Pero también creo que hay que cambiar el sistema de raíz porque no tiene sentido que por ejemplo los interinos puedan perder su puesto de trabajo consiguiendo únicamente que se les desmotive.¿Cuál es el problema de muchos maestros? Precisamente la desmotivación. Si lucháramos contra eso y se dejase de ver muchas veces al profesorado por las vacaciones que tiene o que no tiene, las cosas cambiarían.Muchas veces pienso que si en España se trabajase por la educación como en países como Finlandia donde ser profesor es equiparable a médico se nos tendría más en cuenta.Hay muchos profesores que queremos formarnos bien y trabajamos mucho para ello.

    Yo todavía no he ejercido como maestra teniendo mi propia clase pero tengo muchísimas ganas e ilusión en enseñar a mis futuros niños y en proponer actividades creativas y diferentes donde se pueda aprender de otra forma.Estoy tratando de formarme lo mejor que puedo,en Inglés,con la oposición…No me conformo con saber un poquito sino que realmente quiero ser una buena profesora,de esas que deja huella.

    Creo que la sociedad puede hacer mucho por los maestros aunque no lo crea.Puede hacer que nos sintamos apoyados y que creamos en lo que hacemos.Me encantararía oír muchos más comentarios como los de mi madre en los que se nos valora y se nos respeta.Necesitamos sentirnos admirados y muchas veces recibimos lo contrario.Hasta de tu propio entorno a veces sientes que tu trabajo es una tontería o que las oposiciones a maestro son otra.En esos momentos me pongo rabiosa pero luego veo vídeos como los de “Cuerdas” y comprendo porque quise ser maestra y que fue lo que me movió.En mi caso, fue el querer que los niños se quieran a si mismos,se ayuden,tengan inteligencia emocional y lo más importante para mí,que sean felices porque yo a veces no lo fui.Entonces lo que piensen los demás pasa a un segundo plano y siento lástima, porque podemos cambiar las vidas de algunos niños que lo pasan mal en el colegio y el colegio debería ser un sitio donde ser feliz.

    Un buen maestro dedica muchas horas y esfuerzo a serlo porque realmente ama lo que hace y como decía Kant “El hombre no es más que lo que la educación hace de él”

    08 Mayo 2015 | 22:13

  11. Dice ser el ello

    Precisamente los exámenes se hacen para seleccionar a los que los superan. Los que no los superan se quedan fuera o deberían. Pero eso no es problema de la gente que se presenta al examen (que están en su derecho a probar suerte aunque no tengan ni p. idea) sino de quien gestiona la educación.

    08 Mayo 2015 | 23:29

  12. Dice ser Xibeca

    Me hace mucha gracia (irónicamente claro esta…) que enseñen públicamente ejemplos de preguntas a las que estamos sometidos los opositores para poder trabajar en una escuela pública y se les olvida mencionar las “extensas” pruebas y requisitos para trabajar como maestro/a en una privada…. “Ser hijo de… Amigo de… Conocer a…” No me digas que no conoces a nadie que ha entrada a través de este método?

    09 Mayo 2015 | 2:40

  13. Dice ser Agapito

    Mira, es asumible que no puedas acordarte o saber todo lo que aprendiste en 18 años… Pero no estamos hablando de que suspendan 2 de cada 10 o la mitad… ¡¡¡estamos hablando de un 80% de suspensos!!!… Que puede que falles una pregunta sobre geografía, o matemáticas, pero un 80% que no se acuerde de la mitad de lo que ha aprendido en su etapa de juventud es DEMASIADO… Y que haya tanto suspenso demuestra simplemente que algo falla en todos los sistemas educativos y es que no aprendes, te limitas a memorizar y obviamente memorizar no es lo mismo que aprender… lo que aprendes lo recuerdas TODA LA VIDA, lo que memorizas un par de meses o años como mucho… Y parte de la culpa es del sistema educativo, pero también otra parte es del profesor.

    09 Mayo 2015 | 2:57

  14. Dice ser coke

    Ave Caesar, morituri te salutam. Fin de la cita…

    09 Mayo 2015 | 9:51

  15. Dice ser coke

    Conozco a personas volcadas en esta profesion, que no han dejado de prepararse desde que terminaron su etapa universitaria. Suerte AGUE !!!

    09 Mayo 2015 | 9:54

  16. Dice ser Yo

    Primero, hay que pensar que ese examen lo realizan todas las especialidades (infantil, musica, ingles, al, ed. física, primaria) no m vale eso de que tenemos que saber lo que enseñamos, porque a los que no somos de primaria también se nos pide…
    Segundo, el concepto de educación que se está demostrando, y por el que vamos a la cola en europa, es una educación del siglo XIX, que comenzó con la revolución industrial, donde lo importante era aprender conceptos de manera memorística, ya que eso era lo que te serviría en el futuro…. Actualmente esto no es así, demostrado queda que todas estas cosas que nos piden el examen de cultura general y que por suerte o desgracia hay que enseñar a los pequeños, se olvida.
    Y tercera, mientras la sociedad no cambie el chip de la importancia que tienen los maestros en la educacion de sus hijos, y no me refiero en la educación memorística de todos los huesos del cuerpo, las caracteristicas del clima o cualquier otra cosa, me refiero a la educación emocional de sus alumnos, a la educación cooperativa, a enseñarles a aprender a aprender…Mientras esto no se valore, y el sistema educativo siga igual, la campaña de desprestigio esta asegurada.

