BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Meaderos al aire libre

Por A. C. S.

Es incomprensible como en el siglo XXI se sigue usando cualquier sitio para orinar en mitad de la vía pública o en medio de un parque.

Me estoy refiriendo al artículo publicado en 20minutos en el que hace referencia al intercambiador de Aluche-Madrid.

Junto a este intercambiador existen dos parques a ambos lados de la vía del suburbano: el Paque de las Cruces y el Parque Arias Navarro. Ambos pertenecen a la Junta municipal de Latina.

La estatua del famoso niño, en Bruselas. (WIKIPEDIA)

La estatua del famoso ‘Manneken Pis’, en Bruselas. (WIKIPEDIA)

En dichos parques se practica aquello de “aquí mismo me meo”. Aún están ultimando detalles de remodelación de caminos en el parque de las Cruces, parque que lleva desde los años 80 dando vida a la zona situada entre los distritos de Latina y Carabanchel y que desde sus orígenes nunca ha tenido aseos.

El problema está servido cuando los fines de semana acude gran cantidad de público que, además de hacer un buen uso del mismo, también lo emplea para “hacer sus necesidades”.

En los alrededores de los campos de fútbol y en el bar del parque hay lavabos que usa solamente una minoría. El resto acude a un matorral para aliviarse de su angustiosa situación cuando nota que no es capaz de aguantar más. Pongamos una solución a esta situación caótica, desagradable y maloliente, no porque haya elecciones próximas sino porque ser civilizados es cosa de todos.

 

2 comentarios

  1. Dice ser Tglimpio

    MADRID BIEN VALE UNA NUEVA ORDENANZA DE CONVIVENCIA
    .
    …Tiene usted toda la razón, amigo lector. Los ciudadanos incívicos dan asco y dejan en muy mal lugar a la raza humana. De ahí el ambicioso proyecto de la señora Botella de aprobar la llamada “Ordenanza de Convivencia Ciudadana en el Espacio Público de la ciudad de Madrid”, donde pretendía sancionar las conductas que usted denuncia en su post. La lástima es que ya no da tiempo de confeccionarlo antes de terminar la legislatura. Confiemos que dicha Ordenanza sea retomada por Aguirre, una vez gane las municipales del 24 de mayo.
    .
    …La Ordenanza convertía a Madrid en un ejemplo paradigmático de convivencia, civismo y buenas prácticas ciudadanas. Y sancionaba las conductas de menosprecio a las personas o discriminatorias en los espacios públicos, por su contenido xenófobo, racista, sexista y homófono, tanto de palabra, escrito, insulto, burla o agresión.
    .
    …Tampoco permitía a los guarros hacer de la calle su propia barricada, como acampar en la Puerta del Sol, escupir, cagar o mear en los portales, leer las cartas del tarot, pegar chicles o tirar papeles, colillas y cáscaras de huevo o fruta en la vía urbana. Acababa con el vacío legal de los gorrillas, los “limpia”, pedigüeños y vendedores de clínex en los semáforos; y no permitía ejercer la mendicidad o prostitución en las puertas de los centros escolares, hospitales, tiendas y empresas privadas.
    .
    …Multaba por fin a quienes organizaran timbas en la calle, cocinaran, dieran de comer a los animales asilvestrados, repartieran sospechosos caramelos en las puertas de los colegios, usaran los bancos para usos diferentes al original y estorbaran en las aceras haciendo acrobacias o pusieran en peligro la integridad física de las personas con las malditas bicicletas, patines o monopatines.
    .
    …Prohibía a las vecindonas colocar peligrosamente las macetas en el alféizar de la ventana, regar las plantas a cualquier hora y sin preocuparse del desgraciado que pasa por debajo y batanear las alfombrar llenas de ácaros en la vía pública. Sancionaba a quienes arrojasen el agua sucia de las fregonas en las aceras, no recogieran los excrementos de sus mascotas, bebieran alcohol en la calle, chingaran en lugares impropios o ventosearan ruidosamente al paso de una imagen religiosa en la Semana Santa.
    .
    …Las multas leves podían llegar hasta los 750 euros. Las graves, hasta los 1500€. Las muy graves y con riesgo de la propia vida ajena, hasta los 3000 euros. Amigo lector, si esto se llevara a buen término en la próxima legislatura, Madrid sería una ciudad de primer orden, solidaria, respetuosa, limpia y segura. Y, ya sabe, algunos madrileños dejarían de orinar en cualquier sitio como los canes.

    13 Abril 2015 | 0:48

  2. Dice ser Luis

    Completamente de acuerdo.

    Pero el problema es que en Madrid muchas veces no tienes un lavabo a mano, como no vayas a un bar. No hay lavabos públicos en casi ninguna calle, no los hay en el Metro……

    Hay que ponerse serios con los cafres que tienen lavabos y no los utilizan, sí. Pero hacen falta muchísimos más lavabos públicos.

    13 Abril 2015 | 7:11

Los comentarios están cerrados.