BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El ‘no’ de Escocia, el futuro de Europa

Por Íñigo Villacieros

El ‘no’ de Escocia ha supuesto un alivio para la UE. El sentido común y la sensatez han logrado imponerse en medio de un ambiente hostil y viciado por políticos ansiosos de poder.

La diferencia también fue mayor de lo que las encuestas vaticinaron, más de 10 puntos (55´7%, el NO;44´3%, el SÍ), lo cual significa que los ciudadanos escoceses han optado por la seguridad que les da pertenecer a un país ya consolidado, dentro de Europa y que ofrece todas las garantías, en lugar de lanzarse a la aventura de la secesión y sufrir las consecuencias.

Escocia elige la unión. (EFE/Andy Rain)

Escocia elige la unión. (EFE/Andy Rain)

Consecuencias como mayores impuestos, quedarse fuera de la UE –lo que significa perder el acceso a sus ayudas- o mayor desempleo, debido a la desbandada que anunciaron ya sus principales empresas y bancos.

No obstante, durante el referéndum el miedo, mejor dicho, el pánico cundió en la zona euro. El fantasma de la ruptura ensombreció durante horas el cielo europeo, y regiones como Flandes, el norte de Italia o Córcega saborearon, durante aquellas escasas horas, las mieles de la victoria: ellos también aspiran a la independencia.

En España la nota la dieron los de siempre, CiU, ERC, PNV y BNG. Mientras algunos descerebrados montaban un paripé en el Congreso de los Diputados, otros se presentaron en Edimburgo –viajes pagados con los impuestos de todos los españoles- a la caza y captura de cualquier televisión que enfocara sus patéticas enseñas. Dicen representar a una “gran mayoría de ciudadanos”, pero lo cierto es que sólo piensan en ellos mismos y en cómo mantenerse asidos a su sillón, aunque ello suponga el fraccionamiento de sus respectivas comunidades, como está ocurriendo.

Este viernes se aprobó la Ley de Consultas en Cataluña, el sábado se reune el Consejo de Ministro para recurrirla y el martes el TC admitirá el recurso y la convocatoria se paralizará. Eso no es lo importante, es lo que toca en estos momentos.

Lo realmente grave es que se ha llegado a esta situación porque a ningún gobierno anterior le interesó poner freno a estas pretensiones, ya conocidas por los distintos inquilinos de la Moncloa, ahora ya es demasiado tarde.

2 comentarios

  1. Dice ser realidad

    Si un militar entra en el congreso, dispuesto a derribar la democracia constitucional que tenemos, se le trata como lo que es, se le juzga por rebelion y sedicion y se le envia donde debe de estar, en la carcel.

    Si un payaso, pretende derribar la democracia constitucional que tenemos, no respestando la carta magna, no respetando la soberania popular, rompiendo en dos a la sociedad y promoviendo la rebelion y la sedicion contra el gobierno central, e intentando la secesion de una parte del territorio… eso desde luego es golpismo.

    Desde luego no hay ninguna diferencia entre el payaso y el militar… los dos son golpistas y los dos deberian estar en una celda.

    21 Septiembre 2014 | 11:31

  2. Dice ser japoas

    Cuando no se sabe como salir del atolladero económico en el que se ha metido el presidente núm. 129 de Cataluña, pues anda loco sin rumbo, sabiendo de antemano que son sus últimos coletazos.

    23 Septiembre 2014 | 12:53

Los comentarios están cerrados.