BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Reflexiones sobre la reforma universitaria 3+2

Por Amal Meddane

Quiero estudiar, no hipotecarme

"Habemus tasas" (ARCHIVO)

“Habemus tasas” (ARCHIVO)

Somos muchos los que hemos oído hablar sobre la aprobación por decreto de la nueva reforma del sistema universitario, pero no somos tantos los que sabemos que se esconde detrás de esta. De entrada, el denominado 3+2 pretende ofertar grados más cortos de tres años con la necesidad de un máster, usando como pretexto la homogeneización de los estudios españoles con el Espacio Europeo. A pesar de todo, algunos grados permanecerán sujetos a las condiciones actuales, así que esto ocasionará la mezcla de varios planes de formación distintos en España. Cabe hacer hincapié en que todo esto se pretende realizar cuando todavía no ha acabado la adaptación al proceso Bolonia.

Por otra parte, tres años de estudios universitarios no serán valorados en el mercado laboral. Además, muchos no podemos abonar el elevado gasto que supone hacer un máster, el cual casi carece de beca y que ahora no será de un año, sino de dos. En vista de las declaraciones de Gomendio, secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, el ministerio no tiene intención de reducir el importe de sus matrículas.

Pues bien, he aquí la profunda reforma “urgente” que anunció Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte, en 2012; una reforma que hará que menos españoles de clase trabajadora tengamos la oportunidad de formarnos y que, a fin de cuentas, la educación sea solo accesible a aquellos que se la puedan costear.

——————————————————————————————————————
Por Andrea Peral

Educación: ¿derecho o privilegio?

Por todos es sabido que la educación de hoy día en España es de todo menos económica. Y no hace falta hablar de las universidades, con esos precios tan desorbitados que sólo unos pocos pueden llegar a costearse.

Necesitamos un cambio más que urgente, ya que la educación un derecho humano fundamental y ahora se ha convertido en un lujo. Y lejos de mejorar, ahora nuestro ministro de Educación, el señor José Ignacio Wert, se las ha ingeniado para hacer la vida aún más fácil a nuestros universitarios. Estos se van a “ahorrar” todo un año de carrera, para posteriormente verse obligados a cursar, y pagar, un máster de dos años.

Aquí vemos varios problemas: al acortar el grado no se dará margen a una correcta formación y esa deberá ser complementada con un máster para ser “valida”. Y, por otro lado, existe el problema económico, ya que el precio de los grados seguirá siendo igual de elevado y el de los másteres incrementará. Hay que mencionar que actualmente, en el mejor de los casos, estos últimos duplican el precio de un año de grado.

En pocas palabras, los padres se endeudarán para el resto de sus días con tal de dar a sus hijos el privilegio de poder estudiar.

6 comentarios

  1. Dice ser pablitocoletas

    la actual educación publica universitaria es una semimierda y gran parte de la culpa es de tanto sindicalista estudiantil de corte marxista y de la gran caterva de profesores y catedráticos instalados todavía en el periodo precaida del muro de berlin como ejemplo el profesor de ciencias políticas don Pablito iglesias , algunas facultades son verdaderos chiringuitos particulares de la izquierda donde únicamente esta permitido empapelar sus paredes con propaganda política de izquierdas, recordemos que son centros públicos sufragados con el dinero de todos los españoles y no solo de los rojetes.

    esa educación publica universitaria deja mucho que desear por dos razones principales la primera porque el sistema permite que todo el mundo sea universitario y eso es absurdo, cuesta mucho dinero al erario publico, se masifican las clases, se baja el nivel y lo que es peor cuando acaban sus estudios no encuentran trabajo ” en lo suyo” la mayoría y luego en segundo lugar resulta que cada vez que se toca con alguna ley la universidad suele ser para que sea mas fácil aprobar bajando los contenidos y si por alguna casualidad viene algún ministro que se le ocurre poner algún examen difícil como parece ser que esta haciendo el wert todo el mundo se tira encima de el porque se carga el actual modelo ineficaz que tenemos pero que asegura que todos los borricos tengan su licenciatura.

    si la educación universitaria tuviera una restricción de plazas, se incrementaran las exigencias y sobre todo la izquierdona dejara de enredar en ella los alumnos no necesitarían hacer master al acabar sus estudios tal y como pasa con los que estudian en una universidad de estados unidos o del reino unido que solamente decir donde han estudiado ya es como si fuera un master, sin embargo ahora como el nivel universitario español es tan bajo y encima los sindicatos de estudiantes no hacen mas que huelgas consistentes en no ir a clase para que el temario y las exigencias sean aun todavía menores hace como resultado que salgan con una licenciatura que no sirve para nada salvo para estar 5 o mas años haciendo el gilipollas en vez de estar preparándose eficazmente para el desempeño de alguna profesión.

