BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Obligado a recibir catequesis mientras jueces y obispos miran hacia otro lado

Por Diego Mas Mas

En el Día Internacional de los Derechos del Niño (20 noviembre) se ha difundido a escala nacional el escándalo, inhumano y antirreligioso, de una jueza que ha obligado a un niño de ocho años -contra la expresa declaración de las Naciones Unidas y de cualquier católico de buena fe- a pesar de su negativa y la de su madre, a prepararse para la primera comunión, como quería su padre.

Y el gremio de la judicatura, ante ese despropósito,sigue mirando para otro lado.

Imagen de archivo de un niño con su traje de primera comunión.

Imagen de archivo de un niño con su traje de primera comunión.

¿Y qué dicen los dirigentes eclesiásticos? Recordemos que el cardenal Cañizares —el del majestuoso manto con colita de seis metros— pretende dar la primera comunión a los cinco años, antes de que el niño tenga uso de razón y pueda, como éste, oponerse.

Esos jerarcas, malos pastores, están encantados de recuperar algunos de los poderes políticos con que les compró la dictadura para imponerse ambos por la violencia y no han dicho ni “mú”.

 

2 comentarios

  1. Dice ser LINCE 1

    Esta cúpula de la Iglesia católica española sí que es “Marca España”.

    21 Noviembre 2014 | 20:45

  2. Dice ser Almudena Fer

    Pues lo siento, pero creo que en este caso los que estan manipulando y utilizando al niño son los padres. Tiene ocho años y esta inmerso en una pelea de sus padres, no se hasta que punto realmente tiene capaz de decisión o quiere agradar a su madre. Mi hija tambien tiene ocho años y las ideas muy claras al respecto desde muy pequeña, pero resulta que “casualmente” coinciden con las mías y las de su padre. Y estoy segura que no sería difícil hacerla cambiar de opinión si no fuera así.
    A mi en principio me parecería más adecuado que no la hiciera, ya que es algo que puede hacer después cuando realmente tenga criterio suficiente. Pero como ya he dicho lo que me parece muy triste es que dos adultos no sean capaces de ponerse de acuerdo y recurran a la justicia y metan al niño por medio.
    Y cuantísimos niños habrá que digan que no quieren hacer la comunión y sus padres les obliguen

    24 Noviembre 2014 | 12:39

Los comentarios están cerrados.