    09 Mayo 2015 | 10:42

  17. Dice ser MR

    Pues que quieres que te diga, por mucho que un maestro sepa de la didáctica de las áreas, la psicología infantil y juvenil y etc si no sabe que tiene que explicar de poco me sirve su psicologia.
    Si no sabes inglés no sirve de nada que sepas cual es la mejor forma de enseñarlo porque no podrías. Yo no quería que a mis hijos le diera matématicas alguien que no sabe hacer una raíz cuadrada porque la dió hace mucho tiempo o lengua española alguien que después de una carrera no sabe analizar sintácticamente una oración.
    Por cierto que las preguntas sean de nivel de ESO o Bachillerato según lo que escribes tampoco debería ser un reto para alguien que superó la ESO, Bachillerato, los exámenes PAU y cuatro años de grado.

    Vergonzoso que alguien que aspira a ser maestro y se está quejando de las oposiciones de acceso escriba “Los cojones”. Gran educación la que darías a quien pudiera ser mi hijo.

    09 Mayo 2015 | 23:57

  18. Dice ser maestro

    Soy ingeniero de telecomunicaciones, hace un par de años que tengo la suerte de estar dando clases en un instituto público, he de decir que sin casi una preparación previa realicé la oposición y la saqué con buena nota, obteniendo una plaza. Tengo que admitir que el examen no fue fácil pero tampoco es para tanto. Todo el que se lo propone podría hacerlo mejor. Lo que no veo normal es la cantidad de maestros que hay y aún así es una de las carreras con más plazas y menos nota de acceso, si la nota de selectividad estuviera en un 10 aseguro que los futuros maestros de primaria sobre todo no suspenderian tanto si realmente la cifra del 80% es verdad, cosa que dudo mucho pero bueno.

    10 Mayo 2015 | 2:32

  19. Dice ser Rocio

    La cifra del 80%, que no sé de donde la sacan, no es real. Entre otras cosas porque se anulan muchos exámenes por “supuestas marcas que comprometen el anonimato del opositor”. Anonimato totalmente ridículo ya que una vez corrigen la primera prueba los exámenes son orales y te presentas con tu nombre y DNI ante el tribunal. Es más, si reclamas la nota de la prueba escrita también la corrigen con tu nombre y apellidos. Pero en los últimos años los tribunales, que por cierto no son expertos en nada son maestros como nosotros y en ocasiones con peor formación o incluso menos experiencia, se han dedicado a anular cualquier examen que ellos consideren tiene una marca. Una marca puede ser cualquier cosa, desde una cuenta que se salga un poco del recuadro que te dan para la solución a un tachón, un subrayado, un asterisco, subrayar el resultado de un problema…Entiendo que al tribunal le resulta cómodo puesto que una vez consigue encontrar una marca se ahorra corregir y cuanta menos gente pase al examen oral más pronto se puede ir de vacaciones.
    El año pasado había cientos de opositores con un cero en el examen común debido a las supuestas marcas de marras.
    Sobre el opositor que dice haber sacado plaza a la primera y que el examen no es tan difícil. Te doy la enhorabuena por esa plaza pero la dificultad del examen no está en las pruebas ni en el temario. Está en la corrección subjetiva del mismo. Estoy segura de que muchos otros opositores haciendo un examen igual o mejor que el tuyo se han quedado sin plaza porque cada tribunal corrige con unos criterios, especialmente en el examen oral.

    10 Mayo 2015 | 11:52

  20. Dice ser maestro

    Yo no digo que el examen fuera fácil, y si crees que la suerte ayuda aprobar oposiciones será porque usted tendrá mucha de esa suerte de la que habla, antes de aprobar una he suspendido muchas ( mi esfuerzo y decepciones me ha costado), he ahí donde está la dificultad de todas las oposiciones. No se trata de sacar la mejor nota, se trata de pasar todas las pruebas lo mejor posible. Mi intención no era decir que es fácil, más bien quería decir o dar a entender que no entiendo las quejas que hay, quien hace oposiciones sabe que las preguntas raras y selecciones que desde nuestro punto de vista son injustas no solo pasan en la de maestros, ocurren en todas.