    25 Febrero 2015 | 17:40

  2. Dice ser Asun

    La reforma universitaria es necesaria y debe hacerse con urgencia. Hay carreras que de verdad necesitan 5 años para poder completar la formación (y aún así se quedan conocimientos en el tintero). Sin embargo, hay otras carreras que los 4 años de grado les quedan muy grandes, ya que hay asignaturas con unos tristes 40 folios para todo el cuatrimestre. Eso es vergonzoso, pero hay que justificar el sueldo de un montón de apesebrados de la casta universitaria.
    Yo no soy del Jurásico, pero casi, y aún recuerdo que mis temarios eran como mínimo de 600 folios. Y aprobé dos carreras en tiempo y forma, trabajando al mismo tiempo y con dos hijos. Eso sí, sin irme de juerga y robándole horas al sueño. Y uno de los másteres que tengo es de dos años, con lo que no es ninguna novedad ni es nada que ya no existiese de antes.
    Además, yo no veo tan mal el 3+2, sobre todo si según las últimas declaraciones del ministro, los créditos del primer año se van a cobrar al mismo precio que los de grado. Lo ideal es un grado de tres años y una especialidad de dos, porque es mejor ser maestro de poco que no aprendiz de mucho. Y actualmente, hay muchas carreras en las que se pasa de puntillas por mucha parte del temario y los alumnos se quedan con lagunas impresionantes.

    25 Febrero 2015 | 17:55

  3. Dice ser Todo está planificado

    Un artículo de interés sobre lo que está sucediendo: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/02/25/lo-que-no-se-dice-sobre-las-negociaciones-con-syriza/

    25 Febrero 2015 | 19:21

  4. Dice ser LINCE 1

    Lo de siempre y lo que cabe esperar de un Gobierno como este, favorecer al que más tiene y joder a todos los demás. Estudios para los que pueden pagárselo, y a los demás, que les vayan dando. Así, los hijos de los ricos serán siempre los jefes de los hijos de los pobres. ¡Ah!, y a ver si se van enterando algunos de lo que significa “ser pobre”, porque hay pobres que todavía no se han dado cuenta de que son pobres.

    25 Febrero 2015 | 21:33

  5. Dice ser Yago

    Lo que no parece lógico es que se escuden en equipararse al sistema europeo (grados de 4 años) y aquí volvamos a tener carreras de 3. Cosa que se había modificado (las carreras de 3 desaparecieron) no hace mucho con el mismo pretexto, equipararlo al sistema europeo.
    ¿Quién miente?
    El problema de la universidad en España es que hay demasiadas plazas para las necesidades reales futuras.

    26 Febrero 2015 | 10:42

  6. Dice ser WertGomendiadas

    Cabía, como no, de esperar, que tras una reforma de la Educación Secundaria Obligatoria se efectuara una de esta índole. Cualquier decisión a tomar y a aplicar a día de hoy será por más o menos personas y en mayor o menor medida criticado, sobre todo si lo que se implanta es con el mismo fin en todo momento, que es no elevar la calidad de educación tan pésima que existe en España y no sólo a nivel Europeo sino mundial; sino que adicionalmente el privatizar sigue siendo síntoma de ganar para este Gobierno, Si tan inteligentes y majestuosos son ustedes, respetados Don José Ignacio y Doña Monstserrat no entiendo cómo se atreven con la situación que vive el país en su radical mayoría, a hacer las declaraciones que en ocasiones llevan a cabo con tanta desfachatez. No es, Sra Gomendio, que todo lo que hagan, sea o no en el ámbito educativo, se vea desde una perspectiva de que todo lo quieren privatizar, es que todo lo quieren privatizar. Celebro con ambos que hayan tenido una vida en la que sus respectivas familias no hayan tenido múltiples problemas económicos para ofrecerles sus titulaciones de doctorados y varias carreras universitarias, pero ustedes no tienen en cuenta que existen muchas más familias como la mía en las cuales ha brindado más la pobreza a pesar de los días a la intemperie trabajados por mis padres para tener cada día un plato en la mesa puesto y llevarse algo dignamente a la boca; existen muchas más familias como la mía en las cuales yo misma he sacrificado mi propia educación para que mis hermanos pudieran ser más beneficiados y no ser una carga para mis padres, pagándome yo mis propios estudios universitarios y trabajando, con perdón de la expresión, “como una perra”, soportando cada día tantas cosas para luego llegar a casa y coger los libros para seguir estudiando. Tengan más en cuenta a la población, al potencial que pueda haber en la misma. De nada les sirve a ustedes tener dichas titulaciones, de nada les sirve ser Ministro de Educación, Cultura y Deporte, ni Secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades si no entienden qué es la educación y que no tendría que ser con tan ánimo de lucro. Tengan más en cuenta que ciertos grados son demasiado completos y otros un tanto escasos, que sus palabras no van a hacer que España se encuentre en un plano superior en este ámbito, no mientras lo hagan con un fin lucrativo.

    Puede que en un futuro, cuando me haya formado hasta donde deseo alcanzar (y no gracias a la Formación Profesional que también he estudiado y que no sirve de nada teniendo como resultado un arrepentimiento y una ridícula pérdida de tiempo), yo me conformaré con entender que no habré podido luchar más por mí misma para ello; mientras ustedes seguirán diciendo sandeces, ejecutando lo contrario, sin escuchar lo necesario y sin entender todavía de qué se trata la educación de los españoles.

    26 Febrero 2015 | 16:00

Los comentarios están cerrados.