    10 Mayo 2015 | 13:42

  21. Dice ser Rocio

    Las quejas, señor maestro (aunque los maestros técnicamente solo somos los que estudiamos magisterio, usted es en todo caso profesor) vienen no por el hecho de que se hagan las pruebas sino por el hecho de que luego se utilicen los resultados para humillar y desprestigiar a los maestros. De ahí vienen las quejas. La oposición todos asumimos que es lo que hay y por supuesto que hay que tener suerte. Yo he pasado de sacar 7,5 a sacar un 1,9 con la misma programación, mismos materiales, mismas personas. Tengo amigos que han suspendido la defensa de la programación en Madrid y luego han sacado la nota más alta de su tribunal en Castilla y León y un 9 en Navarra (misma programación, misma persona)…Luego a veces se aprueba pero si no tienes suficientes puntos no puedes acceder a plaza aunque tengas una buena nota (yo en una de las oposiciones que aprobé no habría sacado plaza ni aunque hubiese tenido un 10 porque necesitaba 11 puntos para superar la media del último que obtuvo la plaza). Por supuesto que la suerte influye, los tribunales que te tocan influyen. De hecho, en los últimos años mi impresión es que es una auténtica lotería. En 2013 en mi tribunal sólo 4 personas de 55 superamos la primera fase de oposición y la nota más alta era un 6.5, en otros solo una o dos personas lo consiguieron y sin embargo en un tribunal había 23 aprobados de 55 y con notas bastante altas. Una de dos, o los criterios de corrección son diferentes o es que los de ese tribunal en concreto eran todos unos portentos. Igual es que hay apellidos que te hacen ser más sabio, deberían hacer un estudio sobre la influencia de la letra por la que comience tu apellido y la sabiduría.
    No le quito valor a que hayas aprobado la oposición con plaza, es todo un logro en los tiempos que corren pero entiende que no es justo que hagan un examen con el único propósito de desprestigiar a un colectivo. Ese mismo examen no se lo hacen a los funcionarios de carrera que son maestros también y están impartiendo clases. Tampoco os lo hacen a los de secundaria que supuestamente tendrías que tener aun más conocimientos por estar en una enseñanza superior, ni se lo hacen a los profesores universitarios. No les preocupa la calidad de la educación ni de la formación porque si fuese así lo que harían sería mejorar el grado de maestros y ponerle las pilas a los profesores de universidad.
    Un examen, en su mayor parte memorístico, no sirve para medir la capacidad docente de nadie. Sobre la gran preocupación de MR porque los maestros no dominen lo que tienen que enseñar. Un maestro, antes de impartir una clase se la prepara. Y no, no nos sabemos todo de memoria. Yo estudio para el examen común cada año y según saldo del examen se me olvida la mitad. Si yo estoy dando tercero habrá muchos contenidos de quinto que no recuerde en ese momento, si me tiro 5 años dando Matemáticas el día que me toque dar Ciencias Naturales va a haber cosas que tenga que repasar. Es totalmente normal. Lo hacen todos los maestros, incluso los que te dieron clase a ti en su momento. No es ignorancia, es que como comprenderás yo en mi día a día no me dedico a admirar las partes de las plantas, ni a hacer raíces cuadradas. No por ser maestra significa que me pase el día estudiándome de nuevo la primaria. Ahora estudio otras cosas, ni mejores ni peores, simplemente diferentes porque también tengo mis propios intereses por aprender cosas nuevas. El día que tengo que hacer algo que no recuerdo lo repaso y lo imparto sin problemas pero no son conocimientos que guarde en mi cabeza continuamente ni que practique a diario. En primaria tampoco se hacen nunca análisis sintácticos y menos con la complejidad que se pide en la oposición. Y yo tengo 31 años y hace ya más de 10 que terminé el Bachillerato. Así que no, no es algo que practique todos los días. Es algo que me tengo que repasar porque no lo practico desde hace más de diez años y por supuesto lo que uno no practica se va olvidando. Tampoco me sé todos los afluentes de memoria ni me los pienso saber. Me los aprenderé, los vomitaré en la oposición cual cacatúa y me olvidaré un segundo más tarde. Lo siento pero al igual que no espero de mis alumnos que sean meros loros repetidores de contenidos yo tampoco me voy a convertir en uno de ellos para dar una gran imagen de cultura y sabiduría.
    Aunque sacásemos un diez en ese examen común se buscarían otras excusas para desprestigiarnos. Somos un colectivo que siempre está en el punto de mira entre otras cosas porque se nos utiliza para hacer política. En la escuela privada a ningún maestro se le examina de sus conocimientos de primaria para trabajar, basta con que hayan terminado su carrera universitaria pero con esos no se meten porque lo que interesa es sobretodo desprestigiar a la enseñanza pública.
    Los padres y los envidiosos, que de eso en España hay mucho, se dedican a repetir las monsergas de los políticos contra los profesores porque eso queda muy cool. El día que de verdad se acaben cargando la enseñanza pública será demasiado tarde para dar vuelta atrás y entonces quizás se acordarán de la función de esos maestros gracias a los cuales hoy en día pueden escribir y leer en este blog.

    10 Mayo 2015 | 20:22

  22. Dice ser SECUNDARIA

    Según algunos comentarios, los opositores que no superen estas pruebas no están preparados para trabajar como maestros. Sinceramente, no sé como lleváis a vuestros hijos a la escuela privada y/o concertado donde en la mayor parte de los casos el test que superan es ser hijo de, hermano de…
    Todos los titulados están capacitados para ser maestros. Es necesario seleccionar ya que hay mayor número de personas capacitadas que plazas.

    10 Mayo 2015 | 20:28

  23. Dice ser Paz

    En realidad, lo que no es de recibo es el sistema de oposiciones, cada dos años es necesario presentarse si no tienes plaza ‘en propiedad’ (que ya la expresión es terrorífica).
    Lo que no puede ser es tener a los profesores entretenidos en aprobar oposiciones cuando deberían dedicar toda su energía a su clase, a seguir aprendiendo y estar centrados en su trabajo.

    11 Mayo 2015 | 8:58

  24. Dice ser Pedrito Barrera Murillo

    A LA SEÑORITA DÑA SILVIA MORENO HERNÁNDEZ (FUTURA DOCENTE)
    .
    …Empezaré por el final, señorita Moreno. Nadie dice que aprobar unas oposiciones sea sencillo. Todo lo contrario. Son tan difíciles, que la gente normal no entiende por qué razón esa dificultad no tiene el efecto disuasorio esperado. ¿Será porque quienes opositan son capaces de sacrificar media vida estudiando para vivir sin hacer nada la otra media?
    .
    …Claro, eso ya nos da el perfil psicológico del opositor aspirante a la Administración pública. Persona perezosa, sin iniciativa en la vida, sin capacidad emprendedora, temerosa de abrir un negocio (aunque sea por Internet). Individuo apocado, cobarde de pura cepa, tragaldabas, inútil para la sociedad, cuyo único sueño es chupar de la tetica del Estado el día de mañana. Uno dando clase, otro calentando un sillón en una delegación provincial, otro haciendo fotocopias (de libros propios) en la oficina de una Diputación o de un Ayuntamiento.
    .
    …Se trata, por tanto, de perder 10 ó 15 años estudiando en una biblioteca para después vivir bien de funcionario público. Sueldecito a fin de mes; vacaciones pagadas; descansos los fines de semana, fiestas nacionales, regionales, locales, patronales; dobles pagas; Navidades, Semana Santa, Ferias, Carnavales… Y luego están las subidas de sueldo por antigüedad, trienios, quinquenios, traslados por encargo, rebaja de horario lectivo al cumplir determinada edad, etc. Todo ventajas, señorita. Aun siendo un sector, como usted bien dice, improductivo y bastante incompetente.
    .
    …No necesitamos más funcionarios. En nuestro país existen 2.680.000 funcionarios trabajando en administraciones públicas, lo cual nos da un ratio de 20 funcionarios por cada 80 habitantes. Una barbaridad. Somos el país europeo con más grasa estatal del Viejo Continente. Casi 2 millones de profesores. Y ¿para qué? El último informe PISA sitúa a España de los primeros con mayor fracaso escolar y abandono de sus alumnos antes de cumplir los 16 años. Los famosos “ninis”. No sólo tenemos, como usted bien dice, unos profesores lerdos. Tenemos unos jóvenes desmotivados, sin estudios, sin futuro. Y eso por culpa de unos aspirantes a vividores, como son los opositores al cuerpo de docentes.
    .
    …Sí, porque quienes son capaces de tragar con todo por aprobar unas oposiciones, se convierten 1º en unos abnegados, en unos ascetas, en unos héroes sacrificados por un trabajo fijo. Y luego, una vez que lo consiguen, en unos sinvergüenzas. Porque entonces consideran que ya ha llegado el momento de compensar tantos años de sacrificio no dando un palo al agua. Dormitando en la oficina, haciendo absentismo laboral en la Delegación y haciendo unos desgraciados a los alumnos, que no tienen culpa de nada.
    .
    …Esa es la crítica que los ciudadanos trabajadores, nobles, honrados, les hacemos a los aspirantes al sillón público. A los aspirantes como usted a vivir de la sopa boba el día de mañana y que, encima, tienen la poca decencia de venir aquí a justificarse. ¡A este foro de servicio público, de denuncia social! Por favor, vuelva usted de nuevo a sus fotocopias de la academia, a su biblioteca de la facultad, y siga allí criando culo. No nos quiera vender a los demás la moto de la honestidad y la pureza, porque no es cierto.

    12 Mayo 2015 | 0:04

  25. Dice ser Silvia (la autora)

    Usted no sabe nada de mi vida, caballero. No sabe, por ejemplo, que llevo casi diez años compatibilizando trabajo con estudios, de tal manera que la mitad de mi vida trabajo, la otra mitad estudio y de lo que se pierde no es de aportar al país, sino de mi propia vida personal, aunque nadie haya de llorar por ello más que yo porque entiendo que mis circunstancias personales son personales.

    Tampoco, por cómo se expresa, veo que entienda lo que implica ser docente. Usted es uno de tantos que parecen rezumar envidia por el mito del “trabajo fácil” y los “tres meses de vacaciones”. Me pregunto si será también usted de los que manden a sus hijos a la escuela privada, en donde es esperable que sean tratados como clientes por quienes “no criaron culo” y entraron sin mayores esfuerzos que caer bien a alguien en la escuela privada, y usted ya sabe que el cliente siempre tiene la razón, debe estar contento para que siga pagando, siempre según la lógica empresarial.

    No voy a negar que, con todo el derecho, aspiro a unas condiciones laborales dignas, pero eso tampoco me quita vocación. El sacrificio ya empieza cuando optas por hacer una carrera con 18 años cuando otros ganaban mucho más de lo que una podía aspirar dedicándose, simplemente, a ir a la obra. Cuando elegí estudiar esta carrera no había crisis, por lo que era mucho más vocacional, y cualquier albañil, cualquier comercial, casi que cualquiera, de hecho, ganaba mucho más que yo y podía reírse de las condiciones laborales de los docentes. No sé si recuerda dichos del tipo “eres más pobre que un maestro de escuela”.

    Piense que el resquemor hacia los docentes arrancó, justamente, cuando las condiciones laborales de la empresa dejaron de ser tan buenas a causa de la crisis. Así que, tomando como referencia sus propias palabras, no venga con palabras mezquinas y egoístas alardeando de pureza a un foro de denuncia social en el que estamos personas trabajadoras.

    El que yo haya querido trabajar a la vez que estudiaba, para evitar ser mantenida por nadie y “vivir de la sopa boba” probablemente fue la causa de que jamás la oposición se haya llevado el 100% de mi tiempo y, al final, de que no haya podido entrar antes en la rueda y se hayan complicado las cosas, aunque esto vuelve a ser parte de mi vida personal, esa que usted no conoce.

    Y que conste que las personas que deciden dedicarse al 100% a la oposición merecen todo mi respeto. Simplemente lo matizo porque usted ha errado tremendamente al hacer conjeturas sobre mis circunstancias e intentando atacar en lo personal en lugar de entrar a debatir sobre las ideas, que es lo verdaderamente constructivo. Usted puede estar de acuerdo conmigo o no, está en su pleno derecho a expresar su opinión como han hecho otros participantes antes que usted, pero ha perdido todas sus razones al caer en el ataque personal.

    Imagino que si conociera a algún interino, porque tales palabras solo pueden venir de la ignorancia, se le caería un enorme mito. Vería personas que, haciendo el mismo trabajo que sus compañeros pero en una total precariedad, personas que no perciben ningún tipo de salario durante las vacaciones (total, en las vacaciones no se come); personas que por a lo mejor estar completando horario en varios centros a la vez no pueden asistir a todas sus reuniones ni participar de algún modo en la toma de decisiones; vería incluso familias separadas durante años porque el maestro debe ir donde le manden y no se tiene ya en cuenta ningún criterio humano, como la proximidad de los seres queridos. Así, el maestro puede apuntarse a esa moda tan estupenda y tan empresarial de la flexibilidad, que es un eufemismo para referirse a la inestabilidad total, e incluso cuando consigue su plaza, puede pasar años rotando y/o lejos del lugar que le convendría para estar con sus seres queridos.

    Entonces, estamos hablando de muchos años de estudio, muchos años extra rotando de un centro a otro, de un pueblo a otro y de una provincia a otra. Imagínese ya no ser interino en Madrid, sino en Andalucía, que tres meses puedes estar en Almería, cuatro en Huelva, dos en Jaén; o en Castilla y León, o en Castilla la Mancha.

    Pero ojo, fíjese que no le hablé yo de las condiciones laborales de los interinos, por aquello de que quienes nos metemos sabemos exactamente las que son, y es una lucha diferente. De lo que le estaba hablando era de la prueba de acceso, de una de las partes de la prueba de acceso. Y la intención no era limitarme a quejarme aquí, a modo de rabieta personal, por lo difíciles que puedan ser. Asumo que estoy en un proceso selectivo bastante cruel, porque no se trata de distinguir entre aptos y no aptos, sino de eliminar personas por criterios peregrinos para escoger a quien se pueda, al número de personas que se les haya permitido a los tribunales ese año. Piense usted que desde el momento en el que sacamos una carrera, todos somos aptos para realizar la profesión.

    La razón para llevar esta cuestión propia de nuestro colectivo a un foro público de denuncia social es porque este modo de selección no nos afecta solamente a nosotros: os afecta a todos. Y os afecta porque las nuevas generaciones quedan a nuestro cargo y porque con vuestros impuestos, incluso a quienes enviéis a vuestros hijos a la escuela privada, estáis pagando nuestro servicio, por lo que sois los primeros interesados en reflexionar acerca del modo en que se decide que un profesor acceda al trabajo público y de las condiciones de trabajo de los docentes.

    A ver:

    – ¿Queréis un profesor pedagogo o un profesor memorista?
    – ¿Queréis a un profesor que sepa abordar una necesidad educativa especial en clase o es mejor
    un profesor que haya consumido sus energías en aprenderse de memoria todos los afluentes
    del Ebro?
    – ¿Queréis a un profesor que sea capaz de investigar, de ir a las fuentes, cuando requiera cierta
    información, señal de que prepara sus clases antes de impartirlas, o preferís a un profesor que
    se quede con lo que memorizó, con lo que venga en un libro de texto, sin actualizarse?
    – ¿Queréis un profesor crítico e investigador o un profesor que dedique años a preparar pruebas
    absurdas que en nada se relacionan a su competencia?
    – ¿Queréis a un profesor que pueda invertir todas sus energías en ser un buen docente o un
    profesor inestable, más preocupado por la prueba que por sus clases, que no pueda asistir a
    todas las reuniones, que no se pueda incorporar el primer día de septiembre, no sea que haya
    que pagarle más?

    De eso, y no de mis cuestiones personales, trataba esta entrada.

    Las familias honradas y trabajadoras, esas que se ven cada día más agobiada por la situación que estamos pasando, realmente no pueden elegir entre escuela pública y privada. Desde la pública hay un deber moral de ofrecerles lo mejor, y hablo de educación y no de titulación, de esa que nos sirve para toda la vida, no de la que se olvida después de haberla vomitado en un examen. Para ello se necesitan aulas con menos alumnos por clase (eso implica más docentes), buenos especialistas y una atención más personalizada, entre otras cosas.

    Cuando se va recortando en educación pasan cosas. Y no me refiero ya a los resultados de las pruebas PISA o a nuestras pruebas CDI. Me refiero a cosas como el suceso del crío de la ballesta. Quizá en un aula con menos alumnos, o con más profesores que pudieran haberle prestado más atención, o con mayor presencia de la orientación educativa, se hubiera podido detectar algo; pero lo fácil es sugerir cosas horribles, como estigmatizar a los enfermos mentales, ya desde su infancia. Quién sabe si, a este paso, estas criaturas puedan volver a ser recluidas en manicomios, ya que parece que esta sociedad tiende a ir hacia atrás.

    Al final faltaron profesionales allí para evitar la desgracia y murió un profesor, un interino. ¿Qué hubiera pasado si el muerto hubiera sido un alumno? Seguro que habíamos obtenido un mayor eco social.

    Que nadie dude, se dedique a lo que se dedique, estemos de acuerdo con esta persona o no, en utilizar los foros de denuncia social cuando lo estime oportuno. Es democrático, es sano, como lo es cualquier cosa que incite a la reflexión.

    Os dejo con un fragmento de Bertolt Brecht:

    “Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, yo guardé silencio porque no era comunista.
    Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.
    Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío.
    Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar”

    Gracias a las personas que, de acuerdo o en desacuerdo, han expresado sus opiniones manteniendo la buena educación.

    12 Mayo 2015 | 9:14

  26. Dice ser marian

    Secundaria: yo llevo a mi hijo a un concertado y encantada de la vida. Algún tipo de prueba de conocimieto le habrán hecho para entrar (sinceramente mientras mi hijo aprenda y el nivel del colegio sea el que es (muy bueno), me da exactamente igual como entrara el profesor), si bien es cierto que como ese profesor no de la talla trabajando, va fuera, eso en colegio público ni de coña.

    Así que insisto, feliz como una perdiz de dar a mi hijo la mejor educación, donde si un profe no sirve, lo echan.

    12 Mayo 2015 | 11:12

  27. Dice ser Ana

    Silvia, no te calientes con los comentarios del Sr. Pedrito Barrera Murillo, esta persona no tiene ni idea de lo que habla, y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has expuesto tanto en el artículo como en tu respuesta a este caballero.
    Habla sin conocer la vida personal de los opositores, y aunque no sea necesario entrar en las vidas personales de cada uno, soy opositora de Secundaria, llevo trabajando en una empresa desde antes de acabar mi Licenciatura, actualmente me estoy preparando la oposición con dos niños en edad escolar y un trabajo de 8.30 a 17.30, lo que implica un sobre-esfuerzo en mi vida y pocas horas de sueño, así que no consiento que nadie diga de mi que soy una persona perezosa y sin iniciativa alguna.

    POR FAVOR, INFÓRMESE ANTES DE OPINAR SR. PEDRITO BARRERA MURILLO.

    12 Mayo 2015 | 12:42

  28. Dice ser yo

    Sinceramente eso de que lo echan en fin…yo he visto casos en los que no echan a profesores realmente malos y dentro de un privado así que no sé en que te basas para decir eso… En lo referente a las pruebas…pues no. En un privado no te hacen ningún tipo de prueba, he visto como niñas de 22 años recién salidas de la carrera entran por ser hija de, prima de… Así que dejame que te diga q estás equivocada, la diferencia entre privado y publico la tienes un poco difuminada. Es fácil juzgar cuando no se pasa por eso, pero aquel que crea que es fácil q lo haga y que se presente. Yo considero que un profesor debe saber hacer una raíz cuadrada o saber los afluentes…pero también tenemos derecho a consultar si lo necesitamos y a prepararnos las clases, no somos enciclopedias humanas. La mayoría de la gente que trabaja en un privado no tiene conocimientos pedagógicos y muchos de ellos aprueba a los niños por tener a los padres que pagn contentos (y lo he visto, no hablo por hablar). Así que mil veces prefiero la enseñanza pública a la enseñanza privada… Por otra parte creo q en nivel en la comunidad de Madrid es muy alto en los centros públicos, también he tenido la oportunidad de comprobarlo. Un saludo.

    12 Mayo 2015 | 12:46

  29. Dice ser Paco

    Marian creo que conoces muy poquito los colegios concertados No te echan porque seas mal profesor, lo hacen porque entra el hijo, sobrino, nieta de… No veas cuantos profesores me he encontrado en la concertada que no hacen ni el huevo y ahi estan, tan agustito ( tb hay profes muy buenos quese lo curran todos los dias,eh!).
    Lo que si es cierto es aue para trabajar en la publica tienes que pasar unas pruebas y en la privada – concertada no.
    ( No puedo poner tildes)

    12 Mayo 2015 | 13:06

  30. Dice ser marian

    Paco, hablo de hechos, mi hijo va a un buen colegio, digo buen, porque así está catalogado por su nivel respecto a sus alumnos y su preparación.
    Me da igual si los profesores entran a dedo o por linaje, porque como digo, parece ser que saben dar clase y sus alumnos aprenden (a mi es lo que me importa), sino te aseguro que no seguían ahí o el colegio no mantendría ese “calificativo” de bueno.
    El profesional educativo que a los padres les interesa en general, es el que se esfuerza por mantener su trabajo no el que se examina para poseer un puesto de trabajo vitalicio.

    12 Mayo 2015 | 13:15

  31. Dice ser yo

    Pero a ver Marian…crees que los que nos examinamos es por gusto? Que no nos gustaría estar trabajando ya? Ojalá nos diesen la oportunidad de entrar aunque nos pusieran a prueba sin tener que examinarnos. Yo me presento porque es mi vocación y es de lo que quiero trabajar ahora y siempre, no porque quiera estar sentada en una silla sin hacer nada. Es q parece q solo nos examinamos por estar sin hacer nada y no es mi caso así que no generalices. No sabes de lo que hablas, si me examino es porq quiero trabajar de lo que me gusta y no tengo otra opción. Tu comentario me parece injusto.

    12 Mayo 2015 | 13:21

  32. Dice ser Indignada

    Marian, quizás no haya contemplado la posibilidad que haya profesores en la educación pública que se hayan guiado no por el hecho de tener trabajo vitalicio, sino para ofrecer sus servicios a aquellos que posiblemente no se puedan permitir una educación concertada o privada y que crean en una educación pública de CALIDAD. Porque ese es precisamente mi caso y estoy orgullosa de los padres que confían en la pública y en mí en particular para dejar a sus hijos, así como en la profesionalidad de sus docentes. Es tan dañiño generalizar en un tipo de educación como en otro.

    12 Mayo 2015 | 13:30

  33. Dice ser Rocío

    Fíjate que he pasado por varios colegios y jamás he visto a ningún profesor, funcionario o no, tocarse las narices todo el día. Algunos de verdad, deberías probar a meteros una par de semanas en un aula con 28 niños a ver si de verdad os podíais tocar las narices en algún momento. Si lo conseguís decidme como porque a mi no me dejan parar en todo el día.
    Yo he trabajado en la concertada y lo único que me han pedido ha sido mi titulación y nivel de inglés. Nada más. Ni tan siquiera experiencia. Despedirte te despiden si no le caes bien al jefe/director de turno, como en cualquier trabajo.

    12 Mayo 2015 | 15:23

  34. Dice ser Elena

    En los centros privados y concertados el nivel es alto porque a los alumnos con dificultades los invitan a marcharse para no bajar sus resultados y en la pública se acepta a todo el mundo por igual. Que no te vendan la moto!!!

    12 Mayo 2015 | 17:32

  35. Dice ser antonio larrosa

    Yo creo que eligen a los peores. Nom interesa que la gente sea medianamente culta.

    Clica sobre mi nombre

    13 Mayo 2015 | 9:58

  36. Dice ser joselito

    Marina, no sabes hasta que punto estas equivocada. Los mejores resultados de la privada se deben obviamente a que seleccionan los mejores alumnos, los de mayor rendimiento. T pongo casos reales de coles públicos, con datos estimados pero reales: padres reclusos 10%, de padres españoles 1 de 500, 5% no hablan una palabra de español, 10% ha venido conel curso ya empezado, 24 con discapacidad, muchos alumnos sin libros por falta de dinero ni becas. Hay eso en algún concertado? Ya sabemos la respuesta.
    Otro cole tan distinto al anterior y tambien real: bastante menos población extranjera, sustituida con gitanos provenientes de poblado. También alumnos con discapacidad, etc.
    Si piensas q nada de eso hace empeorar los resultados implica q no conoces mucho del tema, francamente.
    En la privada y concertada para mejorar resultados evitan que entre toda esta diversidad, q añade dificultad y empeora los resultados.

    En cuanto a la defensa del examen, no todos los maestros trabajamos esos contenidos: solo lo hacen los q sean tutores de 5 y 6, y por lo tanto ni en infantil, ef, al PT ingles ni musica los impartimos. Además de q no hay q saberse todos los afluentes de España para saber explicar q es un afluente, facilitar a los alumnos recursos para el aprendizaje…

    En fin, q la ignorancia es muy atrevida. Buenos dias

    13 Mayo 2015 | 10:22

  37. Dice ser jjjoe

    Marina, hablas con tanta rotundidad como ignorancia. Soy de la publica y mi pareja de la privada. Conoces verdaderamente el proceso de entrada a un privado? En el mejor de los casos, currículum y/o afinidad religiosa; en el peor, sobrina de… Justo en el colé de mi pareja la sobrina, siendo maja, resulta bastante incompetente. Pobres alumnos, porque es intocable.
    En cuanto a la comparación del rendimiento, para poder comparar centros es necesario realizar pruebas de ENTRADA y de SALIDA, para tratar de averiguar si gracias al centro ha mejorado, empeorado, o ha qdado igual. Es decir:
    Alumno q entra con 2 de nota y sale con 4 SERIA UN GRAN CENTRO EDUCATIVO, con buenos profesionales.
    Por el contrario, alumno q entra con 9 y sale con 8, ese centro no parece ser muy bueno.
    Por supuesto, hay múltiples variables extrañas q habría q comprobar, pero no m quiero extender mas, y tampoco se hasta q punto conocen algunos comeentaristas aquí algo sobre valoración del rendimiento en educacion

    13 Mayo 2015 | 11:00

  38. Dice ser marian

    A ver, hablo desde MI experiencia y me atrevo a decir que desde el punto de vista de muchos otros padres, que si llevan a sus hijos a concertados, será por algo digo yo (gratis no sale).
    Mi comentario viene a que se ha dicho que entran por amiguismos, sin prueba alguna y sólo he comentado que por mi bien (a fin de cuentas puede llamarse empresa privada y se contrata a criterio de quien lo gestiona), a mi mientras el nivel educativo de mi hijo siga así, yo encantada.
    Prefiero la concertada por lo que anteriormente he dicho (las plazas no son vitalicias y se suelen involucrar más a nivel personal con el organigrama y formato del centro, es exclusivamente mi opinión)

    14 Mayo 2015 | 11:40

  39. Dice ser Alisa

    Marian, llevais a vuestros hijos a concertados porque pensais que da mas nivel que ir a un publico y si no os sale gratis es porque entrais en el juego de pagar “donaciones”.

    Y al que se mete con los opositores a la administracion publica es simplemente otro envidioso mas que no merece ni respuesta.

    15 Mayo 2015 | 16:06

  40. Dice ser Efectivamente

    País de memorizadores, país muerto.

    Pais de estudiantes, en vez de país de curritos, país condenado.

    17 Mayo 2015 | 10:36

  41. Dice ser Pepón

    No puedo estar más de acuerdo con el 100% del texto, y no, ni soy docente ni nada remotamente similar. De hecho sorprende ver la ausencia de argumentos en los comentarios opuestos al escrito, excepto uno: el dominio de conocimientos a impartir. Oigan, que hablamos de Infantil y Primaria, no de un doctorado en física teórica, y sus conocimientos los sabe cualquiera con un mínimo de cultura (y lo que no recuerdas, como los afluentes, no requieren de un concienzudo estudio de mecánica de fluidos ni de memoria fotográfica para enseñárselos a niños). A ver si recordamos que no es lo mismo enseñar en Infantil, cuyos requerimientos tienen que ver más con el desarrollo de la psicomotricidad, la afectividad, etc., que en Primaria, donde se maduran esas características y se van aprendiendo las cuestiones fundamentales de la vida y la sociedad, que en ESO y sobre todo Bachillerato (donde sí se requiere más conocimiento específico por el nivel que se exige, y es por ello que no se exigen titulaciones pedagógicas como Magisterio o Pedagogía, sino títulos específicos en Matemáticas, Ingeniería, Lingüística, etc., + un master o curso pedagógico). Y por supuesto culminamos en la Universidad donde los conocimientos pedagógicos brillan por su ausencia y son sustituidos por la sabiduría pura y dura en un campo en particular.
    Estoy porque alguien me explique en qué puede ser mejor un maestro (maestro de Infantil y Primaria, no profesor de Secundaria) por no saberse la lista de los reyes godos, lista que se puede explicar simplemente leyéndola en clase. Cuando tengan que enseñar ecuaciones en derivadas parciales, tendrán que titularse en matemáticas, pero para enseñar a sumar, no hay que saber ciencias exactas, sino pedagogía, didáctica y psicología infantil, que son las herramientas que nos permitirán hacer que los niños aprendan y además a ser posible con gusto.

    18 Mayo 2015 | 12:09

  42. Dice ser Santiago

    Creo que la función de profesorado público debería ser de fácil acceso y de fácil salida. Si se hace con temario amplio y al mejor de 3 exámenes test. Posteriormente cada 5 años hay que revalidar el aprobado. Se entra fácil y se sale por suspender ese examen quinquenal o por no superar la evaluación continua en aspectos como resultados de sus alumnos en las reválidas. Todo más aséptico y suficentemente puñetero como para que ni se duerman en los laureles ni se les machaque innecesariamente.

    19 Mayo 2015 | 12:19

  43. Dice ser marian

    Alisa, no lo llevo porque de más nivel, es que tiene más nivel.

    19 Mayo 2015 | 12:53

Los comentarios están cerrados.